viernes, 31 de julio de 2015

El paisajismo enclaustrado de la escritora venezolana Sol Linares





Queridos amigos lectores de Grupo LiPo. Continuando en la búsqueda de lecturas y opiniones literarias que enriquezcan nuestra visión del hecho creativo literario hoy les proponemos esta acuciosa reseña que el escritor Luis Alberto Ángulo hace sobre el libro "La silla cruza las piernas" (Fundarte, 2015) de Sol Linares, recientemente presentado en Caracas en la Feria del Libro. Nos complace saber de la publicación de un nuevo libro de relatos que giran en torno a la soledad e incomunicación del hombre actual de nuestras ciudades, un tema presentido y padecido por todos nosotros, tratado desde una perspectiva que incluye otras disciplinas del arte. Leamos, disfrutemos, reflexionemos y compartamos este análisis enriquecedor. Busquemos y leamos el libro de Sol Linares, que, además de lo dicho, es una buena señal del vigor creativo de nuestro pais.

Graciela Bonnet


*******

Sol Linares y Luis Alberto Angulo durante la presentación del libro La silla cruza las piernas

Sol Linares: El paisajismo enclaustrado

Luis Alberto Angulo


26 de julio de 2015



Hay obras que interceden por otras, libros que te reconcilian con un género y que redescubren el placer de su lectura. Algo así me ha sucedido con La silla cruza las piernas, el título de Sol Linares publicado por Fundarte y cuya presentación formal será este lunes en la VI Feria del Libro de Caracas, que bajo el lema de Leer el país aglutina en la Plaza de los Museos de Bellas Artes y adyacencias del Parque Los Caobos a más de un centenar de expositores, así como a conocidos escritores nacionales e internacionales. Lo componen un conjunto de quince textos de impecable factura que atrapan la atención por la maestría de una escritura que sin hacer concesión a otra pasión que a la de contar, certifica el proceso de madurez creativa de su autora y el certero manejo de una técnica que en nuestra entusiasta manera de ver, redefine el mismo modelo narrativo al que se adhiere. 
  
Al estupendo uso del lenguaje que lo sustenta: eficaz, vigoroso, poético; así como a su singularidad y riesgo para abordar el tema de la soledad e incomunicación humana que recorre obsesivamente el libro, se debe agregar que tal capacidad para la ficción se apoya ante todo en el recurso escritural creativo sin que descanse solo en la anécdota. Logrando construir una atmósfera psicológica de gran nivel en medio del humor de las variadas voces que rítmicamente sostienen y enriquecen su discurso. Sol Linares es una escritora de oficio y vuelo poético, poseedora de una cultura literaria amasada en la reflexión, la necesidad y el goce de contar. El humor negro y la interioridad psicológica del monólogo que desarrolla sorprenden al lector. Este libro constituye un auténtico hallazgo editorial que permite presumir de la buena salud de nuestra joven narrativa.


Sol Linares

Cuando lo leí la primera vez en originales y sin conocimiento alguno de la autora, supuse por la sapiencia que despliega así como por el manejo de los temas, que debía pertenecer a una avezada escritora, pero no podía imaginar a nadie. Tuve la certeza de que se trataba de una mujer y eso va mucho más allá de una sensibilidad femenina. La sensualidad y el erotismo que trasmite de manera total no pueden disfrazarse pese a que se desplazan en un universo mental. Un mundo femenino inimitable que también es un espacio parcelado, obsedido por la angustia de un abandono interior que ella confirma al hablar del pintor expresionista Edvar Munch (El Grito) y el paisaje interno, distorsionado, rabioso, dolido, rendido.
 
Un rasgo notable es precisamente esa interioridad mental que describe y en la que todo sucede. Recuerda a Juan Calzadilla con aquel “no es lo que pasa por la cabeza, sino por donde la cabeza pasa.” La tendencia introspectiva la conecta al inconsciente, a lo sumergido y profundo. Ella es una escritora de lo interno aun cuando observa lo exterior magistralmente pero sólo desde la contemplación de los juegos mentales. Los atormentados personajes de sus cuentos oscilan según sus propias palabras entre la ternura que hay en la locura y la desesperación de mundos soterrados.

El Grito.Edvar Munch

“El mundo interior de la mayoría de mis personajes determinan la realidad de ellos. La realidad es mirada principalmente desde adentro, y por lo tanto, modificada emocionalmente. Paisaje interior, distorsionado, rabioso, dolido, rendido. Siento que quiero acercarme a un paisajismo enclaustrado. ¿De qué forma puedo dilatar la tensión de un cuento sin agotar al lector, sin que sea obvio el mundo, sin que despilfarre las pausas del misterio? Difícil tarea. No sé si lo logré. Al menos digo: fue mi intención. Porque uno tiene un libro en la cabeza y escribe otro…”. La silla cruza las piernas es la butaca del analista. También es la silla del director de una escritura cinéfila buscando rumbos.
 
Poeta y escritor.

E-mail: luisalbertoangulo2015@gmail.com


Tomado de Notitarde


*******








Graciela Bonnet


 Nació en Córdoba, Argentina, en 1958. Es Licenciada en Letras por la Universidad Central de Venezuela (1984). Ha trabajado 25 años como correctora de pruebas y supervisora de ediciones por contrato para todas las editoriales venezolanas, entre ellas Monte Avila, Planeta, Biblioteca Ayacucho, ediciones de la Casa de la Poesía, Pomaire, Eclepsidra, Santillana, Editorial Pequeña Venecia, La Liebre Libre. Experiencia de tres años como redactora free lance para una editorial de libros de autoayuda. Escritora fantasma (sin firma) realizó investigaciones para crear libros, novelas, tesis y monografías.Es dibujante amateur. En 1997 el grupo editorial Eclepsidra publicó su poemario "En Caso de que Todo Falle." En 2013 editorial Lector Cómplice editó "Libretas Doradas, Lápices de Carbón" En el año 2000 participó del encuentro de Mujeres Poetas en Cereté, Colombia.





 *******

Sol Linares:



Trujillo, Venezuela. Cuentista, novelista. En el año 2004 su cuento Bitácora de ti recibe la Mención Especial en el concurso Cuento, ensayo, y poesía organizado por la ULA. Más tarde gana la III Bienal de Literatura “Ramón Palomares” con su libro de relatos Cuentafarsas (Fondo Editorial Arturo Cardozo 2007; FUNDARTE 2010). Ganadora del Premio Internacional de Novela ALBA Narrativa 2010 con Percusión y tomate (Fundación Editorial El Perro y la Rana 2010; Fondo Cultural del ALBA 2010). También ha publicado La circuncisa (Monte Ávila, 2012) y Canción de la aguja (FUNDARTE, 2013) novela que recibe el Premio Municipal de literatura Luis Britto García en el 2014. Sus cuentos aparecen reseñados en varias revistas y antologías, como De qué va el cuento (Alfaguara, 2013), Antología sin fin (Escuela literaria del Sur). Colabora en varios periódicos nacionales con artículos literarios y de opinión. 

*******


Luis Alberto Angulo (Barinitas -Estado Barinas, 1950). Los libros "La sombra de una mano" (Monte Ávila Editores, Colección Altazor. Caracas, 2005), y "Fusión poética" (Universidad de Carabobo, Valencia - Venezuela, 2000), recogen cinco de sus poemarios publicados a partir de 1982. Premio del IV Concurso Internacional Poesía UC, por "Antípodas" (1994). Premio de la Bienal de Poesía del Ateneo de Calabozo Dr. Francisco Lazo Martí, por "Fractal". Premio de Poesía Universidad Rómulo Gallegos por "De Norte a sur". Es coautor de "Viento barinés" (UC, 1978), "Rostro y poesía" (UC, 1996), "Setenta poetas venezolanos en solidaridad con Palestina, Iraq y Líbano" (Minci, 1977), y antólogo de "Poemas de San Juan de la Cruz" (Cuadernos Cardinal, UC 1992), Poemas de Miguel Hernández (El perro y la rana, 2006), "Antología poética de Ernesto Cardenal" (Monte Ávila, 2005).


Co-fundador de la Red Nacional de Escritores. Director de la revista Redve (2005).


Miembro de la Comisión Rectoral fundadora del Encuentro Internacional Poesía UC

1 comentario:

  1. Al respecto de Sol Linares me complace al menos poder decir que con toda esa producción literaria de un impacto que no deja dudas sobre si es Evidente su oficio, solo si uno se atreve como ella misma, a ser lo que ya muchos venezolanos empezamos a acostumbrarnos a vivir en una sorpresa "esperada", con cada nuevo trabajo literario presentado, y entonces, a ritmo de blues, decir algo como esto: "Ella tenía esa edad, que delata la intensidad, de alma acelerada, que se alcanza sus pisadas,transgrede al stablisment, por que este mundo no está bien.Y de pronto encontrarme allí, con más edad en la fachada. pero la misma de ella dentro de mi. Y entre la ternura y lo atrevido, estremecer el cielo es divertido, rebelde con causa pero sin licencia, sin benderas, ni pertenencias."

    ResponderEliminar