martes, 2 de agosto de 2016

Thor Heyerdahl y la hazaña del Kon-Tiki,


 Kon-Tiki, réplica del original, actualmente  en el Museo de Oslo


por Vivina Perla Salvetti


  
Mientras se está llevando a cabo la replicación experimental del viaje del Kon-Tiki, creo pertinente dedicar esta entrada a conocer un poco más al antropólogo Thor Heyerdahl (1914-2002) Por tal motivo comparto a pie de página un par de vídeos documentales breves que valen la pena, y a continuación la película realizada en 2012 sobre la enorme hazaña:


Como anticipamos la semana pasada, Kon-tiki fue el nombre de la balsa utilizada por el explorador noruego en su expedición de 1947 por el océano Pacífico desde Sudamérica hasta la Polinesia. El nombre de la embarcación se debía al dios solar de los incas, Wiracocha, de quien se decía que antiguamente había portado el nombre de «Kon-Tiki».

Thor Heyerdahl   
                                                                              
Heyerdahl sostenía que pobladores procedentes de Sudamérica podrían haber llegado hasta la Polinesia ya en tiempos precolombinos. El propósito de Heyerdahl era demostrar la posibilidad de que el poblamiento de la Polinesia se hubiese llevado a cabo por vía marítima, desde América del Sur, en balsas idénticas a la utilizada durante la expedición y movidas únicamente por las mareas, las corrientes y la fuerza del viento, que es casi constante, en dirección este-oeste, a lo largo del Ecuador. No obstante, la expedición dispuso de ciertos elementos como una radio, relojes, mapas, sextantes y cuchillos, aunque los mismos no fueran relevantes a la hora de probar que una balsa como la utilizada podía realizar la travesía.



La expedición Kon-Tiki fue financiada mediante préstamos, y contó con donaciones de parte del ejército de Estados Unidos. Heyerdahl viajó tiempo antes a Perú donde, junto con un pequeño grupo de personas y dentro del espacio provisto por las autoridades nacionales, se dedicó a la construcción de la balsa. Para ello, se utilizaron troncos de madera balsa y otros materiales autóctonos, y se mantuvo el estilo de construcción indígena tal como se observó en las ilustraciones dejadas por los conquistadores españoles.



La travesía comenzó el 28 de abril de 1947. Heyerdahl y otros cinco integrantes viajaron durante 101 días a lo largo de casi 7.000 km por el océano Pacífico, hasta llegar a un arrecife en el atolón de Raroia, en las islas Tuamotu, el 7 de agosto de 1947. Toda la tripulación llegó a tierra sana y salva.



El libro Kon-Tiki, que Heyerdahl escribió relatando las peripecias de la expedición, fue un best-seller y se tradujo a 66 idiomas, y la película que  filmó el mismo Heyerdahl durante la travesía ganó un Oscar al mejor documental en 1951.

Más expediciones en barcos antiguos

En 1969, para demostrar que los otros tipos de buques antiguos eran capaces de transportar personas a través de los vastos océanos, Heyerdahl y un equipo internacional de siete cabezas oeste a través del Atlántico desde Safi, Marruecos, en una de 50 pies de papiro barco caña de diseño antiguo egipcio, llamado Ra en honor del dios egipcio del sol.

Heyerdahl frente al Ra II desde Marruecos
                                  
Después de cubrir 2.700 millas en ocho semanas, el Ra se anegó en una tormenta y tuvo que ser abandonado a 600 millas de Barbados en las Indias Occidentales.

Sin desanimarse, Heyerdahl y su tripulación zarpó de nuevo desde Marruecos en un nuevo barco de papiro de caña llamado Ra II en 1970. Ellos completaron con éxito el viaje de 3.270 millas náuticas a Barbados en 57 días.

Heyerdahl también organizó y dirigió un tercer viaje, a bordo de un tipo sumeria caña barco llamado el Tigris, que viajaron desde Irak hasta el Mar Rojo en 1977 para demostrar la posibilidad de contacto entre las grandes civilizaciones antiguas de Mesopotamia, el valle del Indo y Egipto.

Su proyecto final y más ambiciosa le llevó a Azov, una ciudad rusa en el delta del río Don.



Para ayudar a financiar sus diferentes proyectos, Heyerdahl escribió muchos libros populares, incluyendo "Aku-Aku: El Secreto de la Isla de Pascua", que narra la expedición arqueológica 1955 en la Isla de Pascua, la isla de la Polinesia  más cerca de América del Sur.

Aunque recibió numerosas medallas de oro de las sociedades geográficas y antropológicas de todo el mundo, así como 11 doctorados honoris causa, Heyerdahl sus proyectos siguieron alimentando la polémica respecto de la capacidad marítima de pueblos antiguos.

“Creo que era básicamente un aventurero, alguien que buscaba apasionadamente aumentar la comprensión del pasado y estaba dispuesto a participar en todo tipo de formas no tradicionales para sostener una teoría” dijo una antropóloga de Yale que se reunió Heyderdahl varias veces.

Lo que sigue siendo cierto es que muchos científicos aún se muestran escépticos de la teoría de Heyerdahl sobre la población de Polinesia por antiguos sudamericanos que habrían llegado en balsas.

Kon Tiki documental histórico

Película a color que registra cómo era la balsa Kon Tiki diseñada según crónicas españolas del siglo XV y probada eficazmente por  Thor Heyerdahl en 1947.

Se trata del único registro visual sobre el KonTiki en el mar, con tomas obtenidas por el mismo Heyerdahl desde un bote atado a la balsa.



La balsa original fue posteriormente trasladada al Museo Kon-Tiki de Oslo, Noruega. Video presentación del Museo Oslo (dura 40 segundos)



También recomiendo que ingresen al siguiente vídeo que logra describir en pocos minutos la hazaña del Kon-Tiki




Bueno, habiendo llegado hasta aquí, me despido hasta la próxima aventura!!!





 *******



Vivina Perla Salvetti, margariteña nacida en Porlamar reside en la Argentina desde hace muchos años. Le gusta presentarse como antropóloga por la Universidad de Buenos Aires, con interés en las Neurociencias y Ciencias de la Complejidad., Disfruta de discurrir por literatura, filosofía, psicología, historia, ciencia y arte.

Todavía hoy recuerda las palmeras frondosas, el agua tibia y el suave ronroneo marino de las playas doradas de su infancia.

E-mail: visalvetti@gmail.com


Su blog esFronteras de la Antropología


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada