lunes, 10 de agosto de 2009

REVISITA AL CÓMIC, LA CIENCIA FICCIÓN Y LA FANTASÍA EN VALENCIA:

NOSTROMO Y OJOS DE PERRO AZUL.

Parte III/III




Portadas del números,2  de Ojos de Perro Azul. de Reynaldo Quintero (REIQ)


La revista Ojos de Perro Azul produjo también seis números, esta vez durante el bienio 2004-2006 (escatológica coincidencia con Nostromo por vía doble: su vida de ultratumba y lo mierda que es el mercado editorial local). Editada por Manuel Zafrané y el pana José A. Escovino, repiten Yilly y Richard esta empresa majadera acompañados por Orlando Oliveros, Sergio González, Arturo Leal (+), Félix Romero, Reynaldo Quintero, Andrés y Guillermo Cerceau entre otros. 
 
Portada del Número 4 de Ojos de Perro Azul
Constituye la manifestación iracunda y urbana del cómic valenciano, desinhibida, traviesa y deslegitimadota del apolillado y godo discurso de la Valencianidad (epopeya o, mejor aún, jodisea –“fusilamos” a Don Abelardo Cuadra- en la que han fracasado los sociólogos, los historiadores, los dirigentes estudiantiles venidos a menos en la burocracia universitaria y los activistas culturales, ligados todos a Academias Pasatistas).


Portadas de los números 1,2 y 3 de Ojos de Perro Azul. La portada número 1 corresponde a Arturo Leal (+), la segunda a Reynaldo Quintero (REIQ) y la tercera al Chon.
El formato a dos colores, negro y azul, de casi medio pliego pasó a doble carta, incrementando el número de páginas de 8 a 12. Yilly Arana nos presenta a un superhéroe o egregio que se desprende del universal Quijote y el mexicano Superbarrio: Choroman, alias Lucio López, de extracción lúmpen y vocación idealista por obra y gracia del espíritu tóxico de los cómics de la más diversa especie. 

La portada número 1 corresponde a Arturo Leal (+)
 
Alusión flaca de hambre a la cultura encapuchada, al Patriota de Omar Cruz y, en especial, a nuestro santo patrono Simeón el estilita quien aún hace puñetas encaramado en el monolito de la Plaza Mayor de Valencia



La historieta nos conmueve en la abigarrada legión de sus personajes secundarios (Choroviejo, Ranchinea del Tobo, El Panita, El Nepe y los villanos Corruptrón, Speculeitor, Putijustice y Yuppigang, cada cual con su marca registrada en la ridiculización de los derechos de autor que se roban las televisoras y las editoriales bastardas) y en la oralidad malandra de sus diálogos (“Di algo, Mugre… ¿Qué pasó, Joe?”). El libreto comprende desde la manipulación del personaje por la banda del agujero en el bolsillo en la completación del atraco a un banco, confundiendo a los vigilantes con los supervillanos, hasta el desvarío del héroe en el diván de un discípulo del psiquiatra español López Íbor.


Portada del Número 5 de Ojos de Perro Azul


Por su parte, el Chon González dibuja la puesta en escena de la justicia poética del Terrorista Estético: apuñalando politiqueros y ciudadanos indolentes, volando en mil pedazos camionetas llenas de pasajeros, choferes y cagapalos. Arturo Leal (+) quiebra a los ciudadanos de la urbe en una cita macabra al cine de Stallone, Schwarzenegger o Sam Peckinpack

 
La portada número 3 corresponde al Chon.


Orlando Oliveros contribuye con su aporte al bestiario del cómic: Jean Can Damme, perro afín a la estética surrealista de Buñuel y al absurdo de Kafka, Ionesco o Alfred Jarry; el animalito, disfuncional en el trazo, sirve de camastro libidinoso a una niña bien provista o recurre a la automutilación para leer morbosamente en el baño, muy a pesar que las promociones del campus Bárbula le hayan birlado a Orlando su creación para estampar llaveros y bolígrafos estúpidos. También tenemos los sesudos ensayos de Richard Montenegro y Guillermo Cerceau sobre la Manga y el Anime japonés. Llama la atención la publicación de un refrito imprescindible: fragmentos del Diccionario del Diablo de Ambrose Bierce, lo cual apunta a un sentido editorial crítico e inconformista que persistimos en agradecer.


Portada del Número 6 de ojos de Perro Azul


Las revistas son un magnífico pretexto para expresar sin vanos velos los afectos y los odios estéticos, tal como nos lo dice Jorge Luis Borges

La modelo portada de la revista  Lívido nº 3, una revista venezolana al estilo de Playboy, Ymirsy Torcatt sosteniendo el nº 6 de la revista Ojos de Perro Azul. El suceso se dio en la convención Friki Avalancha en el CC. Concresa en el 2006.


No en balde su vida contingente, tales publicaciones representan el testimonio veraz y particular del pulso creador de las ciudades. Esperemos que esta reunión nos conforte y estimule a retomar los pasos andados, no importa la nueva nomenclatura de proyectos futuros que ennoblezcan y acaricien a nuestra casa. Propongo enviar una sonda espacial que, entre otras cosas, contenga iniciativas editoriales y culturales como las que estamos celebrando hoy en comunidad.



En Valencia de San Simeón el estilita, sábado 18 de julio de 2009.


6 comentarios:

  1. ¿Que es un cagapalo? si no es mucho pedir

    ResponderEliminar
  2. Estimado Anónimo: Presumo que usted posee vehículo propio o los taxis son su medio de transporte. Cagapalo es el colector o el recaudador del pasaje en las camionetas o lo que mientan "unidades colectivas". Un saludo de vuestro amigo José Carlos De Nóbrega.

    ResponderEliminar
  3. Buen post.
    Soy uno de los redactores de:
    http://zuplemento.wordpress.com

    Pendiente de ponerme en contacto.
    Escríbanme al mail o blog personal, porfa.

    Saludos,

    Ze

    ResponderEliminar
  4. Sáludos Karakenio. Gracias por visitar el blog. Esperamos lo hayas disfrutado. Pronto estableceremos contacto.

    Éxito en tus empresas.

    ResponderEliminar
  5. Hola, no habia tenido oportunidad de agradecer el articulo, la idea fué crear algo sustentable pero asi como sobraba talento falto la publicidad...

    De todas maneras fué una experiencia excelente conocer a todos esos artistas y poder publicarlos, esfuerzo musculoso de Jose Antonio y creativo de mi parte, me gusto mucho tu articulo en especial porque Arturo nos sorprendio a todos, el fue la primera portada de la revista. Es increible la cantidad de talentos desperdiciados que hay, lastima que Ojos de Perro Azul tuvo tan poca vida, ya vendran otros proyectos.

    Saludos,

    Manuel Zafrané

    Manuel Zafrané

    ResponderEliminar
  6. Gracias Manuel por pasar por el blog. La idea es reconocer la labor que día a día hacen las personas por la cultura en Valencia. Disculpa la tardanza en responder tu comentario.

    ResponderEliminar