miércoles, 3 de agosto de 2011

"Antes que tú existieras las recorrí cien veces y miraba por las rendijas de las tapias...".

Carta del escritor venezolano Salvador Garmendia a Elisa (La Negra) Maggi de Garmendia.




Salvador Garmendia. Ilustración de Orlando Oliveros

Estimado Amigos

Hoy le hacemos entrega de una carta que el escritor venezolano Salvador Garmendia (Barquisimeto11 de junio de 1928 - Caracas13 de mayo de 2001), le escribió a su esposa, Elisa Maggi.

Léanla y esperamos que la disfruten.

///

Mérida, 17 de octubre de 1973

Calle:

Calle sola, oscurecida, quieta, solitaria, muda, rota, vieja muda triste calle Negrín con cien años de noches en los rincones y los días acumulados en rincones de trastos y muebles desfondados (...) ...conociste la calle Negrín? La calle del brujo Negrín con caserones medio muertos y patios tupidos de malezas. 

Antes que tú existieras las recorrí cien veces y miraba por las rendijas de las tapias... Y esto a qué viene? Resulta que me angustia no poder comunicarme contigo ¿Cuál es tu teléfono?... Por qué no llamas el lunes a las once a Cultura? La primera semana de noviembre estaré allá y ya no regresaré a Mérida hasta el viaje. 

Es ridículo que no podamos ir juntos, especialmente por Barcelona. Pero pronto estaremos allá de nuevo. 

Besos a todos y más para ti. Hasta pronto.

Salvador

*******

Nota: A Elisa Maggi todos las conocen como "La Negra Maggi" y Salvador Garmendia llamaba a su esposa "Calle Negrín", nombre de una de las vías más emblemáticas de Sabana Grande, una zona muy famosas de Caracas.El siempre encabezaba sus cartas con frases como éstas: "Calle", "Callecita", "Calle mía".

Tomado de El Universal

1 comentario:

  1. Éste es el enlace a un compendio de cuentos entre los cuales hay uno llamado: La estación de Salvador. Yo admiro su trabajo, me ha influenciado muchísimo; me encanta el cuento Malas costumbres de Difuntos extraños y volátiles, Memorias de Altagracia fué un viaje intenso también, Los pies de barro..., en fin, quiero compartir este compendio de narraciones entre las que figura un cuento dedicado al maestro; en Venezuela o en mi entorno (uno tiende a globalizarlo todo) hay mucha gente que lo llama por su nombre a secas, lo conocieron o dicen haberlo hecho, yo no lo conocí, por eso al hablar de él no digo Salvador a secas...el cuento se llama La estación de Salvador.
    deanoctambula.blogspot.com/2016/12/tu-eres-loco-fransua.html

    ResponderEliminar