jueves, 27 de diciembre de 2007

LA CONEJERA. RICHARD MONTENEGRO







La Conejera.


Hoy comienzan mis merecidas vacaciones anuales. Al salir de la oficina decidí darle un puntapié al colesterol y la hipertensión. Así que obvié devorar mis habituales cuarto de libra con queso, mi ración de papas y mi Coca Cola extra grande sabor a vainilla e hice algo extraordinario: caminar. Sería algo así como las cuatro de la tarde o al menos eso creo (pues no uso reloj debido a una prohibición moral), cuando comencé a recorrer esas laberínticas calles de la ciudad; donde hasta el mismísimo Minotauro se hubiese perdido sin remedio, siguiendo la calle que en cada esquina escogía mi acróbata moneda.

La tarde es ventosamente fría como debía ser, pues ya estábamos a finales de noviembre y el viejo Pacheco, puntual como todos los años, nos traía el frío navideño junto con Juanito Escarcha y las producciones de Rankin Bass en la TV.

El Catire parecía muy interesado en mi caminata, mientras seguía su trayecto obligado hacia el poniente, convirtiéndose en un rutilante pelirrojo que transformaba el sombrero cósmico en un caleidoscopio gigante y dotaba de un tinte malva a todo el ambiente. Incluyendo los serios e inconmovibles titanes de concreto, esos a los que nunca les vi una sonrisa esbozada en sus ventanales.

De pronto me invadió una sensación de calidez hogareña mientras caminaba y es que estaba adentrándome en mi viejo barrio, cuyas calles no estaban muy concurridas. Me imagino que debido a la creciente inseguridad, por lo que decidí enfilarme hacia la calle principal donde aún perdura mi primer hogar. Mis pies siguen las gastadas calles hasta llegar a mi casa, baúl de recuerdos. Vi que estaba conservada aunque ahí ya nadie vivía. Levanté los ojos al cielo y noté que aún era el mismo aunque un poco más oscuro y con manchas de púrpura industrial. Abrí la verja, entré al jardín de la casa y ahí estaba yo como caperucita por bosques neutrales esperando que las fauces del recuerdo me atraparan. Súbitamente una ráfaga de viento me azota imprimiendo en mi mente una frase: “wywoliwac wspomnienie dawnych czasow” (algo enrevesada ¿no creen?), la cual me hizo sentar en uno de los bancos de cemento que contribuí a hacer con mi padre, notable su fuerte y exótica impronta.

- Los únicos verdaderos españoles, son los Castellanos – dijo uno con sorna.

- Eso es falso, pues somos los Gallegos – replicó otro por su lado.

-Pero si los gallegos son unos cabezones – decía a su vez otro.

- ¿Y a dónde nos dejan a nosotros los Andaluces? – preguntaba uno.

- ¿Y los Canarios qué? –inquiría otro.

Era una estúpida discusión que iba a iniciar una inocente Guerra Civil Española. Yo observaba los petardos verbales que se lanzaban. Hasta que en el cansancio acudían a mí, para que decidiese como Supremo Juez sobre la disputa:

- Oye, tú el que más sabes, decide- decían a coro.

Yo guardaba silencio por unos minutos y decía con solemne voz:

- A mi no me metan en camisa de once varas, además si de decidir se trata, repito lo que se dice en mi familia de generación en generación: Los únicos y legítimos españoles además de ser la raza más antigua de la tierra, somos la gente de Euzkadi.

Cada vez que decía esto sonaba una reconciliadora rechifla que provocaba el retorno de la risa infantil entre nosotros.

Así era la vida en La Conejera (así se llamaba la calle), donde había un pedazo de cada región de España, de Europa y de nuestro país. Eso era un collage étnico y además muy divertido. Ahí en la calle, la plaza, la escuela o la iglesia había niños españoles, polacos, italianos, yugoslavos, criollos y un vikingo jugando todos al caos. En los mismos lugares, grupos de adultos de la misma abigarrada condición charloteaban y reían en diversos acentos. A pesar de provenir de distinta estirpe éramos tan parecidos al jugar, a diferencia de nuestros papás que cargaban su terruño al hablar.

Vivíamos entre dos mundos y nos gustaba tanto un corrido como una polka y la Europa - la de rimas y leyendas, no la de odios y guerras - era la mitad de nuestra vida. La mitad de las ideas y los ensueños, la que exorcizaba la pena más profunda. Nosotros descubrimos ese poder por casualidad, cuando sustituimos el agua de la liturgia, la que mezclan con el vino, por vinagre con un toque de bórax y devoramos una buena cantidad de las miniobleas que eran las hostias sin consagrar. Luego vino el susto, el Padre al descubrir nuestra travesura prometió una caldera de cuatro estrellas en el infierno a los autores de tan grande sacrilegio. Los sospechosos habituales junto con el Vikingo que no era pagano, ni cortos ni perezosos, confesamos a fin de salvar nuestras pequeñas almas inmortales. Aturdiéndonos aún el Padre con la ira divina hecha verbo en su voz, salimos mucho después de haber concluido la clase dominical. Luego de haber cumplido con los castigos impuestos, anduvimos pateando el polvo por las calles del barrio, con el peso de todos los pecados del orbe sobre los hombros. Hasta que el Vikingo nos invitó a su casa, donde su padre nos esperaba con un pequeño sermón. Después nos invitó al patio, donde bajo un samán enorme nos empezó a relatar “El Edda” (El bisabuelo) que nos arrebató de este mundo llevándonos al mundo de los Ases. Al punto, nuestra depresión se disolvió quedando sólo el recuerdo y el arrepentimiento. Al terminar el relato, fuimos redimidos por un libro pagano. Dimos las gracias y antes de dispersarnos no pude evitar decir:

- Oigan muchachos, a pesar de todo disfruté la cara que puso el Padre al beber el vino. Nunca la voy a olvidar.

Se escuchó un benigno y blasfemo coro, y cada quién voló hacia su casa dispuesto a recibir como mínimo un templón de orejas.


Después de ese relato nos volvimos asiduos visitantes de la casa Vikinga y adictos a las leyendas y cuentos. Era tanto así que el Sardo dueño del abasto se ahorraba muchas ñapas a cambio de un cuento los fines de semana. A mí me decía:
- ¿Un aleado o una historia?.

Y yo sin chistar contestaba que una historia y el viejo Sardo me la guardaba para el fin de semana. O si no, era el nuevo zapatero Sirio que nos contaba un cuento de las mil y una noches por cada cliente nuevo que le lleváramos. Siendo tal su clientela que el zapatero Maracucho comenzó a memorizarse los cuentos que salían en Tigre, Onza y León para poder tener nuestros servicios. El siguiente en caer en nuestras redes fue el mecánico Yugoslavo que nos contaba su versión western del halcón de Serbia, con Alan Ladd cual caballero negro y aderezado con un poco de Shane.

Cada uno de nosotros le sacaba lo que podíamos a nuestros padres. Con mi papá aprendí de los Trasgos, de los Gentilli y de cómo según el Tío Abuelo el hombre llegaría a la Luna usando un rompehielos. Era tal nuestra obsesión que nos bautizaron las pulgas, porque siempre andábamos chupándole las historias a la gente. Nuestra afición nos enseñó a contabilizar horas y planificar visitas a nuestros distintos narradores. Por ejemplo, al carpintero Polaco lo visitábamos casi todos los sábados en la tarde y siempre antes de salir mi Papá preguntaba a dónde iba y yo con una pronunciación pésima, digna de Jonhny Westmuller en Tarzan, le decía: “Wywoliwac wspomnienie dawnych czasów” y él sonriente me traducía:

- Ahmm, vas donde el nazi encubierto a recordar los tiempos de antaño. Vuelve antes de la Cena.
“Vamos a recordar los tiempos de antaño”, musité al incorporarme, mientras sentía cómo me colocaban la mano en el hombro. Embargándome una plácida calidez ya conocida, me susurraban al oído:

- ¿Qué haces, papá?

- Recordando los tiempos de antaño, papa.




´*******

FÁBULA I . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS


FÁBULA IV . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS

FÁBULA V . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS


FÁBULA VII . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS


EL PRÓLOGO DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS

FÁBULA VIII . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS


FÁBULA XI. DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS

FÁBULA V . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS





El nunca pensó que volvería. Extrañamente él recordaba todo, antes y después de Leipetra. Nunca pensó que el Hades solo era una estación intermedia antes de volver bajo el sol. Veía a su alrededor con disfrute y percibía con entusiasmo los olores de la estación.

Entre el vulgo era capaz de reconocer a antiguos héroes que no recordaban sus hazañas aun cantadas por los poetas. Se les acercaba pero ellos le rechazaban con extrañeza.

Él veía el encender del alumbrado publico y se asombraba del poder del hombre. Sin embargo algo le faltaba, solo se sentía y recordó el amor que le había sido arrebatado. Comenzó a buscar con celo pero no la hallaba. La gente le huía con pavor contenido  hasta que una vez en un ágora moderna de ferrosos nervios sintió su presencia. Siguió el invisible hilo y ante la escalera mecánica se detuvo. Leyó un cartel que decía mercado y estacionamiento. No era nada de eso, era el infierno. Recordó su antigua hazaña y dijo “nunca más”. Bajó con entereza,  y se encontró rodeado de rapsodas, sofistas y tenderos que pesaban sus diversos frutos y compradores que regateaban 100 gramos. Con ojos nuevos vio ese fruto que tan familiar le había sido en su olvido y que llamaban libro. Vio centauros y ninfas, ajenos a su condición, sumergidos en su sueño de olvido y   pequeñas imitaciones de Atlas que en vez de llevar con dificultad el orbe sobre la espalda, lo llevaban sonriendo en bolsas rojas que colgaban de sus brazos. Siguió caminando y al fin la consiguió vestida con trozos de cielo y asediada por sátiros, ninfas y centauros. Él se le acercó, le recitó antiguos versos y ella sonrió bella y ajena sin reconocerle. Intentó vanamente sacarle del olvido tañendo música como él solo lo hacía. Pero el sortilegio seguía sin quebrantar. Sintió una vaga presencia y miro en todas direcciones hasta que halló al soberano de esa región. Se le acercó y éste, después de sorber un poco de café esspreso, le ofreció sonriente  el mismo trato, recalcándole que nunca viera hacia atrás. Él aceptó y se dijo que esta vez no se equivocaría. Tañó su música y se dirigió a la escalera mecánica, la miró y le dijo:

-Ven

Ella sonrió y avanzó con un libro en sus manos. Él siguió con parsimonia y decisión a la salida. Cientos de ojos brillaban, en la oscuridad camuflada con ráfagas de luz, flotando en la música. Sin mirar atrás salió del centro comercial y caminó varias cuadras escoltados por los postes del alumbrado público. Fue inútil, Euridice y la cultura permanecen en el infierno.







*******



Richard Montenegro. Perteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 y en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica editado por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.


Entrada actualizada el 16 de Diciembre de 2015


FÁBULA IV . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS





IV

Lo vio a lo lejos. Él se acercaba con parsimonia. Ella pensó: otro más que viene a morir. Él vio que no era monstruosa, es más,  era bella y amenazante. Ya cerca él se quita el sombrero y con respeto se presenta. Ella desdeñosa, como siempre, se sacude un poco y enuncia el enigma:

- ¿Cuál es el animal que se toma dos en la mañana, tres al mediodía y cuatro al anochecer?

Él recibió en silencio el desafío, cerró los ojos. Ella le espeta que se apresure y él abriendo los ojos dio la respuesta al enigma que tantas muertes había provocado. Ella enmudeció por instantes y luego gritó llena de ira, intentó devorarlo; pero el sentido del honor la detuvo. Ella, no era buena perdedora, le dijo al forastero que no era el hijo de esos campesinos y que en la ciudad mataría a su padre y preñaría de gozo a su madre. Él escuchó la revelación en silencio y solo consiguió decir:

-  Lo sé, es mi destino.

Ella  enloqueció y se arrojó al vacío.

*******

Enlace relacionado:


FÁBULA I . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS


FÁBULA V . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS


FÁBULA VII . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS


EL PRÓLOGO DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS

FÁBULA VIII . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS



FÁBULA XI. DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS






*******



Richard Montenegro. Perteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 y en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica editado por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.


Entrada actualizada el 16 de Diciembre de 2015


FÁBULA I . DE 13 FÁBULAS Y OTROS RELATOS










I




Todas las tardes, desde su llegada, parecía un lienzo de Watts. Reclinado sobre un parapeto algo resquebrajado, sin duda, por la usura del tiempo mientras, desde las profundas sendas del sueño, miraba con cierto temor a lo lejos la red de senderos que se entrecruzaban de manera casi Infinita. Ahí estaban ellas y mañana las vería.

Lleno de valor sale temprano a recorrer la madeja de sendas que se entrecruzaban y resbalaban entre ellas como serpientes recién nacidas en su nido. Aún se pierde en los senderos. La gente le miraba con rencor mientras le gritaban: ¡Minotauro! ¡Minotauro! Él ignoró los gritos hasta que sintió unas coles estrellándose contra su cabeza. Volteó y vio un celaje huyendo por una estrecha senda. Corrió por ahí y al final se encontró con una niña. Apretó el mango de la espada al acercarse y ella sonriendo con burla le ofrece un cuenco con agua y un poco de pienso. El se detuvo en el acto y resoplando con furia se vuelve y regresa al palacio.

Su mujer había sido raptada. Muchos  dijeron que ella había huido  con aquel hombre. Manchado su honor, organizó a sus hombres, buscó a su hermano y en la empresa  sumó a todo aquel que gloria quería. Navegaron  y al llegar sitiaron las murallas que guardaban el amor. Con tretas poco honrosas las doblegaron y destruyeron, cortando las gargantas de cada poeta para que no cantaran las bellezas de su ciudad perdida. Temían que retoñaran las piedras.


Mató al hombre que amaba su esposa, la trajo de nuevo a su reino y a su lecho pero ya nada fue igual. Nunca pudo evitar que en los angostos  callejones que dejaban los tenderos en la plaza del mercado las mujeres, esas mujeres que perdieron a sus padres, hermanos e hijos en esa lejana guerra le llamaran: Menelao el Minotauro.

Richard Montenegro

*******

Richard Montenegro. Perteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 y en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica editado por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.


Entrada actualizada el 16 de Diciembre de 2015




UN POEMA DE VINICIUS DE MORAES:BALADA DE LOS MUERTOS DE LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN (Traducción de José Carlos De Nóbrega)


Primo Levi


Estimados Amigos:

Hoy le obsequiamos esta traducción realizada por José Carlos De Nóbrega del poema del escritor brasileño Vinicius de Moraes: BALADA DE LOS MUERTOS DE LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN 

Vinicius de Moraes



BALADA DE LOS MUERTOS DE LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN


Traducción dedicada a Andrés y Guillermo Cerceau


¡Cadáveres de Nordhausen
Erla, Belsen y Buchenwald!
Huecos, flácidos cadáveres
Como espantos, abandonados
En la sementera espectral
De los yermos campos estériles
De Buchenwald y Dachau.
Cadáveres necrosados
Amontonados en el suelo
Escuálidos enlazados
En besos estupefactos
Como ascetas siderados
En presencia de la visión.
Cadáveres putrefactos
Los magros brazos en cruz
En sus caras hediondas
Hay sonrisas de giocondas
Y en sus cuerpos, la luz
Que de la tiniebla cria a la aurora.
Cadáveres fluorescentes
Desenraizados del polvo
¡Qué emoción no me da el veros
En vuestro éxtasis sin nervios
En vuestra súplica tan sólo
Grandes cadáveres góticos!
Ah, dulces muertos atónitos
Quebrados a torniquete
Sus rubias manicuras
Les arrancarán las uñas
En el regateo de la tortura
De la última toalete...
¡A vosotros arrojarán la casa
A vosotros arrojarán el nombre
Fuisteis marcados a la brasa
Y os mataron de hambre!
Vuestras pieles aflojadas
Sobre los esqueletos me dan
La impresión de que erais tambores
- Los instrumentos del Monstruo -
Desollados a golpes:
¡Oh muertos de percusión!
¡Cadáveres de Nordhausen
Erla, Belsen y Buchenwuald!
Vosotros sois el humus de la tierra
De donde el árbol de castigo
Dará madera al patíbulo
Y de donde los frutos de la paz
¡Caerán en el suelo de la guerra!








 

domingo, 23 de diciembre de 2007

Hermosa lección para ciertos revolucionarios de bolsillo

MARX Y LA LITERATURA BURGUESA






MARX Y LA LITERATURA BURGUESA.

Un conocido revolucionario del siglo XIX llamado Karl Marx, a quien nadie puede acusar de proclividad pequeño burguesa, recitaba a Shakespeare de memoria, se extasiaba con Byron y Shelley, elogiaba a Heine y consideraba a ese reaccionario de Balzac como un admirable gigante. Y tanto él como F. Engels se lamentaban de que un genio como Goethe se rebajase al filisteísmo y a los honores de su pequeño ministeriazgo ducal. No ignoraban sus contradicciones humanas y filosóficas, sabían perfectamente hasta qué punto Goethe era un artista de las clases reaccionarias; pero no obstante lo amaban y admiraban, lo consideraban como una contribución definitiva a la cultura de la humanidad.


 
Ernesto Sábato




Hermosa lección para ciertos revolucionarios de bolsillo.

Pienso que el signo más sutil de que una sociedad está ya madura para una profunda transformación social es que sus revolucionarios se revelen capaces de comprender y recoger la herencia espiritual de la sociedad que termina. Si eso no sucede, la revolución no está madura.



Ernesto Sábato “El escritor y sus fantasmas”, Seix Barral, 2004.





miércoles, 12 de diciembre de 2007

AGUINALDOS PARRANDIGMÁTICOS (Una pequeña muestra). Marcelino Gil




Aguinaldos parrandigmáticos

Marcelino Gil

Niño:

Ya viene el aroma
y el fulgor que emanas.
Ojalá vinieras
todas las semanas.


Por eso te pido
con plena humildad,
estos favorcitos
para Navidad:


Hazle a las viuditas
sabrosas maldades.
Y, para que goces
estas Navidades,

Junta a los políticos
y poetas malos:
Agarra un garrote
y les caes a palos.

Tú, que eres la cura
de los peregrinos,
cura la saudade
de Orlando Chirinos.


Formúlame ahora,
que ya voy de ida,
una teoría
de la despedida.


Vete a Miraflores
y al más puro obrero,
regálale el libro
de Orlando Baquero.


Sálvame del odio
y efluvios letales,
de tantos liróforos
departamentales.

Si te sientes íngrimo
en la noche lóbrega,
busca que te cuide
José Carlos Nóbrega

Ve con Freddy Ordaz,
visítalo un rato,
quién quita y se atreva
a hacerte un retrato.

Tráete en este viaje
para Andrés Cerceau,
las fotos del Diablo
que Capa tomó.


Para que enjoyeles
tu regia región
llévate los ojos
de María Garzón.


Al poeta Burgos
no lo desampares:
Dale muchas vírgenes
y muchas Guanares.


Y si te lo llevas
deja testimonio
de que está en la Gloria
junto a su unicornio.

Dale a Lenín Sánchez
ron Aniversario
cuando llegue al Cielo
con su Diccionaurio.

Pásate una tarde
bebiendo feliz
en el Bar Modelo
y en el Le París.

Y si la parranda
se pone bonita,
agarra tu taxi
para La Guairita.

Que te lo prescriba
-dile a Carlos Rojas-
tu antidepresivo
por si te acongojas.

Coda

Y a mí, no me traigas
nada, pero nada.
Ni bueno ni malo:
Ya voy de arrancada.

Estos son los últimos
versos que te escribo:
El año que viene
no voy a estar vivo.

Ya no tengo huesos
ni tengo ya músculos:
Me pasé los años
mirando crepúsculos.

Sólo tendré algo
cuando sea cadáver:
Y eso será herencia
del viejito Fáver.

Báñanos con toda
tu luminiscencia,
para que sea bello
morir en Valencia.


miércoles, 7 de noviembre de 2007

CICLO DE CHARLAS "NOVIEMBRE ALUCINADO 2007"







Estimados Amigos: A nombre del Grupo de Incursiones Culturales y Científicas Li Po, les invitamos al nuevo ciclo de charlas titulado "Noviembre Alucinante 2007":


Sábado 3 de noviembre: Richard Montenegro conversará sobre "Tolkien: Forjador de Mitos".


Sábado 10 de noviembre: Andrés Cerceau abordará la obra de Ray Bradbury, en especial su novela "Fahrenheit 451". Su aproximación se titula "Cuando la lectura es un crimen del que sólo nos salva la memoria".


Sábado 17 de noviembre: Guillermo Cerceau desarrollará el tema titulado "Las Arenas del Espejo de Ítalo Calvino". Un certero acercamiento a la obra de este importantísimo escritor italiano, precursor del hipertexto.


Sábado 24 de noviembre: José Carlos De Nóbrega hará lo propio con su charla "Bruno Schulz o del cortocircuito que emparenta la palabra, la sombría realidad y el mito alucinado". En la misma jornada se presentarán los libros "Abrevadero" de Oswaldo González y "Francisco Lo Russo: Un Ángel de María Lionza" de Julio Rafael Silva.


Sábado 1° de diciembre: Contaremos con un panel integrado por Richard Montenegro, María Narea, Guillermo y Andrés Cerceau, el cual abordará la obra de los escritores Isaac Asimov, Arthur Clarke y Stanislav Lem entre otros.


Las charlas de este ciclo inquietante se llevarán a cabo en la sede de Librerías del Sur (Kuai Mare), ubicada en el primer nivel del Centro Comercial Camoruco, Avenida Bolívar Norte, los referidos sábados de noviembre y diciembre a las 10:30 am.


LES ESPERAMOS PARA UN CIERRE DE AÑO ALUCINANTE.

miércoles, 24 de octubre de 2007

"TEOREMAS DE LOS ADIOSES Y LOS AJUSTES DE CUENTA"








TEOREMAS DE LOS ADIOSES Y LOS AJUSTES DE CUENTA
 

José Carlos De Nóbrega

Ay, cásate y no te quedes jamona que en el cielo tienen su elefante ahora. Héctor Lavoe, canción “Se acaba este mundo” del álbum The Hustle (1968).





¡Qué tarde es comenzar a vivir en el momento mismo en que es preciso cesar! ¡Qué loco olvido de nuestra condición mortal demorar hasta los cincuenta o sesenta años las resoluciones sensatas, y querer debutar en la vida a la edad en que pocos hombres llegan! Séneca, De la brevedad de la vida.






Nosotros tenemos un apetito por las relecturas de lo vivido, los balances y los estados demostrativos de pérdidas y ganancias. Luego nos consolamos fallidamente en proyectos de vida futura, presupuestos y créditos sobregirados que no soportan los efectos erosivos del tiempo abrazado al despropósito. No nos gusta escuchar voces agoreras que cuestionen y hundan en la desilusión la historia de vida que habíamos diseñado con suma prudencia; el escepticismo nos arranca de raíz respecto al confortable espacio de los discursos autorizados, los dogmas y el exquisito y ciego gregarismo de las escuelas de toda índole. Así lo reconoce la voz poética de Carlos Néjar:



Cerrado por inventario
comprando y vendiendo
al detal de estar viviendo,


comercio del tiempo,
peso mis ambiciones
en la balanza de la muerte
y soy tan extraño a mí mismo
que parezco otro.



La mosca se estrella de improviso en el diáfano cristal del parabrisas. Solamente para que no nos demos cuenta que hemos sido víctimas propiciatorias del discurso del poder. Remedando este pequeño, cotidiano y burocrático infierno, Teoría de las Despedidas de Guillermo Cerceau supone una requisitoria contra los recovecos del pensamiento snob, primario y reptil con el que el poder pretende acorralar y aterrorizar al hombre inmerso en la manada bovina que se apresta a la gran degollina. Los falaces hallazgos teóricos de nuestras academias no son más que el eufemismo sobre el cual echa raíces la tiña del poder: esperpento endogámico y falangista que premia con Doctorados y prebendas la medianía, la estupidez y el fraude. No nos conmueven los cuadros apocalípticos y pavosísimos que nos pintan sus autoridades en tanto mera justificación presupuestaria y rentista, ni mucho menos los alaridos revanchistas de los burócratas de siempre, entorpecidos la lengua y el espíritu en el alcohol barato y las hablillas de los brindis por la cultura. Los eventos que pretenden celebrarla tan sólo constituyen obscenos y decadentes pretextos para el narcisismo y el espaldarazo cómplice y lisonjero. Guillermo lo predica sin medias tintas: “nos quedan dos variedades principales de pensadores: aquellos que no tienen nada que decir, pero esa nada la dicen con gracia, con estilo, y que seguirán siendo leídos porque leer, después de todo, es también un placer, y quienes lentamente, silenciosamente, luchan por construir un pensamiento, un discurso, una palabra que sirva de algo (sin necesariamente estar reñida, esta tarea, con la belleza o la complejidad). El tiempo dirá cual de las dos variantes del acto de pensar prevalece, no porque Cronos se ocupe de este sector parásito del quehacer humano, sino porque su destino está ligado a cosas más trascendentes, como las luchas de los pueblos y las artimañas de los poderes constituidos para frenarlas”. Es oportuna entonces la propuesta del poeta Faver Páez que propicia velar en capilla ardiente a estos crípticos pensadores que han hecho perder el tiempo a más de uno (valga el banquete en la modalidad de la Gastronomía de la Miseria).


Guillermo Cerceau


El texto que da título al libro es revelador de la pericia ensayística de Guillermo Cerceau: No escatima transparencia en el estilo conversado y crítico ni complejidad estructural y paródica; la recensión de una inédita Teoría de las Despedidas, además de homenajear a Jorge Luis Borges de guisa lúdica, apela a la falsificación y a la impostura para desacralizar el acto de pensar y recrear el mundo por vía de la palabra firme y reposada de la sobremesa. Ello “como si el plagio pudiera ser también una forma de parodia y, en última instancia, de distanciamiento crítico”. Del juego plurilingüístico se deriva una serie de teoremas expresivos posibles que tienden a la dialogización. La bivocalidad del discurso ensayístico estriba en la mixtura de las voces y los propósitos críticos tanto del pensador que habla en el manuscrito imaginario como del autor que los refracta. Triturado el contrasentido pervertido de la taxonomía y la preceptiva literaria, queda un dejo de desengaño al abordar un juicio final del cual no se saldrá bien librado.


Precisamente, tal afortunado texto sirve de puente que integra las dos partes del libro: Deserciones y Gestos Teóricos. La primera está referida al ajuste de cuentas a la manera del Bosco expulsando serafines y demonios por el culo o, mejor aún, del Borges real y apócrifo en una insomne confrontación (pero siempre el Uno en el Otro). Es evidente la alusión al descuidado Jardín del Malcolm Lowry de Under the Volcano, “porque un jardín abandonado es siempre el resultado de una mentira, de una falsa promesa”. Bien lo dice Baltasar Gracián, sin mentir no decir toda la verdad que es un desangrar del corazón. La batalla personal contra los Dioses convoca al desencanto, pero trae consigo el ejercicio libertario que es ensayar ante la página o el monitor en blanco. Del diccionario sacrílego de Cerceau extraemos una acepción del verbo Comparecer: “es el primer eslabón en la cadena de hechos que llevan a un enigma a convertirse en conocimiento”. Comparece la repulsión religiosa y positiva en el amor a la apostasía que reivindica la vida en el sambódromo de la plaza pública. En tanto que la segunda parte pulveriza las estancias ridículas de la intelectualidad universal, al punto de asimilarla al circo paródico de sombras chinas que espanta tanto al hombre agazapado en las cavernas como al espectador y habitante del museo del siglo XXI que es el Centro Comercial. Aristóteles dice que los tiranos no lo son para preservarse del frío; nuestro amigo Guillermo apunta que “los hombres viven esclavos porque sus amos no saben dudar”. La Política de Ultratumba puede leerse por partida doble: lo que se ata en el cielo se ata en la tierra, esto es que apedrear mujeres adúlteras o estigmatizarlas al rape por colaboracionistas signifique lo mismo, una apología a la intolerancia y al sadomasoquismo a expensas del sufrimiento del Otro; asimismo la vida es la escala por la que se trepa a Paraísos artificiales que despojan a la humanidad de su derecho a disentir y tropezar varias veces con la misma piedra. Esta es una magnífica y placentera oportunidad de atravesar la pradera como los caballos salvajes que han arrojado de sí a los jockeys, esos viles maestros que enturbian la mirada asombrosa con mezquinas gríngolas. Te conozco bacalao, aunque vengas disfrazao...



Valencia de San Simeón el estilita, 23 de octubre de 2007.





EL SABELOTODO por Guillermo Cerceau



El sabelotodo. Guillermo Cerceau.


Él sabe todas las cosas, es capaz de hablar por horas, sin parar, sobre los temas más recónditos y de avergonzar a los eruditos de todas las culturas con la profundidad de sus conocimientos, pero hoy ha decidido permanecer en silencio, y ni siquiera una petición oficial, del Rey mismo, escrita de su puño y letra, logra persuadirlo de compartir su sabiduría, para frustración e impotencia de quienes vinieron desde muy lejos a escucharlo.


¿Cómo se puede saber todas las cosas? ¿Acaso alguien puede saber, por ejemplo, a qué hora me desperté esta mañana, o de qué color es el gato que se asoma cada noche a mi ventana? Es obvio que hablamos de las cosas que tienen cierta dignidad, como para que ameriten ser estudiadas, cosas de las ciencias y de las letras, hechos famosos, monumentos, guerras o imperios. Es posible que de las cosas simples de mi vida él no sepa nada, de hecho, es muy probable que ni siquiera sepa de mí, de mi pobre existencia, de mis cavilaciones, del mismo hecho de que en este instante estoy pensando en él. No se puede hacer ciencia ni historia de lo cotidiano, mucho menos erigirle monumentos a los insignificantes o entablar guerras por sus intereses.


Él sabe todas las cosas dignas de ser sabidas. Un rey no se hubiera molestado en tomar su noble pluma y escribir un decreto para que se discurra interminablemente sobre hechos vulgares. Corresponde a su dignidad que tanta molestia real esté relacionada con lo que figura en libros o lo que se discute en academias. Es posible que el rey ignore todas estas cosas, pero seguro que sabe distinguirlas de las otras. Extraño misterio este del saber: que podemos distinguir lo que es digno de saberse de lo que no lo es, aun ignorando ambas cosas.


El día está por terminar y nada parece convencer al sabelotodo de que abra su boca y diga lo que sabe. El obispo y el rabino, por una vez de acuerdo, han acudido a reiterar la petición del rey. Hay generales, empresarios, sindicalistas y todos parecen encontrar la misma indiferencia. Alguien sugirió traer personajes más conmovedores, y desfilaron frente al sabelotodo primero niños y monjas y después mendigos y locos, y nada pudo conmover el endurecido corazón del sabio convertido en mudo.


Nunca faltan los suspicaces que comienzan a murmurar que tal vez no lo sabe todo, que a lo mejor se le acabaron las historias (como si el saber perdiera su condición de tal por ser finito), que se trata de un embustero que encantaba con su verbo vacío y que, por comodidad o negligencia, nadie se había percatado. Otros, más benévolos, piensan que el hombre simplemente está cansado o que ya cumplió su misión, y dijo todo lo que tenía que decir.


El hecho es que él sabe todo y decidió no hablar más. Me temo que solo él sabe por qué ha tomado una decisión tan drástica.

martes, 16 de octubre de 2007

INVITACIÓN A VIII FILUC 2007



Estimados Amigos: Les invitamos, a nombre del Grupo de Incursiones Culturales y Científicas Li Po, a los siguientes eventos en el marco de la VIII Edición de la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo (FILUC), el cual se llevará a cabo en el Centro Comercial Cristal de Naguanagua, justo detrás del Centro Comercial La Granja, entre el 20 y el 28 de octubre de 2007:


Sábado 20 de octubre de 2007: Presentación de la novela "Beso de Lengua" del escritor Orlando Chirinos, a cargo de Laura Antillano y José Carlos De Nóbrega. Salón Macondo, 4:30 pm.


Martes 23 de octubre de 2007: Conferencia de Guillermo Cerceau titulada "La Mirada de la Crueldad, una exploración de la sensibilidad frente a la representación gráfica". Salón Macondo, 4 pm. Moderadora: Lyerka Bonanno.


Martes 23 de octubre de 2007: Presentación de los libros "El Elefante Muere" y "Teoría de las Despedidas" de Guillermo Cerceau, a cargo de José Carlos De Nóbrega y José Joaquín Burgos. Salón Macondo, 5 pm. Moderadora: Lyerka Bonanno.


Además, se les notifica que los sábados de noviembre (incluyendo el 1° de diciembre) reiniciamos nuestras actividades en la sede de Librerías del Sur, 10:30 am. Esta vez tendremos el Ciclo de Charlas NOVIEMBRE ALUCINANTE 2007, pretexto afortunado y placentero para conversar sobre autores como Tolkien, Ray Bradbury, Ítalo Calvino, Bruno Shulz e Isaac Asimov.


Sin más, vuestro pana agradecido José Carlos De Nóbrega.

miércoles, 10 de octubre de 2007

LÍNEAS AGRADECIDAS A III FILVEN 2007







Nos llena de satisfacción, sazonada por el placer y la solidaridad, la realización exitosa de nuestra III Feria Internacional del Libro de Venezuela 2007. Agradezco al equipo con el que nos tocó en gracia compartir afortunadas vivencias durante cinco días: el pulso firme de Freddy Rojas en la configuración del ágape; la incansable y asertiva presencia de Chemir Colina en pasillos y pabellones muy invadidos por su ternura; la belleza y la consecuente diligencia de Roxelys y la china Claudia; el apoyo imprescindible de Antoinette Antypas, comunitaria como siempre; la bondad sin par de José Félix Peraza al frente del museo de la palabra que es hoy la Biblioteca Feo La Cruz (su personal bregó sin pausa ni quejas en el espíritu de una bullente colmena) ; el refrescante aliento que nos transmitió Marielsa Rodríguez, acompañada del entusiasmo y la bella sonrisa de su nieta; el humor afrocaribeño de José Manuel; la solidaridad y el empeño impecables de Niddy Calderón en la organización y el acompañamiento de la programación literaria y cultural. En especial, confesamos nuestra deuda a los escritores y artistas que acudieron al llamado de esta fiesta del libro (en tanto ponentes y fieles espectadores, intercambio sabroso de roles que nos honra y enorgullece). Qué decir de la presencia activa y solidaria del Grupo Li Po (sus miembros y su insobornable público son una misma entidad que no me cansa de asombrar: dedico estas cuatro líneas a las amigas del Ateneo de La Isabelica y a Leydis en especial ). Valgan mil bendiciones a aquellos que me acompañaron en mi primera experiencia como editor: los autores Richard Montenegro, Norys Nicoliello y José Guillén, amén de mi amadísima Anaís Silva en la diagramación y Héctor Villagómez en la hechura de los tres encantadores libritos. Nos vemos pronto: GRACIAS TOTALES. El hormigueo nervioso de la emoción me impide seguir. Sin más, vuestro amigo que los quiere


José Carlos De Nóbrega




 

jueves, 27 de septiembre de 2007

PROGRAMACIÓN LITERARIA III FILVEN 2007, CAPÍTULO CARABOBO (VALENCIA)





VALGA LA INVITACIÓN A ESTA FIESTA DEL LIBRO, LA CUAL CUENTA CON LA PARTICIPACIÓN DE MIEMBROS Y AMIGOS DEL GRUPO DE INCURSIONES CULTURALES Y CIENTÍFICAS LI PO.


PROGRAMACIÓN LITERARIA

III FILVEN, CAPÍTULO CARABOBO


(actualizada y definitiva al 27 de septiembre)


MIÉRCOLES 3 DE OCTUBRE DE 2007:

10 am: Inauguración de la III Edición de la Feria Internacional del Libro de Venezuela, capítulo Carabobo.

Palabras de Apertura a cargo de Freddy Rojas, coordinador de la Plataforma del Libro y la Lectura del estado Carabobo. Lugar: Lobby de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz.

Inauguración Pabellón Infantil “La Cucarachita Martínez”. Lugar: Sala Infantil, Biblioteca Feo La Cruz.

Inauguración de Exposición de Artes Plásticas “A pie de página”. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno, Biblioteca Feo La Cruz.

11: 00 am: Presentación Musical: Un recorrido por nuestras tradiciones. Tambores de San Juan. Lugar: Biblioteca Feo La Cruz.

2 pm: Recital poético con los niños Rosibel López, Yisbel Navas, Salvador Uribe, Daniel Navas, Keimer Acosta, Daine Ulacio con motivo de la presentación del libro El Silencio del Agua (poesía para Niños). Lugar: Galería de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz. Presentadora: Chemir Colina. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno, Biblioteca Feo La Cruz.

3 pm: Recital Poético de jóvenes del taller La Letra Voladora. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno, Biblioteca Feo La Cruz.

4 pm: Charla sobre Héctor Murena, escritor argentino. A cargo de Guillermo Cerceau. Lugar: Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena.

Héctor  Murena


5 pm: Ciclo “Literatura adaptada al Cine”. Exhibición del film Trono de Sangre de Akira Kurosawa (adaptación de Macbeth de William Shakespeare). Foro coordinado por Guillermo Cerceau y moderado por José Carlos De Nóbrega. Lugar: Museo Casa de la Estrella.

5 pm: Vigencia de la obra de José Martí en la Revolución Bolivariana, a cargo de Rodolfo Mendoza. Lugar: Salón de Usos Múltiples, 2do. Piso, Biblioteca Feo La Cruz.


JUEVES 4 DE OCTUBRE DE 2007:

9 am: Presentación del libro de prosa de Miguel Ángel Busto, a cargo de Emiliano Busto. Galería Luis Guevara Moreno, Biblioteca Feo La Cruz.

10 am: Presentación de los números 144 y 145 de la revista “Poesía” de la Universidad de Carabobo, a cargo de Adhely Rivero y Carlos Osorio. Lugar: Sala Estadal de la Biblioteca Feo La Cruz.

11 am: Recital Poético I: Anaís Barrios, Lyerka Bonanno, Norys Nicoliello, Alejandra Rendón, Víctor Manuel Pinto, Sonia Prat, Azul Urdaneta, María Pérez, Danilo Robinson y Haidit Montero. Galería Luis Guevara Moreno, Biblioteca Feo La Cruz.

3 pm: Foro sobre Julio Cortázar a cargo de Orlando Chirinos y María Narea. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno, Biblioteca Feo La Cruz.

4 pm: Foro sobre la obra de Edgar Allan Poe moderado por Christian Farías. Panel integrado por Richard Montenegro, María Narea y Rafael Victorino Muñoz. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno, Biblioteca Feo La Cruz.




4 pm: Conversatorio sobre la palabra escrita y el pensamiento gráfico: Orlando Baquero, Carlos Ochoa, Luis Noguera, José La Rosa, Clemente Martínez, Alejandro Robles y Jorge Rodríguez. Lugar: Sala de Usos Múltiples Escuela de Arte Arturo Michelena.

5 pm: Trascendencia del ideario robinsoniano a cargo de Reinaldo Villegas A. y Angélica Munizaga. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno, Biblioteca Feo La Cruz.

5 pm: Ciclo “Literatura adaptada al Cine”. Exhibición del film El Tambor de Hojalata de Volker Schlöndorf (adaptación de la novela homónima de Gunther Grass). Foro coordinado por José Carlos De Nóbrega y Francisco Ardiles. Lugar: Museo Casa de la Estrella.

VIERNES 5 DE OCTUBRE DE 2007:

9 am: Conferencia del escritor cubano Rafael Águila, moderador: Freddy Rojas. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz.

10 am: Presentación de libros de la Secretaría de Cultura, Ediciones del Gobierno Bolivariano del estado Carabobo. Autores: Arnaldo Jiménez, Néstor Mendoza, Ángel Arveláez, Edgar Vidaurre y Pedro Mendoza. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz. A cargo de Gerardo Estrada.

11 am: Lectura de cuentos a cargo de los escritores Chemir Colina, Arnaldo Jiménez, Jesús Puerta, Victorino Muñoz, Laura Antillano, José Carlos De Nóbrega, Ramón Núñez, Nallivir Rivero y Richard Montenegro. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz.

3 pm: Charla sobre Diane Arbus y Ambrose Bierce a cargo de José Carlos De Nóbrega. Lugar: Sala Estadal de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz.

3 pm: Foro sobre la obra de Rómulo Gallegos moderado por José Carlos De Nóbrega. Panel integrado por José Joaquín Burgos y Julio Rafael Silva. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno de la Biblioteca Pública Manuel Feo La Cruz.

4 pm: Exhibición del film Doña Bárbara, guión adaptado de Rómulo Gallegos. Lugar: Galería de la Biblioteca Pública Manuel Feo La Cruz.

5 pm: Presentación de la colección Heterodoxia de la Editorial El Perro y la Rana a cargo de Libia Vargas (coordinadora de la colección). Presentación de las colecciones de las Editoriales El Perro y la Rana, Monte Ávila y Biblioteca Ayacucho a cargo de José Carlos De Nóbrega y Norma Agatón. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz.

5 pm: Ciclo “Literatura adaptada al Cine”. Exhibición del film Apocalipsis Ahora de Francis Ford Coppola (adaptación de El Corazón de las Tinieblas de Joseph Conrad). Foro coordinado por Andrés Cerceau y José Carlos De Nóbrega. Lugar: Museo Casa de la Estrella.

SÁBADO 6 DE OCTUBRE DE 2007:

9 am: Charla sobre la Poesía del Decir y recital poético a cargo de los poetas Luis Alberto Angulo, Enrique Mujica, José Joaquín Burgos, Arnaldo Jiménez, Freddy Rojas, John Jairo Ballesteros, Iris Meneses y Sergio Quitral. Lugar: Galería de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz.

10:30 am: Foro en torno a Otras miradas sobre la obra poética de Teófilo Tortolero. Panel: Luis Alberto Angulo, Orlando Barreto, Niddy Calderón, José Carlos De Nóbrega y Oswaldo González. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno de la Biblioteca Pública Manuel Feo La Cruz.

2 pm: Presentación de Libros: Consejo Editorial Comunal del estado Carabobo. Palabras de Freddy Rojas, coordinador de la Plataforma del Libro y la Lectura del estado Carabobo. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz.


3 pm: Foro sobre la obra de Jorge Luis Borges:


Borges y el Infinito a cargo de Victorino Muñoz.


El Borges Menor a cargo de Pedro Téllez.


Lugar: Galería Luis Guevara Moreno de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz.


4 pm: Foro en homenaje a Laura Antillano. Panel integrado por Niddy Calderón, Orlando Chirinos y Pedro Téllez. Lugar: Galería Manuel Feo La Cruz.


5 pm: Ciclo “Literatura adaptada al Cine”. Exhibición del film El Halcón Maltés de John Huston (adaptación de la novela homónima de Dashiell Hammet). Foro coordinado por Edgar González y José Carlos De Nóbrega. Lugar: Museo Casa de la Estrella.

DOMINGO 7 DE OCTUBRE DE 2007:

10 am: El cómic y la contracultura: Robert Crumb y H. G. Oesterheld. Panel integrado por Yilly Arana, Sergio Quitral y Richard Montenegro. Moderador: José Carlos De Nóbrega. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz.






11 am: Foro sobre Estados Unidos, una revolución posible. Panel: Gustavo Fernández Colón, Faver Páez, Francisco Plaza y Jesús Puerta. Lugar: Galería Luis Guevara Moreno de la Biblioteca Pública Manuel Feo La Cruz.

3 pm: Ciclo “Literatura adaptada al Cine”. Exhibición del film Lolita de Stanley Kubrick (adaptación de la novela homónima de Vladimir Nabokov). Foro coordinado por Andrés Cerceau y José Carlos De Nóbrega. Lugar: Museo Casa de la Estrella.