lunes, 2 de agosto de 2010

"Tusitala"
Un texto etimológico sobre Robert Louis Stevenson





 

A Diego Montenegro, mi padre


Días atrás me reuní con un escritor amigo en una panadería a conversar y ponernos al tanto de las novedades. Al charlar “saltamos” de un tema a otro y terminamos hablando de Robert Louis Stevenson (Edimburgo, Escocia, 13/11/1850 – Upolu, Samoa, 3/12/1894), autor de “La isla del tesoro”. Conversamos sobre su obra literaria y de cómo al radicarse en el Pacífico los nativos le llamaron Tusitala: el contador de historias.


Mi primer contacto con la obra de Stevenson creo que fue con “Las Aventuras de David Balfour”, en una adaptación al formato historieta, publicada por la colección de Joyas Juveniles de Bruguera, que me regaló mi tío Carlos cuando yo era un niño. Casualmente un 13 de noviembre fecha de cumpleaños tanto de Robert como de mi padre. Luego cobraron vida en mi mente el resto de  sus cuentos, novelas y ensayos.

 
Aventuras de David Balfour de Joyas literarias juveniles de Bruguera


La palabra Tusitala me arrastró a mis recuerdos y recordé que en mi infancia, esa época donde la angustia era más simple, tenía como costumbre relacionar palabras de idiomas distintos que tenían una fonética similar y comprobar si tenían un significado parecido. Quizás debido a la historia de la Torre de Babel, y la pérdida de la lengua original de la humanidad. Recordé entre muchas palabras cómo buscaba relacionar a los Arévacos celtiberos de Hispania con los Arahuacos de Venezuela  o la Caraca romana de Tarraconense con Caracas, nuestra capital. Era una forma de buscar la madre de todas las lenguas. Tiempo después, descubrí el Nostrático, esa hipotética lengua de la cual derivarían las lenguas indoeuropeas, las urálicas, las afroasiáticas y las dravídicas entre otras familias, y otras teorías sobre el origen del lenguaje. Escuchar nuevamente el nombre samoano de Robert me hizo volver a esa vieja afición.

Robert Louis Stevenson con su esposa y sus amigos en Samoa






Robert era escocés y escribía en inglés, así que trate de relacionar Tusitala con una palabra de significado similar en el idioma inglés como es “Storyteller” (cuentacuentos, narrador), basándome en la similitud entre “Teller” y “Tala”. Aunque también “Tala” suena parecido a “talk” (hablar, conversar), es más parecida a “Tale” (cuento, relato); así que olvidé la estructura del inglés donde el adjetivo antecede al sustantivo y pensé en español donde la estructura es a la inversa. Supuse que “Tala” y “Tale” tenían significados similares así que “Tusi” equivaldría a contador y “Tala” a historia. Traduje Tusitala literalmente como “contador de historias" apoyándome en la estructura del español y basándome en una temeraria similitud entre palabras. Después de tomarme este trabajo me pregunté si tendría algún asidero en la realidad.



El siguiente paso era descubrir qué significaban “Tusi” y “Tala” en samoano. Lamentablemente no tenía un diccionario samoano-español a mi disposición, pero recordé a mi gran amiga la red y pude hallar un diccionario inglés-samoano. Consultándolo hallé palabras como “Tala faamusika” que significa Ópera, evidentemente musika es un préstamo lingüístico, así que supuse que “Tala faamusica” debía significar literalmente “historia cantada o con música”. “E Tusi” actualmente es un verbo que significa escribir o dibujar y “Tusi” a secas significa carta o libro, la palabra “Tala” significa historia y en otros contextos significa conversación o discusión, y forma parte de varias palabras compuestas en samoano. Finalmente, busqué la palabra “Tusitala” y  actualmente significa escritor que no es más que un contador de historias sobre el papel. Es sumamente curioso que dos palabras de idiomas tan distantes signifiquen lo mismo. Quizás sea un vestigio de la época donde de las gargantas de los hombres brotaba una única lengua. Mucho antes de la Torre de Babel.



Richard Montenegro

Escrito originalmente para Escribarte



*******









Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.


7 comentarios:

  1. Saludos, Richard. Estupendo texto sobre la traducción, más allá de la condición "traductor:traidor", amén de la mixtura entre el ensayo y la crónica. Hablé el otro día con el poeta Manuel Da Silva sobre la posibilidad de constituir un grupo literario alternativo, pues es menester retomar espacios como las Librerías del Sur -independientemente de su mudanza en Valencia-. No podemos cruzarnos de brazos con el precario clima cultural de la ciudad. La labor de este grupo pudiera abarcar los estados centrales:Aragua, Carabobo y Cojedes. ¿QUÉ TE PARECE LA IDEA?

    ResponderEliminar
  2. ¡Un abrazo, Richard!. Maravilloso texto que denota tu interés en las etimologías, un tema por demás interesante, sin contar la alusión a Stevenson, un grande de las letras.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Excelente análisis, Richard eres genial.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a la Fundación Librerias del sur por ofrecer su espacio para nuestra majadera labor cultural. Gracias por visitar el blog y por comentar.

    ResponderEliminar
  5. En la revistacaracola.com.ve tiene un modesto espacio.

    Humberto Gómez, Director

    ResponderEliminar