jueves, 30 de abril de 2015

Guerreros ancestrales contra el plástico devorador




Cartel de la película Jasón y los Argonautas. 1963




Reciclaje para la educación Wayuú


Una bonita historia, hoy el blog nos trae una historia bonita. Una “lucha” iniciada por Luis Cambar y un grupo de valientes, no luchan contra Ciclopes o Medusas, ni se enfrentan a mares embravecidos, ni tan siquiera a una caprichosa deidad despechada. Su lucha es más íntima, más cercana, una lucha diaria que cientos de miles mantienen día a día, luchan contra la desidia y la pobreza.


La partida de los Argonautas de Yolcos .1487. Atribuido a Pietro del Donzello

Los seres humanos somos empáticamente sociales y los que usamos el español como idioma materno entroncamos directamente con la cultura y tradición helena. Por eso se nos encojé el corazón cuando contemplamos la representación de un drama, de un drama griego. Se nos hincha el pecho cuando Jasón y sus bravos compañeros, los argonautas, se enfrentan a furias, gigantes y dragones. Sentimos una magnética atracción por nuestros congéneres enfrentados a monstruos invencibles, a tareas hercúleas, a empresas imposibles. Nos embarga una ligera envidia ante lo puro y bello del esfuerzo de los héroes y sus aliados, de la entrega y leal camaradería que se procesan. Algo que no sabemos encontrar en nuestras pequeñas y grises vidas, ahogadas en la cotidianidad. Y no es la certeza sobre del amargo final, lo sabemos y aceptamos, no en vano estamos viendo un drama griego. Los héroes de todo drama también sabe cuál es su destino:


“… aquí podemos traer a Obama (…), incluso a un marciano, y puede arreglar las cosas tres meses pero luego seguiremos actuando igual, con la maraña de corrupción, de apatía, de mala viveza, y como la cañada de Maracaibo que se limpia y se vuelve a llenar de basura. …”

Luis Cambar

@EcolucionesVE






Sentimos más admiración si cabe por la determinación, por la entrega de los héroes y por la elección de sus objetivos imposibles:

“…   Hemos decidido ir a la luna. Elegimos ir a la luna en esta década y hacer lo demás, no porque sean metas fáciles, sino porque son difíciles, porque ese desafío servirá para organizar y medir lo mejor de nuestras energías y habilidades, porque ese desafío es un desafío que estamos dispuestos a aceptar, uno que no queremos posponer, y uno que intentaremos ganar, al igual que los otros.  …”

Presidente John F. Kennedy, Houston,
  




Me reconcilia con la humanidad, gestos aparentemente sencillos como el de Luis Cambar, que buscando ha encontrado la determinación, la entereza para afrontar un objetivo imposible. Y si Jasón reclutó príncipes helenos para su empresa, Luis los ha reclutado entre los wayuú. No llevan armaduras, ni espadas, ni se cubren con escudos, no luchan contra monstruos mitológicos, luchan contra monstruos reales y terriblemente poderosos: la pobreza y la desidia. Ellos saben, como los héroes griegos que son, que este drama probablemente lo perderán, pero esa no es su verdadera lucha. Su verdadera lucha es otra:



“… y como la cañada de Maracaibo que se limpia y se vuelve a llenar de basura. Somos nosotros los que debemos cambiar.  …”


Luis Cambar



Nosotros, cambiarnos a todos nosotros, es su verdadera lucha.


Fotograma de la película Jasón y los Argonautas. 1963.




¡Buen viaje! Para Cambar y los bravos wayuú, que os veamos arribar a las playas de Toas, victoriosos en la Argos.


by PacoMan 


 

*******

 
Mapa del Golfo de Venezuela

 

Luis Cambar: Cambio social con botellas de refresco en el Golfo de Venezuela

 

 

 

Se describe a sí mismo como un “guajiro blanco”. Su papá es wayuú y su mamá una “alijuna”, nació en Maracaibo y es Administrador de Empresas, estudiante de un Junior Master en Gerencia de Proyectos. Luis Cambar colaboraba en la Oficina de Turismo de Aruba para mercados emergentes cuando decidió regresar al país. Como amante de la pesca y los deportes acuáticos, tomó una lancha a la Isla de Toas, Municipio Almirante Padilla, la más cerca a Maracaibo, apenas 50 kilómetros, donde se sorprendió por la desidia y la pobreza, pero se enamoró de los parajes naturales.

Playa de isla de Toas



“60% de la piedra caliza usada para producir cemento y concreto en todo el Occidente del país salen de aquí, pero hay casas de latón y la escuela, que tiene 50 años, no tenía un comedor. Muchas de las calles aún son de tierra”, cuenta cuando pasó de turista relajado a ciudadano preocupado. Les pidió a sus compañeros de clases hacer una “vaca” para ayudar.

Imagen satelital de la isla de Toas


El dinero fue insuficiente pero investigaron sobre bioconstrucción. Construyeron las bancas, columnas y techo del comedor con eco-ladrillos hechos de botellas PET, que se encuentran por todo el entorno natural de la Isla de Toas, rellenas de arena. Ahorrando en 60% cabillas y 40% cemento, su presupuesto fue de apenas 20 mil bolívares.


Vista aérea de la isla de Toas


Así descubrieron un cambio conductual que empezó a ser documentado. “Los niños se habían empoderado. Del grupo que colaboró, unos voluntariamente y otros por el Servicio Comunitario, apartamos a los que ejercían influencia, los que hacían bully y los pusimos a cuidar que nadie dañara la nueva obra. Usé lenguaje jocoso para conectarme”. Fue el aprendizaje experiencial.

Como llegar a la isla de Toas


Antes la escuela debía sustituir los vidrios y pintar las paredes cada tres meses por el vandalismo estudiantil, y ahora, los abusadores se habían transformado en líderes del orden. “Llevamos la experiencia al Congreso Nacional de Gerencia de Proyectos a la Universidad Metropolitana y los tres decidimos profundizarlo”. Hicieron bancas en el Hospital Universitario de Maracaibo y junto a la orientadora Elismar Nava y Ronald González, un compañero de clases, formaron la Asociación Civil Eco-luciones.

Ahorrando cemento y cabillas, se reutilizan las botellas PET, de difícil degradación y tóxicas, como material de construcción

“Detectamos que otras iniciativas públicas y privadas por la conservación del ambiente habían fracasado, así que apliqué mi experiencia en mercadeo para generar un modelo de negocio sustentable para la microeconomía comunitaria, y entregarles herramientas de administración para la generación de fondos para que fuesen una comunidad autosuficiente”.


“Recolectar requería mucho tiempo y esfuerzo logístico solo para conseguir las cantidades de botellas requeridas para levantar una habitación, pero con que cada alumno llevara 3 botellas plásticas a la semana, venidas del propio consumo de vecinos y familiares, con 700 estudiantes, logramos acumular miles con mínimo esfuerzo”, explicó.
 
Con tubos PVC y botellas levantaron también techo y columnas de la Eco-Aula.
En el Concurso Ideas 2014 conocieron a Miguel Torrealba, que había logrado desarrollar una aparato que convierte 30 botellas PET en un rollo de un kilogramo de filamentos para Impresoras 3D. El precio en el mercado nacional es de 9 mil bolívares. “Nosotros teníamos 40 mil botellas recolectadas, así que decidimos impulsarlo”.
Jardines y muebles han sido realizados a partir de cauchos en el Proyecto Toas en la Isla de Toas, Zulia
Foto: @EcolucionesVE


“Hice un estudio de mercado y encontré 40 empresas en Venezuela que requerían este insumo, y entrevisté a 15 de ellas. Eran estudios de arquitectura que imprimían maquetas por 7 mil bolívares y un rollo les duraba un par de meses. Vi que el tamaño del mercado rondaban entre uno y dos millones de bolívares, así que pensé que si podías morder un pedacito de esa torta, lográbamos sustentar el Proyecto Toas”.



Miembros de la etnia Wayuu con vestimenta tradicional

Así nació la idea de los Laboratorios Tecno-ecológicos, habitaciones de ecobloques y una Impresora 3D. Actualmente cuentan con 30 niños y adolescentes voluntarios, altamente comprometidos, que investigan, recolectan y han solicitado formalmente tener una materia de educación ambiental en el currículo escolar. Con esta idea ganaron el Premio al Mérito Ambiental Henry Ford, así como el Tercer Lugar como Negocio Social del Concurso Ideas 2015, que les otorgó 280 mil bolívares en diciembre de 2014. “Pero en enero teníamos un 52% de déficit financiero”.


De forma artesanal lograron crear una primera impresora 3D con el aparato que transforma las botellas PET en filamentos plásticos

La resiliencia logró que siguieran avanzando. “Cambiamos de estrategia y siempre pensando en mercado hemos decidido levantar un Cine Comunitario, para conquistar a los adultos, que apenas nos han hecho caso. Pensamos en una estructura icónica, estéticamente agradable, que la gente sueñe con vivir en una casa construida así”. Los levantamientos y planos son donados por una firma de ingeniería local mientras estudiantes y profesores de la Universidad Rafael Urdaneta investigan mejores técnicas de bioconstrucción.


Luis ahora brinda charlas y talleres para captar más voluntarios, y lleva la idea a instituciones públicas y privadas para terminar de obtener los fondos, mientras busca un Community Manager. “Queremos generar influencia para que sea la propia gente que solicite un cambio a quienes legislan y que se ejerza presión para que las empresas tomen medidas ambientalmente responsables”.

Luis Cambar junto a los estudiantes de la U.E. Isla de Toas en proyecto de bioconstrucción


En un manifiesto en su cuenta de Twitter, Luis llama a corresponsabilidad. “Debemos dejar de ser una sociedad reactiva, no planificada”, señala al decir que Estado y ciudadanos actúan improvisadamente, según el momento. “No es culpa de Hugo Chávez ni de Nicolás Maduro ni de Manuel Rosales, aquí podemos traer a Barak Obama, a Lula da Silva o a Henrique Capriles, incluso a un marciano, y puede arreglar las cosas tres meses pero luego seguiremos actuando igual, con la maraña de corrupción, de apatía, de mala viveza, y como la cañada de Maracaibo que se limpia y se vuelve a llenar de basura. Somos nosotros los que debemos cambiar”, reflexiona.

Luis Cambar, Ronald gómez y Elismar Navas


Para saber más, puedes seguirlo en @EcolucionesVE en Twitter y EcolucionesVE en Instagram y @CamberLuis 

¿Quieres colaborar con su estrategia de redes sociales? 

Escribe a lcambar@gmail.com

Mira el video del proyecto en Isla de Toas




 Tomado de El Cámbur

 ******* 


by PacoMan



En 1968 nace. Reside en Málaga desde hace más de tres lustros.



Economista y de vocación docente. En la actualidad, trabaja de Director Técnico.



Aficionado a la Ciencia Ficción desde antes de nacer. Muy de vez en cuando, sube post a su maltratado blog.


Y colabora con el blog de Grupo Li Po



lunes, 27 de abril de 2015

Invitación al primer Cambalache de Libros con Motivo del Día del Libro en la Universidad de Carabobo













La Universidad de Carabobo y el Grupo Li Po invitan al  1er  Cambalache de Libros para continuar la celebración de el Día Internacional del libro, del idioma  y los derechos de autor.

Lugar: Biblioteca Central de la Facultad de Ciencias de la Educación. Cámpus Bárbula

Fecha: 30 de Abril de 2015.

Hora: 8:30 am a 12 :00 m.

 

El próximo cambalache se realizará en Julio de este año. Estén atentos a la información de dicho evento por medio de este blog.










domingo, 26 de abril de 2015

Chucenita:

Píldoras de libros, cine, música y pintura en viñetas






Estimados Amigos

Hoy es domingo y le traemos otra tira de Chucenita dedicada al Día del libro.

Deseamos disfruten de la entrada.



*******



Sol Linares:

Trujillo, Venezuela. Cuentista, novelista. En el año 2004 su cuento Bitácora de ti recibe la Mención Especial en el concurso Cuento, ensayo, y poesía organizado por la ULA. Más tarde gana la III Bienal de Literatura “Ramón Palomares” con su libro de relatos Cuentafarsas (Fondo Editorial Arturo Cardozo 2007; FUNDARTE 2010). Ganadora del Premio Internacional de Novela ALBA Narrativa 2010 con Percusión y tomate (Fundación Editorial El Perro y la Rana 2010; Fondo Cultural del ALBA 2010). También ha publicado La circuncisa (Monte Ávila, 2012) y Canción de la aguja (FUNDARTE, 2013) novela que recibe el Premio Municipal de literatura Luis Britto García en el 2014. Sus cuentos aparecen reseñados en varias revistas y antologías, como De qué va el cuento (Alfaguara, 2013), Antología sin fin (Escuela literaria del Sur). Colabora en varios periódicos nacionales con artículos literarios y de opinión. 

viernes, 24 de abril de 2015

Las 500.000 visitas a este Libro de Arena



George Herriman se une a la celebración del medio millón de visitas



500.000 visitas 



El contador de visitas de Blogger, la aplicación donde se cobija este blog,  indica que acabamos de superar las 500.000 visitas. Desde el 7 de Mayo del 2007 hasta hoy, medio millón de veces algún ciberviajero recaló en alguna de las casi 1.200 playas que le ofrecen  las entradas de este blog. Se hace una obligación recurrir a Borges, cuando el blog superó las 100.000 visitas, allá por principios de Agosto de 2013, recurrimos a su Biblioteca de Babel, hoy lo hacemos con su Libro de Arena, esa revisita o upgrade, que el mismo Borges le hizo a su biblioteca de Babel :

“…Letizia Álvarez de Toledo ha observado que la vasta Biblioteca es inútil; en rigor, bastaría un solo volumen, de formato común, impreso en cuerpo nueve o cuerpo diez, que constara de un número infinito de hojas infinitamente delgadas. (...) El manejo de ese vademécum sedoso no sería cómodo: cada hoja se desdoblaría en otra análogas; la inconcebible hoja central no tendría revés. …”

 

Tenemos la inmensa suerte de contar, hoy día, con los libros de arena soñados por Borges. El  propio blog GRUPO LI PO es un libro de arena. Se equivocaba el maestro argentino, este vademécum no es sedoso, sino bit-oso y si es cómodo; todo está a un par de clicks de  distancia. Las hojas no se desdoblan en otra análoga; sino en infinidad de otros libros de arena  por la gracia de los links que atesora, creando un mayestático Gestalt del conocimiento y del  propio ser humano. Ciertamente la hoja central no tiene un revés: los tienes por cientos, por  miles. 

Borges se habría entusiasmado de saber que su libro de arena se puede leer simultáneamente  por miles de lectores y no necesariamente la misma página, todos navegando entre sus dunas  de letras, sin estorbarse y sin tan siquiera percibir la presencia de los demás surferos del silicio. 

No podría haber dejado de aplaudir la huella indeleble que dejan sus lectores; una leve en el  contador de visitas o una grávida si le regalan un comentario. Y si infinitas eran las hojas para  que cupiesen todos los libros del mundo, más estrechas e infinitas lo son en la realidad  ampliada (que es internet) para dar cabida, además de a todos los libros, a todos los  comentarios de su legión de lectores presentes y futuros. 


¡Ay! Pero como todos los sueños de la razón, como todos los castillos de arena, se  desmoronarán. Este libro de arena caerá, como Ícaro con sus alas de cera. Caerá, caerá en el  olvido. El olvido llegará por falta de fluido eléctrico, de la mano de un pulso electromagnético,  del martillo del dogmático que cree que en el mundo sólo cabe su libro sagrado. La naturaleza y su cruel servidor, la entropía, no van a respetar el sueño de un genio ciego, que soñó con la  biblioteca de Babel, con el libro de arena. Los libros de arena son efímeros y a este sólo le cabe  refulgir defendiendo la belleza, donde quiera que se halle armado el brazo con la  hermenéutica y con la poesía como escudo.

500.000 gracias, una por cada visita. Aquí nos encontraremos en este, vuestro libro de arena  que, día a día. reescribís.


Atentamente

La Gerencia



jueves, 23 de abril de 2015

"¿Como escondía Hugo Chávez, el libro “Fuegos Bajo el Agua”, de Isaac Pardo debajo de la almohada sin que se lo vieran en la Academia Militar? Ese libro tiene más de mil páginas "

Entrevista al escritor venezolano Carlos Yusti






Estimados Amigos
Hoy 23 de abril de 2015, día del libro y del idioma, tenemos el gusto de compartir con ustedes una entrevista realizada a nuestro amigo el escritor valenciano Carlos Yusti. A pesar de que ya ha pasado algo de tiempo desde su realización las observaciones siguen siendo más que vigentes. El texto fue tomado del espacio Arte Literal.

Deseamos disfruten de la entrevista.

*******



No hay campañas en el país que impulsen la lectura 



Ciudad Guayana. Lunes, 08 de junio de 2009



Carlos Yusti, ensayista valenciano guayanés, director de la revista Fauna Urbana, acaba de publicar un libro “Para evocar el olvido y otros ensayos inoportunos” y “Dentro de la metáfora”.


Carmen Carrillo





Carlos Yusti se debate entre dos aguas. Tiene un pedazo del alma en Valencia y otro pedazo en Ciudad Guayana. En su caso es un eterno ritornello. Llegó a la confluencia de los ríos Caroní y Orinoco buscando a un amigo. Sólo traía el nombre y el teléfono anotados en un papelito. Lo encontró y se quedó. Después de un tiempo, producto de que no se aclimató muy bien a la forma de ser del poblador de estas tierras, se regresó a Valencia. Decidió que era más fácil ser escritor en su terruño pero la nostalgia le jugó una mala pasada y volvió a Guayana a continuar como escritor.

Ubicación del estado Carabobo, en naranja en la imagen, cuya capital es Valencia
Hoy en día dirige una publicación llamada Fauna Urbana, revista que trata de expresar el ser intelectual en una ciudad, o mejor dicho en un país, donde la intelectualidad se puede dar el lujo de serlo o de parecerlo, sin haber escrito una línea. Por cierto, no es el caso de Fauna Urbana, donde escriben muchos representantes de distintas corrientes de pensamiento pero que además debe luchar en el mundo de la publicidad y de la distribución de un medio impreso para lograr permanencia y obtener reconocimiento.



La Editorial El Perro y La Rana , le acaba de publicar, después de dos largos años de espera, un texto llamado “Para evocar el olvido y otros ensayos inoportunos”. También el Fondo Editorial del Caribe, de la gobernación del estado Anzoátegui, le publicó el año pasado “Dentro de la metáfora”. Ese es el motivo de esta entrevista en la que Carlos Yusti, se revela como un lector incansable.


-¿Ese apellido es Giusti o Yusti?


Yusti. En mi familia los Yusti somos los pobres, mientras los Cedeños, que es mi segundo apellido, son los graduados, responde.

El oráculo del guerrero. El primer libro publicitado por el finado presidente Hugo Chávez Frías


-¿Tiene hijos?


No. Son de mi mujer. Uno no sabe si la respuesta es en serio o en broma porque eso si tiene Carlos, habla sólo lo indispensable. Sus amigos dicen que es por timidez.


-¿Hay más escritores en Bolívar o en Carabobo?


En Bolívar hay más.

Ubicación del estado Bolívar en Venezuela


¿Usted es ensayista y narrador?


Fundamentalmente ensayista. De esos si hay más en Valencia. Están, Pedro Tellez, Jóse Carlos Denóbrega, entre otros, dice.

Pedro Tellez


-¿Por qué ensayista, si uno tiene la vaga idea que es un género difícil?


El Ensayo es un género que está abierto a muchas posibilidades. Esencialmente lo que expresa todo género es el lenguaje. En el Ensayo puedes jugar con la narrativa, la poesía, la crónica. Creo que puedes reivindicar la palabra a través del Ensayo.


En Venezuela tenemos ensayistas famosos. Mariano Picón Salas, Mario Briceño Iragorry, Arturo Uslar Pietro, María Fernanda Palacios, Elisa Lerner, José Ignacio Cabrujas, entre otros. “El Ensayo tiene que educar y enseñar y eso no es necesariamente así, cosa que hemos tratado de desechar los que también creemos en el Ensayo como recurso literario”, dice.

Jóse Carlos Denóbrega


-¿Es decir hacerlo menos aburrido?


Suelta una medio risa por la impertinencia de la entrevistadora. Tratamos de flexibilizar el Ensayo, responde mientras esta periodista se atreve a pensar: ¿Será tropicalizarlo?


Menciona como ejemplos de ensayistas continentales a Jorge Luís Borges, a Octavio Paz.

Octavio Paz


-¿Quién inventó el Ensayo?


Se cree que Michel de Montaigne y Francis Bacón, fueron los primeros que presentaron el género para su disfrute popular. La redacción de un Ensayo exige mucha lectura y densidad intelectual, advierte.


-¿Por eso es que no hay tantos en Venezuela?, repregunta irreverentemente esta periodista.


Esta vez Yusti, deja salir una media sonrisa por la comisura derecha del labio. Lo primero que tiene que hacer alguien que quiera escribir es empezar a leer, agrega. “La lectura es básica”, repite.



-Afortunadamente en Venezuela, tenemos un presidente que lee mucho, le acota esta redactora.


Carlos recuerda entonces de la vez que le escuchó decir a Hugo Rafael Chávez Frías que leía a escondidas en la Academia el Ensayo, “Fuegos Bajo el Agua”, de Isaac J.  Pardo.


“Siempre me ha llamado la atención lo dicho por el Jefe del Estado, que lo leía a escondidas en donde dormía y que cuando sentía que alguien venía, lo escondía bajo la almohada. Esa última parte, me causa curiosidad porque ese libro tiene más de mil páginas, ¿Cómo hacía para meterlo bajo la almohada y que no se lo vieran?”, se pregunta Yusti.

Isaac J.  Pardo.


Pero si alguien piensa por un momento que este ensayista y narrador, va a dejar pasar la oportunidad de sacar un bate, como los del “toro” Carlos Zambrano o más allá todavía, los de Tony Armas, y perdonar a los periodistas, está equivocado.


El director de Fauna Urbana insiste con el asunto de la lectura y precisa que los primeros que no leen son los periodistas. Es más, en algunos países a los escritores se les paga por publicar en los diarios, aunque eso no pasa aquí en Venezuela, dice.


Antonio Armas

“Todavía falta mucho tiempo para eso. Es más, la lucha es hacerle entender a la gente que la escritura es una profesión de mérito”, advierte.



Un país con buenos escritores


Para el director de Fauna Urbana, Venezuela es un país con buenos escritores. Se ha hecho un esfuerzo, reconoce. Pero aunque mucha gente escribe, los gobiernos no han impulsado campañas de lectura.


Tenemos los materiales, las bibliotecas, desde siempre, las librerías pero para nadie es un secreto que los jóvenes no asisten a las bibliotecas y las librerías no venden tantos textos como quisiéramos, explica.


Está convencido que la lectura comienza como ejercicio en la casa. Si los muchachos, no ven al padre o a la madre leyendo periódicos, historietas, novelas, libros, textos, ellos no imitan esos comportamientos, afirma.


“Fuegos Bajo el Agua”, de Isaac J.  Pardo.


-¿A lo mejor tiene razón pero la situación económica y el mismo Internet, no conspiran contra el ejercicio de la lectura?


Es posible, pero el problema va más allá. Eso debe ser una política de Estado. El Ejecutivo Nacional desarrolla a través del Ministerio de la Cultura un programa para editar libros de formato popular. Se han repartido miles de libros de autores importantes de la Literatura Universal, en todas las plazas del país, pero la gente sigue sin leer, insiste.

Portada de la versión abrevaida deEl Quijote obsequiada por el gobierno venezolano. Se repartieron un millon de ejemplares. Un buen negocio para Alfaguara


-¿Será que se han acabado las Bibliotecas?


Eso es cierto. Por ejemplo, en San Félix, no hay una biblioteca pública, o por lo menos tiene tan poca difusión, que la gente no la conoce.


Es más, las bibliotecas públicas en toda Venezuela se han ido acabando y además las campañas para promocionar la lectura también. Eso no debería ser así en un gobierno que se autodefine socialista, humanista, menciona.

Logo del fallido Plan revolucionario de lectura


Carlos Yusti, cree que sería interesante conocer ¿Cuántos libros se han leído, los ministros, los asambleístas, los funcionarios del gobierno? Eso nos daría el indicador de por qué en Venezuela no se lee como se debería, eso a pesar de que el presidente Chávez lee sin parar, si creemos a pie juntillas, todo lo que dice que lee en cada uno de sus programas de radio y de Televisión, advierte.


Hay que leer, en los baños, a Corin Tellado, a Marcial La Fuente Estefanía, en Internet, en el autobús. En las panaderías. En la casa. Donde se pueda, afirma.

Corin Tellado

“Debe ser una política nacional que debe comenzar cuando el joven o la joven, el niño, la niña, el adolescente, puede hacerlo porque a medida que avanzamos en la edad, dejamos de hacerlo. Yo por ejemplo, ya no leo la misma cantidad de libros, que leía cuando estaba más joven. Ya no tengo el mismo tiempo. Las ocupaciones me roban horas y por supuesto, la edad”, expresa mientras se sonríe.



-¿Sería viable pensar que el Internet al final va a sustituir a los libros, por razones de costo, para no talar más árboles para hacer papel, entre otras cosas?


El Internet es un soporte para los libros. Cuando no existía el papel sino el papiro, leían sólo unos privilegiados. Luego se popularizó el asunto y convivían los dos: El papel y el papiro. Luego se temió que la televisión y la radio desplazaran a los lectores y eso no ocurrió. ¿Por qué temer que el Internet vaya a hacerlo?. Yo creo que ambos sistemas puede coexistir perfectamente. Ambos procesos pueden continuar juntos y si ello llegara a ocurrir, no será de un día para otro, contesta.


Tomado de Arte literal