miércoles, 4 de diciembre de 2013

Caracas es Caracas

¿y lo demás es sombras,monte y culebras?

y

"Las ciudades son arquitectura y literatura".

Una entrevista a Federico Vegas


Una vista agradable de Caracas



Caracas es Caracas 
¿y lo demás es Sombras, monte y culebras?



Estimados Amigos

En este año 2016 a diario sufrimos en Carabobo y en el resto de las dependencias federales el racionamiento eléctrico mientras la capital vive su boyante despilfarro energético. Y el 22 de abril pasado el ministro de energía eximió a Caracas del nuevo racionamiento, un corte diario de 4 horas, que si sufrirá el resto del país. No se atacan las causas del problema y nuestro presidente pide que no enciendan los secadores de cabello como medida para evitar apagones.


Nunca como ahora la situación ha sobrepasado la capacidad de un gobierno para conectarse con la realidad.


24 de abril de 2016



*******




"Caracas es Caracas y lo demás es monte y culebras" es la expresión popular en Venezuela que define lo que ha sido la política republicana con respecto a la capital del país y las provincias. La mayoría del presupuesto y el empeño por la modernización se hacen patentes en Caracas, mientras para el resto del país se reparten las migajas. Antes de ayer (02 de Diciembre de 2013) sufrimos nuevamente un apagón eléctrico general en todo el país y mientras la mayoría de las ciudades tuvieron que esperar horas para que reestablecieran el flujo eléctrico para la zona capitalina fue mucho menos tiempo. Recordemos los meses pasados donde la provincia sufria el racionamiento eléctrico mientras la capital vivia su boyante despilfarro energético. Algo entendible si quieres proyectar la ilusión al exterior de que todo anda bien en el país y no quieres que pueda alterarse el orden de la ciudad capital; incendiándose el polvorín social.

Vista frontal del capitolio de Caracas
Caracas durante años ha acaparado las grandes manifestaciones artísticas, pero no siempre fue así. Como ejemplo basta comparar (obviaremos los materiales usados) el tamaño del capitolio de Valencia con el de Caracas para darse cuenta de que no hay mucha diferencia en las dimensiones. Realmente el desarrollo desmedido de la sucursal del Cielo y del Infierno (una de los motes que tiene  Caracas) a expensas del resto del país comenzó en los años 50 del siglo pasado. Y con la caída del gobierno del general Marcos Pérez Jiménez y el advenimiento de la democracia comenzó el gigantismo amorfo de la ciudad. Pero Caracas siguió siendo el gran estómago a donde se dirigían los petrodólares generados en el país. La capital se convirtió en la monopolizadora de la vida cultural del país y la gran donadora de petrodólares para ejercer de mecenas cultural en el resto del país.

Vista lateral de capitolio de Valencia
Con el advenimiento de Hugo Chávez al poder supuestamente se iban a tomar en cuenta a los cultores de provincia pero (a pesar de la gran inversión de su gobierno en el aparataje cultural) se mantuvo el esquema centralista Caracas propone y dispone que se debe hacer, que exposiciones montar, con quienes y cuando. Es tristemente célebre el caso de las Cinematecas Regionales que son incapaces de fijar una programación  de acuerdo a las necesidades de su entorno porque la programación para cada una de ellas ha sido  elaborada en Caracas. Y los funcionarios de las extensiones ministeriales regionales deben su permanencia en los cargos no gracias a su ejemplar desempeño sino al beneplácito que la gente de Santiago de León de Caracas le otorga. Ay de ellos si no le simpatizan. Obviamente esa es una política que sólo puede desembocar en la excelencia.


"Las ciudades son arquitectura y literatura" es una afirmación que solo puede decir un arquitecto, un escritor y un lector. Para la mayoría de la personas las ciudades solo son el espacio donde se desenvuelven; ese algo que está más allá de su piel y que le permite encontrarse con otras pieles que también tratan, muchas veces a pesar de la ciudad, de vivir .

Caracas consumiendo electricidad a sus anchas. Fotografía de Andrés Azpúrua
¨Todas las ciudades inspiran, pero ninguna como Caracas¨ dice Federico Vegas  ¿Cual será el factor de correlación creativa que podrá definir? ¿Que tanto inspira una ciudad? Esa es una tarea pendiente que algún filósofo deberá realizar en este siglo que aun esta joven


La arquitectura y literatura solo pueden definir una ciudad, muchas veces, para aquellos eventuales transeúntes que antes de visitarla; la han leído.




Richard Montenegro



*******


07 de octubre de 2007



¨Todas las ciudades inspiran, pero ninguna como Caracas¨ 

 
Federico Vegas

 

  • Creció en los cincuenta, años del esplendor capitalino. En esa época se enamoró de Caracas, ciudad que más que una influencia es su estilo de vida 


Por Johan M. Ramírez 


Federico Vegas. Foto: Natalia Brand


Hace diez años, tras una vida entregada a la arquitectura, Federico Vegas decidió "enseriarse" con las letras para demostrar un especial talento que le acredita la publicación de tres libros de cuentos, tres novelas, dos colecciones de artículos periodísticos y ensayos, y el primer lugar en un prestigioso concurso literario. Quizá por esa mezcla de oficios es que tiene una visión tan particular de esta metrópolis donde nació.

Una vista no tan agradable de Caracas


"Las ciudades son arquitectura y literatura", generaliza, y luego apunta: "Y aunque todas causan inspiración, otras no lo hacen con tanta vehemencia como ésta", exclama quien asegura haber vivido la época dorada del desarrollo capitalino.

El complejo de Parque Central


"Por fortuna, asistí al momento de mayor esplendor de Caracas, aunque fue también el de mayor abandono a la historia, lo cual originó una crisis psíquico-colectiva-urbana que nos confundió los tiempos", dice, y es que, explica, el boom urbanístico de los cincuenta implicó una nueva organización de la capital, expandiendo sus límites y levantando vanguardistas edificaciones. El problema fue que aquello ocurrió sin considerar la herencia colonial de la ciudad.




Una vista de las viviendas informales , los llamados ranchos de las barriadas pobres de Caracas


"Aquella Caracas estaba volcada al futuro, era optimista, moderna, emblema sudamericano: eso quedó en el ayer. Pero ese pasado brillante rompió nuestra memoria histórica. Fue una esquizofrenia que estalló con la conquista del este, cambiando lo colonial por urbanizaciones aisladas. De las casas con patio pasamos a residencias con jardines comunes", asegura, y agrega: "Tenemos un pastel temporal, pues aquel momento cumbre fue a su vez una traición a la historia".



Una vista de la Universidad central de Venezuela (UCV)

Ya en los setenta Vegas cursaba estudios en la Universidad Central de Venezuela, un sitio "espectacular, hermoso… Una gloria para todo el que ha pasado por allí".

Aula magna de la Universidad central de Venezuela (UCV). del techo cuelgan unas esculturas de Alexander Calder


El escritor recuerda que caminar por sus pasillos le producía una efervescencia indescriptible. Lo que lamenta es que la mayoría de los caraqueños no conozca este Patrimonio de la Humanidad.

El Helicoide de Roca Tarpeya con su cupula de Buckminster Fuller rodeada de ranchos


Uno de sus lugares favoritos está bajo el Puente de Las Fuerzas Armadas, pues allí halla un tropel de vendedores de libros a quienes ha comprado muchos de los que hoy conforman su gruesa biblioteca personal. Quizá por ello Federico Vegas no se indigna tanto por los buhoneros como por la cantidad de autos en las calles. 

Ventas de libros en el Puente de Fuerzas Armadas

Asegura que quienes se trasladan solos en enormes carros de lujo son los principales "enemigos" de la ciudad. "Muchos dicen: '¡Qué injusticia, la economía informal se adueñó de Caracas!'; pero no comprenden que lo mismo ha hecho una pila de gente que anda en sus carros por no haber aprendido a compartir y disfrutar el espacio público y, por ende, lo han convertido todo en privado", reflexiona.

Estacion del metro en plaza Venezuela

Lógicamente, como cualquier ciudadano agradece lo bueno y reprocha lo malo de su metrópolis, aunque prefiere fijarse en lo grato. "En Caracas lo que no podemos cambiar es maravilloso: la altitud, la colocación con la montaña, la relación con el  mar, el paso de los vientos, el aire y la luz, la topografía autolimpiante, las colinas al sur, el clima, la temperatura, la ubicación, la bella naturaleza que se da sin ningún esfuerzo", dice con emoción, y remata: "Su geografía es tal que uno puede atravesar urbanismos y arquitecturas terribles y aún decir: ¡Qué bella es Caracas!".

La Pastora un zona vieja de Caracas


Por eso es que esta ciudad, a través de sus luces, sus verdes y sus voces, le habla en un tono que entiende y asume no como una influencia, sino como un estilo de vida: el ser caraqueño.

Urbanismos formales versus los informales ¿Quien ganará esta pelea?




Tomado de Estampas


*******






Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.




1 comentario:

  1. El texto de Federico Vegas, es excelente, no es de extrañar, nos consta que Federico tiene muy buena pluma y también sabemos que es un buen Arquitecto, asi que es la combinación perfecta, la introducción es muy justa, los felicito, saluods R.P.

    ResponderEliminar