miércoles, 24 de mayo de 2017

CARLOS EDUARDO FRÍAS:Un escritor debe ser espejo del destino de su pueblo.





Estimados Liponautas


Hoy es miércoles de estrenos cinematográficos en Venezuela y de estrenos de material inédito en el blog. La siguiente entrevista fue publicada por El Nacional en su edición aniversaria número 69 y la montó en la red durante un tiempo. Ya la página no existe y como una de nuestras motivaciones es rescatar y difundir el material literario de nuestro país aquí se las traemos a ustedes. Más en estos momentos donde la afirmación de Carlos Eduardo Frías que sirve de encabezado a esta entrada tiene una vigencia sorprendente.

Deseamos disfruten de la entrada.


*******

Preguntas sobre periódicos y literatos 

Por Miguel Otero Silva

En Carlos Eduardo Frías coexisten dos ciudadanos. En él conviven el jefe de la poderosa agencia de publicidad ARS y un intelectual de prestigio.


Caricatura de Miguel Otero Silva.


Pertenece a la Cámara de Comercio y  la Asociación de escritores, al Rotary Club y al Ateneo. Ama la contabilidad y la poesía. Y no se confunden los guarismos con las metáforas.


Irrumpen en El Nacional las dos personalidades. El publicista Frías se detiene en la administración y expone un criterio positivista sobre nuestra pauta de avisos. Y luego el intelectual Frías sube las escaleras que conducen a la redacción para corregir las pruebas de su ensayo literario acerca de la cifra poética de Otto De Sola.



Otto De Sola. 1954. Fotografía Hector López Orihuela

Frente a nuestro escritorio están los dos Frías, unificados en un risueño personaje de anchas espaldas. Magnífica ocasión para entrevistarlos a los dos.

‹¿Quieres contestarnos unas preguntas para El Nacional?


‹Encantado ‹responde el intelectual entre dientes, sin levantar la vista de las cuartillas que está corrigiendo.


‹A tu juicio. ¿Cuál periódico tiene mayor circulación en el país? ¿La Esfera o El Nacional?


El publicista alza el rostro aterrado. Es fácil leerle el pensamiento: Si digo que El Nacional me mata Suegart. Y si digo que La Esfera no salgo de aquí vivo. Pero el publicista de bien templados nervios se repone enseguida y dicta la respuesta cual si yo fuera su secretario:


El publicista: ‹Es sumamente difícil, aún para un publicista que tiene datos más fidedignos a la mano, determinar la circulación exacta de cualquier periódico venezolano. Hasta el presente nuestros cálculos son estimativos.


Y sonríe satisfecho de su escape tangencial. Yo insisto:





‹¿Y qué opinas de nuestro careo con La Esfera?


Ahora pisa terreno firme:


El publicista: ‹Considero muy saludable esta verificación de la circulación porque doy por sentado que todos los diarios de Caracas seguirán el ejemplo y obtendremos un censo general del tiraje. A los anunciadores en primer término, y a los lectores luego, les interesa despejar esa incógnita de la circulación exacta de los diarios venezolanos.


Y el intelectual Frías regresa a corregir sus pruebas. Pero la tercera pregunta va con él:


‹¿Qué es un escritor?

El intelectual: ‹Un escritor debe ser espejo del destino de su pueblo.



Antonio Arráiz

Es concisa la definición pero yo la entiendo. Y como en ese instante se acercan Antonio Arráiz y Otto De Sola, la charla se generaliza sobre literatura y literatos. Antonio menciona a Arturo Uslar Pietri y ese nombre me sugiere la cuarta pregunta que ando buscando:


Arturo Uslar Pietri

‹¿Es Arturo Uslar más útil a Venezuela como político o como escritor?


‹¡Eso no es una pregunta, eso es una bomba de tiempo! ‹interviene Otto De Sola.


Pero el intelectual Frías se ha comprometido a responderme.


El intelectual: ‹Reconozco en Arturo un valor positivo nuestro. Por tanto, en el plano que actúe desempeñará un papel de primera importancia. Nuestras letras han perdido con su temporal ausencia una segura cosecha ejemplar.


Pero como nuestro principal problema es el político-social, estimo que Arturo en los actuales momentos es más útil porque se encuentra en el sitio donde hombres más capaces exige el país.


Carlos Eduardo Frías se despide. Pero luego regresa a preguntarme:


‹¿Qué te pareció mi respuesta sobre Arturo? ¿Qué hubieras contestado tú?


Y yo, a mi vez en un aprieto:


‹No sé. Para juzgar si un hombre es útil en política, las más veces hay que esperar que finalice su actuación política.

Fuente:

http://especiales.el-nacional.com/69aniversario/miguel-otero-silva/p_preguntasbrsobre-periodicosbry-literatos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario