jueves, 8 de agosto de 2013

En motivo de las 100.000 visitas al blog Grupo Li Po




Hace unos momentos este blog alcanzó las 100 mil visitas, por esta razón compartimos este texto escrito por nuestro amigo PacoMan para reseñar tal evento . Muchas gracias PacoMan por tu gentileza



*******


Borges en 1.941 imaginó la biblioteca definitiva, la biblioteca que contendría todos los libros, los escritos, los que se escribirán y los que nunca lo serán; su biblioteca de Babel.



Pero el mismo renegó de esa visión y alumbró su libro de arena, anticipándose a los prodigios que la tecnología nos acerca hoy: una rebelión de la información. La información en sus múltiples formas ha abandonada las muy respetables y aristocráticas bibliotecas para invadir el Ciberespacio soñado por el cyberpunk.  

Pulse sobre la imagen para verla con mas detalle

Quino necesitará contextualizar el comentario de Mafalda cuando ve a su padre consultar el diccionario. ¿Qué es eso con tantas hojas?... ¿por qué se llama diccionario?


En estas vicisitudes nos encontramos contextualizado el cumpleaños significativo del blog Grupo Li Po: las 100.000 visitas. Cien mil travesías a través de uno de los herederos del diccionario enciclopédico en la repisa de alguna biblioteca monumental: el blog. Cien mil consultas de los modernos padres de Mafalda al archivo de entradas de Grupo Li Po, enfrascada en la quijotesca defensa de lo bueno, allí donde quiera que se encuentre.



El blog Grupo Li Po es un vehículo privilegiado de la revolución de la información. La vulgarización del conocimiento al más puro estilo Rebelión de las masas (Ortega y Gasset, 1929).



La nueva información consumida requiere de un pack nuevo; un ciento de entretenimiento, un quintal de imágenes, dos docenas de prescripción (esa prescripción implícita que se deduce de estar recogida en una entrada del contenedor cultural que es el propio blog) y un millar de accesibilidad en las búsquedas de los modernos bibliotecarios: los Google y sus próximos sucesores. Lejos han quedado ya el tiempo en que la información se accedía por nombre de autor, título del libro, editorial, año de publicación o el idioma (los nuevos bedeles de la biblioteca: los “translator” eliminan esa barrera).



Estamos inmersos en la búsqueda del nuevo Marshall McLuhan que escriba el nuevo último capitulo de La galaxia Gutenberg que nos de una guía de interpretación de este nuevo paradigma, ese capítulo que viene detrás del último capítulo que dedicó a la Galaxia Marconi… pero yo estoy tranquilo,  porqué sé que lo encontraré en Grupo Li Po, puede que en una de mis visitas antes de las 200.000 o antes de 300.000 o quizás tras alcanzar el 1.000.000 pero allí estará, defendiendo lo bello donde se encuentre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario