jueves, 23 de enero de 2014

“Usted ha alcanzado el triunfo literario en España si….”

por So Blonde



Todo escritor  que se precie debe tener un saco con coderas de cuero


Estimados Amigos


Nuestro llamado público desde esta palestra virtual que pedía que un escritor venezolano se atreviese a describir las caracteristicas de un escritor de prestigio en nuestro país, tal como lo hizo Andrés Burgos, aún no ha sido respondido pero nuestra amiga So Blonde con gusto nos envía este texto desde España.
 

Deseamos disfruten de la entrada.




*******
 10/Ene/2014




Hay un momento en el que un autor se plantea si es un “Consagrado” o sigue siendo un “Wanabe”, para los que os encontréis en esta tesitura de duda existencia aquí van algunos puntos que os pueden ayudar. Tenéis que marcar con un círculo los números en los que os sintáis representados, luego hay una tabla de resultados, igual que en la Superpop.



1. Vendes una mierda pero en los portales de descargas de ebooks tus libros son lo más pirateado y cuando le das al enlace te aparece un pop up que dice: “¿Quiere follar con mujeres maduras?”



2. Te encuentras en el Emule con relatos que escribiste hace diez años en el seminario aquel de taller de cuentos en el que te inscribiste. Lo que antes podías responder con un: “Sí, no, depende” o “Con leche, por favor” ahora lo contestas con frases como: “Café, ¿somos nosotros los que tomamos el café o él nos toma a nosotros?”



3. El fandom, tanto de lectores como de escritores, intentan impresionarse entre ellos citando alguna obra tuya como “Mi última lectura”.



 4. Algún capullo de los del punto anterior suelta la bomba de: “Yo lo estoy releyendo. He encontrado matices que se me escaparon en la primera toma de contacto con el autor”.



5. Los reseñadores de medios importantes comienzan sus críticas rememorando la juerga que se corrieron contigo después de la última presentación.



6. Un alguien te llama “maestro moderno” o “genio de nuestro tiempo” y tú no sientes vergüenza ajena ni miras hacia atrás ni nada, es más, sonríes con benevolencia. 

Lucia Etxebarría




7. Lucia Etxebarría se mete contigo y suelta en su muro que “eres un claro ejemplo de escritor generado por el falopatriarcado” o que “eres un producto que denigra el papel de la mujer que tanto ha costado alcanzar”.



8. Alejo Cuervo te llama “viejo amigo” en una mesa redonda del Saló de Barcelona



9. Puedes ir sin maquillar a los sitios y nadie se mete contigo: “Ella está por encima de esas cosas, es indómita y libre como sus textos” o puedes mirar directamente las tetas de las nenas sin reproche: “Él es así, un hombre pasional y voluptuoso, igual que su prosa”.



10. Tus colegas del barrio ya no te llaman “El Topo” o “La Magdalenas” ahora te citan por el apellido, igual que en el cole y en la mili.



11. Puedes adoptar pose de estar estreñido en las fotos y nadie te llamará capullo. También puede comprarte americanas con coderas.



12. Gente que no conoces de nada se sienta en tu mesa y te confiesan que también son escritores y que eso os hermana. Ellos no han publicado porque se mantienen íntegros (no como tú, puta del sistema) pero agradecerán un prólogo o un blurb promocional.



13. Te sueltan la frase: “Es para escribir un libro.” Cada vez que te van a comer la oreja con una anécdota que te importa menos que una mierda de raposa, que, por cierto, son así lobuladas.



14. Te ponen al mismo nivel que escritores que están ya muertos. Me refiero a nivel literario no a que huelas igual.


Alejo Cuervo



15. Puedes decir: “Mi agente en USA”, “Mi editor actual” o “Mi equipo de documentación “y la gente lo verá como algo normal.



16. En una revista universitaria alemana el catedrático de literatura latina se escribe 3000 palabras (en alemán parecen menos porque las arrejuntan) sobre la profundidad de tus primeras novelas y la evolución hacia la trascendentalidad que demuestran tus últimos trabajos.



17. Sales en la tele con títulos tan acojonantes como “Escritor”, “Pensador” “Intelectual” o “Filosofo” y la gente escucha tu opinión aunque sea sobre la depilación del escroto de los canguros.



18. Nenas o nenes, jóvenes, lustrosos y macizos, empiezan a acercársete en las fiestas. Hay un nombre importante en el mundo editorial que nadie pronuncia en tu presencia por “aquello que tuvisteis” por lo visto esto te marcó y redefinió toda tu obra.



19. Vas pedo o fumado todo el día y le gritas a las farolas. Tus pupilos, pues has creado escuela, lo toman como atributos indiscutibles de la genialidad de tu espíritu, incluso cuando te meas encima.



 20. La gente te quiere en sus presentaciones, en sus firmas, en sus lecturas, en las comuniones de sus hijos. Aportas menos que un tercer pezón pero gustas en las fotos.



21. Una becaria de El País XL te llama de vez en cuando para preguntarte gilipolleces del estilo: “¿Cuál sería su viaje soñado?” o “¿Qué recomendaría como regalo del día del Santo Prepucio?”



22. Tienes archienemigos, suelen ser con los mismos que te intercambias los números 1, 2 y 3 de la listas de ventas. En realidad no los conoces pero siempre que tenéis ocasión os ponéis a caer de un burro.



23. Nunca vas a actos en los que estén los archienemigos porque “No sé qué puede pasar, yo es que me pierdo.” En realidad no pasaría nada y por eso mismo no vas. Además, no te has partido la cara desde el cole y ahora ya te da pereza. 




Respuestas:


Has marcado 7 o menos: Pues sigue jugando. Todavía estás a medio hacer, no sabes si eres pera o manzana pero la adolescencia es una etapa muy bonita, oye.



Has marcado entre 7 y 16: Vas bien pero te falta un poquito de la pátina del tiempo, algún exceso y un par de éxitos editoriales que deriven en serie de producción propia. Es el momento de un librito sobre la Transición o la Guerra Civil, para mostrar que eres un autor serio, maduro y comprometido con la Historia.



Has marcado entre 17 y 23: Eres una leyenda viva de las letras. Dentro de nada estarás en los libros de texto y los púberes te dibujaran gafas, bocadillos con frases graciosas y penes que expulsarán cosas en tu cara. Lo mismo consigues un condado o un premio literario con tu nombre. El sumun sería que tus frases inmortales llegasen a formar parte de la voz en off de un anuncio de coches pero, joder, eso es complicado que esto no es rock & roll.




"Tan real como quieras que sea, nene."




No hay comentarios:

Publicar un comentario