miércoles, 22 de junio de 2016

El dinero que viene del lado oscuro

El Shadow Banking: ¿La nueva amenaza fantasmal?



Cartel de la película La Sombra (1994)


La historia de la banca mundial, rastreada hasta la antigüedad, encuentra sus reflejos más primitivos en la orden de los caballeros templarios, que acopiaban bienes de gran valor y trasladaban dinero de un país a otro. También en las familias de los banqueros del Renacimiento, que prestaban dinero y costeaban buena parte del comercio internacional. Desde entonces, el sistema bancario mundial, cuya red se ha extendido en un complejo tejido de personas, empresas y organizaciones, obedece a un régimen de instrucciones que en ocasiones viola sus propias normas. "La banca en la sombra”, es una de estas estructuras, ingeniería financiera, -no siempre al margen del sistema-, que intenta eludir una legislación y supervisión que se pretende cada vez más estricta. PacoMan penetra estos vericuetos, acercándonos a la definición acuñada por el economista Paul McCulley, en 2007, con la cual se definía a una institución financiera no bancaria que capta dinero pero sin estar sujeta a la regulación bancaria tradicional; como quien dice: “en la sombra del sistema”.

Rafael Simón Hurtado




*******




Shadow Banking: ¿hacia la nueva amenaza?

Es oír Shadow Banking y se hace difícil no evocar ese mítico personaje pulp de los años treinta: La Sombra (The Shadow), alter ego de Lamont Cranston,  creado por Walter B. Gibson. La Sombra combatía a la criminalidad usando “casi” sus mismas técnicas. ¿Es el Shadow Banking su futuro nuevo villano?

La banca en la sombra (Shadow Banking)  o sistema bancario en la sombra (shadow banking system) o financiación alternativa (direct lending) o desintermediación bancaria o ”Other Financial Intermediaries (OFI’s)” o su sinónimo pobre “non-bank financial intermediaries” estas últimas definiciones no nos atrevemos a traducirlas al castellano y de paso transmitimos lo muy expertísimos que somos en la materia, aunque en el fondo sea un puro complejo de inferioridad. En fin, todos estos sinónimos se refieren a: toda aquella financiación en la que no intervenga la banca tradicional. Lógicamente aquí caben un montón de “cosas” muy distintas entre sí y con un grado de afectación muy dispar.




La banca tradicional en España son básicamente los bancos, las cajas de ahorro (que están en vías de extinción) y las cooperativas de crédito (las cajas rurales, esas grandes olvidadas). La banca tradicional es la única que puede captar depósitos (el ahorro) de los particulares. Depósitos que la banca tradicional convierte en préstamos y créditos a quien se lo pida y demuestre, eso sí, “que no los necesita”. Recordemos que la banca tradicional está fuertemente regulada por los Bancos Centrales… lo cual no siempre es malo… para la banca quiero decir. Sigamos recordando, que en España, son las únicas empresas que cuando quiebran se las rescatan con dinero público (bueno miento, también a ciertas concesiones de autopistas, hospitales, depósitos de gas y no sigo... ). La banca tradicional es la creadora del dinero bancario, de ahí el rígido control por parte de los Bancos Centrales, que son los que fijan la política monetaria. En la zona euro de la Unión Europea lo hace el Banco Central Europeo, que se sirve de los Bancos Centrales de la zona para su control, entre ellos el Banco de España. A todo esto no hay que olvidar que el dinero bancario es dinero, sin adjetivos, el dinero que usamos todos los días, indiferenciable del que no es bancario. Esto puede plantear un problemilla… que puede llegar a ser considerable. En el hipotético supuesto que la banca tradicional pierda peso en el mercado del crédito, la política monetaria se hará más difícil de ejercer, más difícil de medir y por lo tanto de estimar el valor que los instrumentos deben tomar para alcanzar los objetivos marcados. Nota para “connaisseur”, que se  puede obviar: ello es debido a que el multiplicador monetario será difuso y complicado de cuantificar: sabremos cual es la Base Monetaria pero no la Oferta Monetaria. Abandonemos esta vía tenebrosa, más propia de nuestro querido Lamont Cranston, el héroe pulp con el que abríamos el artículo, que de modernos ciudadanos del primer mundo.


La Sombra dibujado por John Cassaday


El Financial Stability Board (FSB) que es un organismo internacional que coordina el esfuerzo de las autoridades financieras nacionales  (los Bancos Centrales que hablábamos antes) y que en estos momentos está presidido por Mark Carney que es a su vez, el gobernador del Banco de Inglaterra (para entendernos el Banco Central detrás de la libra esterlina, £) y que anteriormente lo estuvo por Mario Draghi hasta que en 2011 fue nombrado presidente del Banco Central Europeo. Pues este organismo es el que provee de información sobre el fenómeno que nos ocupa. Tienen página web y todo, obviamente sólo en inglés www.financialstabilityboard.org. Sus informes abarcan la actividad de 26 “jurisdicciones” (básicamente los países desarrollados) es decir el 80% del PIB mundial y el 90% del sistema financiero global. Bien, el último informe publicado en Noviembre 2015  nos informa que en 2014 el 40%  (frente al 24% de 2012) del total de los activos financieros estaba generado (intermediado es el término técnico que usa el gremio) por la banca en la sombra: lo que suponte 137 trillones de dólares frente a los 71 del 2012. Recordemos que son trillones americanos, es decir hay que quitarle tres ceros para compararlos con los nuestros. Esta actividad supone el 128% del PIB de los países analizados frente al 117% que suponía en 2012. El monstruo crece en la sombra a pesar de estar en medio de esta crisis económica que nos asola.

El FSB no hace más que recomendar lo necesario y muy urgente que es regular esta actividad… no digo yo que no, que para ser villano tienes que haber incumplido la ley. Pero los que más se van a beneficiar son sus trabajadores, directivos de libre designación, paniaguados y demás grupos de presión con intereses en el FSB, para entendernos, unos burócratas y arrimados buscando su pan y su sal.

Ya encuadrado el tema, podemos preguntarnos quienes son estos “banqueros tenebrosos” y responder a la pregunta que nos ocupa.  En esta enumeración utilizo la clasificación del catedrático de hacienda pública José M. Domínguez Martínez. Recordemos que estos candidatos a villanos son aquellos que conceden crédito y no son banca tradicional:

1.- Establecimientos financieros especializados. Los que están detrás de: comprar un coche y financiarlo por una “financiera amiga” del concesionario, préstamos al consumo por empresas tipo “Cofidis” y productos más o menos sofisticados de financiación a corto plazo para las empresas: leasing, renting,  factoring, confirming, titulizaciones … todo en inglés por aquello de espantar a los catetos y seguir aparentando sofisticación. Muchos de estos prestamistas no bancarios están en manos, directa o indirectamente de la banca tradicional. Este grupo son los que gestionan la mayor parte del negocio de la banca en la sombra. Unos muy buenos malos. Ya sabemos que una buena película requiere un muy buen malo.


¿Necesita dinero? Nosotros con gusto se lo prestamos a un interés mutuamente beneficioso

2.- Vehículos de propósito especial (SVP de sus siglas en inglés). Son la trasposición de las célebres UTE’s de la construcción a las finanzas… pero en fino y en glamuroso inglés. Las SVP son poco más que personas jurídicas, eso sí ubicados en países con poca o nula regulación bancaria y fiscal… en Europa fijan su domicilio en Luxemburgo o Irlanda. Imaginemos que unos señores A, B y C han decidido prestarle a la empresa XXX.S.A. unos millones de euros a cambio de un sabrosón tipo de interés. Se crea una SVP en Dublín, los señores A, B y C le hacen llegar el dinero a la SVP y está es quien le hace el préstamo a XXX.S.A. La empresa le paga los intereses y la devolución de principal prestado a la SVP y está retribuye a los señores A, B y C. ¿En caso de impago? Bueno pues a los juzgados irlandeses y otras técnicas (muy pulp por cierto) que entre personas jurídicas y físicas adineradas suelen usar para dirimir sus diferencias. Esta es la banca en la sombra “peligrosa”, el crédito que se escapa a la autoridad financiera, última responsable de la política monetaria.  Este grupo tienen todas las papeletas para ser el verdadero malo, pero tan poderoso que nuestra pobre La Sombra no sería rival suficiente.

3.- Fondos de Inversión, 4.- Compañías de Seguro y fondos de pensiones. Estos dos grupos si bien no están reguladas por los Bancos Centrales, tienen sus propios reguladores y parece razonable esperar que en un futuro más o menos cercano acaben siendo regulados por los Bancos Centrales. Gestionan una buena parte de los 71 trillones de que nos preocupan. No parece que vayan a convertirse en villanos, por estas prácticas, más allá de lo malosos que ya son, per se, los fondos de inversión “buitres” y los “hedge fund”

5.- Otros: los “peer-to-peer” (P2P, vampirizando el término de origen informático) en castellano préstamos entre iguales; vamos préstamos que se concede una empresa a otra y el muy temido por nuestro gobierno: el crowfunding… algo así como el Podemos de las finanzas. Estas formas de financiación alternativa están en pleno crecimiento, definición y lógicamente a la espera de regulación. Es demasiado pronto para predecir su evolución, yo personalmente veo potencial a los P2P, una alternativa de futuro a los SVP.




Nihil novum sub sole. ¡Ea! sin más, que si algo da cache es soltar un latinajo. Dar créditos es un oficio muy antiguo, incluso las grandes religiones lo han regulado e incluso perseguido: la denostada usura. Lo cierto es que ya está todo inventado. Cuando el mundo temblaba, allá por el 2007 y la titulización era un nuevo demonio recién descubierto, una lectura más detallada nos permitía descubrir que el producto financiero dentro de los bonos de titulización era el mismo, o hermano, del que apareció en la crisis de los tulipanes de los países bajos en el siglo XVII.

Mientras alguien necesite dinero y los bancos no se lo presten, habrá otro, dispuesto a prestarlo, eso sí, a un tipo de interés mayor. Si eres pobre de conmiseración… pues a Cofidis, esa versión moderna del prestamista de los bajos fondos y que La Sombra en los 30’s utilizaba para obtener información, previo reparto de unas tortas. Tortas, que eran la herramienta de gestión de mora que utilizaba el prestamista: moras y tortas… que ¡buen postre!. Si eres una empresa suficientemente grande para que los bancos no te puedan financiar (por exceso de concentración de riesgos) pero demasiado pequeña para emitir deuda directamente en los mercados bursátiles: entonces te acercas o se acercan o alguien acerca a los señores A, B y C y vía SPV o quizás un P2P lo resolvemos. Esa versión moderna de la asociación de próceres y malhechores de una gran ciudad que La Sombra acababa descubriendo como la responsable última del complot para  hacerse con el control último de la ciudad. Lo dicho, nada nuevo bajo el Sol: los villanos habituales con nuevos y lustrosos uniformes.
by PacoMan


*******

Rafael Simón Hurtado.

Escritor y periodista venezolano. Licenciado en comunicación social egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta (Maracaibo, Zulia). Ha obtenido el Premio Municipal de Literatura Ciudad de Valencia (años 1990 y 1992), el Premio Nacional de Periodismo Científico (2008),  el Premio de Periodismo “Jesús Moreno” (Universidad de Carabobo, 2009) y el Premio Nacional de Literatura “Rafael María Baralt" (2016). Ha publicado el libro de cuentos Todo el tiempo en la memoria y las crónicas literarias “Leyendas a pie de imagen, croquis para una ciudad”. Fue editor-director de la revista cultural Laberinto de Papel y de las publicaciones de divulgación científica Saberes Compartidos y A Ciencia Cierta, todas de la Universidad de Carabobo. 


Ficha tomada de Letralia.

*******



by PacoMan 

En 1968 nace. Reside en Málaga desde hace más de tres lustros.


Economista y de vocación docente. En la actualidad, trabaja de Director Técnico.


Aficionado a la Ciencia Ficción desde antes de nacer. Muy de vez en cuando, sube post a su maltratado blog.


Y colabora con el blog de Grupo Li Po

1 comentario:

  1. Hola a todos,

    Esto es para informarle que Midland Investment Plc ofrece préstamos a una tasa de interés muy baja del 2%. Por lo que están cansados de buscar dinero y ayuda ?, ¿han sido afinados por los bancos y otras instituciones financieras, estamos bien Empresa de préstamo con licencia aquí, damos préstamo para la tarjeta de crédito, préstamo de atención médica, préstamo de coche, préstamo hipotecario , Préstamo estudiantil, préstamo comercial etc A un ritmo muy fácil y no hay número de seguro social requerido y no requiere chequeo de crédito, 100% garantizado. Contáctenos ahora vía E-mail: midlandinvestmentplc@gmail.com o nuestro sitio web: http://midland-investment-plc.webnode.com/

    ¡Saludos del equipo!
    Midland Investment Plc
    Twitter: @ midlandinvest1
    Nosotros servimos a la gente, no sólo a los préstamos.

    ResponderEliminar