sábado, 24 de noviembre de 2012

"No escribo para enseñar. Tampoco tengo un mensaje detrás de los libros que escribo":

UNA ENTREVISTA AL ESCRITOR ESTADOUNIDENSE DAN SIMMONS DEL AÑO 2005





Desde que irrumpió cual tormenta en el mundo literario en 1989, publicando Fases de GravedadCarrion Comfort e Hyperion en el mismo año, Dan Simmons ha sido imposible de encasillar. La primera fue una novela del mainstream, la segunda de Horror. La tercera se convertiría (Junto con La Caída de Hyperion) en un Clásico Moderno de la Ciencia Ficción.


Simmons frecuentemente mezcla elementos de la literatura clásica en sus novelas de CF, fantasía y terror. Los poemas de John Keats inspiraron las novelas de Hyperion, así como Endymion y el Ascenso de Endymion; Tanto T.S. Eliot como Dante fueron la inspiración para The Hollow man; y A Winter Haunting le debe mucho a la ficción de Henry James. Aunque Simmons es reconocido como un escritor de ficción altamente literario, es un escritor muy popular, también. La popularidad de Simmons emerge del hecho que sus novelas siempre son entretenidas e impulsadas por fuertes narrativas. La Cantidad de premios que ha ganado –Incluyendo un World Fantasy por su primera novela, La Canción de Kali, un Bram Stoker por Carrion Comfort y un Hugo por Hyperion– nos hablan acerca de su popularidad entre la crítica.




Después de más de 20 años en el negocio, Simmons aun salta exitosamente entre género y género. Los últimos años han visto la publicación de novelas como The Crook Factory (Un Triller Histórico y ganador del premio de Ficción de Colorado) y A Winter haunting (la secuela de su popular novela de terror Summer of night). También ha estado escribiendo una serie de ficción teniendo como protagonista al duro Joe Kurtz (Harcase y Hard Freeze). Entre esas, Simmons se hizo de tiempo para escribir un puñado de historias cortas de ciencia ficción. Todas las cuales fueron publicadas en Worlds Engouh and time (2002) Y si los lectores prestaron atención a una historia en particular, The ninth of Av, habrían tenido una ojeada a lo que estaba por venir, ya que esta es una precuela a su última novela de CF, ambientada en un futuro lejano, Ilium (2003). Usando La Iliada Como su punto de partida Simmons enhebra tres historias diferentes en un todo impresionante que tendrá a los fanáticos de sus novelas de Hyperion/Endymion temblando en sus asientos por 12 meses – porque su secuela, Olympos, la cual se desenvuelve como una historia de acción y aventura involucrando a la física cuántica, robots conscientes, la épica batalla de Troya y los Dioses griegos del Monte Olimpo, no será publicada hasta esta época del próximo año, Simmons y yo tuvimos una entrevista vía e-mail en la cual discutimos el abordaje del Clásico de Homero para escribir su nueva novela, su apreciación de uno de los villanos clásicos de Shakespeare y su nuevo status como productor de Hollywood.






Marzo 2005



SFW: Sabemos que Ilium está basada en La Iliada ¿pero por qué sentiste la necesidad de poner a La Tempestad de Shakespeare y a la Ada de Nabokov en la mezcla?



 
Simmons: No fueron puestos allí como vegetales al azar echados en un guiso. Como aquellos que han leído Ilium pueden sospechar y aquellos que lean Ilium y Olympos entenderán, las conexiones y apuntalamientos literarias de esas historias son esenciales en esta. Hay discusiones en Ilium –entre dos moravecs (criaturas robóticas-orgánicas sintientes y que auto-evolucionan) mientras navegan en una Felucca por un inundado Valles Marineris en Marte, si lo recuerdo correctamente- acerca de las conexiones entre el mundo físico, el mundo cuántico y ciertos clásicos literarios.


SFW: Calibán es un personaje importante en Ilium –excepto que no es el mismo Calibán que la mayor parte de los estudiosos de Shakespeare han llegado a conocer. Una entrevista reciente en Publishers Weekly mencionó que estaba inspirado por los Poemas de Robert Browning y Auden ¿puedes profundizar en ello?




Simmons: En mi opinión, El Calibán de La Tempestad es uno de los más grandes monstruos de todos los tiempos ¡y ciertamente uno de los más subutilizados! El Calibán que la mayoría de las audiencias modernas “conocen” – al menos por la última mitad de siglo o algo así- es una sombra débil, pálida, políticamente correcta de la truculenta monstruosidad que aterró a las audiencias en la época de Shakespeare. La ambientación mediterránea de La Tempestad –representada por primera vez en 1611, creo.- fue bien conocida por los asistentes a la obra (como lo fue África) principalmente como una fuente de cosas oscuras, peligrosas, ásperas, llenas de garras y de otro mundo. La interpretación política de mayor peso en esta época es que Calibán era una pobre víctima –un alma nativa noble pero oprimida bajo la bota del imperialismo-imperialismo-colonial- Pero Shakespeare y sus audiencias entendieron que Calibán era un monstruo- y un monstruo realmente monstruoso, listo para ultrajar y preñar a la adorable hija de Próspero a la mínima oportunidad.

Y, si, Ilium toma tanto del terrorífico Calibán del casi olvidado poema de Browning Caliban Upon Setebos y la maravillosa obra-poéma The sea and the mirror así como de la ruda y colmilluda criatura de La Tempestad.

El monstruo en Ilium saca la mayor parte de su diálogo y todos sus insoportables patrones de habla –algo así como el Gollum de Tolkien con velocidad y esteroides- del poema de Browning. Y como he mencionado en otra parte el Calibán del Auden de 1940 le dice esto a una audiencia mientras está parado solo en el escenario.
Damas y caballeros, por favor permanezcan sentados.
un avión identificado se ha reportado
Acercándose a la ciudad. Una falsa alarma probablemente,
Pero naturalmente no podemos permitirnos
Tomar riesgos.
Ahora dime si eso no colmaría la total atención de una audiencia en la América del 2003 AD, además –sólo para introducir a los lectores de Ilium a una conexión secreta que he tratado de mantener oculta a lo largo de toda la novela –La madre de Calibán en La Tempestad es la bruja Argelina Sycorax, conocida en tiempos antiguos como Circe, la seductora encantadora que tiene a Odiseo prisionero por la mayor parte de sus 10 años de viajante ausencia tras la guerra de Troya.

¿Coincidencia? No lo creo.




SFW: Ambos Tom Wolfe y tú han declarado públicamente que una novela debe “mostrarnos algo sobre nuestros tiempos.” ¿Crees que Ilium cumple con ese estándar, si así es, que clase de reflexión pone de manifiesto sobre nuestros tiempos?




Simmons: Lo que sea que Tom Wolfe haya dicho, no siento ninguna necesidad de vivir de acuerdo a sus estándares (Más de lo que Tom Wolfe se preocupe de vivir bajo los míos) es cierto que he dicho en otra parte que creo que Wolfe está en lo correcto cuando sugiere que un gran número de novelas contemporáneas debería prestar más atención al mundo real
-quizás observar más a las cosas fuera de sus propias psiques sensitivas de vez en cuando para que los lectores de los siglos por venir puedan aprender algo objetivo acerca de nuestra era- Pero Ilium es ficción especulativa. Es un gigantesco lienzo- uno o dos- y la paleta de la CF es brillante y variada y acerca de mucho más que mostrarnos algo acerca de nuestros tiempos.

Por otra parte, al menos un reseñador ya ha comentado en los comentarios específicos –algunas veces desvergonzados- acerca del siglo 20 y el naciente siglo 21 que aparecen en Ilium. No es un libro que pretenda tener Sensibilidades del siglo 40. Las conexiones están allí.

El ímpetu por Ilium vino de mi propio deseo de reconectarme con La Iliada de Homero por un par de años y de tratar de entender las enormes diferencias en la sensibilidad de ese trabajo, esa edad, esa era de la psicología humana. Como David Denby escribió acerca de su reencuentro con La Iliada en su artículo de The New Yorker de 1993 llamado “¿Tiene piernas Homero?” (y de nuevo en su libro, Great Books):


“[En la Iliada de homero…] Los festines y actos de guerra y de sacrificio a los dioses pueden ser llevados a cabo de una sola manera- soberbiamente, con el máximo esfuerzo, abundante habilidad y la máxima exposición al yerro. El acto debe arriesgar, en la notable trayectoria de su esfuerzo, la posibilidad clara de la vergüenza. Cuando era llevado a cabo supremamente bien, podía ser doloroso, pero nunca insignificante.”

Por cierto, esta última frase describe bastante bien mi actitud hacia escribir. Pero entretanto, confieso estar interesado en ver el resultado cuando ese “código heroico” griego. Homérico -un compromiso total a la arête (excelencia en todas las cosas)- choca con la extrapolación de nuestra sociedad donde el más grande objetivo es ser visto como una víctima, donde la mediocridad se espera en todas partes, y donde el objetivo de la mayoría de la gente parece ser no arriesgar nada en la plana, indolente y libre de riesgos trayectoria de su esfuerzo.


SFW: Los reseñadores han aludido frecuentemente a tus “sensibilidades literarias.” Cuando escoges clásicos de la Literatura tales como La Iliada o Hyperion o La Tempestad o El Infierno como puntos de salto para tus novelas de CF, ¿es tu esperanza reintroducir (o introducir) a tu audiencia a estos clásicos? Para incitar sus apetitos y quizás lograrlos hacer regresar a investigar estos trabajos por sí mismos antes de leer tus novelas?




Simmons: No. No escribo para enseñar. Tampoco tengo una misión o mensaje detrás de los libros que escribo. Si mis libros pudieran hablar, dirían –a Popeye o Yaveh vestido como la Zarza ardiente –“Yo soy lo que soy,” o quizás, más sucintamente, “yo soy, yo soy.” Si alguno de mis lectores se motiva a leer o releer La Iliada después de leer mi Ilium, eso me deleitaría tanto como escuchar que algunos vagaron de regreso a John Keats después de leer uno o más de mis novelas de Hyperion. Pero no soy el Flautista de Hamelin, soy sólo un contador de cuentos. Y creo que estas inclusiones hacen algunas de mis historias más interesantes –o al menos más divertidas-


SFW: The Ninth of Av (con su archipiélago Neoyorquino) y Vexed to Midnight By a Rocking Cradle incluyen dentro de su trama una futura gran Manzana que ha sido sumergida, Flashback menciona una droga que –creo- también es empleada en Hyperion. ¿Es este un esfuerzo consciente de tu parte para crear un futuro vagamente relacionado (a lo Heinlein)?


Simmons: No. The Ninth of Av es algo así como una precuela desconectada a Ilium, así que los personajes, criaturas y elementos de trama aparecen aquí primero. Cualquier cosa en cualquier otra parte es pura coincidencia o un ejercicio de reciclaje. Dejaré esos futuros conectados de Heinlein-Asimov-Blish-y otros (algunas veces torpemente) a los fantasmas de aquellos que los crearon. El único terreno común que mis varios futuros comparten está en las limitadas dendritas y materia gris de mi cerebro.


SFW: En Hyperion y La Caída de Hyperion, tenías a la Humanidad (La Hegemonía) enfrentándose a sus “Dioses del Futuro,” las IA, y ahora en Ilium (y presumiblemente, en Olympos) Los Humanos están en batalla con sus Dioses de Nuevo. ¿Es esta una obsesión con Dioses vs Seres humanos (o usando tus propias palabras “un lento círculo de Obsesiones tan visible y algunas veces ominoso como carroñeros dando vueltas en torno a un caminante del desierto”?


Simmons: No una obsesión –sin carroñeros a la vista en este caso.- pero tengo que confesar que las historias de guerras y desacuerdos entre meros mortales y sus dioses no han resultado carentes de interés. Quiero decir, La Biblia se ha vendido bastante bien. Y Escucho rumores de un grueso poema llamada El Paraíso Perdido que parece obtener algo de Kilometraje de ese concepto. Incluso en la religión, así parece, no hay drama sin conflicto.


SFW: Tu sitio web www.dansimmons.com menciona algunas grandes noticias respecto a la producción de una novela basada en Hyperion ¿Algo qué decir al respecto?

 
Simmons: Hay algunas emocionantes noticias acerca de la opción de mis cuatro novelas de Hyperion (más la noveleta independientemente publicada ubicada en ese universo) vayan a ser adaptadas en esas tan adorables cuatro palabras “una gran película” –pero el contrato estipula que los estudios, director y productores involucrados hagan un anuncio formal con todos los detalles. Así que estoy esperando a ese anuncio. Garantizo que al menos una persona –moi- estará emocionada cuando llegue.

Entretanto, acabo de ver un anuncio formal de New Regency Films que ha tomado la alternativa de llevar al cine mi primera novela, La Canción de Kali, que será dirigida por Darren Aronofsky (Pi, Réquiem por un sueño). Esto me interesa –especialmente si la película se filma en Calcuta, donde está ambientado el texto.

Soy oficialmente un Productor –no un productor honorario a cargo de sentarse al lado de la puerta, sino un productor de buena fe en los dos proyectos de películas anteriormente mencionados, los cuales involucran al menos algunas conferencias y revisar los guiones que se escriban –y estamos negociando un trato donde yo escribiría el guión de mi novela de horror del 2002, A Winter Haunting, usando elementos de mi novela anterior Summer of Night


SFW: Aparte de tu agitada agenda como un ejecutivo de películas de Hollywood ¿Tienes proyectos en cartera dignos de mencionar?


Simmons: Olympos es el siguiente gran reto. Está programado para salir el 2005, pero aun está en sus etapas iniciales. Este será un libro grande y atrevido -en la escala de Ilium, pero con un enfoque psicológico y una estructura narrativa muy distintas- y estaría mintiendo si no dijera que el reto es abrumador. Afortunadamente, me gusta lo abrumador.

La tercera novela de “Joe Kurtz” –Hard as nails- está programada para ser publicada posteriormente en el otoño, y le debo a St. Martin’s Press (Minotaur) el cuarto y final de contrato el próximo año, mi título preliminar para esta es Hard Day Dying.


Más allá de este pedacito de trabajo programado, sólo tengo un libro más contractualmente debido a mi editorial Harper Collins, pero no hemos decidido la naturaleza de la novela aun.

© Science Fiction Weekly (Entrevista por: Dorman T. Shindler)
Traducido para Velero 25 por: Isaac Robles.



 Tomado de Velero 25




1 comentario:

  1. Uno de mis escritores favoritos. Gracias por tan excelente entrevista.

    ResponderEliminar