sábado, 10 de octubre de 2009

"Chávez no es corrupto, muchos de los que lo rodean si"

CRÓNICAS LIBRESCAS. Parte I/III: Un acercamiento a la Feria Internacional del Libro de Venezuela (FILVEN, 2007)






La Feria Internacional del Libro de Venezuela (FILVEN) 2009 abrió sus puertas en Carabobo el 30 de Septiembre pasado. Así que decidimos compartir con ustedes los textos que diversos escritores han realizado sobre el evento, cumpliendo así la promesa hecha por el Grupo Li Po hace ya algún tiempo. Hoy comenzamos con un texto del poeta Argentino Emiliano Bustos que gustosamente decidió compartir con nosotros y con vosotros. Este texto originalmente fue publicado en el número XIII de la revista argentina de Poesía "Plebella". El orden de publicación viene dado por el orden en el que recibimos los textos.


Revista Plebella Nº 13

FERIA DEL LIBRO DE VENEZUELA
(Crónica y Entrevista por Emiliano Bustos)


1. Aeropuerto. Llueve. Me acerco a los ventanales y los grandes pájaros mejoran su brillo. Nadie vuela tan seguido como para no temer un aluvión de rayos en el aire y de cables o pequeños engranajes impedidos. En la locura del ojo un idioma para su tranquilidad: todos Esperan su horario, todos serán alzados y nadie va a morir en este momento en el que las voces del aeropuerto ordenan la pista.

Escala en Lima. En el aeropuerto de Maiquetía, ya en Caracas, una leyenda en los muros: "Ministerio del Poder Popular para la Infraestructura". Afuera, luego del control, me reciben tres personas de la Plataforma del Libro. Viaje de una hora o más hasta el Estado de Aragua, primera escala. Los cerros están iluminados con luces de baja potencia por una reciente crisis energética. ¿El mar está cerca?, pregun­to. Sí, pero nos estamos alejando, me responden.
 

Emiliano Bustos
2. Aragua. Ya en el cuarto en donde voy a dormir, me asomo por la ventana y trato de individualizar los ruidos, los olores. Prendo la tele y en un programa se explica el paso del Bolívar al Bolívar Fuerte: tres ceros menos y otras virtudes.


Manuel Cabesa. Imagen tomada de aquí
La capital de Aragua es Maracay. Fui Invitado a la Feria en su etapa Regional (desde hace dos ediciones se extendió a todo el país), por lo tanto no voy a pisar Caracas. Estoy dos días aquí. Mientras almuerzo con algunos trabajadores de la Feria, miro los lomos de la gran Biblioteca Ayacucho, detrás de una vitrina. Afuera se esparcen en las mesas los mismos volúmenes, en general a precios bajos. Manuel Cabesa, poeta del grupo que edita la revista Pie de Página, es admirador de Miguel Ángel Bustos, cuya poesía conoció, segura­mente, hacia mediados de los '70, cuan­do fue publicada una nota sobre su obra en un diario de Caracas, tal vez la pri­mera luego de su desaparición. Vamos a tomar unas cervezas a un bar cercano. Cabesa era muy joven cuando leyó por primera vez a mi padre. Me muestra un ejemplar de Visión de los hijos del mal perfectamente conservado. En la Feria, antes de mi presentación, lee "Carta de San Pablo a los Incas, Mayas y Aztecas", del mismo libro. Visito la imprenta regional, donde se editan los libros del El perro y la rana, obras de autores locales, inéditos en su mayoría, Financiadas por el estado.




3. Carabobo. Me lleva hasta Valencia un taxista colombiano que hace muchos años vive aquí: "Chávez no es corrupto, muchos de los que lo rodean si". En el camino me muestra un barrio creado en tierras expropiadas. Congestionamiento en las viejas, estrechas calles inclínadas. Se nota el cosmopolitismo de Valencia en la sede de la Feria: mayor cantidad de mesas en un espacio techa­do, sala de conferencias (en donde se realizan buena parte de las actividades) y un espacio, afuera de la Biblioteca Manuel Feo La Cruz, para la música y otros eventos.


Biblioteca pública Manuel Feo La cruz. Imagen tomada de aquí
Todos admiran (especialmente me refiero a algunos jóvenes con los que hablé)1, casi incondicionalmente, la poesía de José Antonio Ramos Sucre, desdichado y magnífico bardo, familiar del Mariscal, que se suicidó joven. Es una verdadera leyenda. Admiran su música y su genio: "El solitario nos puso en el camino del mar y yo no acierto a distinguir si me perteneció la idea súbita de invocar el nombre de Ulises, para conciliarme la voluntad de unos remeros griegos". Escucho una sola voz contraria a este "consenso"; alguien -no recuerdo exactamente quién- dijo que Sucre fue "demasiado parisino". Visito el diario Notitarde, contrario -según me dicen- a Chávez. Conozco a gente del grupo Li Po*, como Richard Montenegro (ver entrevista), José Carlos de Nóbrega y Guillermo Cerceau. Se presentan varios libros de la editorial El perro y la rana.


José Antonio Ramos Sucre


El intercambio con Cuba es muy importante. En todas las sedes regiona­les de la Feria que visito hay, además de escritores invitados, asesores que, desde hace meses en algunos casos, visitan el país y hacen su trabajo. Algún cubano, refiriéndose a la política, y más especí­ficamente a la política cultural, me dirá: "están repitiendo nuestros peores erro­res". De todos modos, en lo discursivo hay, entre venezolanos y cubanos, una idea de continuidad: Venezuela como heredero político de Cuba. Al mismo tiempo, mucha gente considera que el país se está "cubanizando".

En Valencia, capital de Carabobo, hay una leyenda urbana: se dice que Gardel habita sus calles, ya que cantó por última vez, antes de partir a Medellín, en un teatro justo enfrente de la sede de la Feria.

Bar La Guairita donde estuvo Emiliano Bustos

Desde Aragua viajo con el narrador cubano Rafael de Águila (La Habana, 1962). Con él y Freddy Rojas, coordi­nador de la Feria, tomamos varias cer­vezas en un viejo bar atendido por un portugués amante del "sobreviviente" Gardel, tal y como lo muestran las pare­des forradas con su estampa.

Una vista del interior del bar La Guairita


Me deja absolutamente sorprendido la rapidez de los mozos: calculan el momento exacto en que una cerveza se termina para traer otra, al instante, salvo una indicación contraria del consumidor. De Águila vino a presentar su propia obra y una conferencia sobre la "literatura light"; los cubanos tienen tanto "parla­mento" como los españoles, pero son menos pesados, o por lo menos los sien­to más cercanos y vivos, no retóricos. En este sentido, los venezolanos pare­cen aun más vivos. Camino a San Felipe, mientras vemos, por un resqui­cio, el mar, de Águila me habla de Cortázar, Sábato y Juarroz; le comento algunas cosas de los dos últimos que parecía ignorar.

Kwai Chang Caine   y el maestro Po

Kwai Chang Caine le pregunta a su maestro Po si podemos compartir con un viajero, conocido ocasionalmente, tanto como compartimos con un ser querido; "si -responde- porque pueden revelarnos un instante de eternidad". Un instante de eternidad y la estructura más conocida por nosotros aunque revelada desde una inesperada relectu­ra.


Emiliano Bustos 

Continuará


No hay comentarios:

Publicar un comentario