domingo, 22 de junio de 2014

Los muchachos con faldas y nada locos en Francia en contra los prejuicios hacia las mujeres y para solidarizarse con el matrimonio gay



Cartel español de Some like it hot.


Pues esto parece una tontería pero no lo es. Vivimos en un mundo en el que en muchas sociedades a la mujer aún se la trata como a un ser inferior y no solo en una práctica diaria, más o menos oculta y semi justificada por conceptos tales como la tradición o la costumbre. Hay varios países que en la actualidad mantienen leyes en las que simplemente la mujer es un ciudadano de segunda. Por eso estos gestos, estos símbolos dentro de la Europa que parece que está de vuelta de todo gracias a las libertades gestadas y promovidas en su corazón en épocas pasadas, siguen siendo necesarias. 


La auténtica libertad del ser humano reside en su capacidad de elección, en el libre albedrío judeocristiano, y la imposición de una uniformidad lo que hace es subyugar la individualidad al tiempo que predispone a ciertas actitudes que se reflejan en las instituciones que promueven estas prendas. El dimorfismo sexual en la especie humana es más que evidente y no es necesaria remarcarlo con ropa que además inclinan a los alumnos a presuponer roles supeditados al género. 


Por otra parte la propia confección de la falda, en su patrón y diseño, es un elemento que coarta la movilidad de quien lo viste. Alguien con falda no puede luchar, difícilmente correr o trabajar, es una mordaza domestica e inculcada. Sí, siempre puedes levantarte las faldas para realizar cualquiera de estas actividades, pero esto choca de frente con otra de las grandes cadenas que las mujeres deben soportar todavía en nuestros días: el pudor. Nada baladí; en la Atenas clásica, ante la ola de suicidios femeninos, se decretó que los cadáveres de aquellas que se suicidasen serían expuestos en público, desnudos y sin mortaja. Pudo más el pudor que el instinto de supervivencia.


En latinoaérica la pelicula fue llamada Una Eva y dos Adanes

 Nenes con falda, me parece genial. En «Lisístrata» de Aristófanes, muchos hombres travestidos conseguían comprender algo mejor a sus mujeres. A mucho macho de ahora, de esos que gustan de «llevar los pantalones» habría que ofrecerles una falda de corte lápiz o tubo y lanzarle al campo de batalla de nuestro día a día.

Cartel de la película española Lisístrata






"Tan real como quieras que sea, nene."

 
******* 







Jóvenes protestan contra el sexismo en Francia

Un centenar de estudiantes usaron falda en 27 colegios para apoyar la campaña.






A pesar de la polémica nacional –o de pronto gracias a ella– un centenar de muchachos franceses, mujeres y varones, respondieron este viernes al llamado que hicieron asociaciones estudiantiles de la ciudad de Nantes y llegaron al colegio luciendo una falda.


Cerca de tres decenas de establecimientos de secundaria participaron en una jornada contra el sexismo denominada "Ce que soulève la jupe". La expresión es un juego de palabras entre el gesto de "levantarse" la falda y las cuestiones que plantea el tradicional atuendo femenino. En particular, los prejuicios contra las mujeres.




Las estudiantes se exponen a la burla, los chistes de doble sentido e incluso los insultos cuando van al colegio en falda. En un contexto social donde se mezcla un puritanismo vagamente religioso y la influencia de las películas pornográficas, esta prenda se ha convertido en un tabú. Inclusive las maestras se muestran reacias a llevarla.

De ahí el valor simbólico que tiene para quienes preconizan la igualdad entre los sexos que al menos una vez al año las chicas, pero también los chicos, se atrevan a desafiar la presión social y asistan a clase vestidas con esa ropa. Es una forma de sensibilizarlos al problema y hacerlos tomar conciencia de lo que padecen a diario numerosas mujeres.





Esto es lo que defienden las asociaciones estudiantiles que proponen la jornada, la cual fue autorizada y respaldada por las autoridades educativas locales, sobre la base del voluntariado, es decir, sin ninguna obligación para los rectores de adherir a la iniciativa. De los 220 colegios de la zona, 27 decidieron participar.


Pero la jornada también tuvo sus enemigos: asociaciones conservadoras, en particular el movimiento que lucha contra el matrimonio homosexual, pidieron que fuera anulada. Estos grupos critican esta manera de luchar contra la desigualdad entre los sexos.


Trailer de Una Eva y dos Adanes


El hecho de cruzar en la calle a varones vestidos de mujer lo que realmente está vehiculando, según ellos, es la idea de "indiferenciación" entre los sexos, es decir, que no existiría ninguna diferencia entre el hombre y la mujer. Este último es un postulado que se derivaría de los "estudios de género", teoría muy criticada en los medios tradicionales.


Una diputada de derecha increpó justamente al ministro de Educación en la Asamblea Nacional preguntándole si iba a "acabar con la empresa de demolición sistemática de las referencias que estructuran la construcción de nuestros hijos". La líder de una asociación de familias estimó que "el papel del colegio no es ocuparse de estos aspectos tan personales".




"Reacción histérica y polémica estúpida", denunció por su parte un sindicato de profesores que subrayó que el año pasado la misma jornada no había suscitado ningún tipo de debate. Esto es probablemente cierto pero el clima social ha cambiado en este país.


Trailer de Lisístrata 


La derecha y la extrema derecha se han percatado de los beneficios políticos que pueden sacar del combate contra iniciativas como la autorización del matrimonio gay, que desencadenó protestas masivas y minó la imagen del presidente de Francia, François Hollande, que se ha convertido en el presidente más impopular en la historia de Francia. El mandatario cuenta con menos de un 20 por ciento de opiniones favorables y la extrema derecha podría llegar en primer lugar en las elecciones europeas del 25 de mayo.




"Tocamos fondo", dijo precisamente la líder del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, a propósito del caso de la falda. "En materia de defensa de los valores de nuestra civilización, de nuestra cultura, hemos tocado fondo".



Tomado de El Tiempo

 Enlace Relacionado:






1 comentario:

  1. Por tradición los hombres desde siempre se habían vestido con faldas, solo hace 300 años que los obligaron a usar pantalón.
    El pantalón es la prenda menos adecuada para un hombre; el calzoncillo bóxer, hace las veces de férula en los genitales, (propiciando mal funcionamiento, y discapacidades), la costura central del pantalón maltrata, magulla e incomoda todo el tiempo los genitales; la correa o cinturón hace las veces de torniquete, y obliga al corazón a bombear la sangre con mayor esfuerzo, (para vencer la contracción que hace el torniquete), y por mala irrigacion sanguínea afecta: el aparato digestivo, el sistema urinario, el aparato reproductor. Ademas con el uso del pantalón el hombre ha terminado orinando de pie lo cual es totalmente antinatural. Las Faldas y los vestidos con faldas para los hombres son suprema-mente SALUDABLES, CÓMODOS Y CONFORTABLES. El pantalón, el calzoncillo ajustado, la costura central del pantalón, y la correa o cinturón, están promoviendo las enfermedades modernas de los hombres: IMPOTENCIA, ESTERILIDAD, PROBLEMAS DE LA PRÓSTATA Y POSIBLEMENTE CÁNCER DEL TESTÍCULO.
    Ninguna parte del cuerpo del varon se maltrata mas que los genitales.
    Por salud y comodidad mejor usar FALDAS O VESTIDOS CON FALDA

    ResponderEliminar