domingo, 30 de agosto de 2015

Chucenita:

Píldoras de libros, cine, música y pintura en viñetas




Estimados Amigos

Hoy es domingo y le traemos otra tira de Chucenita.

Deseamos disfruten de la entrada.



******* 

Sol Linares:


Trujillo, Venezuela. Cuentista, novelista. En el año 2004 su cuento Bitácora de ti recibe la Mención Especial en el concurso Cuento, ensayo, y poesía organizado por la ULA. Más tarde gana la III Bienal de Literatura “Ramón Palomares” con su libro de relatos Cuentafarsas (Fondo Editorial Arturo Cardozo 2007; FUNDARTE 2010). Ganadora del Premio Internacional de Novela ALBA Narrativa 2010 con Percusión y tomate (Fundación Editorial El Perro y la Rana 2010; Fondo Cultural del ALBA 2010). También ha publicado La circuncisa (Monte Ávila, 2012) y Canción de la aguja (FUNDARTE, 2013) novela que recibe el Premio Municipal de literatura Luis Britto García en el 2014. Sus cuentos aparecen reseñados en varias revistas y antologías, como De qué va el cuento (Alfaguara, 2013), Antología sin fin (Escuela literaria del Sur). Colabora en varios periódicos nacionales con artículos literarios y de opinión. 


jueves, 27 de agosto de 2015

Harry Potter me parece convencional y predecible.

Una entrevista a Ursula K. Le Guin



La escritora norteamericana recibió a 'El País Semanal' en su casa de Portland (Oregón, EEUU). / Dan Tuffs (Getty Images)

Estimados Amigos

Esperamos hayan podido llegar a esta parte de la entrada. Lo más probable es que en las Redes sociales estén torpedeando a Ursula K. Le Guin por su apreciación de Harry Potter y que colocamos como título de la entrada de hoy. Obviamente tomar esa afirmación y colocarla como cabecera de esta entrada puede catalogarse de dos maneras:

1) Sólo fue un ardid publicitario para que muchos internautas llegaran a esta entrada.

2) Esta publicación forma parte de un experimento de ingenieria social que demuestra que la gente reacciona de forma activa en las Redes sociales digitales solo cuando contrarían su opinión de alguna manera.




Independientemente de la razón por la cual se tomó esa afirmación como titular (relegando el título original) lo cierto es que desde hace unos días hemos redifundido una serie de entradas donde algunos autores muestran su disconformidad con la labor de otros. Y la recepción ha sido más que estupenda. En pleno siglo XXI, bajo el imperio de las redes digitales y siendo lo correcto defender la democracia atreverse a decir que no te gusta un escritor determinado (puede ser Isaac Asimov, Stephen King, J.K. Rowling o nuestro querido y para muchos sacrosanto Tolkien) se ha convertido en motivo de escarnio o burla. Una actitud digna de un profundo estudio antropológico. No importa que las personas expongan las razones de su rechazo lo importante es tratar de invalidar sus opiniones y defender a capa y espada a nuestros autores favoritos. Pero quizás no sea tan censurable esta actitud en los lectores fans cuando dentro del mundo literario los escritores pueden escupir comentarios  dignos del xenomorfo de Alien, el octavo pasajero (1979) como pueden ver en estas entradas del blog:

  • Las Guerras literarias.
Los destructivos comentarios que los escritores dirigen a sus colegas.


Leer la beligerancia de los comentarios dejados en las otras entradas nos hace pensar que entre un fanático del estado Islámico (EI) y un internauta promedio la diferencia no es de esencia si no de grado y eso es sumamente preocupante.


Muchos ni siquieran llegarán a leer esta entradilla, solo se dedicarán a atacar a esta escritora o al blog cuando comenten en las diversas plataformas donde se comparta esta publicación. O tambien puede suceder que el titular no cause ningún tsunami digital y que nadie haga algún comentario malsonante, debido a la innegable calidad literaria de Ursula K. Le Guin y sólo se dediquen a compartir el enlace mientras mascullan su incorfomidad.



Pero creemos que estas opiniones en vez de ser motivo de burla, deberían convertirse en una razón para descubrir nuevos mundos. Quizás leyendo esas opiniones negativas sobre nuestros autores favoritos nos den más motivos para quererlos  y también puedan convertirse en una puerta de entrada a nuevos placeres al arriesgarnos a leer los autores que ellos recomiendan.

Isaac Asimov



El motivo fundamental de compartir con ustedes esta entrevista a esta magnífica escritora es el de hacerle un pequeño homenaje desde este lugar a una autora que nos ha brindado grandes momentos. Si son seguidores del mundillo de la escritura de la Ciencia Ficción ya estarán al tanto de las declaraciones de Le Guin donde afirma haber perdido su don para la escritura de ficción pero en vez de amilanarse ante este hecho comienza a dirigir un taller de escritura online.  Toda una declaración de amor por la vida y por la capacidad el ser humano de hacerse más grande compartiendo su experiencia.

Quizá sí sea cierto que  El nombre del mundo sea bosque, pero que no sean esas selvas que automáticamente nos llegan al cerebro, sino que sean los bosques que se forman en nuestra mente mientras escribimos o leemos esos ecosistemas portátiles que algunos llaman libros.



Y recordemos que debemos promover la biodiversidad literaria y por ello es fundamental la diversidad de opiniones así no sean de nuestro agrado para mantener sanos esos bosques que habitamos y que están formados de palabras.

Ahora tienen la vía libre para disfrutar de Ursula K. Le Guin


Richard Montenegro


*******

 “La ciencia ficción es una gran metáfora de la vida” 

La octogenaria autora norteamericana, una Swift contemporánea, ha abordado con maestría la diferencia de sexos, la ecología, los peligros del poder o los sistemas políticos. Pero desde mundos fantásticos.

 

Jacinto Antón 28 OCT 2012 

Portland (Oregón) no es Gueden, ni Terramar, ni Anarres, ni ninguno de los otros mundos imaginados por Ursula K. Le Guin, pero hay que ver lo lejos que está para una visita rápida. Cuando llego a la puerta de la casa de la gran dama de la ciencia ficción en las afueras de la ciudad tras un viaje de 9.000 kilómetros y 17 horas, me siento tan extranjero, extraño, solitario y melancólico como uno de sus viajeros siderales. Falta aún un rato para la hora de la cita, así que deambulo por la calle flanqueada de bosques en busca de pájaros con mi pequeño catalejo, lo que no deja de crear alguna alarma en el tranquilo vecindario. En fin, como dice Le Guin, un extraño es una curiosidad; dos, una invasión. Hacía calor en el downtown de Portland, pero aquí arriba se ha levantado un airecito frío y al cabo de un rato estoy temblando: parece muy adecuado para visitar a la creadora del planeta Invierno.

Le Guin (Berkeley, California, Estados Unidos, 1929) es la indiscutible reina y decana de la ciencia ficción y la fantasía, además de un referente en la literatura más allá de cualquier género. Entre sus novelas, que abordan a la vez de manera apasionante y reflexiva temas como la diferencia de sexos, la ecología, los prejuicios, los peligros del poder o los sistemas políticos, siempre en otros mundos que nos espejan, se cuentan títulos antológicos que han fascinado a millones de lectores como La mano izquierda de la oscuridad, Los desposeídos, El nombre del mundo es bosque o Un mago de Terramar. Es imposible describir la conmoción que provocan esas historias, llenas de extraña belleza, sentimientos delicados como hebras de plata, sueños y advertencias. La escritora, en parte una Swift contemporánea, es autora además de cuentos, ensayos, poesía, libros infantiles y de fotografía, y un amplísimo reguero de artículos y críticas. De su influencia baste decir que su adolescente mago es un claro precedente de Harry Potter y que es imposible ver Avatar sin pensar en alguna de sus novelas. Ahora se publica en España (RBA) un volumen con tres de sus novelas más conocidas, El mundo de Rocannon, El planeta del exilio y Ciudad de ilusiones, agrupadas bajo el título Mundos de exilio e ilusión.


A sus 83 años recién cumplidos (el pasado día 21 de octubre), dotada de una mente privilegiada, Ursula K. Le Guin, pionera del feminismo moderno, continúa siendo una activa intelectual, con una opinión respetada sobre cualquier asunto y que, por ejemplo, ha encabezado una protesta contra Google por el uso de material con derechos de autor que se pone en la Red sin permiso. Cuando me decido a llamar a la puerta, acude la propia escritora a abrir. El pelo corto a lo chico, como lo ha llevado siempre, le da un curioso aire juvenil y hasta travieso. Pasamos a un saloncito decorado con sobrio buen gusto y en el que dominan la penumbra y una atmósfera de paz casi monacal. Se respira una ordenada armonía que me hace pensar en el interés de Le Guin por el taoísmo. “Tendrá que ser té, no tengo café”, dice antes de encaminarse a la cocina y dejarme solo con el gato, un cobby joven y travieso llamado Pard. Regresa con una taza con la imagen de  Virginia Woolf (!) y se sienta frente a mí en un sillón. 


Ese cartel de la entrada, acerca de cuidar que no se escape el gato…

Es por los coyotes, son peligrosos para él. ¡Esto es el Oeste americano!

Eso me recuerda lo de la serpiente de cascabel con la que se enfrentó una vez. 

Sí, he visto muchas e incluso las he comido fritas, pero esa fue muy especial. Ocurrió en el valle de Napa, en el viejo rancho de la familia. Estaba en una mecedora en el porche y oí el ruido de los cascabeles. Estuvimos mirándonos largo rato como si fuéramos los únicos seres en el mundo. Hubo algo muy intenso entre nosotros. De contacto entre especies alienígenas. Mi marido, Charles, me ayudó luego a llevarla lejos, sin matarla.

No se lo va a creer, pero ¿sabe qué he visto en los árboles de enfrente?: un ave de presa que me ha parecido un cernícalo americano (‘Falco sparverius’), un gavilán, el apodo de Ged, el protagonista de ‘Un mago de Terramar’; parece un buen augurio para el encuentro. 

Imagino que sería más bien un halcón de cola roja, en propiedad un busardo, un águila; hay muchos por aquí.

¿Colibríes? 

Claro. ¿No tenéis en Europa? ¿No? Qué pena. ¿Sabes qué hay maravilloso en las Rocosas?: las luciérnagas voladoras. Hay seres tan extraordinarios en el mundo… Una vez monté en una alpaca. Parecen de otro planeta. Y he estado en Australia, ¡eso sí es diferente! Aparte de ver pájaros, ¿has visto algo de Portland?




He pasado un buen rato en Powell’s. 

¡Nuestra gran librería! ¡Una opción estupenda!

Refugiarse en una librería es como disponer del ‘ansible’, ese instrumento que inventó en sus novelas y que permitía comunicarse instantáneamente entre mundos. En el viaje, en el que he tenido mucho tiempo, he releído ‘La mano izquierda de la oscuridad’. Hay tanto que no recordaba… 

A mí me encanta releer, lo que leímos hace 10 años es ahora un libro nuevo, diferente.

Me ha conmovido cuánto hay sobre la amistad. 

Filosofía, amistad, traición y fidelidad… amor.

Y en la segunda parte, el viaje por los parajes helados del planeta Invierno, tirando de un trineo, recuerda las expediciones polares. 

Me encantan los relatos de los exploradores. Pensaba en Shackleton y Scott cuando lo escribí. Amundsen en cambio no me parece muy interesante, pero los ingleses eran muy buenos escritores. Por eso hice que mi planeta fuera así de frío. Para narrar una aventura parecida. Hay que conocer los hechos para escribir, aunque sea una fantasía, me gustan los hechos en mis novelas.



Los paisajes, terrestres y extraterrestres, tienen una gran presencia en su obra. 

Seguro, son una de las bases de mi narrativa. Empezando por California, donde crecí, y Oregón, donde vivo desde 1958.

Oregón parece hermoso. 

Interminablemente hermoso.

¿Ha estado en España? 

No, y cómo lo siento. Entonces estaba Franco y no quisimos visitarla. Mi hija mayor vive en Madrid.

¿Sabe? En realidad no es la primera vez que nos vemos. Hace dos años estuve aquí, en Portland, y tras una larga cola usted me dedicó ‘La mano izquierda de la oscuridad’ en una firma de libros en Powell’s. Vine entonces para entrevistar a Jane Auel, la autora de ‘El clan del oso cavernario’. Ya es curioso que las dos grandes novelistas de Portland escriban una del futuro y la otra de la prehistoria. 

La conozco. Tiene mucho éxito. Creo que en realidad no le gusta mucho escribir. Lo que le gusta es documentarse y estar en contacto con los científicos, sentirse uno de ellos, ir a las cuevas, esas cosas.

Ray Bradbury. Imagen tomada de aquí


Se nos ha muerto Ray Bradbury. 

Era un hombre muy dulce, y genial. Sin enemigos, lo que es mucho decir cuando tienes éxito y vives en Los Ángeles. Solo nos encontramos brevemente, pero lo quería mucho. Adoro las Crónicas marcianas, no hay nada igual en la ciencia ficción, me mostró lo que se podía hacer en el género, y Fahrenheit 451 es una parábola perfecta. Otros libros no, demasiado sentimentales para mí.

domingo, 23 de agosto de 2015

Chucenita:

Píldoras de libros, cine, música y pintura en viñetas









Estimados Amigos

Hoy es domingo y le traemos otra tira de Chucenita.

Deseamos disfruten de la entrada.


*******  
En Venezuela se denominan Bachaqueros a las personas que se dedican a comprar los productos regulados de la canasta básica de alimentos para revenderlos a un precio hasta 5 o más veces su costo inicial. Es el negocio en boga en este país en la actualidad. Como los productos regulados deben comprarse en días determinados según el términal de cédula (Documento nacional de identidad) todas aquellas personas que no pueden hacer las colas respectivas en los negocios terminan comprando esos productos a estos revendedores.

******* 

Sol Linares:


Trujillo, Venezuela. Cuentista, novelista. En el año 2004 su cuento Bitácora de ti recibe la Mención Especial en el concurso Cuento, ensayo, y poesía organizado por la ULA. Más tarde gana la III Bienal de Literatura “Ramón Palomares” con su libro de relatos Cuentafarsas (Fondo Editorial Arturo Cardozo 2007; FUNDARTE 2010). Ganadora del Premio Internacional de Novela ALBA Narrativa 2010 con Percusión y tomate (Fundación Editorial El Perro y la Rana 2010; Fondo Cultural del ALBA 2010). También ha publicado La circuncisa (Monte Ávila, 2012) y Canción de la aguja (FUNDARTE, 2013) novela que recibe el Premio Municipal de literatura Luis Britto García en el 2014. Sus cuentos aparecen reseñados en varias revistas y antologías, como De qué va el cuento (Alfaguara, 2013), Antología sin fin (Escuela literaria del Sur). Colabora en varios periódicos nacionales con artículos literarios y de opinión. 



jueves, 20 de agosto de 2015

"Creo en la plata todo poderosa. Compradora de todo lo que existe en la tierra, nacional o importado"

El Credo de Otrova Gomas






Estimados Amigos

Hoy compartimos con ustedes este genial Credo realizado por el agudo Otrova Gomas*. Este texto fue extraído del libro El jardín de los Inventos publicado en 1983 y que sigue más que vigente en la actualidad. En un momento donde los precios del petróleo caen y nuestro bolsillo es zarandeado por la inflación, y nos vemos obligados a participar en el deporte nacional: las colas para comprar los productos regulados de la canasta básica mientras usamos nuestra cédula (documento nacional de identidad) como eficaz tarjeta de racionamiento. Pobres ilusos aquellos que creyeron que cuando hablabamos del deporte nacional pensaron en  el béisbol. 



El barril de petróleo pasó de 150 dólares estadounidenses a costar hoy 38 dólares. El despilfarro y la corrupción del gobierno dieron al traste con las vacas gordas de Venezuela, y ahora las flacas nos devoran poco a poco. Pero como siempre hemos dicho Venezuela sobrevivió a la Guerra Federal (1859 - 1863); así que tarde o temprano nos terminaremos imponiendo ante las adversidades que hoy nos azotan y recuperaremos el rumbo que nos llevará a tener un mejor país.

Sonrían un poco (una sonrisa triste) con el credo de Otrova Von Gomas y luchemos día a día por la Venezuela que queremos.


Richard Montenegro

*******

Creo en la muna** todo poderosa. Compradora de todo lo que existe en la tierra, nacional o importado, y en el billete, su único hijo, nuestra pasión; que fue concebido por obra y gracia del petróleo y nació del Banco Central, padeció bajo el poder del actual Presidente, fue regalado por el anterior, descendió con el dólar y al tercer día resucitó entre el marco y el oro; bajó con la liberación de los precios y está sentado a la diestra de los ricos todopoderosos; desde allí ha de venir a comprar todo lo que importemos. creo en todas las monedas, en cualquier tipo de divisas, en la Santa Liquidez, la opresión de los bancos, el perdón de los impuestos, la liberación de la carne y de la leche y en la vida petrolera. Amén.

*******



*Otrova Gomas - Jaime Ballestas en la vida real- es abogado, nació en Caracas. Sus inicios en la actividad humorística comienzan en los murales estudiantiles del LICEO APLICACIÓN de Caracas, y se desarrolla en la Universidad Central de Venezuela, en la que funda en la Escuela de Derecho el periódico mural EL TORTURADO, luego CERO, esta vez en la Escuela de Humanidades en donde estudiaba Filosofía. A esta actividad universitaria se agrega la colaboración permanente en los periódicos humorísticos de circulación nacional de los años sesenta, entre los que destacan: LA PAVA MACHA, LA SAPARAPANDA, COROMOTICO, EL INFARTO. Igualmente fue miembro del comité de redacción y colaborador de EL SADICO ILUSTRADO. Formo parte de la CATEDRA DE HUMOR de la Universidad Central de Venezuela desde su fundación. Su obra humorística ha estado presente en los diarios EL NACIONAL, EL DIARIO DE CARACAS, ULTIMAS NOTICIAS, TAL CUAL, el NUEVO HERALD de Miami y las revistas MOMENTO, EXCESO, COCINA Y VINO, TRIBUNA INTERNACIONAL y muchas otra publicaciones de circulación en Venezuela, en las cuales igualmente ha colaborado como fotógrafo y en reportajes de viaje. Su obra literaria de humor es amplia y variada y comprende los títulos que se reseñan en la librería de esta página, así como incluye una amplia actividad como fotógrafo que ha producido los libros CARNAVAL, RETRATOS Y MUNDO SIN SOMBRAS.

Reseña tomada de  aquí
 
** Dinero, plata 


Jaime Ballestas

*******






Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.


domingo, 16 de agosto de 2015

Chucenita:

Píldoras de libros, cine, música y pintura en viñetas




Estimados Amigos

Hoy es domingo y le traemos otra tira de Chucenita.

Deseamos disfruten de la entrada.


*******  


Melanie Klein (Viena; 30 de marzo de 1882 - Londres; 22 de septiembre de 1960) fue una psicoanalista austriaca, creadora de una teoría del funcionamiento psíquico. Hizo importantes contribuciones sobre el desarrollo infantil desde la teoría psicoanalítica y fundó la escuela inglesa de psicoanálisis.

Reseña extraída de Wikipedia

******* 

Sol Linares:


Trujillo, Venezuela. Cuentista, novelista. En el año 2004 su cuento Bitácora de ti recibe la Mención Especial en el concurso Cuento, ensayo, y poesía organizado por la ULA. Más tarde gana la III Bienal de Literatura “Ramón Palomares” con su libro de relatos Cuentafarsas (Fondo Editorial Arturo Cardozo 2007; FUNDARTE 2010). Ganadora del Premio Internacional de Novela ALBA Narrativa 2010 con Percusión y tomate (Fundación Editorial El Perro y la Rana 2010; Fondo Cultural del ALBA 2010). También ha publicado La circuncisa (Monte Ávila, 2012) y Canción de la aguja (FUNDARTE, 2013) novela que recibe el Premio Municipal de literatura Luis Britto García en el 2014. Sus cuentos aparecen reseñados en varias revistas y antologías, como De qué va el cuento (Alfaguara, 2013), Antología sin fin (Escuela literaria del Sur). Colabora en varios periódicos nacionales con artículos literarios y de opinión. 



viernes, 14 de agosto de 2015

BITÁCORAS IGNOTAS, UNA GRAN NOVELA VENEZOLANA




La editorial Memorias de Altagracia fue fundada en el año 1993, como la sección narrativa del Grupo Editorial Eclepsidra. Algunos años después se independizó legalmente y continuó editando cuentos y novelas de autores noveles y consagrados de hispanoamérica, con el doble objetivo de ser un ente difusor nuestra literatura y al mismo tiempo rendir homenaje a uno de los narradores venezolanos más relevantes: don Salvador Garmedia, autor de la novela cuyo nombre identificó a nuestra casa editorial mientras existió. El camino fue largo, poblado de retos, lleno de satisfacciones. En los veinte años en que la editorial estuvo en funciones, editamos alrededor de cuarenta títulos, muchos de ellos memorables. Cerramos nuestras puertas con broche de oro en el año 2011, con la edición de Bitácoras Ignotas de Lesbia Quintero, una joven narradora que aún no había cobrado la fuerza que tiene en la actualidad, como escritora, editora de la Editorial Lector Cómplice, y promotora literaria, con todos los retos que eso implica. 

Salvador Garmendia. Ilustración de Orlando Oliveros

Me satisface mucho traer a la página del grupo Li Po este análisis minucioso que el crítico Eduardo Casanova hace de su novela editada con nosotros. No tengo más que desearles que lo disfruten. El libro en físico se encuentra agotado, como todos los de nuestro catálogo, sin embargo, puede leerse en su versión kindle. 

Graciela Bonnet


*******

BITÁCORAS IGNOTAS, UNA GRAN NOVELA

Por Eduardo Casanova

BITÁCORAS IGNOTAS, de Lesbia (Les) Quintero (Editorial Memorias de Altagracia, Caracas, 2011) es una excelente novela. Pocas primeras novelas alcanzan el nivel de esta “Opera Prima” de Lesbia Quintero (Los Teques, Venezuela, 1966), que gira en torno a la literatura, a los libros, el amor, la decadencia de una ciudad y un país y –sobre todo– la vida. Bien escrita, bien pensada, bien estructurada y en especial muy entretenida e interesante. Atrapa al lector desde la primera página y no lo suelta hasta la última, que el lector desearía que no fuese el cierre de lo que se ha desarrollado ante sus ojos o –si se quiere– desde una compleja memoria ficticia que parece más vida real que vida imaginada. 

Está dividida en seis partes: El embrujo de la palabra (pp. 7-83); Amores aturdidos (pp. 95-144); La sonámbula descarriada (pp. 145-202); Soñando con unicornios urbanos (pp. 203-253); La vida es un relato que se vive al revés (pp. 255-293); y Epílogo o cierre a modo de happy end (pp. 295-308). La primera tiene 76 páginas, la segunda, 69, la tercera 57, la cuarta, 50, la quinta, 38 y la sexta, 13, lo que implica que van de mayor a menor a medida que se desarrolla la obra. Cada una de las partes puede ser considerada una novela breve con su propio protagonista y sus propios personajes secundarios, así como su propia estructura y su propio argumento. Pero los personajes de las seis partes son comunes y cada uno de ellos actúa como eje principal de una de ellas, aunque en realidad el protagonismo de “Bitácoras…”, la novela de novelas, del todo, recae en una sola persona: María Jesús, Jesusa o Susa, aspirante a escritora, bella, joven (de apenas veinticinco años), interesante y con una personalidad notable. 

La primera parte, o primera novela breve, la que tiene como protagonista indiscutible a María Jesús (aunque en ella aparecen en ella mencionados los demás personajes), es el planteo de la traba de toda la obra. La segunda parte (o segunda novela breve) gira en torno a Álvaro, el marido de María Jesús, mujeriego, superficial, egocéntrico, y que está a punto de ser abandonado para siempre por su mujer. La tercera se centra en torno a Karla Sofía Uzcátegui, que usa el seudónimo de Oscura Forastera, nombre que le atribuyó otro de los deuteragonistas de la novela, el librero Raúl Mendoza; Karla, que el principio de la novela es compañera de trabajo de María Jesús, es en cierto modo la contraparte de María Jesús (es depresiva, paranoica y fracasada) y está a punto de ser abandonada por su amante, Rodrigo, que se convertirá en amante de María Jesús. La cuarta parte o novela corta tiene como eje a Rodrigo, que se ha enamorado de María Jesús y deja a Karla; en el transcurso de la obra será también abandonado por María Jesús y terminará convertido en político activo, no de extrema izquierda como su padre, sino más bien moderado. La quinta parte o quinta novela breve pertenece a Elvira R., profesora de la escuela de Letras, madre soltera, se casó (dos veces) y en cierto modo rival de María Jesús, pero en su parte o novela breve se reconcilia con su hija y se humaniza notablemente. Y la sexta parte, que es la más corta y en verdad tiene mucho de epílogo, tiene como personaje principal a Raúl Mendoza, el Canario, librero especialmente inteligente, que es amigo y hasta compinche de María Jesús, dueño de la Cobertera, una librería y centro cultural (que usan para tertulias) en donde mantiene intensas discusiones con Tito Alayz, único de los coproganistas que no tiene un espacio o parte o novela corta en “Bitácoras…” 

Los huesos de la Luna. Segunda novela de Les quintero escrita conjuntamnete con Sebastian Beringheli
La autora exhibe en el texto una notable erudición, pero sin abrumar nunca al lector: menciona o cita a varios escritores de distintas nacionalidades (Gabriel García Márquez, David Pardo, Antonio Lagares, Mireya Krispin, Luis Alberto Crespo, Israel Centeno, Herman Hesse, Arthur Conan Doyle, Miguel de Cervantes, Orwell, Kafka, etcétera), y además de un muy bien dosificado erotismo, ofrece al lector un simpático humor que se demuestra, por ejemplo, en el nombre de la editorial en la que aún trabaja al comienzo de la novela: Editorial Redami (anagrama de una de las palabras más expresivas, malsonantes y malolientes del idioma castellano, la misma que en francés se dice merde, en italiano merda, en inglés shit, en alemán sheisse, en danés skid y en griego skatana). La autora maneja muy bien el arte del diálogo, lo que le da a la novela un especial valor. 

martes, 11 de agosto de 2015

Invitación a la charla: El Sol Fuente de Vida.





El Grupo Li Po, la Asociación Carabobeña de Astronomía y la Sociedad Astronómica UC los invitan cordialmente este  jueves 13 de Agosto a las 7 pm en el Colegio de Ingenieros de Valencia a la charla: El Sol Fuente de Vida. La cual será dictada por Carlos Campos.


La actividad se realizará en el Salón Blanco del Colegio de Ingenieros.


 
Centro de Ingenieros del Estado Carabobo Avda. Los colegios, Guaparo (Salón Blanco).
  


Observación Telescópica del Cielo (Si las condiciones atmosféricas lo permiten)

Nota: Las actividades se realizarán todos los segundos Jueves de cada mes del año 2015.
 
Entrada libre.


Los esperamos.

domingo, 9 de agosto de 2015

Chucenita:

Píldoras de libros, cine, música y pintura en viñetas




Estimados Amigos

Hoy es domingo y le traemos otra tira de Chucenita.


Deseamos disfruten de la entrada.



******* 



Sol Linares:


Trujillo, Venezuela. Cuentista, novelista. En el año 2004 su cuento Bitácora de ti recibe la Mención Especial en el concurso Cuento, ensayo, y poesía organizado por la ULA. Más tarde gana la III Bienal de Literatura “Ramón Palomares” con su libro de relatos Cuentafarsas (Fondo Editorial Arturo Cardozo 2007; FUNDARTE 2010). Ganadora del Premio Internacional de Novela ALBA Narrativa 2010 con Percusión y tomate (Fundación Editorial El Perro y la Rana 2010; Fondo Cultural del ALBA 2010). También ha publicado La circuncisa (Monte Ávila, 2012) y Canción de la aguja (FUNDARTE, 2013) novela que recibe el Premio Municipal de literatura Luis Britto García en el 2014. Sus cuentos aparecen reseñados en varias revistas y antologías, como De qué va el cuento (Alfaguara, 2013), Antología sin fin (Escuela literaria del Sur). Colabora en varios periódicos nacionales con artículos literarios y de opinión. 



viernes, 7 de agosto de 2015

LIBRETAS DORADAS, LÁPICES DE CARBÓN

bajo la degustación de Alberto Hernández







Estimados Amigos

Hoy tenemos el gusto de compartir con todos vosotros la siguiente degustación literaria que Alberto Hernandez hace del libro Libretas Doradas, Lápices de carbón, editado por la editorial Lector Cómplice, de la escritora venezolana Graciela Bonnet. Nuestra amiga Graciela Bonnet para ustedes ya es un nombre familiar porque es una asidua colaboradora de este blog donde amablemente  comparte con todos nosotros sus pareceres sobre temas que le son propios y otros que le son ajenos pero que entran dentro de la dinámica habitual de este libro de arena.

Con anterioridad ya entramos en conocimiento del libro  Libretas Doradas, Lápices de carbón gracias a cuatro poemas que la autora gentilmente nos cedió y  que fueron dignamente presentados a ustedes por la ágil pluma de Eleonora Requena en la entrada titulada : Pez-Girasol, Nos gustaba, Juan Liscano y Eugenio Montejo: Cuatro poemas de la escritora Graciela Bonnet. En ese post tuvimos la delicia de conocer cuatro composiciones que forman parte de este segundo poemario de la escritora y pudimos disfrutar, de la sutil fragua, de las palabras, que con un profundo y silencioso martilleo,  fueron encadenadas para formar esos textos que acarician el oído y despiertan el alma.

Esperamos con deliciosa ansiedad el próximo libro de poemas de Graciela Bonnet. Y esperamos que la editorial Léctor Cómplice siga apoyando la labor de esta creadora venezolana.

Hoy la alternativa es para el escritor venezolano Alberto Hernandez que con su habitual sapiencia sobre los sabores de las palabras nos guiará en su particular recorrido del libro de poemas  Libretas Doradas, lápices de carbón y nos dará su veredicto sobre la sazón de las Libretas Doradas.

Uno de los grandes problemas que padecemos los venezolanos en la literatura es nuestra aparente incapacidad para poder ejercer de forma constante y responsable la degustación valorativa de nuestro platos literarios. Es usual en este medio depender de valoraciones ajenas al país y caer en lastimosas quejas sobre la inexistencia de la crítica literaria seria en Venezuela. Pero aquí tenemos un escritor que no teme ejercer ese trabajo y con una frecuencia inusitada comparte con nosotros las crónicas de los paseos que hace por los libros.

Gracias Alberto por compartirte

Y a ustedes le deseamos que disfruten de la entrada.


Richard Montenegro


Pueden comprar la versión electrónica de Libretas Doradas, Lápices de carbón en Amazon pulsando aquí


*******


Crónicas del Olvido

LIBRETAS DORADAS, LÁPICES DE CARBÓN
 
Alberto Hernández

1.-
Estos poemas flotan en medio de la incertidumbre. Sobre una realidad movediza. Sobre unos personajes desplazados.

Una voz lejana, recóndita, infantil, se deja oír mientras descubrimos sus manos sobre la imagen en papeles y trazos, líneas que recorren el ensueño y un pedazo de realidad que a veces se asoma y se hace rasguño, poesía. Porque la poesía, aferrada a su infatigable viaje, se mueve de una infancia a otra: la del niño y la del adulto que no quiere perder la primera, porque la segunda es dolorosa, forma parte de un destierro.

Pero también “Libretas doradas, Lápices de carbón” (Lector cómplice, Colección Erato, Caracas 2013), de la mano de Graciela Bonnet, es una traslación a lo que no sabemos, a lo que podríamos saber y a lo que terminamos sabiendo. Tres tiempos que nos llevan por “la razón del miedo”, una clave precisa en algunos poemas de este libro; por las sombras y por los sueños. A la larga, una vez leído todo el material, el que está frente a las hojas no deja de hacer preguntas a un sujeto invisible que pudo haber estado en una esquina, o a alguien que se hace cercano de los pensamientos, de la voz del poema. 

Las lecturas desfiguran. Trastornan: es decir, el juego de leer quebranta y alivia el ánimo. A su vez, convierte al lector en un espía. ¿Cuántas preguntas, formulaciones, dudas, desechos del alma no lanzamos contra el libro abierto, a favor de su brillo, en medio de alguna opacidad de la memoria? ¿Cuántos miedos, temores, rabias o desasosiegos dejamos tendidos sobre el polvo de una página?

Graciela Bonnet articula un evento poético con los restos de un evento afectivo: 

“Un torso sin cabeza, sin piernas ni brazos.

La encontraste en la mesa de un bar, 

de madrugada. / 

Con movimientos rápidos la metiste en un bolsillo.

Era un yesquero y ya no servía. 

En tu oficina, encontraste un buen sitio para ella

sobre el escritorio…”

Podría parecer inane este segmento. Ha servido para decir un nombre en la próxima página, en el siguiente paso, casi a tientas, de quien ha entrado en un mundo, que si bien es el diario, conmina a someternos a un tiempo. Parte de ese tiempo nos incumbe, nos atañe y nos afecta. Y algunas veces nos separa, nos aleja.

Preguntas. Desvíos. “Estoy viendo los ojos de Camila, muy abiertos, dentro de unos cuantos años”. El tiempo. Y luego, la prosa se desliza hacia la ausencia, un espacio en el que quien fue nombrada, aparece en pocas palabras:


 “Sólo restos de restos 
 de restos”. 

En 1997 el grupo editorial Eclepsidra publicó su poemario "En Caso de que Todo Falle."

2.-

El tiempo. Sí, el tiempo, la razón de ser. Alguien despierta. Se encuentra con el día. Desde la lejanía de una edad personal, una niña aparece. Su voz. El poema en las acciones de quien cuenta. La prosa es limpia, solitaria. Y he aquí que quien habla en un tono afirmativo, avisa: “Ayer es el futuro de muchos años atrás y mañana será el pasado de lo que no puedo conocer”.

Y se hace nombre en “Mariana”, quien se traza el rostro, se inventa la cara frente a un espejo. Delinea su destino. Se escribe el rostro. Se lo describe. Se lo calca en el vidrio. Y como si el texto mismo lo determinara desde el silencio: “Quieres parecerte a otra cara imaginada levemente intuida”. ¿Una máscara? ¿Otra persona? ¿Otro yo reconocido? ¿Es ella la marca de quien escribe el poema?

Un breve relato descubre la vocación narrativa de la voz que anda y desanda en este libro, en el de la ficción: el misterio de unos personajes que pasan a formar parte de un proyecto. Un invento, un aparato que transgrede la realidad. Un viaje, siempre un viaje. “Si lo pienso con detenimiento, hasta podría ser una ventaja. Una vez transportados y difuminados todos los fantasmas, el Velomotor quedará libre y podré reservar un puesto en el último vuelo. 

Primer asiento a la derecha, si es posible”. 

Y luego, otras imágenes. El libro de poemas, pese a contener un cuerpo orgánico, se aleja, regresa. Encuentra el tono y nos auxilia como lectores. Un personaje devela el contenido, “Un nuevo fantasma”, y el amor. El miedo, el silencio. El poema flota. Alguien se ha marchado: lo dice el texto en su adentro, por ahí andan los significados, los que nos quiere decir: un paisaje, imágenes del tiempo roto, una casa que ya no está. Y un río, el poema –o la vida- es una corriente que se detiene.

3.-

Los personajes se encarnan. También se descarnan desde la perspectiva de saberse trazos del tiempo. Ya no son fantasmas, atisbos, siluetas. Tienen nombre y apellido y son conocidos de todos: Juan Liscano, el padre y mucho más adelante Eugenio Montejo. Liscano, una microbiografía: el poeta es una experiencia visual, oral, olfativa. Los recuerdos. La casa, los colores, algunos adornos, pedazos de papel, imágenes, el poema: 

“el murmullo del agua corriendo entre las piedras.

El patio solariego, con su mecedora, sus pinturas a medio terminar, sus muñequitos de barro o de madera.

El sofá de la sala con una cobija tejida en vivos colores.

La ventana en ángulo, justo en la cocina recién fregada, todo tranquilo y dispuesto para la siesta.

El olor de las sábanas planchadas, dobladas y guardadas con una pastilla de alcanfor, un ramito de lavanda o una astilla de canela.

Un arcón antiguo, caballito balancín, la mesa de la cena, una jaula dormida en la ventana.

La tabla del medio con vasos a medio vaciar.

Aquellas palabras que decían de una juventud desbocada.

De un amor hasta la muerte, de un pensar, de un pensar.

El libro que quedó abierto para siempre.

Cuadros, tarjetas postales, cartas, fotografías, música, recortes de prensa.

Todo tiene un rostro, una voz que me habla desde adentro y que me dice adiós, nunca, ya no más”.

4.-

De nuevo, la persona en la calle. En el país de una esquina. ¿Un fantasma, un viejo eco? Un personaje absurdo, la precisión de una pregunta. El relato recoge un breve diálogo. Pero la memoria, el texto que sigue, se desvanece. Los sueños. Una casa, siempre una casa. Relámpagos de pequeños detalles. Y entonces:

“A este sentimiento sí lo reconozco, porque el que no tiene memoria vive desolado, porque no tiene imagen para contemplarse, y vive sin saber quién es”.

Y así, un viaje. El poema se mueve sobre el agua. Un sueño, el sueño. El mismo poema sueña. Un nombre en la dedicatoria indica la cercanía del texto con el viaje, con una búsqueda. La necesidad de la prosa para relatar.

Y ahora, el poema del padre, año 2001. Las Torres Gemelas. La muerte de ese hombre carnal y anímico en otra dimensión, en otro país. Y el mundo seguía. La muerte y la vida: dos asuntos pendientes.

La voz del poema vuelve a personalizarse: un ella relata, dice de un sueño. ¿Será el mismo? Y, 


“Para callar la enfermedad que me termina
 Caracol del sueño”…Los espejos, “los ojos cerrados. 
 Y la memoria quieta”.
 

La realidad se hace tan visible que existe “la enorme satisfacción producida por la muerte del tirano X…”, lo que “podría multiplicarse hasta el infinito”.

Hay una corriente interna en el libro. Una clave que se descifra lentamente. Como aquello de “retomar el camino al Paraíso Terrenal, del que nos tienen injustamente desterrados”. La realidad, un país, la tierra negada. El exilio. 

Una ventana que quedó atrás. Sus noches, los relámpagos que no están en el texto pero que la naturaleza no niega. “Era una ventana que daba al valle de la ciudad / y se veía una multitud de luces encendidas o apagadas”. Caracas. Y alguien afirmaba la vida en esas luces. La nostalgia. El poema pendiente de un cerro. De una montaña silenciosa. De un país que se desdibuja, que precisa de nuevas libretas y de nuevos lápices.

5.-

Eugenio Montejo respira tras la muerte. Es un poema vivo. Un poeta vivo en la muerte. Un hombre que es mirado por “ella” y, “Al final, cuando ya no nos queda nada, sino un montón de huesos rotos, comprendemos que es hora de volver a nuestra antigua residencia”. Una escritura de junio del 2008. 

Al regreso, a vuelta de página: el sueño, esa constante. Caminar por la habitación en medio de un desierto. “La desolación completa, la resolana de los párpados cerrados…”. Es de noche en los versos. Y el tie
mpo ya no es el mismo. No es una línea recta. La realidad borrosa, inexplicable.


 *******



Alberto Hernández



Nació en Calabozo, estado Guárico, el 25 de octubre de 1952. Poeta, narrador y periodista. Se desempeña como secretario de redacción del diario “El Periodiquito” de la ciudad de Maracay, estado Aragua. 



Fundador de la revista literaria Umbra, es miembro del consejo editorial de la revista Poesía de la Universidad de Carabobo y colaborador de publicaciones locales y  extranjeras. Su obra literaria ha sido reconocida en importantes concursos nacionales. En el año 2000 recibió el Premio “Juan Beroes” por toda su obra literaria.




Ha publicado los poemarios La mofa del musgo (1980), Amazonia (1981), Última instancia (1989), Párpado de insolación (1989), Ojos de afuera (1989), Bestias de superficie (1993), Nortes (1994) e Intentos y el exilio (1996). Además ha publicado el ensayo Nueva crítica de teatro venezolano (1981), el libro de cuentos Fragmentos de la misma memoria (1994) y el libro de crónicas Valles de Aragua, la comarca visible (1999).  Recientemente ha publicado «Poética del desatino» y «El sollozo absurdo».



 *******


Graciela Bonnet


 Nació en Córdoba, Argentina, en 1958. Es Licenciada en Letras por la Universidad Central de Venezuela (1984). Ha trabajado 25 años como correctora de pruebas y supervisora de ediciones por contrato para todas las editoriales venezolanas, entre ellas Monte Avila, Planeta, Biblioteca Ayacucho, ediciones de la Casa de la Poesía, Pomaire, Eclepsidra, Santillana, Editorial Pequeña Venecia, La Liebre Libre. Experiencia de tres años como redactora free lance para una editorial de libros de autoayuda. Escritora fantasma (sin firma) realizó investigaciones para crear libros, novelas, tesis y monografías.Es dibujante amateur. En 1997 el grupo editorial Eclepsidra publicó su poemario "En Caso de que Todo Falle." En 2013 editorial Lector Cómplice editó "Libretas Doradas, Lápices de Carbón" En el año 2000 participó del encuentro de Mujeres Poetas en Cereté, Colombia.




 Y su blog es: Graciela Bonnet Vertiente Recíproca



*******






Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.