miércoles, 10 de mayo de 2017

LA CULTURA POPULAR: Tiene amigos a montón...





Estimados Liponautas

Hoy es el día del Artista Plástico en Venezuela y aunque hay suficientes motivos para no celebrar este día decidimos homenajear a uno de los constructores de  la venezolanidad: Juan Felix Sánchez.


Deseamos disfruten de la entrada

*******


Freddy Ordaz

Con motivo de celebrarse el 10 de mayo día nacional del artista plástico; es oportuna la ocasión para invitarlos con mi amigo el camino para que juntos recorramos la biografía de un hombre que se convirtió en un icono del estado Mérida. Refiero-me al creador del páramo, como también se le conoce. Ese hombre con nombre y apellido: Juan Félix Sanchez. Nacido un dieciséis de mayo- mes de las flores- de un mil novecientos, entre arboles, bosques y vientos fríos en San Rafael de Mucuchies , la región más alta de Mérida los Andes venezolanos; vino escoltado por cigarras , e inquietas ardillas. Hizo estudios en una escuela de su lar nativo abandonándolos después para dedicarse al lado de su padre a las labores agrícolas. Desde muy joven manifiesto su creatividad y necesidad de expresión artística en diversas formas; fue un hombre con un gran fervor religioso y en sus obras se expresa claramente ese sentido místico y ese profundo sentimiento religioso.



En el año 1946 Juan Félix Sanchez y Epifanía Gil, su compañera sentimental se echaron andar entre montañas azuladas, frailejones y espelucados matorrales, lo seguía “prometido” su incondicional amigo el lanudo mascota olfateando el camino, como caminantes solitarios , cruzando sombras tristes. Seres sin tiempo conocidos y a la vez desconocidos, arrastrando sus oficios; llegando a Tisure un poblado pintoresco en las faldas del páramo, específicamente a El Potrero, una finca propiedad de la familia. Allí en ese lugar memorado empezaba el infinito sueño, desarrollando su talento artístico; sus manos suplicantes y unidas se congregaron en torno a ese fuego familiar.



Fue un arquitecto autodidacta, construyendo un complejo arquitectónico conformado por tres capillas hechas a piedras sobre piedras sin ningún tipo de cemento, una replica de El Santo Sepulcro, El Calvario y su plaza Bolívar, esa obra era su conexión con Dios. Se le comparo con Gaudi. Fue un creativo tejedor de ruanas, cobijas y sombreros; excepcional escultor, audaz diseñador de muebles que rompían con parámetros tradicionales de la simetría y la comodidad. Allí creo un telar único que le permitió elaborar cobijas con efectos cinéticos que innovaron el típico tejido andino.




Como nota curiosa el libro “La Cultura como sepultura, vida de Juan Félix Sanchez y Epifanía Gil”. Del autor Guariqueño profesor universitario, doctorado en teoría combinatoria José Sant Ros; fue ordenado a recogerlo y luego incinerarlo. Donde denuncia con nombres y apellidos; personajillos venidos desde Caracas, negociadores del arte para catapultar al Maestro del silencio secuestrar sus obras y convertirse en los promotores de sus trabajos. Por eso el libro se convirtió en una piedrita en el zapato.



Este hijo insigne de Mérida con su contagiosa alegría nacida en la certeza de haber cumplido con su destino, es un paradigma en la historia de las artes visuales de Venezuela y Latinoamerica. Juan Félix Sanchez recibió el premio nacional de la cultura popular en 1986 y el premio nacional de artes plásticas en 1989. De ÉL dice-El escritor y semiólogo Umberto Eco, cuando lo visito en el año 1994 y escribió en L'Expesso una revista italiana “ Juan Félix Sanchez no es un artesano, no un artista,tampoco un aficionado es un asceta de la montaña, un visionario”.

La enfermedad lo tomo de la mano y lo traslado al hospital universitario de Mérida, donde quedo recluido; vigilado por ángeles azules de otros tiempos recién salidos de rincones aromados de fármacos, observando bellas damas uniformadas de blanco que traspasaban puertas semi- cerradas.


Este insigne hijo de Mérida dejo de existir el 18 de Abril de 1997, en su estado natal. Las campanas dejaban oír sus sollozos llevados por el viento, mientras que una bandada de pericos bullangueros daban tan infausta noticia. Gente del pueblo, arrieros colmaron las callejuelas frías para darle el ultimo Adiós al profeta labriego. Hoy sus restos yacen en su capilla querida en su obra, su espíritu dice qué habita en su casa y en su obra, seguramente cuidando el páramo y a su gente.


Como homenaje póstumo quisimos rendirle a ese viejo de tisure como el mas genuino representante de la cultura popular un canto de Francisco Pacheco: ..Y en ellas se colean zorros y camaleones...




*******




Freddy José Ordaz Vasquez

Barquisimeto, estado Lara.  04 de diciembre de 195050

.
Artista plástico – Articulista de prensa.  Miembro de la Asociación de Escritores Carabobeños.

“Trabajar, investigar, ejercitarse en la literatura y la plástica, un enamorado de la poesía, atender los innumerables amigos y coleccionistas que asisten a su taller es la más fructífera experiencia en el avance profesional de este artista Barquisimetano que estuvo residenciado en la ciudad de Nueva York, y ahora en Venezuela, predicará aquel axioma del critico y poeta ingles,” citando al filosofo Alemán Conrad Fiedler: “En la creación de una obra de arte el hombre se entrega a una lucha con la naturaleza no por su existencia física, sino por su existencia espiritual”.

“En plena era de la informática, y un gran despliegue de designios tecnológicos.-dice- Hector Gustavo Alvarado- Freddy Ordaz con orgullo va dejando sus huellas en la naturaleza de su propia circunstancia, él sabe que es así, él conoce el camino de la reflexión y la auto crítica. El sentido artístico es una fuerza indescriptible que alcanza su emancipación más allá de la intimidad imaginaria”. -culmina HGA-.

Freddy Ordaz, artista plástico contemporáneo es un personaje polifacético que se discurre entre la docencia, la promoción cultural, el articulismo de opinión cultural y la conducción de programas radiales, inscribiendo su eje de trabajo en la investigación y la reflexión constante, para lograr su propuesta artística.


No hay comentarios:

Publicar un comentario