domingo, 26 de abril de 2009

"VIDA"

un poema del escritor coreano Pi Chyun-deuk





VIDA


Pi Chyun-deuk

Mira lo alto que esta el cielo –Dijiste-
Si de verdad te sientes ahogado con el mar de enojos y enfado.
Sí, lo miré:
Miré el polvo del corazón palpitar
Dentro del huevo empollado durante cuatro días.

Estudia la estadística –Dijiste-
Si te ha dejado la novia.
Estudié:
Vi cuántas exactitudes de vida
Movía cada instante del reloj.

Vete a ver el Mercado del Gran Sur –Dijiste-
Si te cansas de vivir.
Vi
Cuánto correr de vida
Cuánto palpitar de vidas
Surgía así del huevo empollado durante tres días,
Como del gran Karma.


Traducido por Min Young-tae


Pi Chyun-deuk (1910-2007) fue uno de los más importantes ensayistas de Corea. Fue un miembro respetado de la escena literaria coreana desde 1930 cuando hizo su debut literario como poeta en “Shin Tang-a”. Siendo un escritor no muy prolífico, a Pi el pueblo coreano le ama, respeta y recuerda por el uso cuidadoso que hacía del idioma y de las ideas. No es necesario tener un grado universitario para disfrutar de los ensayos de Pi, “Primavera”, “El Ensayo” o “La Buena Vida”. Sus libros de ensayo fueron superventas en Corea, un logro que más de un ensayista venezolano quisiera alcanzar en nuestro país.

Pi nació en Seúl y se licenció en Literatura Inglesa en la Universidad Huijang de Shanghai en 1931. Enseñó Literatura Inglesa en la Universidad Kyongsong (La actual Universidad Nacional de Seúl) desde 1945 hasta 1974. En este año visita los Estados Unidos. Sus últimos años los vivió de manera tranquila en un apartamento en Banpo al sur de Seúl junto con su esposa.

El Arzobispo católico de Seúl en el sepelio de este intelectual comentó, una historia que tenía la marca de fabrica de los trabajos de Pi, como una vez este fue a comulgar y le dijo al sacerdote que él no tenía pecados. Pi Chyun-deuk era un católico practicante pero, en palabras de Lee Chang-koo, profesor emerito de la Universidad de Chung-Ang, fue un hombre libre al pensar, hacer y creer, un humanista más que un moralista. Era un intelectual que no tenía reparos en mostrar su fascinación por la cultura occidental, como anécdota podríamos señalar que en la pared frente a su escritorio tenía un retrato de la actriz Ingrid Bergman.


Sus restos reposan en el Cementerio Parque Moran donde la devoción de sus estudiantes, colegas y lectores le erigió una hermosa estatua de bronce.

A los 83 años publicó un libro de poemas titulado “VIDA” que causó un gran alboroto en el mundo literario coreano. Esta recopilación de 93 poemas incluía algo más de una docena de textos inéditos que despertó la atención de sus lectores. En su introducción al libro, el catedrático Sak Kyong-jing (Universidad Nacional de Seúl, Departamento de Literatura Inglesa) señaló:

“Los poemas de Pi son tan directos que no necesitan ser presentados. Utiliza palabras poco difíciles o inusuales, pero esto no significa que sus poemas sean necesariamente fáciles de entender. Sin embargo, su poesía fluye suave y claramente gracias a su tono refrenado y su uso apto de metáforas con toques de humor. Su poesía revela la belleza de la verdad en la vida”.

Para Pi Chyun-deuk, la literatura significaba “escribir joyas de gran valor que puedan refinar la vida a través del amor”. Pi no escribía sobre todos los aspectos de la vida de cada día. El remarcaba que escribía lo que creía y debía ser escrito. Por eso a pesar de su corta obra, los textos que ha creado han sido aclamados y leídos una y otra vez. Y por los vientos que soplan así será por un largo tiempo.




Diversas fuentes consultadas, entre ellas la revista Coreana, Tomo 4/ Nº 4, Invierno 1993.








miércoles, 15 de abril de 2009

Aquí estamos: Ubicación geográfica del Grupo Li Po


Una vista de la ciudad de Valencia


30 de septiembre de 2013


Estimados Amigos

Esta entrada mostraba un libro de visitas que proveía Slide, y ademas ubicaba nuestra posición geográfica. La aplicación desapareció razón por la cual hoy procedemos a editar esta entrada. 

Pulsa en la imagen para verla con más detalle


El espacio natural de acción del Grupo de Incursiones Culturales y Científicas Li Po es la ciudad de Valencia, la de Venezuela. Valencia es la capital del estado Carabobo. Comunmente se acepta que esta ciudad fue fundada el 25 de marzo de 1555.

Escudo de la ciudad de Valencia, el que fue y el que será nuevamente


Nuestra Señora de la Anunciación de la Nueva Valencia del rey (este es el nombre completo de Valencia) ha sido la capital de Venezuela en 3 ocasiones en 1812,  1830 y 1858.

Casa de la Estrella. Sede del congreso que separó a Venezuela de Colombia en 1830

Esta ciudad ha sido la cuna de grandes escritores como José Rafael Pocaterra, Enrique Bernardo Nuñez y es hogar de un gran conglomerado de  voces poéticas en la actualidad en Venezuela.

Fuente de la plaza Fabian de Jesús Díaz, comunmente llamada plaza Prebo
Esperamos que estas imágenes le sirvan para hacerse una idea de la ciudad en donde realizamos nuestras "fechorías"

Iglesia matríz de la ciudad de Valencia
 Disfruten ahora de estas otras imágenes.

Plaza Bolivar de Valencia
Valencia esta llena de gente hermosa pero no es una ciudad amable, es un burgo muy proclive a olvidar todo, por eso muchos la tildan de ser una  ciudad ingrata para con sus mismos habitantes. A pesar de eso el Grupo Li Po se empeña a realizar actividades culturales de diverso tipo para rescatar la humanidad de esta ciudad y recuperar la sensación del buen vivir y el de ser un verdadero ciudadano. Muchas veces los entes culturales estatales y privados nos obvian pero eso no hace mella en nuestra intención de regalarle algo a este lugar y a su gente.
 
Un acercamiento a la estatua de Simón Bolívar que corona el monolito



Esperamos que hayan disfrutado de la entrada y que hayamos subsanado en parte la falta de información que existía en esta entrada.



 Richard Montenegro



Algunos enlaces relacionados:








*******


Richard Montenegro. Perteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 y en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica editado por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.





lunes, 13 de abril de 2009

Andrés Mariño Palacio. Reseña Biográfica.

Texto de José Carlos De Nóbrega e Ilustración de Orlando Oliveros


Andrés Mariño Palacio. Ilustración de Orlando Oliveros




Andrés Mariño Palacio (Maracaibo, 1927-Caracas, 1966). Escritor venezolano que formó parte del grupo Contrapunto junto a Héctor Mujica, Alí Lameda, Antonio Márquez Salas, Humberto Rivas Mijares, Luz Machado de Arnao, Pedro Francisco Lizardo, José Ramón Medina y Pedro Díaz Seijas, entre otros. Fue descendiente de Manuel Palacio Fajardo, prócer de la independencia de Venezuela. Desde temprana edad fue trasladado a la ciudad de Valencia, la de Venezuela, donde cursó estudios de bachillerato en el Liceo Nacional "Pedro Gual". En 1941 se radica en Caracas, lugar en el que desarrolla su obra literaria y periodística. Publicó el volumen de cuentos El límite del hastío (1946) y las novelas Los alegres desahuciados (1948) y Batalla hacia la aurora (1958); ambas novelas recibirían la mención de honor y el primer premio del Certamen literario Arístides Rojas respectivamente. En 1967, Rafael Pineda -bajo el sello del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes- publica una selección de sus Ensayos. Respecto a su obra, nos comenta Orlando Araujo: "Como él mismo dijo, en materia de arte 'a uno les toca ser precursores y a otros realizadores'. Con su trabajo novelístico (y cuentístico, el paréntesis es nuestro), él quedará como precursor, por su actitud, por la violencia creadora de su cultura y por la audacia con que asume su destino frustrado de renovador". Muere el domingo 30 de octubre de 1966.

Lecturas recomendadas:

Mariño Palacio, Andrés (1967). Ensayos. Caracas: Inciba.
Mariño Palacio, Andrés (2005). Los alegres desahuciados. Caracas: Monte Ávila Editores Latinoamericana.

Mariño Palacio, Andrés (2002). El límite del hastío. Editorial Al tanto.

Campos, Miguel Ángel (1993). Andrés Mariño Palacio y el grupo Contrapunto. Maracaibo: Dirección de Cultura de la Universidad del Zulia.

Fabbiani Ruiz, José (1977). Antología personal del cuento venezolano. Caracas: Facultad de Humanidades y Educación, U.C.V..

Zupcic, Slavko (1994). Manual para una Cabra. Valencia, Venezuela: Universidad de Carabobo, Departamento de Literatura de la Dirección de Cultura.


José Carlos de Nóbrega

viernes, 10 de abril de 2009

En LI PO estamos ustedes.

Volvemos




Volvemos.

Con más proyectos, ideas y listos a poner en práctica nuevas estrategias para construir lo que desde siempre hemos considerado una necesidad: Un Circuito Cultural en la zona central del país . Agradecemos la constancia de quienes nos acompañaron durante las 46 incursiones realizadas hasta la fecha por el Grupo y especialmente a Norma, Radamés y María Fernanda, quienes amablemente nos han permitido usar la sede de la Librería del Sur, en Valencia, como centro de exposición de las conferencias y del material que hemos estado produciendo.

En este nuevo ciclo de discusiones dirigidas hemos decidido ampliar los temas (siempre en el área de la comunicación), a la vez que registrar sus resultados; es decir, que se publicarán las nuevas conferencias y algunas presentaciones serán editadas en video. Ello con el propósito de constituir un banco de contenidos que sirva, en un futuro, a lo que hemos denominado la Universidad Libre; un novedoso esquema de intercambio de información en el cual podamos encontrarnos, con rigor y respeto, en un ambiente favorable al aprendizaje, distinto por completo a las formas tradicionales hasta ahora imperantes.

Contamos, desde ya, con la colaboración del público/participante, en el entendido de que la conservación y promoción de la cultura es tarea indispensable en la consecución de un mundo realmente humano.




martes, 7 de abril de 2009

JEAN CAN DAMME,

MENSAJERO DE LO INESPERADO.



JEAN CAN DAMME PORTRAIT  por Orlando Oliveros Alias Oliveroso





Existen perros policías en el mundo real, y en el celuloide perros ladrones como los Dóberman de aquella célebre pandilla que hizo de las suyas durante la abominable década de los ochenta. También hay caninos fieles hasta la muerte, como Lassie (en cualquiera de sus múltiples reencarnaciones); surrealistas, como Snoopy -quien teniendo casa propia se empeña en dormir a la intemperie como un Sin Techo cualquiera- y seres humanos que se comportan como auténticos perros rabiosos cuando alguien se mete con su dinero. Todos estos personajes tienen en común una recepción similar de sus mensajes por parte del público. Si se pregunta por ellos, la respuesta entraña desde biografías completas (en el caso de los fanáticos) hasta un esbozo general de sus características. En suma, que son reconocibles y, en consecuencia, hay quien los ama y también quien los detesta.



PERRO por Orlando Oliveros




Sin embargo, un caso digno de reseña, por sus peculiaridades, es el de Jean Can Damme, personaje creado por el artista plástico venezolano Orlando Oliveros, radicado en Valencia e integrante del Grupo de Incursiones Culturales y Científicas Li Po. Este extraño perro, de ojos saltones y pelaje índigo, es un extraño habitante de la zona crepuscular ubicada entre las viñetas del cómic underground, el no-lugar de la Internet y el inconsciente de aquellos lectores que en algún momento tuvieron entre sus manos un ejemplar del desaparecido fanzine “Ojos de Perro Azúl” el cual circuló epilépticamente entre las ciudades de Valencia, Caracas y Maracay durante 2005.


BIG BLUE DOG por Orlando Oliveros


Ojos de Perro Azúl” fue una modesta revista, un experimento cultural destinado a promover el cómic por iniciativa de José Antonio Scovino, un empresario Carabobeño vinculado al mundo del arte, el cual reunió a un equipo de artistas y escritores tanto nacionales como foráneos para que mostrasen al público sus talentos en el noveno arte. Sin embargo, la aventura tocó a su fin luego de seis ediciones, aunque algunos de sus perpetradores insisten en que sólo se encuentra hibernando, en espera del momento oportuno para volver con peores mañas y más fuerza. Porque si bien es cierto que su limitada circulación (era distribuido directamente en los principales kioscos de periódicos y librerías de la zona central del país) pudiese hacer creer que el simpático y estrafalario personaje no produjo mayores efectos, allí está precisamente la paradoja: Las breves –y mudas, porque nunca dijo palabra alguna- apariciones del perro Jean Can Damme produjeron todo tipo de reacciones en los lectores del mencionado pasquín; tantas como personalidades hay, en honor a la verdad.


Cover Girl por Orlando Oliveros




En lo personal me he encontrado con jovencitas que le atribuyen un carácter tierno, casi como si fuese la respuesta criolla a la Hello Kitty nipona; mientras que una señora de rancio abolengo en cierta ocasión le espetó a su autor que debería dejar de dibujar a “…ese bicho tan feo, con cara de sádico…” porque si no, según la piadosa dama, Oliveros ardería en el Infierno por toda la eternidad. Algunos jóvenes atletas, por otra parte, se empeñan en que Jean Can Damme es un skater temerario, aunque Orlando nunca lo ha retratado con una patineta, ni de lejos; y el movimiento estudiantil “Frente Universitario Francisca Duarte (F.U.F.Du)” de la Universidad de Carabobo, lo adoptó como reclamo visual en su última campaña electoral, para lo cual imprimieron volantes en los que se fusilaron un dibujo suyo[1] y, con marcador negro, le añadieron el logotipo del F.U.F.Du en la camisa. Sin embargo, el colmo de la extravagancia lo constituye la anécdota que nos refiere el corresponsal del Perro Azul en Aragua, Félix Romero, quien asegura haber visto a la mascota en las playas de Choroní… tatuada con lujo de detalle en una espectacular nalga femenina. Aunque prometió enviar la foto, todavía no cumple; por lo que la presente nota constituye una especie de requerimiento público en ese sentido para nuestro amigo.

[1]
Jean can Damme por Orlando Oliveros


Por ello la pregunta: ¿Qué tiene el Perro Azul que es capaz de suscitar sentimientos tan dispares en quienes lo conocieron? Por lo visto, su versatilidad proviene más de la imaginación de quien le observa que de sus propios atributos, dada la deliberada ambigüedad con que Orlando le ha caracterizado. Con rasgos sencillos, pero con mucha fuerza expresiva, el pequeño Jean Can Damme, con su silencio y sus gestos viene a ser una especie de test de Rorschach en el que cada quien proyecta sus anhelos (o sus temores, quien sabe) con la libertad propia de la imaginación que ha sido convenientemente estimulada. Sin duda que su creador guarda un as en la manga con respecto a su hijo predilecto; pero ni siquiera con el resto de los miembros de la asociación Li Po suelta prenda acerca de sus planes futuros. Y como ni el chantaje ni las amenazas parecen conmoverle para que revele el secreto del cachorro azurro, sólo podemos ofrecer en este espacio unas cuantas imágenes de Jean Can Damme que logramos saquear de su computadora para que, en su fuero interno, el lector se pregunte: ¿Qué veo cuando miro al perro azul? La mejor respuesta gana.

 



[1] En el que aparece con jeans y pullover, recostado en una pared de ladrillos, con las manos en los bolsillos.


*******




YILLY ARANA. Abogado egresado de la Universidad de Carabobo. Perteneció a las redacción de las revistas Nostromo y Ojos de Perro Azul. Escritor que cultiva con frecuencia los géneros del cuento y del ensayo. También se desempeña como dibujante e historietista. La mayoría de sus trabajos fueron publicados en las ya mencionadas revistas. Es coautor de la Antología Terrorista del Grupo Li Po publicada en el año 200 por la editorial El perro y la rana.