lunes, 16 de diciembre de 2013

AMAZON, SUS DRONES Y LA COMPAÑÍA DEL MISSISSIPPI.





Amazon quiere crear una flota de mini helicópteros repartidores para distribuir sus productos, sus drones de reparto. by PacoMan nos hace un análisis muy interesante a la par que clarificador de lo que hay detrás de esta idea, pero hay un tema que no ha pensado, yo vivo en un cuarto piso… ¿Dónde va a aterrizar el dron? ¿Se va a quedar flotando al lado de la ventana golpeando hasta que le abra? Con el frío que hace espero que los drones vayan abrigados porque yo no abro a desconocidos con pinta de robot aunque si en lugar de libros trajeran tabaco mi principio de no abrir a desconocidos se relajaría. by PacoMan ve otras lagunillas más meditadas y serias  que las mías (más que lagunillas ve pantanos). Disfrutad de la entrada, que merece la pena.


José Antonio Cordobés Montes 

Economista y Administrador de Ficción Científica



******* 



AMAZON,SUS DRONES Y LA COMPAÑÍA DEL MISSISSIPPI.





Y Jeff Brezos, primer ejecutivo de Amazon Inc., marca el camino del futuro: el transporte por microhelicópteros robóticos .


En cinco años espera realizar pequeños envíos a domicilio con estos drones. Los drones tendrán una autonomía de un radio de 16 kilómetros y menos de 3 kilos de carga útil, serán completamente autónomos y se guiarán por GPS.




Vayamos por partes como diría Jack el Destripador 


Tres viñetas de la historieta From the Hell, que toca el tema de Jack el Destripador


1.- Autorización del tráfico de drones privados en el espacio aéreo de los EE.UU.


Aunque Jeff reconoce que es lo más difícil, es muy optimista: espera convencer al gobierno de los EE.UU. para permitir que cientos de drones  sobrevuelen sus ciudades en cinco años. No debemos olvidar que en los EE.UU. siguen sintiendo la amenaza latente del terrorismo de Al Qaeda  o de compatriotas fanáticos como algo muy real. Resulta poco menos que una quimera que en 5 años se autorice el uso privado de drones aéreos. Un punto en contra.



2.- Vale, aceptemos pulpo como animal doméstico.    






Pongámonos en el mejor de los casos, la autoridad aérea acepta su uso. Lógicamente impondrá requisitos técnicos, seguros y protocolos necesarios para regularizar el tráfico de drones. Todo esto incrementará tanto el coste como  los tiempos de entrega de las mercancias. Además tenemos que considerar el factor: Morir de éxito. Es fácil imaginar cuan interesadas estarán las pizzerías (me asalta a la mente donde quedaría Hiro el repartidor de pizza ciberpunk de Snow Crash  creado por Neal Stephenson,   mensajería y muchas otras empresas para subirse a lomos de estos drones de transporte aéreo. Tampoco es difícil imaginar cuan rápido se puede congestionar el tráfico aéreo reservado a los drones y su efecto inmediato en costes y tiempos de entrega.

Un punto en contra.




2.- A todo esto, ¿el futuro no iba a ser digital?



Amazon comercializa básicamente ocio: libros, música, juegos y películas. Sorprende que Amazon apueste por el soporte físico para el ocio, más aún cuando ha hecho una fuerte apuesta por el Kindle, su lector de libros digitales. 





Es sabio diversificar riesgos. Estar en los dos mercados; el físico y el digital puede ser inteligente, pero los recursos para I+D son escasos. En cualquier caso ¿Qué porcentaje de la industria del entretenimiento se seguirá comprando con soporte físico? 



La era digital ha venido y ha venido para quedarse. 

Es cierto que para sus otras ramas del negocio “físico” de Amazon: electrónica, juguetes, hogar, zapatos y complementos… seguirá siendo necesario el transporte del producto al hogar del cliente. Luego podemos interpretar este anuncio, como un intento de mantener la ventaja logística que atesora frente su compentencia, incluso en el escenario generado tras el éxito del ocio en soporte digital. Un punto a su favor.

3.-  Luditas ó el sempiterno ahorro en costes laborales.

Cualquier estudiante de secundaria conoce que la energía necesaria para trasladar un objeto por carretera es menor que hacerlo por el aire. ¿Dónde está el ahorro? ¿Dónde estás las ganancias que financien la creación de un lobby para presionar al gobierno de los EE.UU., la I+D para desarrollo de los drones de transporte y la inversión necesaria para adquirir una flota y bases de drones operativas? Como casi siempre, el ahorro está en reducir el factor humano. Supongamos que las autoridades aéreas aceptaran el vuelo no controlado por un piloto remoto (en caso contrario dado que la cualificación técnica de un controlador de drones es mayor que la de un conductor de furgoneta no habría ahorro en salarios y todo esto de los drones sería un brindis al sol), y si aceptamos que el ahorro en tiempo es cuestionable (por el factor morir de éxito y el ingente número de bases para los drones, recordemos su autonomía es menor a 20 kilómetros) todo el incremento del beneficio se basa en el ahorro del sueldo del transportista y eso a pesar que del mayor coste energético del transporte aéreo frente al de superficie actual. No es el momento de rescatar los miedos tecnológicos (por cierto, madre de la ciencia ficción) ni los movimientos reivindicativos del empleo humano y antitecnológico, como el de los luditas. Pero algo estamos haciendo mal, muy mal como sociedad, si el precio del actual mix energético   basado en energías renovables financiadas a fondo perdido, energías no renovables como el carbón, el petróleo y en la energía nuclear (con el problema añadido del almacenamiento, durante siglos, de su residuos) hace rentable para las empresas suprimir parte de su personal bajamente cualificado (conductores) a costa de un mayor consumo energético… pero eso es otra historia que deberá ser contada en otro momento. 




A todo esto ¿no sería más efectivo desarrollar drones-furgoneta? Irían por carretera con más autonomía, más peso…

Recapitulemos: es difícil que la autoridad aérea acepte el uso de drones privados, el futuro del soporte del ocio no va a ser físico (lo que obligará a Amazon a reorientar sus líneas de negocio actuales), los mayores beneficios que financien la ingente inversión se sustenta en un incierto ahorro en sueldos, a pesar de un mayor consumo energético por kilogramos transportado. ¿Son estos argumentos suficientes? 

¿Es esta la estrategia de futuro de Amazon Inc.?


La respuesta es sí.


Para entenderla conozcamos a John Law, Jean para los franceses, y su apasionante vida. 

Pues en sus claves están las del Amazon de Jeff Brezos.


John Law


John Law   escocés de nacimiento y primer ministro de Francia en 1.716, Jean para los franceses, está detrás de la burbuja financiera de la Compañía del Mississippi. Compañía que tenía la exclusiva del comercio francés con América, y que de paso eliminaba, por arte de magia, toda la deuda pública francesa. En honor a la verdad el primer chiringuito financiero que lo consiguió fue la inglesa Compañía de los Mares del Sur a la cual emula Jean Law y cuya caída provocó la caída de la compañía inglesa.  En realidad la trama es muchísimo más compleja y sofisticada por lo que excede el objetivo de esta entrada. Para saber más recomiendo la lectura del brillante y breve artículo deEnrique García Sáez sobre el tema .



Nos centraremos en que  el valor de las acciones de la Compañía del Mississippi no hacía más que crecer y crecer, mientras que su actividad comercial lo hacía  modestamente.¿Cómo fue posible que funcionara durante 10 años? La respuesta se encuentra en la promesa de unos fabulosos beneficios futuros, que nunca se alcanzan pero que siempre están tras la próxima esquina.

 
Campo Biloxi 1720

Todos los espejismos suelen acabar mal; de repente acaba la creencia en un precio siempre creciente y se torna en afán vendedor. Y con la llegada del pánico, donde todos venden, el precio se descalabra. Si subir fue rápido, caer es instantánea, se pierde todo en cuestión días, a eso se llama Crash bursátil o burbuja económica.



Cuando ya empezaba a tomar cuerpo el temor que los beneficios de la compañía del Mississippi no iban a ser nunca tan magníficos como se esperaba; Law ejecutó una idea desesperada. Desde entonces está en todos los manuales de comunicación de los grandes gurús empresariales y financieros: hagamos creer que la fiesta no acaba, que hay suficientes motivos para la euforia, vendamos un poco más de humo.



John, Jean para los franceses, reclutó a los desocupados de París y campesinos y los armó de picos y palas, los hizo desfilar por las céntricas calles de París y los embarcó, rumbo a las minas de oro y plata de América. Ni que decir tiene que los barcos nunca abandonaron las costas francesas. 



Amazon Inc, bate records de venta para tener las pérdidas de siempre (Same Old Amazon: All Sales,No Profit   y ¿qué hacen las acciones? alcanzar precios históricamente altos. ¿Cómo lo consigue Jeff Brezos? Prometiendo majestuoso beneficios futuros, hoy no, pero mañana… mañana Amazon seguirá siendo la líder del comercio electrónico y por fin convertirá ese liderazgo en beneficios. Y Jeff que aprendió de John, Jean para los franceses, nos saca a pasear los drones por las calles de EE.UU. drones que volverán a casa con el oro y la plata, perdón con las compras del futuro.



 






by PacoMan




En 1968 nace. Reside en Málaga desde hace más de tres lustros.

Economista y de vocación docente. En la actualidad, trabaja de Director Técnico.

Aficionado a la Ciencia Ficción desde antes de nacer. Muy de vez en cuando, sube post a su maltratado blog: http://bypacoman.blogspot.com.es/

Y colabora con el blog de Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com.es
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario