viernes, 27 de marzo de 2015

Un Aniversario doble: Los 460 y 111 años de VALENCIA-SULACO

Un acercamiento al Nostromo de Conrad



Vistas de la USS Sulaco



Nuestra relación con Joseph Conrad es bastante buena. Hemos disfrutado de sus libros y de las adaptaciones al cine de sus obras. Es imposible olvidar la expresión de Peter O'toole en Lord Jim (1965), película pescada en una mejor época del canal estatal de television venezolano VTV, ahora saturado de propaganda política, o los enfrentamientos entre Keith Carradine y Harvey Keitel en Los Duelistas (1977), película dirigida por Ridley Scott.

Joseph Conrad

Muchísima gente invoca la obra de Joseph Conrad sin saberlo  al nombrar las famosas naves  de la pelicula Alien, el octavo pasajero (1979), dirigida por Ridley Scott,  y de Aliens, el regreso (1986), dirigida por James Cameron: La Nostromo y la Sulaco respectivamente rinden honores a la obra de Conrad. Nostromo es una novela publicada en 1904 y Sulaco es una ciudad dentro de dicha novela.



USCSS Nostromo


Quizás a esa secreta relación que llevabamos con Conrad nos llevó a escribir un cuento ambientado en la Sulaco reciente. Cuya trama se ubicaba cronológicamente en medio de un intento de golpe de estado.


Número 6 de Nostromo, Órgano divulgativo de la ciencia ficción y la fantasía

Posteriormente nos conectamos más al escritor británico de origen polaco al participar en el fanzine Nostromo, Órgano divulgativo de la ciencia ficción y la fantasía, una publicación realizada casí en su totalidad por el dibujante Ramón Siverio con la colaboración de Oswaldo Rosales, Aníbal Garrido, Yilly Arana, Pedro Montaño, Héctor García, Igson González, entre otros. Esa revista editada en Valencia fue denominada así gracias al nombre de la nave de la película Alien, el octavo pasajero. Nuestro aporte más alla de la publicidad y mercadeo de la publicación  se realizó al  contextualizar al equipo editor en la obra del escritor Joseph Conrad. Y en la vinculación de Nostromo a nuestra ciudad.

Portada del libro Antología terrorista del Grupo Li Po


En el año 2007 el cuento ubicado en Sulaco fue publicado, no si generar polémicas, por la filial regional de la editorial estatal  El Perro y la rana en la Antología terrorista del Grupo Li Po.


Escudo de la ciudad de Valencia

En la actualidad VALENCIA-SULACO esta invadida por la inseguridad, la falta de servicios básicos de calidad y las largas filas de sus habitantes para comprar paquetes de harina de maíz precocido y productos de higiene personal. Desde esta tribuna le deseamos un mejor futuro a esta ciudad.

Hoy compartimos con ustedes un texto de nuestro amigo Pedro Téllez que aborda la relacion Valencia-Sulaco en el 460 aniversario de Nuestra Señora de la Anunciación de la Nueva Valencia del rey y el 111 aniversario de la publicación del libro Nostromo de Józef Teodor Konrad Korzeniowski.

Deseamos disfruten de la entrada


Richard Montenegro

*******


VALENCIA-SULACO 


Nostromo. Primera edición estadounidense. 1904



Estos días se conmemoran 460 años de la fundación de Valencia, y 111 (capicúa) de la publicación de Nostromo, la Valencia de ficción.  Sulaco es una ciudad de la república de Costaguana en la narración de Joseph Conrad de 1904. Novela política y psicológica a la vez, sus protagonistas participan en un golpe de Estado movido por ideas y convicciones, a su vez movidas por intereses extranjeros, porque: “No hay credulidad más dispuesta ni más ciega que la credulidad de la codicia”. Así mismo uno de los personajes dibuja la otra cara de esta historia: “Yo deposito mi esperanza en los intereses materiales. Una vez que los intereses materiales logren un asiento firme, terminarán por imponer las condiciones únicas por las que pueden seguir existiendo” 

Valencia hacia 1843. Óleo de Ferdinand Bellermann



Sulaco es Valencia que “se extiende entre las montañas y el llano, a escasa distancia del puerto y oculta a la visión directa del mar”. Pero también puede ser Cartagena, La Asunción u otra ciudad de la América Latina. Los personajes escapan a su condición de emblema. José Avellanos autor (libro dentro del libro) de Cincuenta Años de Desgobierno de “aristócratas y pueblo, hombres y mujeres, latinos y anglosajones, bandidos y políticos” retrata a los últimos cincuenta de estos 260. Libro inédito porque sus galeradas terminaron “disparadas como tacos para trabucos cargados con puñados de tipos de imprenta”. Era un federal que odiaba a los liberales: “Las palabras para uno tan familiares tienen una acepción de pesadilla en este país. Libertad, democracia, patriotismo, gobierno: todas ellas tienen un regusto de locura y crimen. ¿No es verdad doctor?” le pregunta Charles Gould. La familia a pesar de su apellido era venezolana: “su abuelo había luchado por la causa de la independencia a las ordenes de Bolívar, en aquella famosa legión inglesa que en el campo de batalla de Carabobo”.

Batalla de Carabobo. Fragmento. Martín Tovar y Tovar
 
 El señor y la señora Gould propietarios de minas de plata, representan las dificultades de la burguesía nacional: “No somos aventureros. Había nacido allí y amaba su patria, pero en sus ideas seguía siendo esencialmente un inglés. Empleó la consigna política de su tiempo: la federación”; Contacta con el  inversionista norteamericano Holroyd, de la compañía O. S. N. que patrocinará el golpe que busca dividir el país y controlar sus recursos. Holroyd proclama el destino de los Estados Unidos: “Lo dominaremos todo: industria, comercio, derecho, periodismo, arte, política, religión, desde el Cabo de los Hornos hasta el estrecho de Smith, y más allá incluso, si algo merece la pena en el polo Norte. Y entonces tendremos la oportunidad de hacernos con las islas y los continentes más remotos de la tierra. Manejaremos los negocios del mundo, quiéralo o no el mundo. El mundo no puede evitarlo; ni nosotros tampoco, diría yo”.

Antonio Guzmán Blanco


Ese diálogo entre el empresario venezolano y el norteamericano, refleja la ancestral relación entre el capital nacional, el transnacional, los recursos minerales y el Estado: “La cuestión principal para nosotros es si el segundo socio, o sea usted, es capaz de mantenerse firme contra el tercero, el socio inestable, que será cualquiera de las distinguidas y poderosas partidas de bandoleros que detentan el gobierno de Costaguana. ¿Qué cree usted, Mr. Gould?”. Para entonces el presidente de Costaguana era Guzmán Bento (Antonio Guzmán Blanco): “presidente perpetuo”. Otros personajes son el doctor Monygham y el italiano Nostromo honrado y ladrón, especie de alcalde y capataz de la ciudad pese a su origen extranjero; este hombre de pueblo es el protagonista, que con la aristócrata Antonia son los pilares de la nueva Sulaco, junto al arzobispo y el revolucionario romántico Martin Decoud

Vista de Puerto Cabello hacia 1843 por Ferdinand Bellermann


A bordo del Sainte-Antoine arribó a Puerto Cabello en 1876. No olvidará el golfo triste y plácido que describe años después en su novela. Parece que no llega  hasta Valencia; para la ambientación se apoyará Conrad en el libro de Edward Eastwick: Venezuela o Apuntes sobre la vida en una República Sudamericana con la Historia del Empréstito de 1864. En su Crónica Personal (1909) el novelista  confesará que en todo el mundo de Costaguana, hombres, mujeres, costas, casas, montañas, ciudad, campo “no había ni un solo ladrillo ni una piedra ni un grano de arena de aquel terreno que no hubiese colocado yo con mis propias manos en su debido lugar”. Para concluir que los personajes de Nostromo fueron “creados todos ellos a partir de mi propia substancia”. También escribió en el prefacio de una de sus novelas que el artista apela a la parte de nuestro ser que no depende del saber: la solidaridad en los sueños que une a toda la humanidad; a los muertos con los vivos; a los vivos con los que aún han de nacer. Mejor que en un texto de historia o de economía política, a partir de su propia substancia de artista tenemos la descripción, todavía vigente, de los mecanismos del imperialismo para desestabilizar nuestra sociedad. Recomendamos su lectura.    



Pedro Tellez
                                                

*******


Richard Montenegro. Perteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 y en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica editado por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.



*******

Pedro Téllez. Fotografía de Yuri Valecillo


Pedro Téllez:

Escritor y médico psiquiatra. Ha publicado los libros de ensayo Añadir comento (1997), Fichas y Remates (1998), Tela de Araña (1999) y La última cena del ensayo (2005), Un Naipe en el Camino del Dorado y Elogio en cursiva del libro de bolsillo (2014). Es colaborador de las revistas La Tuna de Oro y Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo


 

1 comentario:

  1. Felicitaciones por este comentario gratificante para con esta sufrida ciudad. Proponemos un evento donde se haga un homenaje por partida doble (dentro de un mes): A Valencia, por supuesto, y al Nostromo de Conrad. Podríamos moderarlo Pedro, tú y yo. Un abrazo de José Carlos De Nóbrega.

    ResponderEliminar