viernes, 28 de septiembre de 2018

Una oportunidad perdida. Reseña de Holmes & Watson Madrid Days (2012) de José Luís Garci.







Estimados Amigos

Hoy tenemos el gusto de ofrecerles el acercamiento que hace nuestro amigo Pacoman a un producto literario y cinematográfico que se nos antoja típicamente anglosajón pero que ha permeado nuestra cultura y también ha sido penetrado a su vez por la nuestra. Esta vez Pacoman nos adentra  en una pelicula española sobre el archiconocido Sherlock Holmes.

Deseamos disfruten de la entrada.

Atentamente

La Gerencia


*******


Inicio el artículo agradeciendo la jugosa información que aparece en el segundo párrafo a los doctos amigos holmesianos del foro de facebook Círculo Holmes y concretamente a Andrés Peláez Paz, Matías Nicieza, Alberto López Aroca y Miquel Ojeda Peral.

Esta es la única película española sobre el detective creado por Arthur Coman Doyle. Sin embargo existen dos precursores patrios. En concreto Miss Ledya o Miss Ledyia película muda rodada en 1916 por el cineasta gallego Xosé Gil y Gil y guión de Rafael López de Haro. Sherlock ni aparece en ninguno de los 20 minutos de la cinta, sin embargo los protagonistas reciben un telegrama de un tal Serlok-Holmes (sin la H) avisando de un asesinato. En este enlace se puede ver el film completo. La otra referencia es más reciente, hablo de la obra de teatro: Oscar & Sherlock escrita por Santiago Moncada y dirigida por Jordi Purti. Emitida en TVE2 el 21 de Agosto de 1996 bajo el ciclo "Función de Noche". Se trata de una parodia llena de chistes sexuales completamente alejada del canon holmesiano. En este enlace se puede ver la grabación completa de la obra.



El oscarizado José Luís Garci rueda en 2012 y con 68 años de edad, la que es su última película, el pastiche Holmes & Watson Madrid Days. Por desgracia una mala película. Garci siempre ha hecho films tristes y es cierto que no soy una admirador de su cine, pero si he disfrutado con algunas de sus mejores películas. Siento por el personaje una amplia simpatía, por sus escritos de ciencia ficción (aunque luego renegara del género) y sobre todo debido a las grandes veladas que disfruté con el extraordinario programa de televisión que dirigía para TVE: ¡Qué grande es el cine! Me recuerdo delante del televisor extasiado con las brillantes tertulias que entablaba con sus invitados en torno al humo de su sempiterno cigarrillo. Garci tiene el ambiguo mérito de ser la última persona que ha fumado en un programa de TVE.

Sin embargo su  acercamiento al detective consultor resultó en fracaso de público y crítica. El 7 de Septiembre de 2012 se estrenó y hasta el 14 de Octubre había recaudado 185.000€, al calor de las búsquedas de Ayudas oficiales a la amortización (que se conceden graciosamente en función de la recaudación en taquilla) y tras un cambio de distribuidora asciende mágicamente hasta los 200.000 € (Cinemanía dixit) Obviamente un fracaso absoluto cuando se especula que el presupuesto de la película fue de 4 millones de euros (IMDB dixit). Si bien es cierto que las ayudas oficiales paliaron este quebranto y que en todas las películas españolas se pierde dinero, si o si. En cualquier caso, con esta información parece más explicable el parón de seis años de Garci, es cierto que ya tiene 72 añitos, pero intuyo que el fracaso económico ha cerrado definitivamente las fuentes de financiación a cualquier nuevo proyecto de José Luis. De hecho le costó Dios y ayuda conseguir reunir suficientes fondos para poner en marcha esta película. Cuestión que fácilmente se vislumbra en el uso de planos fijos sobre postales para narrar los traslados internacionales de los protagonistas.



Seré sincero, la película es un maldito mojón. La primera vez que la vi no fui capaz de acabarla, por aburrida, por deslavazada, por falta de ritmo y por tener una trama vergonzante, no sólo para los holmesianos sino para cualquier mortal. He tenido que dejar pasar meses para poder volver a verla. Esta vez armado con la intención y las herramientas para hacer esta crónica, en cualquier otro caso jamás la hubiese vuelto a ver. Y en honor a la verdad, esta vez no me desagradó tanto, pero no lo suficiente como para barajar la posibilidad de volver a verla en el futuro… por remoto que este sea.



No soy un holmesiano defensor a ultranza del canon. Me gustan nuevos acercamientos y planteamientos sobre la pareja de sabuesos. Gary Piquer está sobrio, correcto en su interpretación de Sherlock. Lo patético no es su actuación, sino el error garrafal de dotar al detective inglés de un conocimiento y uso perfecto del castellano. Que como licencia estoy dispuesto a asumirla, pero convierte su conversación en inglés con el periodista Alcantara interpretado por VíctorClavijo (que ha alcanzado notoriedad con la interpretación de Lope de Vega en la serie televisiva El ministerio del tiempo) en patética. Vergüenza ajena sentí las dos veces que he visto esa escena, la única oportunidad que permite abiertamente el guión el lucimiento de las dotes deductivas del protagonista. Uno creería que los guionistas se sentían en la obligación de dar al menos un lugar común a los espectadores que esperan encontrar ciertas características de tan afamado personaje. Lo que en un primer momento podría parecer una buena idea analizada al margen de la obra en general, se convierte en botón de muestra del despropósito generalizado que es todo este proyecto. Eduardo Torres-Dulce amigo personal de Garci y gran cinéfilo nos confesó a los asistentes a los Madrid Days organizado por el Círculo de Holmes el 22 y 23 de Octubre de 2016 (pinchar aquí para acceder a mi crónica de este evento) que él fue el responsable de la elaboración del primer boceto del guion, que Garci paseó por las televisiones buscando financiación para la película. Financiación que no consiguió. Pero esa fue toda su participación, cuando el proyecto consigue arrancar, Garci utiliza a su mujer: Andrea Tenuta y a María San Román Riveiro como guionistas. Eduardo afirma, avalado por su gran amistad con Garci, que es el propio Garci el que determinó lo esencial del guion. Garci hace suyo a Sherlock llevándolo a su terreno, aunque eso supuso perder muchos elementos canónicos del detective consultor. Lo más curioso es que finalmente acabó comentado que Garci quería grabar una película sobre el Madrid de Galdos y Sherlock fue la excusa.

Miremos más de cerca el guión. Sherlock mantiene una relación amorosa con Irene Adler que tras su matrimonio, se dedica únicamente a cantar Ópera por las capitales europeas. Una Irene despojada de virtudes conspirativas, queda relejada al papel de diva que sabe engatusar a los hombres. Total que en una de estas cita a Holmes en Madrid. Uno diría que los sueños de Holmes sobre Jack el Destripador en otra ciudad distinta de Londres, que acaba siendo Madrid, es una burda excusa para justificar su marcha a Madrid a buscar el calor de Irene. Y como carabina se hace  acompañar del casado, hace un año en segundas nupcias,  Doctor Watson con Mary Morstan (interpretada por Leticia Dolera). Es decir estamos en 1889, y Watson tendría 37 años y Sherlock 35 años… aunque la caracterización de ambos les confiera bastante más edad. Pero acepto pulpo como animal doméstico. Dado que se les ve muy abrigados en toda la película, uno apostaría que vienen a España tras la resolución del caso La aventura del jorobado (The Adventure of the Crooked Man) que se cierra el 12 de septiembre de 1889 y antes del caso El pabellón Wisteria (The Adventure of Wisteria Lodge) que se desarrolla entre el 24 y 29 de marzo de 1890. Watson se muestra encantado de acompañar a Sherlock en su escapadita y hace bien, pues vive una bonita historia de amor en Madrid, eso sí casta y pura. Pues Watson acaba siendo un defensor del feminismo, de los toros, la gastronomía española y de la fidelidad en el matrimonio…. lo que, no le priva de flirtear hasta la nausea con una jovencita beldad de la burguesía madrileña, que sorpresivamente ningún personaje se percata que esta burguesita se comporta como una adolescente del siglo XXI, en lugar de lucir el comportamiento esperado de una joven casadera decimonónica. Pero pelillos a la mar, lo peor está por llegar. 

Y comienzan los asesinatos de putas en Madrid, no es por desmerecer a nadie, pero de las tres putas que aparecen en la película: una no habla y las otras dos son andaluzas…

Garci planta un discurso buenista en boca del ministro de fomento que no solo desentona con la época, sino que lo hace del todo imposible. Sólo es necesario recordar lo que el propio Benito Pérez Galdos (el verdadero protagonista de la película) decía de los políticos españoles en 1912:

“… Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el Poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte… No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos… Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria. No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos. La España que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. …”.
Es decir la película situada en 1889 cae en el reinado de Alfonso XII concretamente en el periodo conocido por la regencia, pero lo característico del periodo se alargó al periodo conocido como periodo constitucional que acaba con el golpe de estado de Primo de Ribera en 1923. Este largo periodo se caracterizó por el “turno” donde el Partido Conservador del malagueño Cánovas se alternaba en el poder con el Partido Liberal del riojano Sagasta. Cualquier parecido con el PP y el PSOE actual es pura coincidencia.



Pero Garci (único responsable real del guión de su película) necesita crear ese estado de opinión en los espectadores para presentarnos al malo de esta película. ¡Y tachan! el causante de los asesinatos imitando a Jack el Destripador es: el Progreso. Bueno, y este un punto a favor de Garci, es la bonita mentira que enarbola el Marqués de Simancas (bien interpretado por el actor jienense Manuel Tejada) para justificar sus intereses inmobiliarios. En realidad lo que quiere es convertir una zona empobrecida de Madrid, precisamente donde se asesinan a las putas, en un nuevo barrio residencial que acabe llevando su nombre, con los consiguientes beneficios que le reportará. ¿Puede haber algo más efectivo para echar a la gente de sus casas que los asesinatos de putas? Es decir actuar como los celebres espantaviejas pero de forma acelerada. A mí se me ocurren 19 cosas más efectivas, no es que sea muy listo, sino que he revisado como se hacían las cosas en el XIX, por ejemplo el ferrocarril del levante español, pisando los intereses de los agricultores y pescadores, expropiando nunca y mal… nada nuevo que no sigua haciendo el estado actual por ejemplo con el AVE en Murcia o manteniendo trenes decimonónicos en Extremadura. La verdad es que como móvil de los asesinatos es una mierda pero era la única manera de encajar (aunque mal) en toda esta historia a Holmes. De hecho el marqués no llega a matar a nadie, sino que son distintos esbirros los que comenten las fechorías por él. Juraría que Garci quería ajustar otras cuentas pendientes con este argumento, más presentes, más cercanas. Un ajuste de cuentas con la España del pelotazo constructor y la financiación ilegal e inmoral de los partidos políticos, la connivencia del político con el corruptor que bajo la piel de progreso esquilma, en su propio beneficio, los escasos recursos de este miserable país nuestro. También vi un cierto parecido entre el Marqués de Simancas y cierto presidente de una gran constructora española y presidente también, de un equipo de fútbol de la capital del Imperio, pero claro son alucinaciones mías.

Volviendo a la película, todo esto se le insinúa a Sherlock en los baños árabes que comparte con el Marqués de Simancas, por lo que la tensión de la resolución de los asesinatos se esfuma. La verdad es que mucha tensión no hubo en ningún momento. El resto hasta el final es un lento viacrucis, muchas veces creando vergüenza ajena sobre todo por lo españolista que demuestra ser Watson: conquistador de jóvenes (hoy sería un putero de volquete y gin tonic) y enamorado de su esposa, feminista y furibundo de los toros en fin un cuñado de toda la vida de Dios.

Y entre vergüenza ajena y resignación se acaba el engendro. Este es el fin de un buen director de cine y la constatación de una oportunidad perdida, una que no volverá a pasar.

by PacoMan


Miss Ledyia


Holmes & Watson, Madrid days. En Días de Cine



Holmes & Watson. Madrid Days - Trailer



Holmes & Watson Madrid Days 2012



*******



by PacoMan 

En 1968 nace. Reside en Málaga desde hace más de tres lustros.

Economista y de vocación docente. En la actualidad, trabaja de Director Técnico.


Aficionado a la Ciencia Ficción desde antes de nacer. Muy de vez en cuando, sube post a su maltratado blog.

Y colabora con el blog de Grupo Li Po


No hay comentarios:

Publicar un comentario