lunes, 6 de enero de 2014

UN VIEJO MAGO DE ORIENTE


Adoration of the Magi. (1894)




Estimados Amigos

Hoy reiniciamos las transmisiones para compartir con ustedes este relato que nuestro Amigo Luis Enrique Vázquez nos obsequió. Esperamos que les guste nuestro regalo de Reyes.

Disfruten de Artabán

Hasta la próxima entrega

*******



Por Luis Enrique Vázquez Vélez



A mitad de su ministerio, mientras recorría la región occidental de Judea, Jesús se encontró con un hombre viejo, negro, de barbas inauditas, y poco sonreír. Estaba jugando, sin mucho entusiasmo, con varios niños a la vera de un camino vecinal. -Paz y bien, hermano… ¿Acaso te conozco?

-No hemos sido presentados, pero de seguro sabes quién soy.

-En tus ojos puedo notar una luz que me es familiar, distante pero a su vez cercana.

-Una luz que un día extravié mientras te buscaba en el mapa celestial. En aquel momento no pude encontrarte; traía aceite y vino para ti y tus progenitores.

-¡Eres Artabán, qué alegría conocerte! ¡El mago de oriente del que me hablaba mi madre!

-Tú lo has dicho, maestro bueno. No sabes cuánto anhelé este encuentro.

-¿Por qué no llegaste a Belén?

-Me refugié en la choza de un pastor, luego de una tormenta en el desierto. Tan pronto Herodes supo que venía a venerarte, junto a otros astrónomos de lejanas tierras, dio conmigo y ordenó mi arresto. Fui liberado luego de veintinueve años, siete meses y catorce días, en una mazmorra infame. Nunca regresé a mis lares, mas fui acogido por tu gente pobre.

El cuarto Rey Mago (1985). En este filme Martin Sheen interpreta a Artabán

-Ya que vives aquí, únete a nosotros. Mi Padre me ha enviado a redimir a la Humanidad, y a mostrarles el sendero hacia el Amor verdadero.

-¿Pero qué podría aportar un viejo como yo a tu evangelio?

-Hermano, mi querido hermano. Tu sabiduría, hechura de bien y conocimiento de la alquimia de tus manos pueden ayudarme a transformar vidas, en especial de aquellos que nunca han recibido un regalo en su vida.

-¿Y qué le dirás a tus discípulos más cercanos?

-Que he encontrado a un amigo fiel de mi infancia, un hombre bueno que en su vejez se topó con la justicia, la verdad y la vida.

Artabán recogió justo lo necesario para emprender el viaje que lo llevaría a la nueva Jerusalén. Las escrituras no lo consignan, pero desde ese momento se dedicó a atender a los niños que se acercaban al maestro galileo; y a regalarles figuras de barro cocido hechas con sus propias manos.



Una nueva sonrisa acompañaría, hasta el final de sus días, a un viejo mago de oriente.

 

Journey of the Magi.


  







Enlace relacionado:

El regalo de los Reyes Magos. Un cuento de O. Henry

La adoración de los Reyes Magos

JESUS, JOSE Y MARIA. Un cuento de Oscar Guaramato


Los tres reyes magos.

Un cuento de Manuel Aquiles Padrón G.


2 comentarios:

  1. Gran noticia la vuelta a la edición, con tan bello presente

    ResponderEliminar
  2. Gracias por dejar tu comentario PacoMan. :)

    ResponderEliminar