viernes, 17 de septiembre de 2010

Apocalipsis, In memoriam, Luego del verano y Odessa:

Cuatro poemas de Gelindo Casasola



Gelindo Casasola. Fotografía de Gabriel Pilonieta




Estimados Amigos


Hoy le obsequiamos cuatro poemas de Gelindo Casasola (Udine, Italia, 1956-Mérida, Venezuela,1980). Los textos y la fotografía fueron tomados del libro Rostro y Poesía. Poetas de la Universidad de Carabobo, publicado por esta institución en 1996. La selección y notas de este libro corrieron a cargo de Luís Alberto Angulo.

Tanto la imagen como los textos presentados en esta entrada son inéditos en la red. Disfruten a continuación de los poemas:




      Apocalipsis

La cabalgata más extraña
de jinetes salpicados de mar


y de agosto
sobre la tierra asolada,
profundiza su muerte.




             In memoriam

¿Acaso has muerto en verdad Leopardi,
que el aire no sostiene pensamiento tuyo ni su deseo?

Los pinares crecen en verdor justo
hacia celeste sencillez,
tú no puedes ser menos.
Recuerdan tu gloria en el pueblo
y habla de ti como conocido.
Ignoras creerlo, ¿no es cierto?
Pero un libro tuyo abandonado en el parque
es más que un libro.


              Luego del verano


Luego del verano nos abatimos sobre la vida
sin deseo.
Para la lluvia oscura y la entrega
no es otra cosa que una resistencia
perfecta de los días.
¿Qué del verano nos recuerda la muerte
y su gravedad?
Comenzaremos entonces la migración
que termina lejos en el aire.


              Odessa


Aunque nunca estuve en Odessa
recuerdo la ciudad y su vida.
Esperar llegar a ella es inútil
porque nunca ha existido
y tan sólo sombras son sus muros
proyectados al mediodía.
Vacía es ella.

Nosotros la recordamos


Rostro y Poesía. Poetas de la Universidad de Carabobo, 1996



6 comentarios:

  1. Jairo Gracias por dejar tu comentario.

    ResponderEliminar
  2. Casasola es quizás el mayor poeta de la Generación del 80 de Venezuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si murió en el año 1980 creo que no pertenecía a esa década.

      Eliminar
  3. Gracias José Antonio Ramirez Garbi por comentar la entrada. Bienvenido al blog del grupo Li po

    ResponderEliminar
  4. Extraordinaria voz, enciende la palabra más allá de ella misma, aunque esté fría de olvido

    ResponderEliminar