viernes, 13 de mayo de 2016

¿Algo se mueve en la Málaga fantástica? I

Una entrevista a la editorial: GasMask



Pie de foto. Miguel Ángel Villalobos nos señala mientras Carlos Pranger (traductor del libro de Doyle) nos sonríe. Nótese la fantasmal aparición de otro Villalobos ¿al otro lado de la puerta mágica? Foto de ARCINIEGA tomada del artículo de La Opinión: El regreso malagueña de Conan Doyle


Algo se mueve en el mundo editorial del género fantástico de Málaga, la capital de la Costa del Sol, aquí en el Sur de Andalucía. Y la verdad es que sorprende la aparición de dos nuevas editoriales de género (casi simultáneamente). Esta noticia es más propia de una de las seis Málaga de los EE.UU. de América o de la de Noruega o incluso de la de Australia. Del resto de las 10 Málagas que ser reparten; 6 en Latinoamérica, 2 en África y 2 más en Asia nos sorprendería un poco más. Curiosamente no hay Málaga en Venezuela, donde la carestía de papel hace inviable la aparición de nuevas editoriales que lanzan sus libros en papel (por falta de divisas, pero ese tema no toca hoy y ya lo abordamos en su momento).


España es líder mundial en descargas ilegales de música y quinto en películas, el 90% del consumo “online” en España es ilegal. ¿Y en libros? un poco menos... es que hay que leerlos. Con la crisis de fondo y este funesto panorama hay valientes emprendedores que lanzan sus proyectos editoriales: ¡Bravo! Tanta osadía se merece el éxito.

No en vano en este blog hemos dado voz al manifiesto de Piotr Czerski: Nosotros, los niños web  que defiende la existencia de una nueva generación: la generación WEB, (yo los llamo youtubers básicamente por incordiar) que literalmente dice.

“…Estamos dispuestos a pagar, pero la comisión gigante que los distribuidores piden nos parece, obviamente, sobreestimada. ¿Por qué debemos pagar por la distribución de la información que puede ser fácilmente copiada a la perfección y sin ninguna pérdida de la calidad original? Si sólo estamos recibiendo la información por sí sola, queremos que el precio sea proporcional a la misma. …”


Que, como ya hemos visto, por la tierra de Sancho Panza se traduce que pague otro.


La revolución de internet y el brutal descenso del coste de impresión ha permitido la aparición de micro editoriales y fanzines que sólo editan en papel (como ejemplo paradigmático tómese el caso del fanzine fantástico más longevo de España: Neutrón que ya tuvimos el placer de analizar en este blog). Estas nuevas micro editoriales contra viento y marea, desafían a las editoriales tradicionales y las autoediciones de los propios autores (vía crowdfunding) por un hueco en el mercado del libro en español.


Hoy presentamos la primera de las dos entrevistas (idénticas pues son las mismas preguntas) a GasMask Editores capitaneada por Miguel Ángel Villalobos.



by PacoMan


*******

¿Algo se mueve en la Málaga fantástica?


Una entrevista a las editorial:  GasMask



Málaga a 1 de Mayo de 2016





Presentación


¿Cómo definís vuestra editorial? ¿Qué editáis? ¿Cómo se os puede contactar?

MA.- GasMask es una asociación de amigos del ensayo “outré”. Así pues, nuestro catálogo se nutre de estudios sobre autores de culto, filosofías oscuras, cultura popular… amamos cualquier cosa que se salga un poco de lo habitual y caiga en algo que podríamos definir como “Academicismo Weird”. Para contactarnos es fácil: en nuestra página web, o en info@gasmaskeditores.com o en nuestro Facebook oficial.







¿Qué habéis publicado hasta ahora? ¿Qué lanzamiento tenéis previstos?


MA.- Pues tenemos una biografía psicogeográfica sobre Alan Moore llamada “Hechizo en Northampton”, del arquitecto, escritor y dibujante Alejandro Barba; además de una recopilación de destructivas reseñas de cine cutre, que responde al nombre de “Bastard Movies”. En el apartado más clásico hemos publicado, por primera vez en castellano, “Cruzando la Puerta Mágica”, un ensayo de Arthur Conan Doyle dedicado a los libros. Y en cuanto a lo próximo, que esta ya prácticamente ahí, tenemos “H.P. Lovecraft: El Caminante de Providence” de Roberto García Álvarez. Quizás es la más completa biografía del autor americano editada en Español desde hace, al menos, 20 años (desde que Valdemar editara la que escribió Sprague De Camp). Y cuenta con el plus de, por supuesto, tener en cuenta todo lo que ha llovido en la investigación “lovecraftiana” desde entonces.




A contracorriente


En esta época digital sorprende el nacimiento de una editorial que sólo lanza sus obras en papel. ¿Qué ventajas le veis al papel que compensa el mayor coste de edición frente al libro digital? ¿Es posible que caigáis en la tentación de la edición digital?


MA.- En mi opinión se está sobredimensionando la importancia de “la era digital” en el ámbito literario, que no veo que esté dando a ningún tipo de salto, vuelta de hoja ni cambio significativo. Desde luego ni los precios de los “ebooks”, ni el propio formato en sí mismo me parece que vayan a calar hasta el punto de provocar una sustitución, al estilo del paso del vinilo al CD (aunque ya sabemos que el vinilo está bastante fuerte ahora), sencillamente porque el salto cualitativo de momento no es el mismo ni de lejos. El libro en papel, en tanto objeto bello y útil a la vez, no va a ser desbancado en la vida por mucho que los agoreros se rasgaran las vestiduras hace unos añitos. Dicho esto, leo en electrónico ocasionalmente y no descarto publicar en un futuro.

En esta época que la autoedición ha venido para quedarse ¿Hace falta una nueva editorial? Sturgeon decía que el 90% de todo es basura ¿La autoedición ha venido a incrementar ese porcentaje en los libros?


MA.- Un filtro editorial sí me parece necesario a veces, precisamente por saber separar el grano digital de la paja “online”. Me refiero a ciertos autores de Amazon o, directamente, a los que airean sus miserias por blogs, facebooks, etc… Pero para nada pienso que la autoedición suba la posibilidad de la mediocridad literaria (la ley de Sturgeon funciona maravillosamente sin ello), y de hecho respeto, valoro y compro a varios autores que prefieren autoeditarse. En la batalla contra los grandes conglomerados, el mercadeo “mainstream” y demás tiburones, una editorial pequeña como la nuestra por fuerza tiene que considerar al autor que se autoedita como un compañero, y a veces un aliado.






Málaga dista mucho de estar cerca del centro de nada. Aunque sospecho que la respuesta de ¿Por qué en Málaga? Es porque vivo  aquí: ¿Por qué en Málaga?


MA.- Porqué vivimos aquí, sí, y también porque a veces hay que encender antorchas donde menos fuego hay. En Málaga hay cierta infraestructura, algunos eventos, posibles lugares, al menos dos o tres editoriales de las de quitarse el sombrero… pero hace falta más guerra. Aunque solo sea por aportar una o dos balas en el conflicto por demostrar que existe meneo editorial más allá de Madrid y Barcelona. Guerra, por cierto, en la que gente estupenda como Aristas Martínez, Jekyll & Jill y muchas otras llevan tiempo batallando con éxito.



Malos tiempos para la lírica... y para la cultura



Golpes Bajos lo viene diciendo desde 1983.




Sospecho que no pretendéis vivir de la editorial. Pero ¿Hasta dónde queréis llegar? ¿Dónde queréis situar vuestra editorial?

MA.- De momento no vivimos de la editorial, no, sino pese a ella. Ya hablando en serio, siempre digo que mi principal aspiración, por no decir la única, es que la gente vea el logo de GasMask Editores y piense que ese libro podría ser, cuanto menos, interesante. Que nuestros clientes sean fieles y confíen en cierto sello de calidad, que es nuestro objetivo siempre. Es mucho trabajo el que hay que llevar a cabo para conseguir esto, pero en ello estamos.


La generación que se ha criado con Youtube (youtubers) no paga por los contenidos culturales, se han acostumbrado a consumirlos gratis. ¿Por qué van a comprar un libro, por qué no esperar a que esté disponible en los canales digitales “informales”? ¿Hay futuro económico más allá del horizonte temporal en que los fetichistas del papel nos hallamos muerto (económica y/o físicamente)?


MA.- No hay más que rascar un poco y vemos que han aparecido y siguen apareciendo gran cantidad de editoriales y autores dispuestos a luchar por esos fetichistas. En ese sentido no comparto ese halo de “fatalismo” editorial que se suele oír por ahí. Y si volvemos a lo que dije sobre el “ebook” entenderás que me cueste muchísimo creer que los fetichistas del papel morirán algún día. Como mucho se quedarán sin espacio de almacenaje, ¡Pero ya buscaran más sitio como sea!





Ahora que la crisis y la piratería (consecuencia colateral de los youtuber) ha acabado con la remuneración de infinidad de puestos de trabajos culturales. ¿El corrector de estilo, el maquetador, incluso el traductor van a extinguirse como profesión? ¿Cómo os afecta? ¿Os ahorra costes?


MA.- Yo espero que jamás se extingan porque, al menos en nuestro caso, dependemos de ellos como del hálito vital. Hay ciertas editoriales pequeñas que centralizan todas las actividades en una o dos personas, y aunque es bastante seductor desde el punto de vista de ahorro económico, yo espero poder contar siempre con esa gente maravillosa (correctores, traductores, maquetadores…), que van a hacer todo eso mil veces mejor que yo, ya que es su profesión.



¿Estamos ante el fin de la Industria y el inicio del amateurismo?


MA.- Habrá un poco de todo como siempre, pero con distintos grados de poder según el caso. Grandes va a haber siempre en cualquier ámbito, y pequeñitos que den cierta guerra a esos grandes también.

La existencia de editoriales “aficionadas”  (editores que no cobran su trabajo por muy profesional que sea su trabajo) como la vuestra ¿acrecienta aún más este fenómeno?

MA.- Hay mucho gris aquí, no todo es blanco y negro. Una editorial que esta empezando aspira, obviamente, a que algún día su trabajo de frutos, aun manteniendo esa independencia. En cuanto a los escritores “amateur” –imagino que con esto te refieres a los autoeditados- también habrá muchos que den el salto a las editoriales gordas, si se les presentara la ocasión. ¿Industria o independencia? Creo, como dije antes, que seguirán coexistiendo y en distintos grados. Un referente para nosotros sería la editorial Valdemar, que tuvo la oportunidad de ser absorbida por una de las grandes pero sus responsables prefirieron seguir en la independencia. A mi la verdad es que esas cosas me inspiran más que las editoriales (o artistas de cualquier ámbito) que solo conciben y analizan su trabajo en términos económicos.



En esta época de convulsión en la industria cultural: “todo está cambiando para que todo siga siendo lo mismo”. ¿Quién va a asumir el papel de prescriptor que hacía el antiguo editor: el bloguero, los departamentos de marketing, Belén Esteban, el fandom…?


MA.- Supongo que dependerá de la opinión de cada uno. Yo he sido (y a veces sigo siendo) bloguero, y no sé si eso me ha dado más altura moral para ser editor que la que pueda tener un departamento de marketing, pero lo que sí estoy convencido es que en mi caso entran otras consideraciones (artísticas, lectoras y anímicas), que considero imprescindibles para quien desee editar, y que dudo que puedan dictarse desde un despacho. El fandom es algo genialísimo, ya por seguir repasando tu cuestión, que siempre va a servir de apoyo en esa batalla contra los subproductos mutantes transgénicos. Como esa tal Belén Esteban que mencionas.

El brutal abaratamiento de la impresión ha permitido la proliferación de microediciones ¿Cuántos ejemplares tenéis que vender para cubrir el coste de impresión? ¿Esperas poder incrementar su número? ¿Para ello tendríais que recurrir a los canales de distribución tradicionales?

MA.- La tirada completa no estaría mal para empezar. Pero eso depende también de librerías, venta online, depósitos, etc… la estimación no siempre es fija y clara, igual que casi siempre es una sorpresa qué libro no acaba de cubrir expectativas y qué libro resulta ser un “best seller”, por así decir. Todas estas consideraciones (y unas cien más) acaban por decidir si se incrementa o no la tirada del siguiente libro. Y en cuanto a los canales de distribución tradicionales, de momento no los usamos. No nos cerramos puertas, pero el ritmo que demanda una distribuidora tradicional no está entre nuestros planes actualmente. Publicar al menos un libro al mes sí es algo que habría que considerar para poder recurrir a la distribución clásica, mucho más que el número de ejemplares de la tirada. Y desde luego ahora mismo un libro al mes no es posible.





El futuro ya está aquí


Radio futura en su Enamorado de la moda juvenil, nos avisaba en 1980: El futuro ya está aquí… y parece ser que acertaron: un amor a los productos de las multinacionales.


Ya estamos en el futuro de ayer. Lleváis casi un año editando: Cuéntame cómo os ha ido.





Fórmula V en su canción Cuéntame (1965) os piden que le contéis como os ha ido; ¿habéis encontrado la felicidad?

¿Era lo que esperabas? ¿Estáis cambiando algo de vuestro planteamiento original? ¿Podréis mantener el ritmo libros editados?


MA.- Pues sí, hacemos el año en breve y seguimos aquí. ¡Eso ya es cumplir objetivos! Así que por ahí estupendo. Hay varios proyectos en perspectiva, muchas ganas y más movimiento que hace un año, lo cual también es bueno. Del planteamiento original quizás hemos variado un poco el ritmo, que ahora es más de coger aire y poder preparar cada nuevo proyecto con el mayor de los cuidados y mimos. De todas formas ya teníamos más o menos claro al principio que ese ritmo sería de tres, a lo sumo, cuatro libros anuales así que poco cambio en ese aspecto.

Acabamos de asistir a la primera reunión, la reunión fundacional de TerMal (la Tertulia Malagueña de Ciencia Ficción)

¿Qué futuro le auguras a TerMal: el de la Terbi o el de las otrasmuchas que  existieron y se perdieron cómo lágrimas en la lluvia?  ¿Asistirás a sus reuniones? ¿En qué podría favorecer a vuestra editorial? ¿Relación simbiótica?

MA.- ¡Un futuro espectacular, obviamente! Si hay algo vivo y en constante renovación en esta ciudad eso es la afición al género. Yo iré siempre que pueda, aunque no tenga tanto bagaje “sci-fi” como el resto de asistentes, es al fin y al cabo un cónclave de amigos y compañeros en el amor a la ficción de género. A la editorial le favorecerá el “feedback” y las charlas con aficionados eruditos, escritores y otros editores, que de todo tenemos aquí. Y con unos organizadores tan eminentes como los involucrados la cosa está clarísima. Aquí hay carne, sangre y fuste para que esta reunión llegue, como mínimo, hasta que las cervezas nos las sirvan androides con IA.

By PacoMan



by PacoMan 

En 1968 nace. Reside en Málaga desde hace más de tres lustros.


Economista y de vocación docente. En la actualidad, trabaja de Director Técnico.


Aficionado a la Ciencia Ficción desde antes de nacer. Muy de vez en cuando, sube post a su maltratado blog.


Y colabora con el blog de Grupo Li Po


1 comentario: