miércoles, 1 de agosto de 2018

Imagen Corporativa de José Torres Criado. Una Reseña






Comentario sobre Imagen Corporativa de José Torres Criado, SOYUZ #14 Ediciones El Transbordador.

Los castillos abandonados, los lúgubres  torreones y las criptas húmedas ya no dan miedo… ni de lejos, de hechos dan risa. Es deleznable ver como los quinceañeros ridiculizan aquellas obras de la mítica productora Hammer. Tampoco van más allá, ellos no ven películas en blanco y negro.

Torres Criado nos cuenta una maravillosa historia de terror gótica adaptada a nuestros tiempos. Ya no hay castillos, ahora hay oficinas de gran empresa, ahora no hay Condes ahora hay Directores, ahora no hay siervo que torture ahora lo hace el subdirector, ahora no te chupan la sangre físicamente ahora lo hacen virtualmente a través de un trabajo de mierda con un sueldo repugnante.

Mobbing, ERE (amenaza de despido), traslado, cambio de vacaciones son el nuevo abracadabra del terror. Seamos sinceros, hijos de puta los ha habido siempre, desde Caín hasta hoy siempre hay candidatos a ser el matón, el torturador, el líder, el subdirector. Estas execrencias de la humanidad han medrado siempre donde han podido hacerlo, preferentemente en instituciones grandes (entiéndase instituciones en su vertiente sociológica): la corte, la iglesia, el gremio, la comuna, el ejercito, el ayuntamiento, los parlamentos y ahora las grandes corporaciones empresariales y partidos políticos.  Son seres abyectos con los valores humanos de Igor, de Renfield, son los Sancho Panza, los Doctores Watson del mal.

Pues uno de estos hijos de puta es el protagonista de esta novela corta: Roberto  Santana. Tras masacrar laboralmente a Beatriz Aguilar, esta se suicida. Se desatan las visiones, Roberto inicia una bajada a los infiernos trepidante (de ahí que seguro que Beatriz, el nombre de la cicerona de la obra de Dante, no es una elección azarosa para la compañera Aguilar). Con buen pulso narrativo y con cierta alegría, asistimos al hundimiento de Santana. Es la parte gótica de la novela. En la parte inicial, la actual, es la crítica al neoliberalismo económico imperante, al buscar soluciones individuales, es el ascenso de los indocumentados o de los falsos titulados de las Universidades del partido de la gaviota. La inminente evidencia que el principio de Peter (1968, Laurence J. Peter) esté en plena vigencia:

 “… En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia: la nata sube hasta cortarse. …”.
Mención aparte merecen los actuales Couch (un consultor psicológico) que las empresas-bien (para entendernos las empresas pijas) contratan para lavar su mala conciencia por las jornadas eternas de sus empleados y sus malos sueldos. Este personaje-puesto laboral del ámbito de los Recursos Humanos (el departamento de Personal de “toda la vida de Dios”, pero con ínfulas) ha acabado deviniendo en el cura de los pueblos franquistas: un elemento de control y coerción de los trabajadores por parte del régimen neoliberal. Vendiendo su mantra compuesto de: La zanahoria: “Toda crisis es una oportunidad. Si quieres puedes. ” y el palo “si no lo haces tú, lo hará uno de los seis millones de parados”. En la literatura de terror tan vil personaje siempre ha tenido cabida, pero su mejor representación es la policía judía del ghetto de Varsovia durante la ocupación Nazi.

Para acabar, una premonición. ¿El mal ha sido combatido? Torres Criado ejercita una justicia divina, una venganza humana. Con el castigo de Santana, expía su pecado y se restablece el orden en el mundo. Lo gótico es una defensa del orden establecido. Y mientras tanto el mal queda indemne. El brazo armado del mal ha caído, ha caído Sancho y Watson pero Quijote y Holmes han resultado indemnes. Pero como con semejantes ejercito industrial de reserva marxista (unos seis millones en España) siempre hay candidatos deseosos de ocupar ese puesto vacante, nada ha cambiado realmente. El verdadero mal no ha sido combatido y eso viene pasando desde siempre: Dictadores que mueren de viejos en la mejor cama de hospital del país… pero el mejor ejemplo existente de que el verdadero mal siempre triunfa, está en los cuentos infantiles: pero en los buenos, no en esa mierda que vende Disney. Yo hablo de maldad absoluta, hablo de El amigo fiel (1888, publicado en la antología El príncipe feliz y otros cuentos) del simpar Oscar Wilde.
by PacoMan



*******





by PacoMan 

En 1968 nace. Reside en Málaga desde hace más de tres lustros.

Economista y de vocación docente. En la actualidad, trabaja de Director Técnico.


Aficionado a la Ciencia Ficción desde antes de nacer. Muy de vez en cuando, sube post a su maltratado blog.

Y colabora con el blog de Grupo Li Po

No hay comentarios:

Publicar un comentario