miércoles, 3 de julio de 2013

"Una escuela de letras no enseña a escribir versos".

Entrevista al escritor venezolano PEDRO BEROES





PEDRO BEROES | 6 DE FEBRERO DE 1968

 "Una escuela de letras no enseña a escribir versos" 


—No he sido nunca partidario de que se venga a la Escuela de Letras para ser profesor de literatura —aclara el doctor Beroes. Creo que el Instituto Pedagógico es el organismo adecuado para aprender a enseñar, mientras que los estudios universitario de Letras deben llevar al egresado a la investigación literaria o a la creación.

—Ni profesores ni escritores ¿Cuál sería entonces el objetivo de los estudios literarios?

—No podemos enseñar a nadie a escribir versos. Creo que periodista, escritor o poeta se nace. La Escuela de Letras eleva el nivel cultural, le da al alumno un instrumento teórico. En Venezuela se ha perdido mucho talento por falta de cultura, por falta de sistematización de los conocimientos. En este sentido, la Escuela es muy útil. Pero, ni los grandes críticos ni los grandes poetas venezolanos, han salido de escuelas.

El simple hecho de venir a la Escuela de Letras e investigar, hace que el balance sea positivo. 

Pero debe recordarse siempre que una escuela no puede traspasar los límites naturales de las cosas.

La falta de un sentido vocacional bien definido, la formación deficiente de los alumnos que llegan a la Universidad, no debe ser atribuido según el doctor Beroes, única y exclusivamente al bachillerato.

—Es un problema general de la enseñanza venezolana y en este sentido, habría que reformar todo el sistema educacional del país. Sólo así podrán los futuros estudiantes universitarios aprovechar de la mejor manera posible las posibilidades que le ofrece la Universidad Central.

—¿Qué papel le asigna usted a la enseñanza vocacional?


—Un papel fundamental. Pero esta enseñanza no existe en Venezuela. Las familias quieren que sus hijos estudien carreras lucrativas y rechazan generalmente las humanísticas. Esto es un resabio colonial: tradicionalmente, hasta 1938, sólo existían en el país las facultades de Medicina, Ingeniería y Derecho. Si bien creo que la política del Ejecutivo, tendiente a crear liceos no es mala, debe reconocerse que el sistema educacional venezolano es un embudo: al bachillerato sólo le queda la Universidad.

Tomado de El Nacional


No hay comentarios:

Publicar un comentario