martes, 6 de septiembre de 2016

Neutrón o el cine de ficción como fanzine





Queridos amigos de esta página,

Hoy traemos un breve y sustancioso texto de Carlos Yusti sobre una publicación fanzine llamada Neutrón. Para los conocedores, no hace falta dar muchas explicaciones. Para los que no lo somos, quedaremos tan fascinados como yo lo estoy ahora ante la descripción de esa publicación acerca de diversas disciplinas del arte, siempre desde una perspectiva inusitada. En este caso, este Neutrón trata de crítica cinematográfica de ficción. Se menciona una película, una producción inglesa sobre una historia increíble fraguada sobre lo que pudo ser realidad en los tiempos del emperador Juio César. Se llama El Hombre de Mimbre, y el protagonista es Nicolas Cage.


Recomiendo vivamente el texto de Yusti, que sin duda nos llevará a buscar el fanzine Neutrón en la red, y de allí llegaremos a destinos increíbles, veremos esa pelìcula, que está disponible on line y regresaremos por más. Agradezco el reto.


No nos engañemos el fanzine está muerto y bien muerto… lo que pasa es que se resiste a darse por enterado. 

Graciela Bonnet


*******


¿Qué es un fanzine? No voy a contestar a esa pregunta, sobre todo cuando Richard Montenegro lo hizo magistralmente el 28 de Enero de 2015 en la entradilla de la entrada Neutrón, un fanzine de papel, para siempre ¿qué más puedo añadir yo? Nada. 

Aprovechando el esfuerzo de concreción de Richard en la anterior entradilla, decir que:

“…Un fanzine es una publicación hecha por y para aficionados. …”

¿Y qué tiene eso que ver con su muerte? Qué todo cambia para quedarse igual, pero distinto. Hemos vivido el estadillo de una revolución, la estamos viviendo: una revolución en La Galaxia Gutemberg que diría Marshall McLuhan. Las generaciones de aficionados se suceden unas a otras de forma ordenada, e incluso cada ornada es mayor que la anterior. Por ese frente Oh Kills (abreviado OK, sin bajas). Lo que lo está, lo que está muerto es el formato de publicación. Txema Txemita Picapiedra es un Rhett Butler de Lo que el  viento se llevó, un defensor de las causas perdidas. Si bien es cierto que Neutrón está viviendo una segunda juventud, estuvo invernando por 39 años. Cualquier otro hubiera mutado al formato electrónico: blog, archivo en pdf o epub o cualquiera de las novísimas variantes que la edición electrónica permite. Pero, Txema imitando a Butler se volvió a enrolar en el ejército confederado del papel cuando su derrota por el ejecito unionista digital estaba más que cantado.


Rhett Butler

Aún existen algunos fanzines, pero todos han aprovechados las salvajes mejoras en la maquetación que la tecnología permite, han evolucionado a revistas profesionales en todo, excepto en pagarle a los colaboradores. Neutrón no. Neutrón Fantastic Films maqueta sus textos con el mismo estilo que lo hacía 40 años atrás: en blanco y negro en hojas de gran tamaño, grapándolas y distribuyéndolas por correo (para realizar algún pedido contactar con Txema en este correo klandestine666@hotmail.es ). 

Carlos Yusti en el texto que sigue a esta entradilla define el fanzine como:

“… Un fanzine es una apuesta a la palabra escrita contraviniendo todas las recomendaciones en contra a saber …”

Y Richard Montenegro dice:

“… es un grito de rebeldía ante los medios convencionales de difusión escrita y una forma de plantarle la cara de forma victoriosa al odioso Don Dinero. …”

La rebeldía no está sólo en los contenidos, no está sólo en el papel, está en estar, en negarse a desaparecer arrastrados por Los vientos del cambio que cantaron Scorpions, en no ser un recuerdo romántico como Rhett Butler. Ahí estarán firme el ademán, mientras El cuerpo aguante como canta Miguel Ríos, porque los viejos roqueros del fanzine no quieren vivir, no saben vivir de otra manera. 


by PacoMan

Mientras el cuerpo aguante de Miguel Ríos

*******


Carlos Yusti

Un fanzine es una apuesta a la palabra escrita contraviniendo todas las recomendaciones en contra a saber. La gente que hace el fanzine Neutrón lo sabe. Ya está circulando el número 6, desde mayo de 2016. Su tema: el cine fantástico. El menú es variado para los paladares más ingratos y exigentes.




Por casualidad volví a ver “El hombre de Mimbre” por cable, que en España tuvo el descocado título de  El hombre de mimbre en España y El culto siniestro en Venezuela. Vi la versión protagonizada por Nicolas Cage y no la británica de 1973 dirigida por Robin Hardy y estelarizada por Edward Woodward, Christopher Lee, Diane Cilento, Ingrid Pitt y Britt Ekland. El guión, escrito por Anthony Shaffer, está basado en la novela Ritual de David Pinner. Para mi sorpresa en este Neutrón, que comentó, hay un texto firmado por Dario Lavia, “El hombre de mimbre y su vigencia”. El texto aporta un dato que nunca tomé en cuenta. Julio César en su conocido libro Las Guerras de las Galias (libro VI) anota sobre este culto: “(..)Construyen figuras de gran tamaño cuyas extremidades llenan con hombres vivos, luego prenden fuego y las víctimas perecen bajo las llamas.(…)”. Levia anota: “Actualmente, los historiadores concuerdan que ni Julio César fue testigo de semejante ritual ni los galos los llevaban a cabo. En este caso podría ser algo que hoy en día también es común, como inventar noticias fraguadas para desacreditar o desprestigiar al enemigo: según parece, se habría tratado de la mala prensa que los romanos querían crearle a los bárbaros, responsables de todo lo malo, entre ello, los sacrificios humanos. Sin embargo, la mención de una figura humana gigantesca con individuos ardiendo en su interior es bastante específica como para ser fruto de una imaginación fragorosa”. El texto de Levia aporta otros datos atrayentes e incluso ilustraciones y fotogramas de la película inglesa.




Otro texto imperdible de esta sexta edición de Neutrón es el escrito por Salvador Sáinz sobre esa lucha contra esos personajes que en ocasiones marcan la carrera del actor. Sáinz, que es actor, escribe desde su experiencia personal lo que proporciona a su escrito un tono bastante cercano con ese infierno(o cielo según se tercie) en el se convierte para un actor(o actriz) ser encasillado en un personaje, especie de sombra, de otro yo que en algunos actores tomó visos siniestros y complejos. Esther Checa por su parte escribe sobre el poder seductor de la locura en el celuloide. Su texto sienta en el sillón siquiátrico a un conjunto de patologías que en el cine desarrollan todas sus potencialidades, en ocasiones terroríficas. Francesc Sirvent i Baño pasa revista a James Bond siempre envejecido y siempre renovado. José Luis Salvador Estébenez hace lo propio con el cine italiano de post apocalipsis. Paco Man escribe sobre el escritor y guionista norteamericano Harlan Ellison y su decisiva influencia en películas icónicas como (The Terminator 1984), de James Cameron, y sobre Blade Runner (1982, Ridley Scott). Richard Montenegro pasa revista a los tópicos del wéstern asimilados al género de ciencia ficción, ofreciendo ese gran abanico de posibilidades que el cine de vaqueros (a la gringa o la italiana) ofrecen.




Además este ejemplar de Neutrón tiene relatos, ilustraciones y u variado etc., que lo hacen imperdible para cualquier lector al que le apasione el cine de ciencia ficción. 

Creo que se puede bajar por la Internet en formato PDF.




Me gustan los fanzines por que en el fondo son el tono de esa literatura otra, de esa escritura que intenta romper las costuras y respirar un poco. Diseñados a contrarreloj y utilizando todos los géneros artísticos posibles (el comic, el collage, etc.) va armado, en su travesía creativa, una nueva manera de enfrentar no solo lo que comunica, sino como lo comunica. Un fanzine comporta siempre una ruptura puntual con ese entorno de publicaciones tan formales y tan bien impresas. Un fanzine es una manera de enfadarse y de recapitular esa idea de publicar para expresarse sin cortapisa.


Salud/y saludo por todo lo alto este nuevo ejemplar de Neutrón.




*******





by PacoMan 

En 1968 nace. Reside en Málaga desde hace más de tres lustros.

Economista y de vocación docente. En la actualidad, trabaja de Director Técnico.


Aficionado a la Ciencia Ficción desde antes de nacer. Muy de vez en cuando, sube post a su maltratado blog.

Y colabora con el blog de Grupo Li Po




*******



Carlos Yusti en Barcelona, con la estatua de Colon al fondo, al final de la Rambla donde desemboca en el puerto.



Carlos Yusti (Valencia, 1959). Es pintor y escritor. Ha publicado los libros Pocaterra y su mundo (Ediciones de la Secretaría de Cultura de Carabobo, 1991); Vírgenes necias (Fondo Editorial Predios, 1994) y De ciertos peces voladores (1997). En 1996 obtuvo el Premio de Ensayo de la Casa de Cultura “Miguel Ramón Utrera” con el libro Cuaderno de Argonauta. En el 2006 ganó la IV Bienal de Literatura “Antonio Arráiz”, en la categoría Crónica, por su libro Los sapos son príncipes y otras crónicas de ocasión. Como pintor ha realizado 40 exposiciones individuales. Fue el director editorial de las revistas impresas Fauna Urbana y Fauna Nocturna. Colabora con las publicaciones  El correo del Caroní en Guayana y  el Notitarde en Valencia y la revista Rasmia. Coordina la página web de arte y literatura Códice y Arte Literal


 Tomado de Letralia

1 comentario: