sábado, 31 de agosto de 2013

"Sólo a fuerza de ser lo otro se puede ser único". Una entrevista al escritor venezolano y ahora académico de la lengua JOSÉ BALZA




  • "Creo que hay gente que habla pero no tiene palabras. Hablan sin contenido, de manera automática "

  •  "La política influye en todas las poblaciones, pero más profundamente en la gente paupérrima y en los artistas".

 

José Balza (Delta del Orinoco, 1939) es noticia por estos días: a principios de mes fue elegido para ocupar el sillón marcado con la letra "M" de la Academia Venezolana de la Lengua; mientras se discutía su nombramiento, la editorial Equinoccio anunció una compilación de los ensayos del escritor, que está por publicar, además, otro libro con Bid & Co.

Ya en las librerías nacionales está a la venta Ensayos de humo, un título que reúne textos escritos entre 1980 y 2012. Guillermo Meneses, Sergio Pitol, José Antonio Ramos Sucre, Medardo Fraile, Teresa de la Parra. Textos sobre escritores que han dejado una huella en el autor local. Textos que estaban dispersos que ahora los convirtió en libro. "La literatura es y no es periodismo: recoge noticias perdurables. Tan fresca hoy es una página de Homero como una de Rulfo. Cuando hago notas ensayísticas trato de advertir expansiones de la obra, el carácter del autor y ciertos rasgos de su tiempo. Esto pudiera darles durabilidad. Por lo tanto no son viejos ni nuevos. Por otra parte, acostumbro reunir textos ya publicados (incluso de hace 50 años) con los que escribo en estos días; al parecer ambos pueden leerse sin molestar", dijo el narrador venezolano, vía correo electrónico.

 
Teresa de la Parra

 A Balza no le gusta dar entrevistas en persona; tampoco radiales ni televisadas. Necesita pensar cualquier respuesta. Aquí, la de su elección como miembro de la Academia, que -para él- representa un honor: "(...) Creo que hay gente que habla pero no tiene palabras. Hablan sin contenido, de manera automática y pobre. Masas y muchos políticos. Algo doloroso, porque la vida se revela y se esconde en las palabras. Tal vez la Academia se asome a estos bordes. La designación me llega como un instrumento para nuevos trabajos entre lo diario y el lenguaje. Un oficio para reconsiderar el mundo y la soledad. Y como vivo siempre salvajemente, surge la oportunidad de hacer un ejercicio cada vez más riguroso. El Delta del Orinoco ha tenido académicos: Pedro Juan Krisólogo Bastard y fray Julio Lavandero. Me gusta imaginar que en un futuro tendremos otros".

El reconocimiento llegó casi cinco décadas después de que Balza publicó su primera novela. Tenía entonces 26 años. Hoy recuerda aquella etapa iniciática que lo llevó a ser escritor. "No es una metáfora: creo que fueron las aguas del Orinoco, presentes en mi vida desde el primer minuto. Su energía, su divino misterio, su transcurrir incesante me llevaron a sentir el paso de los momentos, del habla, de la gente. Y hacia los libros, las grandes ciudades. Al intento de regresar siempre a todo lo amado", agregó el también cuentista, que -como todos- empezó imitando.

 Ya lo dijo en uno de sus ensayos de su último libro: "Sólo a fuerza de ser lo otro se puede ser único" (página 380). Porque un escritor comienza por copiar a los autores que admira. "Imitamos desde el momento de nacer, para ser. Escribir es renacer siempre: sí, imitación y riesgo personal", indicó Balza, que ha sido traducido al italiano, francés, inglés, alemán y al hebreo; que hoy tiene tanta repercusión internacional que algunos aseguran que merece ganar el Premio Cervantes, aunque a él no le consta. "Como dije una vez a Igor Delgado Senior, la fama es algo que manejan los demás. No he podido saber de qué se trata".

José Balza se desconoce siempre en su propia escritura. La literatura es un espejo que nos refleja con el paso del tiempo. "Es espejo y muro. Cambia nuestra vida porque cambian los lugares, las maneras, la cotidianidad. Los amores y las amistades. Por eso, al reflejar todo eso en la escritura, no podemos reconocer nuestro yo", agregó el narrador nacional, que dice que fuera del país se lee con admiración a José Antonio Ramos Sucre, Rafael Cadenas, Alejandro Rossi, Eugenio Montejo, Guillermo Sucre, Josu Landa o a Gustavo Guerrero.


Dos preguntas sueltas:


-Guillermo Meneses, al que usted trabaja en varios de sus ensayos, hablaba de la figura del escritor como una totalidad: nunca ajeno al acontecer político pero no encarnación de ambiciones partidistas o gubernamentales. ¿La realidad política de un país siempre influirá en la obra de un escritor?


-Creo que influye sobre todas las poblaciones, pero más profundamente en la gente paupérrima y en los artistas. De diferente manera, desde luego. Pero el creador no tiene por qué escribir panfletos o estar en la televisión para demostrarlo. Su compromiso es más exigente, porque aspira a retener en su trabajo todo un tiempo.


-Usted dijo en uno de sus textos que pocos autores llegan a saber a lo largo de sus vidas qué es la literatura. ¿Usted, que ya lleva tantos años dedicado al oficio, encontró el significado?

-Obviamente, no. Por eso sigo escribiendo.

 

dfermin@eluniversal.com

 

Tomado de El Universal

 


viernes, 30 de agosto de 2013

¡Por los bigotes de san Chesterton!

Se inicia el camino a los altares del escritor Gilbert Keith Chesterton.




Estimados Amigos

Ya tendremos a alguien con sentido del humor a quien enviarle nuestras oraciones.

Cuenta con nuestro voto.


*******


Se inicia el camino a los altares del escritor Gilbert Keith Chesterton. Comienza la investigación para la causa de su beatificación.

En su discurso de apertura de la 32 ª Conferencia Anual de Chesterton celebrada en Assumption College, Dale Ahlquist, el presidente de la American Chesterton Society, anunció que el obispo Peter Doyle de Northampton, Inglaterra, ha dado permiso para declarar que «se solidariza con nuestros deseos y está buscando un clérigo idóneo para comenzar una investigación sobre la posibilidad de abrir una causa para G.K. Chesterton.



08/08/13  


Zenit/InfoCatólica) 

El anuncio fue recibido con fuertes aplausos y gran emoción de los miembros de la the American Chesterton Society que han esperado durante mucho tiempo a un paso oficial hacia la causa de canonización de Chesterton. Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) fue un escritor inglés prolífico y converso al catolicismo. Sus clásicas obras como «Orthodoxy» (Ortodoxia), «The Everlasting Man» (El hombre eterno), sus libros sobre san Francisco de Asís y santo Tomás de Aquino, así como historias de detective del padre Brown, han inspirado y deleitado a generaciones de lectores. Pero también ha sido una fuerza de impulso en la nueva evangelización ya que ha demostrado ser un ‘fabricante’ de conversos a la fe católica.

Mmmm, y piensan hacerme santo...

Dale Ahlquist, que ha escrito varios libros sobre Chesterton y también es invitado de la serie de EWTN «El apóstol del sentido común», es uno de esos conversos y ha jugado un papel clave en la conducción de la reactivación Chesterton. «Fue un gran privilegio para mí para hacer el anuncio en la conferencia», dijo. «Estoy agradecido por todo el trabajo realizado por los devotos de Chesterton de todo el mundo que ha llevado al obispo a tomar esta importante decisión. Una de las razones que lo motivaron en especial es el hecho de que su santidad, el papa Francisco, expresó su apoyo a la causa de Chesterton cuando era arzobispo de Buenos Aires».



Los escritos proféticos de Chesterton están siendo adoptadas por una nueva generación que se sienten atraídos por su elocuente defensa de la fe católica, de la familia tradicional, la santidad de la vida y la justicia económica. Él es conocido por su gran ingenio, humildad y profunda alegría católica. Él tuvo una gran influencia de grandes figuras como el arzobispo Fulton Sheen, C.S. Lewis, J.R.R. Tolkien, Dorothy Day, y Jorge Luis Borges. «Creo que es en gran medida un santo para nuestro tiempo y podría atraer a muchas personas en la Iglesia católica», agregó Ahlquist.



Desde 1996, The American Chesterton Society (ACS) ha sido la principal organización dedicada a la divulgación de las ideas de Chesterton. Publica ‘Gilbert Magazine’ y ha iniciado más de 60 sociedades Chesterton locales en todo Estados Unidos. La conferencia nacional atrae a cientos de asistentes cada año. El ACS trabaja para llevar el sentido común de Chesterton, una fe profunda y la alegría de una nueva generación.



Tomado de Infocatólica


Para descargar o leer en linea las primeras 29 páginas de La utopía capitalista y otros ensayos pulsa aquí






jueves, 29 de agosto de 2013

Museo bar restaurant “La Guairita”:

El sueño por cumplir de José Tabares




José Tabares. Fotografía de Yuri Valecillo

Estimados Amigos

Hoy compartimos con ustedes esta nota que Alfredo Fermín le hizo a José Tavares.

Esperamos la disfruten.




********

Historia de vida: El sueño de José Tabares es convertir el bar “La Guairita” en museo


Alfredo Fermín 

afermin@el-carabobeno.com


El sueño de José Tabares es convertir al emblemático bar “La Guairita” en un museo dedicado al pintor Cristóbal Ruiz, como se lo prometió antes de su temprano fallecimiento, víctima de su vida bohemia. 


Tabares, venido de Portugal en 1978, es un personaje con sensibilidad artística que quizá sin proponérselo convirtió el bar situado en la avenida Carabobo con calle  Rangel, en la Candelaria, en un  sitio de culto en el que se reúnen pintores, poetas, escritores y gente del pueblo en un ambiente de cordialidad. Allí conversan de lo humano y lo divino, mientras disfrutan  de cerveza helada acompañada de sardinas fritas, como las preparaba su madre en su pueblo cercano a la ciudad de Aveiro. El otro atractivo es la música con discos de acetato, los antiguos “long plays”, de los cuales afirma que tiene 500 mil ejemplares. 




Muy joven, en 1982, Tabares adquirió esta especie de taberna que data de 1919, bautizada primero “La Guaira” y después “La Guairita”, porque su primer propietario era nativo de aquel puerto. En  los  primeros tiempos, la clientela no tomaba cerveza sino tragos preparados como zamurito, berro, mistela, mojito y otras bebidas populares a base de ron blanco o caña clara




El destino de este bar cambió -recuerda con su característica  simpatía- cuando un día llegaron dos locos de verdad y uno de ellos me pidió que les fiara cuatro tercios de cerveza. Venían de Caracas y andaban “limpios”. Yo se los serví y, como los vi que andaban hambrientos, les puse también una parrilla bien resuelta. De la impresión se les quitó la rasca y no encontraban cómo agradecerme. 

Cristóbal Ruiz



Uno de los visitantes era Cristóbal Ruiz y el otro Diego Barboza, pionero de los nuevos lenguajes en las artes plásticas venezolanas, quien le sugirió que decorara el bar como si fuera un centro cultural. Desde entonces, las paredes de “La Guairita” comenzaron a cubrirse de cuadros, recortes de prensa, fotos de personajes, afiches y otros recuerdos que, con sillas y mesas de madera labrada, proporcionan al bar un ambiente sobrio que contrasta con la informalidad de la clientela. 




En una oportunidad, el cantante don Julio Centeno pidió a Tabares que le diera una cola para visitar a un amigo en La Isabelica. “Cuando llegamos, aquello estaba lleno de gente porque el amigo había muerto. Don Julio sacó la guitarra y, conmovido, cantó Tus ojos se cerraron. Ese tango me impactó por lo cual decidí coleccionar discos de Carlos Gardel,  el máximo intérprete de esa música”. 




El tango y especialmente Carlos Gardel tienen en el  lugar un centro de culto por lo cual cada 24 de junio, cuando se cumple un nuevo aniversario de la muerte del ídolo argentino, a “La Guairita” acude gente de todo el país a rendirle homenaje escuchando y cantando su música. Ocho días después se celebra un homenaje a la memoria de Alfredo Sadel, cuyas interpretaciones están en los primeros lugares del favoritismo de los clientes. 




Tabares afirma que por testimonios de personas fallecidas, su bar fue visitado por Benny Moré, Alfredo Sadel, Julio Jaramillo, Héctor Cabrera y Eleazar Agudo. De ellos y de muchos otros se conservan sus discos de larga duración que se escuchan nítidamente en aparatos coleccionados, para los cuales el propietario adquirió suficientes repuestos para desafiar la tecnología. 

Tomado de El Carabobeño





miércoles, 28 de agosto de 2013

La función principal de la "Asociación de Escritores de China" es la de repartir beneficios dentro del sistema literario del gobierno, a través de los premios literarios y la publicación de libros.

Un viaje al centro del mundo editorial chino






Un viaje al centro del mundo editorial chino       


02/07/13

Por Miguel Angel Petrecca

 

El autor de esta nota, especialista en cultura china, viajó al país milenario para entender cómo funciona este mercado del libro inmenso, signado por subsidios, proyectos alternativos y un estado fuerte.

 

A un congreso de escritores en México, cuenta el escritor español Vila Matas en una entrevista, asiste una comitiva china integrada por un novelista, su traductor y un tercer personaje presentado como poeta, pero cuya apariencia hace sospechar a los demás que se trata de un comisario político. Cuando le preguntan acerca de qué tratan sus libros, el novelista chino, que un rato antes los ha sorprendido con el dato astronómico de las cifras de ventas, se queda dudando un instante y luego responde crípticamente, traductor mediante: tratan acerca del color azul. La historia, sea verdadera o inventada, juega con el misterio y el desconocimiento que rodea a la literatura china y su mercado editorial, un sistema dinámico y en plena transición, caracterizado por una compleja interrelación entre actores privados y estatales.


Empresas culturales

Cao Kou es un narrador de poco más de 30 años, de la ciudad Nanjing, que este año acaba de publicar su tercer libro de narrativa. Como muchos autores de su generación, su carrera comenzó en internet, en donde fue haciéndose conocido y terminó por llamar la atención de los editores. Antes de convertirse en un escritor freelance , Cao Kou trabajó durante casi diez años como profesor de lengua en una secundaria rural del área de Nanjing y luego, cuando decidió dedicarse a la literatura, comenzó a escribir para un diario y a colaborar como editor en una “Empresa de libros”. “Empresas de libros” es uno de los tantos nombres que pueden tomar en China las editoriales privadas. Puesto que las estatales son las únicas legalmente habilitadas para tramitar un ISBN y por ende para editar libros, las editoriales privadas, llamadas también “el segundo canal”, sólo pueden existir bajo la condición de asociarse con alguna de las 581 editoriales oficialmente registradas. Bajo el nombre de “empresa de libros”, “club cultural” u otro similar, realizan todas las actividades propias de una editorial (la elección de autores, diseño de colección y de libro, corrección, etc.), pero lo que el lector ve en la tapa del libro es el nombre de su socio estatal.

Un caso de las llamadas editoriales de “canal alternativo” es la Chu Chen Cultura, una editorial con base en Pekín. Su fundador, Chu Chen, es un periodista que fue adquiriendo contactos durante sus años de trabajo en los medios gráficos y televisivos, y que en el 2000, como fruto de esos contactos, terminó fundando en Nanjing la empresa Nanjing Maitian Wenhua. Su empresa actuaba como editora en las sombras de varias de las colecciones de una editorial estatal de la provincia de Henan, pero luego de un par de años la colaboración se cortó abruptamente debido a un cambio de autoridades, y Chu Chen decidió mudarse a Pekín. Empezó a colaborar con otra editorial estatal, diseñando y editando varias colecciones, aunque siempre con la insatisfacción de que su trabajo como editor permanecía invisibilizado ante los lectores. Finalmente, en 2009 volvió a cambiar de socio estatal y a refundar su empresa, a la que rebautizó como Chu Chen Wenhua (Chu Chen Cultura).

La mezcla de volatilidad y constancia que se observa en la biografía profesional de Chu Chen es típica de muchos editores del sector privado. Sus editoriales son las responsables de algunos de los catálogos más arriesgados, pero también de la mayor parte de la literatura más comercial que empezó a aparecer en la década del 90. Las editoriales del Estado, por su parte, aunque en términos generales más conservadoras o cautas, también han contribuido en muchos casos a ampliar el panorama literario. Fue una editorial estatal de Yunnan, una provincia del sur de China, la que por la década del 80 lanzó una colección de autores de Latinoamérica que dio comienzo a un pequeño “furor latinoamericano”.



Censura y retromanía


Aún sin entender palabra de lo que se escucha, un zapping de canales de televisión puede llevar rápidamente a la conclusión de que en China hay un nivel importante de retromanía. La cantidad de telenovelas históricas es sorprendente: desde las múltiples historias ambientadas en tal o cual dinastía, hasta el amplio repertorio del ciclo revolucionario que arranca con el derrocamiento de los manchúes en 1911 y llega hasta la fundación de la República en 1949. Es una retromanía, sin embargo, que excluye premeditadamente buena parte del pasado más reciente: la Revolución Cultural, el movimiento democrático de 1976, o los incidentes de la plaza Tiananmen en 1989. Aunque la literatura goza de mayor libertad que la televisión y el cine, los límites existen, para el tratamiento ya sea de estos o de otros temas sensibles como la religión y el sexo; cuando los límites se sobrepasan, puede haber consecuencias.

Lo más habitual, sin embargo, es que sea la misma editorial la que ejercite, interiormente, la autocensura, a partir de una evaluación de esos límites. En una “editorial privada”, esta evaluación va a surgir de la interacción entre el editor-fantasma y el editor estatal o “lingdao” (jefe). Las “editoriales privadas” son, también, las que empujan esos límites, pues a diferencia de las estatales, que cuentan con un presupuesto y con la meta de vender una cuota de libros, las privadas están frecuentemente dispuestas a arriesgarse en pos del rédito económico. El riesgo es concreto, pues la prohibición puede incluir, aparte de la confiscación de los libros, la aplicación de una multa que duplique las ganancias obtenidas y el cierre de la editorial.

Como suele pasar, en muchos casos la prohibición del libro no sólo no impide su circulación sino que incluso la favorece. Un caso paradigmático es el de la novela La capital abandonada , de Jia Pingwa, un escritor de Xi’an. Publicada en 1993 por la Beijing Chubanshe, la novela fue un éxito inmediato, en gran parte debido a su contenido sexual, y pese a que este había sido parcialmente expurgado por la editorial. Antes de fin de año la novela ya había vendido casi un millón de ejemplares y el gobierno decidió prohibirla y retirar los ejemplares de circulación. Pero el libro no dejó de circular por eso. Las ediciones y reimpresiones piratas podían conseguirse fácilmente en los puestos ambulantes y librerías de saldo.


Aparte de las editoriales oficiales o semioficiales, y de la circulación fantasmal de parte de sus libros en forma de ediciones piratas, hay otro tipo de libros y emprendimientos que se encuentran directamente afuera del sistema. Se trata de los libros y revistas “minjian”, es decir, aquellos realizados totalmente por actores privados, sin fin comercial ni cooperación con el estado. 

Las publicaciones minjian, que no suelen pasar de los 400 o 500 ejemplares, fueron tradicionalmente el canal de circulación de la poesía, a partir de mediados de la década del 70, pero también la narrativa utiliza este medio para dar a conocer autores nuevos. El primer libro de Cao Kou, un volumen de unas cuatrocientas páginas, bien encuadernado e impreso, con el título de Los cuentos completos de Cao Kou , fue editado por una editorial minjian. Sacaron 200 ejemplares, que fueron vendidos a conocidos o a través de internet.

Entre lo minjian y lo oficial hay oposición pero también, cada vez más, canales de comunicación. Gu Gang es un poeta y narrador nacido en Shanghai, que trabaja en una editorial del Estado. A pesar de trabajar dentro un espacio oficial, Gu Gang tiene una identidad más ligada a lo minjian, y se encarga desde hace años, junto con un amigo, de la edición de una revista-libro que circula de mano en mano entre escritores. En el 2005, un funcionario del Departamento de Publicaciones de Shanghai los citó a su oficina para decirles que lo que estaban haciendo era ilegal y les exigió el pago de una multa de 30.000 rmb (alrededor de US$ 5.000), una suma equivalente a lo que puede costar la compra de un ISBN. Gu Gang y su amigo se negaron, y finalmente las amenazas del funcionario quedaron en la nada.


Asociación de escritores


Hasta la década del 80, la opción principal para quienes querían dedicarse a escribir profesionalmente era pertenecer a la Asociación de Escritores, el organismo que se dedicaba a reclutar, encuadrar y sostener económicamente a los escritores. Esta situación cambió rápidamente en los años siguientes, con la introducción de la economía de mercado que permitió el surgimiento de una figura distinta de escritor profesional, ya no dependiente del Estado sino de la venta de sus libros, pero también debido al veloz achicamiento presupuestario de la Asociación de Escritores, que dejó de ejercer muchas de sus funciones tradicionales. A pesar de esto, la Asociación continuó cumpliendo un rol importante dentro del Estado, y muchos de los escritores más exitosos en términos de venta y de crítica, como Mo Yan, Jia Pingwa o Wang Anyi, ocupan cargos altos en la estructura burocrática. 

El término “Asociación de Escritores” puede traer reminiscencias de asociaciones similares que existen en otros países, como por ejemplo la SADE en Argentina, y en algún punto tiene elementos en común. La diferencia fundamental es que la Asociación de Escritores se inserta dentro del marco del Estado y constituye una de las herramientas de la política cultural del gobierno. Una de las funciones principales es la de repartir prebendas y jerarquías dentro del sistema literario, a través de los premios literarios y otros incentivos. Los dos premios más importantes de China son otorgados por la Asociación de Escritores. El Mao Dun, el más antiguo de los dos premios, había sido otorgado a Mo Yan en 2011, justo un año antes de que recibiera el Nobel. 

También en lo que respecta a la promoción de la literatura china en el exterior, algunos escritores se quejan de que un autor que no pertenece a la Asociación de Escritores se encuentra en desventaja con respecto a sus colegas miembros de la Asociación, aunque la queja suena, en parte, algo desactualizada: en el catálogo de autores de China Book International, un organismo que se dedica a promover la traducción y publicación de literatura china en el exterior, conviven escritores oficiales y no oficiales. Una señal de que los tiempos están cambiando.


 Tomado de la Revista Ñ

  

martes, 27 de agosto de 2013

La alcaldía de Valencia, la de Venezuela

no conoce a los hermanos Grimm y por eso demuelen La casa de los siete enanos


Doodle de Google dedicado a los Hermanos Grimm


Varios pedidos nos hicieron para que publicáramos aparte la introducción a la entrada Celebran 200 años de la creatividad de los hermanos Grimm y en Valencia, la de Venezuela demuelen La casa de los siete enanos  y hoy complacemos a los lectores que hicieron tal pedido.



*******



Estimados Amigos

El 20 de diciembre de 2012 se cumplieron 200 años de la publicación de Los cuentos de los Hermanos Grimm. Por eso se organizaron eventos para festejar esa fecha y aparecieron por doquier diversas adaptaciones y reelaboraciones  cinematograficas y televisivas de su obra mas conocida alrededor del mundo. Pero en Valencia, la de Venezuela acaeció un suceso a mediados de Julio de 2012 que a   nuestro parecer  le hace un flaco favor a la cultura local y a los Hermanos Grimm .

Retrato de los hermanos Grimm


En diversas partes del mundo se dedicaron a rendirle homenaje a estos hermanos que hicieron que el patrimonio oral alemán de relatos se convirtiera en patrimonio de la humanidad. Quien no ha leído o escuchado a Blancanieves, La bella durmiente, Hanzel y Gretel y otros tantos cuentos que inundan la imaginación de niños y adultos desde hace 200 años.  El 20 de diciembre de 1812 los Hermanos Grimm publicaron el libro Cuentos para la infancia y el hogar donde aparecieron recopilados por primera vez esas historias que nos son tan queridas.

Busto de Alejandro de Humboldt que esta ubicado en el extremo sur de la Plaza. Realizado por Roque Benavides, con el aporte de la Republica Federal de Alemania, la AIcaldia de Valencia y otros entes publicos y privados

Pero en Valencia la de Venezuela ningún homenaje se le hizo a los Hermanos Grimm, en vez de eso la alcaldía de la ciudad de Valencia, de manera inconsulta, decidió demoler los restos de lo que fue una bella atracción. En la plaza Alejandro de Humboltd de Valencia hace muchos años se decidió colocar un reloj de carrillón  inspirado en el cuento de Blancanieves. La casa de los siete enanos y de Blancanieves era un bonito reloj ubicado en el centro de un estanque de donde salían los enanos a marcar las horas.  Durante años este reloj y su plaza fueron el sitio de esparcimiento predilecto de los valencianos. Y el impacto de esta atracción fue tal que la plaza comenzó a ser llamada La plaza de los enanitos. Pero, como suele suceder en Venezuela, a la larga  esa hermosa plaza cayó en el abandono y a ninguna de las gestiones municipales les interesó rescatar la antigua belleza de ese lugar. Finalmente la plaza se convirtió en guarida de delincuentes y a pesar de que allí convivían dependencias del gobierno municipal y del estatal (específicamente el Museo de Cultura que es la oficina de la Secretaría de Cultura de la gobernación y el Instituto Municipal de Ambiente de la Alcaldía de Valencia) ninguna de las dos administraciones hizo algo contundente para recuperar el espacio.En que momento comenzó a deteriorarse la plaza no podemos definirlo pero quizás el deterioro se inició cuando afloró la costumbre de que los jovenes valencianos secuestraran las figuras de los enanos. De buena mano nos viene la información de como jóvenes (lo eran en esa época) de distinguidas familias familias valenciana guardaban en sus habitaciones, como un trofeo, algún enano desprendido de la atracción de la plaza.

La casa de los 7 enanos y Blancanieves. Fotografía de Roberto Martinez Surosas

El golpe final lo dio la administración del alcalde Edgardo Parra al demoler la casa de los siete enanos. El pretexto fue que se debía colocar allí una estatua de Alejandro de Humboltd porque no existía ninguna en la plaza que lleva su nombre. Lo que no parecía saber el alcalde y su equipo es que en el extremo sur de la plaza ya existe un busto del insigne naturalista y que si colocaban otra estatua habría dos en la misma plaza. Quizás lo que buscaban eran entrar en el libro de records Guinness, algo que honestamente dudamos. Otra de las justificaciones de tal demolición fue que esa edificación era un símbolo del imperio yanqui debido a que la imagen de Blancanieves estaba claramente inspirada en la versión de Disney. Consideramos que es un pobre argumento que demuestra el magro criterio del equipo que acompaña a nuestro actual alcalde. La acción tomada demuestra la pobre preparación del equipo del Alcalde Parra que desconocían al parecer que el Parque Humboltd y la Casa de los siete enanos estaba registrada en la página 89 el Catálogo de patrimonio cultural Venezolano. Municipios Valencia y San Diego en el tomo correspondiente al lapso 2004 - 2008.


Catálogo de Patrimonio cultural venezolano. Municipios Valencia y San Diego

La Alcaldía tiene dos entes dedicados a salvaguardar el patrimonio como son INDUVAL y la Fundación para la Cultura de Valencia y ninguno de los  los directivos se manisfestó en contra de este atropello al patrimonio sentimental valenciano. 

De izquierda a derecha. Guillermo Vizcaya y Márcos Meléndez


Aún esperamos las fámelicas justificaciones de Márcos Meléndez y de Guillermo Vizcaya. Quizás algún día la ciudad les haga responder por su inacción manifiesta destinada a asegurar su posición y seguir devengando sus 30 monedas de plata mensuales.

 
Casa de los enanitos en el Parque Humboltd. Fotografía tomada de la pag. 89 del Catálogo de Patrimonio cultural venezolano.


Lo que se haría en esa plaza no se le participó a la comunidad con antelación y tampoco  se abrió un concurso abierto para escoger la estatua del descubridor científico de América. Estas son algunas de las irregularidades de la gestión de una alcaldía, que presume de socialista y participativa, que dieron al traste con los recuerdos de muchos valencianos. Aunque todos los valencianos también tenemos bastante culpa al no haber pedido contundentemente el rescate de ese espacio.

Museo de la Cultura en el extremo sur del parque. Si afinan la visión podran ver el busto de Humboltd entre los dos postes de iluminación. Foto de ...

Quizás lo que mueve al alcalde Edgardo Parra sea la germanofobia arquitectónica porque el 15 de junio de 2010 tambien demolió la centenaria casa alemana que estaba en la calle Rojas Queipo. Alli vivía Jose Gallardo con su familia y una cuadrilla de la alcaldía de Valencia, aprovechandose de que la casa estaba vacía, de forma artera irrumpió en ella para demolerla. Pueden conseguir el relato de esta triste historia en este enlace: Demuelen de manera irregular y arbitraria casa antigua en la calle Rojas Queipo.      

 

Fotografía de la casa alemana  en la calle Rojas Queipo despues de la demolición. Lamentablemente no poseemos fotografias antes de esta intervención


¿Donde estaban los cuentacuentos valencianos para defender la memoria de tantos habitantes o para defender el legado de los Hermanos Grimm? ¿Donde estaban todos esos grupos culturales que hacen trabajo para niños a la hora de defender este bello recuerdo? Seguramente estaban en cualquier parte pero sin estar pendientes del patrimonio valenciano

¿Donde esta el reclamo de la Asociación de Escritores del estado Carabobo? Cuya sede se encuentra en este parque y tampoco se interesó mucho en promover el rescate de la antigua belleza de este espacio.

Otra vista del viejo carrillón. Fotografía facilitada por José Agustín Medina Bello

¿Donde estaba la docta y reluciente valencianidad para evitar este suceso?

¿Acaso era mucho pedir que Valencia se sumara a la celebración de la obra de los Hermanos Grimm? Y que restauraran la atracción o ¿Que hicieran un concurso nacional abierto para hacer las estatuas de los hermanos Grimm? o ¿Que organizaran un encuentro nacional de cuentacuentos que sirviera de recordatorio al magnifico trabajo de los hermanos Grimm?



Tristemente, al parecer era mucho pedirle todo eso a esta administración municipal.

Demolición hecha. Como nos gustaría que hiciera lo mismo con el hampa y los camioneteros abusivos. Foto: Junny Sánchez


 
Hay personajes de la historia conocidos por sus apodos o epítetos: Pipino el Breve por su corta estatura, su esposa Bertrada de Laon, conocida como Bertrada la Patona, o "la del pie grande", Iván IV Vasílievich llamado el Terrible o Enrique IV el Impotente. Al final de la historia quizas el alcalde Edgardo Parra será recordado porque mató a siete de un solo golpe con un apodo a la altura de los retos que llegó a dominar : Edgardo mata enanos.



La nueva estatua de Humboldt que sustituyó a la Casa de los Enanitos

Post scriptum

Al alcalde Edgardo Parra al parecer le cayó la maldición de Blancanieves y de los siete enanos porque no fue escogido nuevamente como el candidato del PSUV para la Alcaldía de Valencia. A veces si no existe la justicia poética por lo menos existen justicias enanas o de hadas.



*******






Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.


lunes, 26 de agosto de 2013

Los comensales.

Un texto del poeta tunecino M'hammed al-Ghuzzi



.
Mezquita Okba, en primer plano un cementerio.



LOS COMENSALES

Si la muerte nos sorprende

Y nos confía al frío de la tierra

Gritaré: "Padre

¿No éramos comensales en busca de la embriaguez

En todos los santuarios

Amantes en busca de amantes?

¿Cómo has permitido que seamos esparcidos lejos de ti?

¿Cómo has aceptado quedarte

Solitario en tus reinos eternos...?"

 

M'hammed al-Ghuzzi

 
Versión de David Huerta a partir de la versión francesa del original árabe realizada por  Jamel Eddine Bencheikh.
 
El fervor místico ha inspirado la poesía árabe mas rara y la mas emocionante. Este impulso hacia Dios, despojado de cualquier dogma, no ha sido nunca del gusto de los hombres de la ley : Al-Hallaŷ (922) y As-Suhrawardi (1191) lo pagaron con su vida; Ibn Arabí con el exilio.

Sin ostentación, Ghuzzi trenza sus metáforas. Su lenguaje, de una aparente simplicidad, le da nueva vida a su fe. Expresa sin gesticulación, un acto de esperanza. Es feliz de que este murmullo dibuje un universo habitable.

Nació en 1949 en Kairuam. Enseña literatura árabe en la Universidad de Kairuam; su primera colección se titula Kitaab al Ma’ Kitaab al-yamar: Libro del agua, Libro de las Brasas. Túnez, 1982.


Jamel Eddine Bencheikb




Tomado de número de enero del 2000 de la revista Letras Libres