jueves, 19 de junio de 2014

"Al abdicado Juanito Borbón, desde hispanoamerica con humor"

Una carta de Laureano Márquez al Rey


Juan Carlos I de España








Tras leer la irónica, brillante y cargada de razones carta de Laureano Márquez P al abdicado rey de España; “Juanito”, lo primero que a uno se le acude a la cabeza es la frase: “Al Cesar lo que es del Cesar”… pero no, eso sería demasiado sencillo y falaz.




Discurso de Su Majestad el Rey Juan Carlos I el 23 F de 1981


En Economía se conoce como externalidad positiva a aquella acción (de producción o de consumo) que genera un efecto positivo en los demás que el ejecutor de la acción no puede capitalizar en su favor o dicho de otro modo no puede privar a los demás, independientemente de que lo quiera o no. Ejemplos: un apicultor genera un efecto positivo en los campos circundantes gracias a la mayor polinización que las abejas procuran, cuidar un bonito jardín privado embellece las vistas de los vecinos.  Juan Carlos I realizó un acto (aunque hay quien ve algunas sombras sospechosas), en la madrugada siguiente al 23 de Febrero de 1982. La democracia sobrevivió al intento de golpe de Estado. Evidentemente ese acto generó una importante externalidad positiva… pero 39 años de reinado es una más que merecida paga a aquella acción. Los republicanos han guardado un silencio respetuoso en pago a esa externalidad positiva. ¿Qué razón hay para que Felipe VI siga “cobrando los réditos” por aquella madrugá de hace más de 30 años?



La cancion de Els Pets  Jo vull ser Rei es del disco: Brut Natural editado en 1994

Laureano hace un hábil juego de espejos, una comparación, donde no salen bien parados los comparados. Verdades como puños y pullas que son unas nuevas Lanzas Coloradas.

Portada de la novela del venezolano Arturo Úslar Pietri en la edición de la Biblioteca básica Salvat del año 1970









*******

Juanito posando con el paquidermo al que le arrebató la vida



Señor:


Ya ve usted qué diferentes son los países. Lo digo por la ligereza con la que se ha tomado su abdicación. Nada debe ser más difícil que reinar sobre el alma española, cuya complejidad y contradicciones hemos heredado los hispanoamericanos, en muchos casos agravadas por los propios ingredientes que la historia particular de ambiciones y demagogias ha puesto en cada caso. Usted, en mala hora, mató un elefante en África (por cierto, pidió públicas disculpas por el asunto, algo que jamás le hemos oído a un gobernante nuestro en 200 años de independencia y créame que a veces las han puesto más grandes que un elefante) y con ello se pretende anular 39 años de brillante reinado que tantas vidas le ahorró a la España de charanga y pandereta, llena de heridas de bando y bando.



El rey Juan Carlos se disculpa por su cacería en Botsuana

 Nosotros llevamos más de 40 muertos humanos, amén de innumerables torturas y violaciones a los derechos humanos en los últimos meses y más de 24.763 muertos en 2013 (según la ONG Observatorio Venezolano de Violencia) por la inseguridad —que verdaderamente es la única que aquí reina por completo y sin visos de que vaya a abdicar— y la izquierda alcahueta de su país no dice ni esta boca es mía. Las muertes de la “izquierda” definitivamente son menos muertes que las de la derecha. Siempre ha pasado en la historia: no es lo mismo Hitler que Stalin o Mao, ni Fidel que Pinochet. No hay museo de la memoria para los muertos, torturados y desaparecidos de las dictaduras de izquierda.




Una intervención de Juan Carlos I más conocida en Venezuela: "¿Por que no te callas?"



Qué fácilmente olvidan algunos el difícil tránsito del franquismo a la democracia, que Suárez y usted llevaron con tanto tino; el establecimiento de un sistema de libertades inexistente en España y el respeto a una pluralidad cultural en la que no hay nada más español que negar la hispanidad. A los mismos que les parece excelente que Fidel traspase el poder a su hermano, sin que los cubanos hayan votado nunca una monarquía, les parece mal que usted abdique en favor de su hijo Felipe, cuyo mayor inconveniente será, sin duda, que siendo el sexto de su nombre, inevitablemente, quedará asociado su reinado a Camilo, que es el único Sesto que España ha conocido en los últimos tiempos.

Camilo Sesto, el único monarca español coronado por propia mano



Renunciar al poder, de cuyo ejercicio efectivo además usted carece, por tratarse la suya de una monarquía constitucional que aleja de sus manos las tareas de gobierno, es algo que desconcierta nuestras ambiciones de poder perpetuo. Nosotros al independizarnos cambiamos la monarquía por una caterva de reyecitos que nunca han sido constitucionales. Se quedaron en la monarquía absoluta y creen que su poder está fundado en el derecho divino, pero no de Dios, sino de lo divino que es permanecer en el gobierno, más como caporales que como estadistas. Otra tacha que lanza sobre su reinado esa ambivalente izquierda española, cuyo eco oímos por aquí, es el tema de su yerno, censurable también, pero debidamente investigado por los tribunales. Le aseguro que por estos lares nadie se atrevería a abrirle ningún juicio ni siquiera a un primo (aunque sea de Rivera) del cuarto grado de consanguinidad. De hecho, la malversación de nuestras “familias reales” es pública y notoria y ningún juez se atreve siquiera a levantar la venda de la justicia ni un milímetro, para ver que nuestros “reyes” andan siempre desnudos. Hemos visto desde nuestros predios, donde no se consigue ni papel para limpiarse el culo (que en España no es mala palabra), cuestionar su gestión por la crisis económica en la que España se ha visto sumida. Los que se ofenden por los 7 millones de euros que cuesta el sostenimiento de la Casa Real (por cierto, 12,6 menos que en el 2010), son los mismos que se han dilapidado 3.000.000 x 100 x 31 x 12 x 16 dólares y para los cuales 7 millones de euros seguramente es el sencillo de una buena comisión o negocio fraudulento. Y no le cuento del presupuesto de nuestra Presidencia, no solo por evitarle un real soponcio, sino porque no sé a qué euro debe calcularse, si negro, Sicad I o II, pero créame que le llevan una morena.



Camilo Sesto interpretando "Vivir así es morir de amor"


En fin, le escribo ahora que ya no será más rey para que nadie diga que le adulo. Además, no podrá usted nombrarme marqués, porque el marqués de Márquez suena ridículamente cacofónico. Me encantan los árboles caídos. Usted y Benedicto XVI son para mí lo más parecido a eso que se denomina “héroes de la retirada”. Los que en su renuncia se engrandecen y muestran que hay otros intereses colectivos por encima del ego personal, que no es poca cosa en un rey: ahí tiene usted a Isabel, que con tal de que su hijo nunca llegue a ser rey está dispuesta a vivir 150 años. Usted fue, simultáneamente, el peor error de Franco y el mejor acierto de la España moderna. Lástima que los españoles se avergüencen tanto de sus aciertos y, como nosotros, celebren tanto las metidas de pata.







Jo vull ser rei. Letra en catalan y castellano


Jo vull ser rei,
ser per collons cap de l'Estat,
tenir-ho tot fet
només per ser fill de papà.
 
Fer-ho tot bé,
mai ser escollit, mai ser votat,
sempre trobar
la moto amb el motor
engengat.
 
Tan aborrit d'estar envoltat
per una colla de llepons,
suant infal·libilitat
com un cacic o un dictador.
 
Fotre un polvet
amb la total seguretat
de que el xiquet
tindrà el futur encaminat.
 
Tenir a en Porcel
per a poder-me defensar,
o fer un discurs
que ben segur que aplaudiràn.
 
Tan aborrit d'estar envoltat
per una colla de llepons,
suant infal·libilitat
com un cacic o un dictador.
 
Se sap que som iguals
devant la llei
per què collons jo mai
podré ser rei?
 
Reivindicar
al que em va colocar on sóc
sense parlar
res que no sigui l'espanyol.
 
I viatjar molt,
sigui oficial o per plaer,
que ja se sap
que a Suïssa s'esquia molt bé.
 
Tan aborrit d'estar envoltat
per una colla de llepons,
suant infal·libilitat
com un cacic o un dictador.
 
Se sap que som iguals
devant la llei
per què collons jo mai
podré ser rei?
  Yo quiero ser rey,
ser por cojones jefe de Estado,
tenerlo todo hecho
sólo por ser hijo de papá.
 
Hacerlo todo bien,
nunca ser elegido, nunca ser votado,
siempre encontrar
la moto con el motor
en marcha.
 
Tan aburrido de estar rodeado
por un puñado de chupaculos,
sudando infalibilidad
como un cacique o un dictador.
 
Echar un polvo
con la total seguridad
de que el chiquillo
tendrá el futuro encaminado.
 
Tener a Porcel
para poderme defender,
o hacer un discurso
que seguro que aplaudirán.
 
Tan aburrido de estar rodeado
por un puñado de chupaculos,
sudando infalibilidad
como un cacique o un dictador.
 
Se sabe que somos iguales
ante la ley;
¿por qué cojones yo nunca
podré ser rey?
 
Reivindicar
al que me colocó donde estoy
sin hablar
nada que no sea español.
 
Y viajar mucho,
ya sea oficial o por placer,
que ya se sabe
que en Suiza se esquía muy bien.
 
Tan aburrido de estar rodeado
por un puñado de chupaculos,
sudando infalibilidad
como un cacique o un dictador.
 
Se sabe que somos iguales
ante la ley;
¿por qué cojones yo nunca
podré ser rey?



*******



En 1968 nace. Reside en Málaga desde hace más de tres lustros.

Economista y de vocación docente. En la actualidad, trabaja de Director Técnico.

Aficionado a la Ciencia Ficción desde antes de nacer. Muy de vez en cuando, sube post a su maltratado blog.

Y colabora con el blog de Grupo Li Po







No hay comentarios:

Publicar un comentario