martes, 25 de septiembre de 2012

Celebran 200 años de la creatividad de los hermanos Grimm y en Valencia, la de Venezuela demuelen La casa de los siete enanos



Retrato de los hermanos Grimm
 Estimados Amigos

El 20 de diciembre de 2012 se cumplirán 200 años de la publicación de Los cuentos de los Hermanos Grimm. Por eso se organizan eventos para festejar esa fecha y aparecen por doquier diversas adaptaciones y reelaboraciones  cinematográficas y televisivas de su obra mas conocida alrededor del mundo. Pero antes de hacerles llegar la noticia relacionada con los hermanos Grimm, expondremos nuestro parecer con respecto a un suceso acaecido en Valencia, la de Venezuela que le hace un flaco favor a la cultura local y a los hermanos Grimm .



La alcaldía de Valencia no conoce a los hermanos Grimm

La casa de los 7 enanos y Blancanieves. Fotografía de Roberto Martinez Surosas
 

En diversas partes del mundo se dedicaron a rendirle homenaje a estos hermanos que hicieron que el patrimonio oral alemán de relatos se convirtiera en patrimonio de la humanidad. Quien no ha leído o escuchado a Blancanieves, La bella durmiente, Hanzel y Gretel y otros tantos cuentos que inundan la imaginación de niños y adultos desde hace 200 años. 

Pero en Valencia la de Venezuela ningún homenaje se le ha hecho, en vez de eso la alcaldía de la ciudad de Valencia, de manera inconsulta, decidió demoler los restos de lo que fue una bella atracción. En la plaza Alejandro de Humboltd de Valencia hace muchos años se decidió colocar un reloj de carrillón  inspirado en el cuento de Blancanieves. La casa de los siete enanos y de Blancanieves era un bonito reloj ubicado en el centro de un estanque de donde salían los enanos a marcar las horas.  Durante años este reloj y su plaza fueron el sitio de esparcimiento predilecto de los valencianos. Y el impacto de esta atracción fue tal que la plaza comenzó a ser llamada La plaza de los enanitos. Pero, como suele suceder en Venezuela, a la larga  esa hermosa plaza cayó en el abandono y a ninguna de las gestiones municipales les interesó rescatar la antigua belleza de ese lugar. Finalmente la plaza se convirtió en guarida de delincuentes y a pesar de que allí convivían dependencias del gobierno municipal y del estatal ninguna de las dos administraciones hizo algo contundente para recuperar el espacio.

El golpe final lo dio la administración del alcalde Edgardo Parra al demoler la casa de los siete enanos. El pretexto fue que se debía colocar allí una estatua de Alejandro de Humboltd porque no existía ninguna en la plaza que lleva su nombre. Lo que no parecía saber el alcalde y su equipo es que en el extremo sur de la plaza ya existe un busto del insigne naturalista y que si colocaban otra estatua habría dos en la misma plaza. Quizás lo que buscaban eran entrar en el libro de records Guinness, algo que honestamente dudamos. Otra de las justificaciones de tal demolición fue que esa edificación era un símbolo del imperio yanqui debido a que la imagen de Blancanieves estaba claramente inspirada en la versión de Disney. Consideramos que es un pobre argumento que demuestra el magro criterio del equipo que acompaña a nuestro actual alcalde. Lo que se haría en esa plaza no se le participó a la comunidad con antelación y tampoco  se abrió un concurso abierto para escoger la estatua del descubridor cientifico de América. Estas son algunas de las irregularidades de la gestión de una alcaldía, que presume de socialista y participativa, que dieron al traste con los recuerdos de muchos valencianos. Aunque todos los valencianos también tenemos bastante culpa al no haber pedido contundentemente el rescate de ese espacio.


Otra vista del viejo carrillón. Fotografía facilitada por José Agustín Medina Bello


¿Acaso era mucho pedir que Valencia se sumara a la celebración de la obra de los hermanos Grimm? Y que restauraran la atracción o ¿Que hicieran un concurso nacional abierto para hacer las estatuas de los hermanos Grimm? o ¿Que organizaran un encuentro nacional de cuentacuentos que sirviera de recordatorio al magnifico trabajo de los hermanos Grimm?

Tristemente, al parecer era mucho pedirle todo eso a esta administración municipal.

Demolición hecha. Como nos gustaría que hiciera lo mismo con el hampa y los camioneteros abusivos. Foto: Junny Sánchez

Hay personajes de la historia conocidos por sus apodos o epítetos: Pipino el Breve por su corta estatura, su esposa Bertrada de Laon, conocida como Bertrada la Patona, o "la del pie grande", Iván IV Vasílievich llamado el Terrible o Enrique IV el Impotente. Al final de la historia quizas el alcalde Edgardo Parra será recordado porque mató a siete de un solo golpe con un apodo a la altura de los retos que llegó a dominar : Edgardo mata enanos.


Richard Montenegro


 *******

CIUDAD DE MÉXICO (23/FEB/2012)


Wilhelm Carl Grimm fue reconocido filólogo, historiador y escritor; junto con su hermano Jacob Ludwig realizó una serie de recopilaciones y estudios sobre cuentos folclóricos de su país, mismos que les proporcionaron fama y prestigio mundial





Con motivo del bicentenario de la publicación del primer volumen de cuentos infantiles de los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm, la Biblioteca 'Menéndez Pelayo' de España ha organizado una serie de actividades para su celebración.


Reproducción de retrato de los hermanos Grimm en el antiguo billete de mil marcos alemanes.



Se trata de una exposición titulada 'Queremos cuentos', que recopila los títulos clásicos más populares, y de un nuevo programa, que se llamará 'Libros con ruedas', que tiene como propósito el préstamo de lotes temáticos a diversos colegios con el propósito de que estas viejas historias no caigan en el olvido.



De acuerdo con el portal de la biblioteca, la muestra recoge además fotografías de portadas de volúmenes publicados en los años 30 o los 40 del pasado siglo, que contrastan con las ediciones más modernas.


Blancanieves según la visión fílmica de Walt Disney.

Asimismo, informó que dicha exposición, que podrá ser visitada hasta el 1 de marzo próximo, surgió de una colaboración entre el colegio público 'La Paloma' y la Biblioteca 'Menéndez Pelayo'.


Nacido el 24 de febrero de 1786 en Hanau, Alemania, Wilhelm Carl Grimm fue un reconocido filólogo, historiador y escritor, que junto con su hermano Jacob Ludwig (1785-1863), realizó una serie de recopilaciones y estudios sobre cuentos folclóricos de su país, mismos que les proporcionaron fama y prestigio mundial.



Blancanieves. Una version española silente. Dirigida por Pablo Berger

Las vidas de los hermanos Grimm corrieron en paralelo durante gran parte de su existencia: hijos mayores de una familia acomodada y de convicciones profundamente religiosas y tradicionales, la muerte prematura del padre (un abogado acomodado), en 1796, y de la madre, en 1808, dejó a la familia en una situación económica muy comprometida.




Los hermanos realizaron estudios en Kassel y en Marburgo, donde conocieron y recibieron la influencia del poeta y folclorista Clemens Brentano y del jurista Friedrich Karl von Savigny, quienes despertaron en ellos la pasión tanto por la literatura popular como por los estudios comparados de Derecho y de Historia antigua y moderna.



Los problemas de salud de Wilhelm le impidieron, al contrario que a su hermano, encontrar una ocupación estable hasta 1814, cuando fue aceptado como secretario de la biblioteca del príncipe elector de Kassel; tres años antes, en 1811, había publicado su primer trabajo importante en solitario, 'Cantos épicos daneses antiguos'.



Un año después, en 1812, los hermanos Grimm publicaron la primera edición de los 'Cuentos de la infancia y del hogar', que conocería una segunda edición, revisada y modificada, en 1816.



La segunda edición de los dos centenares de cuentos folclóricos recogidos por ambos hermanos de la tradición oral, fue editada con escasos retoques, lo que la convirtió en la primera obra realizada en la historia con criterios auténticamente rigurosos y científicos, muy cercanos a los que utiliza la etnografía moderna. contó con un prólogo de Wilhelm Grimm titulado 'Sobre la naturaleza del cuento'.


Espejito, Espejito. versión de Blancanieves con Julia Roberts como la malvada reina

En dicho texto, Wilhelm defendió que los cuentos folclóricos contemporáneos descendían directamente de los mitos religiosos antiguos, y que su importancia literaria e histórica estaba muy por encima de lo que se había tradicionalmente considerado hasta entonces.


En el mismo año en que publicaron la segunda edición de sus cuentos, los hermanos Grimm renunciaron a sus puestos de funcionario para dedicarse, en condiciones bastante difíciles, al estudio de la literatura folclórica y antigua alemana.




Entre 1816 y 1818 publicaron varios volúmenes de Leyendas alemanas y, poco después, en 1821, Wilhelm Grimm publicó un estudio sobre las antiguas runas.


En 1826 ambos publicaron su traducción de las 'Leyendas y tradiciones de hadas del sur de Irlanda', de Thomas Crofton Croker, para la que escribieron un prólogo que resumía sus ideas sobre los cuentos de esos seres mágicos paneuropeos.



Estudio de los hermanos Grimm

También por aquellos años, los hermanos Grimm se ocuparon intensamente del estudio de textos literarios arcaicos con fuerte presencia de lo popular, y realizaron importantes trabajos sobre el 'Cantar de los Nibelungos' y 'El pobre Heinrich', de Hartmann von Aue.

A finales de la década de 1820, cada hermano eligió seguir caminos intelectuales propios, aunque nunca dejaron de estar muy unidos en lo personal.


Blancanieves y la leyenda del cazador

Mientras Wilhelm continuaba su labor medievalista con un trabajo titulado 'Las leyendas heroicas alemanas', Jacob volvió a centrarse en los estudios filológicos de carácter eminentemente linguístico.

En 1829 perdieron el favor del príncipe elector de Hessen-Kassel, por lo que se vieron obligados a trasladarse a la cercana Universidad de Göttingen, donde durante años desarrollaron labores de bibliotecarios y profesores.



Cuando el recién coronado rey de Hannover abolió en 1833 una constitución moderada que consideraba excesivamente liberal, la protesta de los hermanos Grimm, junto con otros cinco profesores, no se hizo esperar y como resultado fueron destituidos de sus cargos.



En 1840 aceptaron la invitación del rey de Prusia, Federico Guillermo IV, para enseñar en la Universidad de Berlín. La estabilidad y tranquilidad que les ofreció su nueva situación les permitió comenzar la empresa más ambiciosa de cuantas se propusieron: el 'Diccionario alemán'.


Casa de los hermanos Grimm

En él ofrecen una vasta recopilación de todas las voces alemanas con anotación de etimologías, variantes a lo largo de la historia, desarrollos semánticos, usos diversos, dialectalismos, coloquialismos y citas de dichos y proverbios.



Tal empresa no pudo ser culminada por sus iniciadores, y es que Wilhelm murió el 16 de diciembre de 1859, en Berlín, justo cuando la redacción del diccionario había llegado hasta la letra D, y Jacob cuando alcanzaba a la letra F




De acuerdo con los expertos, nuevas generaciones de filólogos concluirían su ambicioso empeño, que habría de servir de modelo a muchos otros diccionarios históricos que se proyectaron en otros lugares de Europa.




Tomado de Informador



*******







Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario