miércoles, 31 de agosto de 2011

"La mayoría de los personajes de mis libros de fantasía y ciencia ficción no son blancos. Están mezclados; son el arcoiris."

Terramar blanqueada:

Cómo el Sci Fi Channel destrozó mis libros.

Carta de Ursula K Leguín a sus lectores



Ursula K Leguín




Jueves, 16 de diciembre de 2004.


El martes por la noche, el Sci Fi Channel emitió su último episodio de la Leyenda de Terramar, la miniserie basada –vagamente, mientras se va apagando- en mis novelas de Terramar. Los libros, Un mago de Terramar (The Wizard of Earthsea) y Las Tumbas de Atuan (The Tombs of Atuan ), que fueron publicados hace más de 30 años, tratan sobre dos personas jóvenes que descubren cuál es su poder, su libertad y sus responsabilidades. No sé sobre qué trata la película. Está llena de escenas de mi historia, colocadas de forma diferente, en un argumento totalmente diferente, por lo que no tienen sentido alguno. Mi protagonista es Ged, un chico de con una piel de color rojiza-marrón. En la película, es un chico de un blanco petulante. Los lectores que se han estado preguntando por qué les “permití que cambiaran la historia”, pueden encontrar algunas respuestas aquí.

Cuando vendí los derechos de Terramar, hace algunos años, mi contrato me daba el estatus estándar de “Consultora” – que significa lo que los productores quieren que signifique, casi siempre poquito o nada. Mi agencia no podía mejorar esta cláusula. Pero los compradores nos hablaron como si ellos pensaran realmente respetar los libros y pedir mi aportación mientras se preparaba la película. Dijeron que ya habían asegurado a Philippa Boyens (que co-escribió el guión para El Señor de los Anillos) como a la guionista principal. El guión era para mí lo más importante, por lo que la presencia de Boyens fue un factor clave en mi decisión de vender a este grupo la opción a los derechos cinematográficos.




Pasaron los meses. Para cuando los productores obtuvieron el apoyo del Canal Sci Fi para realizar una miniserie —y otro productor, Robert Halmi Sr., había llegado a bordo— habían perdido a Boyens. Esto fue un golpe. Pero yo acababa de ver DreamKeeper, la miniserie de Halmi con su imponente reparto de Nativos Americanos, y yo esperaba que Halmi pudiera incluir algunos de esos grandes actores en Terramar.

En este punto, las cosas empezaron a moverse muy rápido. Al principio, los cineastas contactaron conmigo de una forma amistosa, y respondí de la misma manera: les pregunté si les gustaría tener una lista con pronunciaciones de los nombres; y les dije que aunque yo ya sabía que la película sería diferente a los libros, esperaba que no hicieran cambios innecesarios al argumento o a los personajes- algo peligroso de hacer, pues los libros eran bien conocidos por millones de personas por décadas. Ellos respondieron que la audiencia de la televisión es mucho mayor, y por completo diferente, y que sería improbable que les preocuparan los cambios con respecto a la historia y a los personajes de los libros.


Mapa del mundo de Terramar. Pulsa en la imagen si quieres verlo con mas detalle


Entonces me enviaron algunas versiones del guión – y me dijeron que el rodaje ya había comenzado. A mi me habían eliminado del proceso. E igual de rápido, la raza, que había sido un elemento crucial, fue eliminada de mis historias. En la miniserie, Danny Glover es el único hombre de color entre los protagonistas (aunque hay algunos otros entre los portadores de lanzas). Muy distinto del Terramar que yo imaginé. Cuando ojeé el guión, me di cuenta que los productores no habían comprendido sobre qué tratan los libros y no se habían interesado en saberlo. Todo lo que ellos pretendían era usar el nombre de Terramar (Earthsea), y algunas de las escenas de los libros, en una película genérica de McMagic con un argumento sin sentido, basado en el sexo y la violencia.

La mayoría de los personajes de mis libros de fantasía y ciencia ficción no son blancos. Están mezclados; son el arcoiris. En mi primera gran novela de ciencia ficción, La mano izquierda de la Oscuridad (The Left Hand of Darkness), la única persona de la Tierra es un hombre negro, y todos los demás en el libro tienen el color marrón de los Inuits (esquimales) o de los Tibetanos. En las dos novelas de fantasía en las que “se basa” la miniserie, todo el mundo es de color marrón, rojo cobrizo o negro, excepto los Kargos del Este y sus descendientes en el Archipiélago, que son blancos, con pelo rubio u oscuro. El personaje protagonista de Tenar, una Kargo, es una mujer blanca de pelo moreno. Ged, un habitante de Archipiélago, es de color marrón rojizo. Su amigo, Vetch, es negro. En la miniserie, Tenar es interpretada por Kristin Kreuk de Smallville, la única persona en la miniserie que parece asiática. Ged y Vetch son blancos.




Mi esquema de color ha sido consciente y deliberado desde el principio. No entendía por qué todo el mundo en la ciencia ficción tenía que ser un “blancucho” llamado Bob, Joe o Bill. No entendía por qué todo el mundo en la fantasía épica tenía que ser blanco (y por qué todas las protagonistas tienen “ojos violeta”). Ni siquiera tiene sentido. Los blancos son una minoría en la Tierra ahora - ¿por qué no van a seguir siendo una minoría o simplemente ser absorbidos en el gran espectro genético de colores en el futuro?

La tradición de la fantasía que yo estaba escribiendo, provenía de Europa Septentrional, motivo por el cual trataba sobre personas blancas. Soy blanca, pero no europea. Mis personajes podrían ser de cualquier color que me gustara y a mí me gusta el rojo, el marrón y el negro. Fui un poco astuta con respecto a la combinación de colores. Pensé que algunos chicos blancos (los libros se publicaron para "jóvenes adultos") podrían no identificarse directamente con un chico marrón, así que dosifiqué la información acerca del color de la piel gradualmente — esperando que el lector se metería "en la piel de Ged" y sólo entonces descubriría que no era blanco.




Nunca fui cuestionada por esto por ningún editor. Nunca hubo ninguna objeción. Pienso que esto se debe mucho al mérito de mis primeros editores de Parnasus y Atheneum, quienes compraron los libros antes de que tuvieran una reputación que acarrear.

Pero tuve problemas interminables con el diseño de la cubierta. No en la gran cubierta de la primera edición —un perfil fuerte y rojo-marrón de Ged— o con las cuatro magníficas pinturas de Margaret Chodos Irvine en el conjunto encuadernado de Atheneum, pero sí con demasiada frecuencia. El primer Mago inglés era un pálido, encorvado, hombre parecido a un lirio — chillé cuando lo vi.

Gradualmente obtuve un poco más de influencia, con algo más que decir sobre las cubiertas. Y muy, muy, muy gradualmente los editores pueden estar comenzando a perder su temor ciego a poner una cara de no blanca en la cubierta de un libro. "Perjudica a las ventas, perjudica a las ventas" es el mantra. Vale, ¿Y? En mis libros, Ged con una cara blanca es una mentira, una traición— una traición al libro, y al lector potencial.

Pienso que es posible que algunos lectores nunca lleguen a advertir de qué color son las personas en la historia. Si no lo advierte, no le importa. Los blancos, por supuesto, tienen el privilegio de no importarles, de ser “daltónicos”. Nadie más lo hace.

 

He oído, pocas veces, pero muy memorablemente, de lectores de color que me han dicho que los libros de Terramar eran los únicos libros en el género en los que se sentían incluidos — y cuánto significó esto para ellos, especialmente como adolescentes, cuando no encontraron nada que leer en la fantasía y la ciencia ficción excepto las aventuras de personas blancas en mundos blancos. Esas cartas han sido una recompensa tremenda y una alegría verdadera para mí.

Hasta ahora ningún lector de color me ha dicho que no me entrometa, o que tengo un sentido de la etnicidad equivocado. Cuando ellos lo hagan, los escucharé. Como hija de un antropólogo, soy intensamente consciente del riesgo del imperialismo cultural o étnico — una escritora blanca que habla para personas no blancas, hablando por ellos, es un acto de extrema arrogancia. En un mundo de fantasía totalmente inventado, o en un escenario de ciencia ficción de un futuro lejano, en el mundo de arco iris que podemos imaginar, este riesgo se mitiga. Esta es la belleza de la ciencia ficción y la fantasía —la libertad de la invención.

Pero con toda libertad viene la responsabilidad. Esto es algo que estos cineastas parecen no entender.



Tomado de Doce Moradas




Enlaces Relacionados:

¿Qué papel puede desempeñar un joven poeta en una sociedad analfabeta? ¿Cómo podría emplear en ella sus habilidades?
Etnografías imaginarias.
Una entrevista con Ursula K. Le Guin 

 

"...ésta no es el Profesor Tolkien, sólo es una vieja, y las mujeres no saben realmente lo que están haciendo, así que vamos a reescribir su historia" : Una entrevista a Ursula K. Le Guin por Paola Castagno

 

 


martes, 30 de agosto de 2011

"Sí, yo soy Obsceno".

Entrevista a Henry Miller por Carmina Fort




Provocador y desinhibido, Henry Miller hizo del sexo su obsesión literaria. Consiguió que sus "Trópicos" fueran la insignia del amor libre y que marcaran a varias generaciones de jóvenes. En el 25 aniversario de su muerte, que se cumple el 7 de junio, Magazine rescata la entrevista que concedió a la periodista española Carmina Fort dos años antes de fallecer. A sus 86 años, este neoyorquino conservaba toda la lucidez, ingenio e ironía que caracterizaron su obra. Criticaba de forma demoledora a su país.

La secretaria de Henry Miller, Sandy Stahl, no parecía muy contenta con el encuentro que iba a tener con el escritor, que se recuperaba de una faringitis. Hasta el exclusivo barrio residencial me llevó en su coche una empleada de la agencia que había gestionado la entrevista, y que se fue indignando a medida que su ídolo denigraba a la sociedad norteamericana. Aquella conversación de dos horas, que he adaptado para Magazine respetando lo esencial, terminó como el rosario de la aurora, con mi acompañante exigiendo que nos fuéramos, y la voz aguda de la secretaria riñendo a Miller por hablar tanto rato.




Henry Miller y su cuidadora la modelo Twinka Thiebaud en 1975



Cuando aquel día veraniego de 1978 Henry Miller aparece por la puerta de su cocina, apoyado en una mesa con ruedas, me pareció un anciano. Biológicamente lo era. Empecé a lamentar estar allí, turbando sus últimos momentos. Pero cuando empezó a hablar, pensé: "Chapeau", y me sumergí en su evocación de París, del Estados Unidos que él describía y adjetivaba con desprecio, al tiempo que se definía cien por cien americano. No le importaba lo que ocurriese mañana, no lamentaba el pasado, le gustaban las filosofías orientales y respaldaba lo escrito en su amplia obra, que comenzó hace casi medio siglo con Trópico de Cáncer

Envuelto en su batín de cuadros rojos y blancos, compartiendo un té con azúcar de caña, Miller me mira con sus ojos azules, maliciosos; lanza leves carcajadas, se recrea en lo hecho, se ratifica en lo dicho. Así lo describe Anaïs Nin en su Diario: "En una muchedumbre hubiera podido pasar inadvertido. Era esbelto, flaco, no muy alto. Tenía aspecto de monje budista, un monje de piel rosada, con la cabeza calva, en parte aureolada por cabellos plateados y vivaces, y unos labios gruesos y sensuales. Sus azules ojos son fríos, observadores, pero su boca es emotiva y vulnerable. Su risa es contagiosa y su voz, acariciadora y cálida como la de un negro".



P. Sus libros empiezan ahora a editarse en España, como Trópico de Cáncer, publicado en París en 1934.

R. Sí. Está usted muy au courant (al corriente) de mi obra. Y Anaïs Nin, ¿es conocida en España? [En un rincón de la sala donde conversamos hay un dibujo de ella].



lunes, 29 de agosto de 2011

“José Rafael Urbáez es un poeta de verdad en una ciudad que tiene tantos de mentira”

Un texto de Faver Páez





Estimados Amigos

La semana  pasada falleció el poeta José Rafael Urbáez y el grupo Li Po decidió compartir este texto que escribió Fáver Páez para la presentación del poemario  Piloto de la noche como un pequeño homenaje.



José Rafael Urbáez. Fotografía de Yuri Valecillo. tomada del libro Rostro y poesía. poetas de la Universidad de Carabobo.1996

Desde este blog le deseamos una buena travesía hasta los puertos grises a José Rafael Urbáez




Texto de Faver Páez/Fotos de José Antonio Rosales.




Al poeta José Rafael Urbáez lo conocemos, para decirlo con un inevitable lugar común, desde los ya lejanos años de nuestra juventud. Ambos proveníamos de lugares diferentes a Valencia, y aquí llegamos cuando todavía esta ciudad estaba lejos de ser la estresante y agoníca urbe en la que la han convertido los negocios de la industrialización y del comercio. Vecinos de cubículo, solíamos coincidir frecuentemente en los jardines exteriores de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, donde nos juntábamos para contemplar los esplendidos atardeceres que se derramaban maravillosamente sobre las montañas circundantes. En nuestras conversaciones de entonces y hasta hoy, siempre tuvo privilegiado lugar la poesía, la reflexión sobre ese intimo ejercicio que a través de la palabra le impone el deslumbramiento y el asombro a nuestras vidas.


Los oficiantes Faver Páez y Pedro Crespo bañan con pétalos de rosas el libro Piloto de la noche, de José Rafael Urbáez, quien sonrió de gozo en la 7ma. Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo


De allí viene nuestra amistad de cuarenta años, tiempo durante el cual los dos hemos visto mucho mundo, hemos leído muchos libros, hemos envejecido que da pena y bebido que da gusto, y también, tenía que ser, hemos escrito algunos versos que solo nos atrevíamos a hacer públicos en los círculos tolerantes y solidarios de la mas humilde bohemia valenciana. En lo que a mi respecta, continúo, con algunas ya justamente olvidadas excepciones, en esa catacúmbica conducta poética, pero José Rafael Urbáez, mi prolongado compañero de silencios timideces y temores, un día decidió dejarse oír, y ya va por cuatro libros, el ultimo de los cuales, titulado Piloto de la Noche, solo por credenciales de amistad, me ha tocado presentar, como se dice ahora, en esta hermosa feria universitaria del libro.


En las palabras iniciales del poemario Piloto de la noche, se nos dice que “cada libro de poesía es una sorpresa”. Aunque sin firma, suponemos que la afirmación corresponde a José Rafael Urbáez, y no podemos dejar de presumir en ella un cierto dejo juguetón mediante el cual el poeta nos señala que en su libro nos podemos topar con muchas cosas, que no esperemos un cuerpo poético planificadamente estructurado, un conjunto de poemas unitarios que se desprendan de una temática poética y una intención estética común. Para quienes hemos leído sus libros anteriores, no resulta extraña la reiteración de esta diversidad poética, estas múltiples miradas y motivaciones que pueblan el universo de José Rafael Urbáez. Por otra parte, descubrimos que este mosaico lírico que se llama Piloto de la noche, está armado con un lenguaje muy personal y uniforme que le otorga a los poemas una intrínseca unidad dentro de la multiplicidad. Para Urbáez, las palabras “son todavía/ lo único que avizoro en la distancia/ lo único verdadero//que dejaré al partir/ cuando me vaya/ aún estarán/ vivas, como milagro en la distancia”.



Ya sabemos que no puede haber poesía sin el logro de un lenguaje específico que la contenga y la transmita. José Rafael Urbáez no es un principiante, es un poeta con oficio que deja traslucir en sus palabras la fatiga y el deleite de construir el poema. Publicó, ya maduro, como mucha gente, pero tiene toda una vida conviviendo con la poesía. También se sabe aquello que señalara Ungaretti: la poesía es una indefinible aspiración, una dádiva, el fruto de un inesperado momento de gracia, un florecer del sentimiento y el espíritu que le permite a un poeta de la edad de UrbáezHarold Bloom de por medio- pronunciarse desde su propio pensamiento y no desde lo que está de moda.



sábado, 27 de agosto de 2011

Hoy le obsequiamos el cartel censurado de la película: Los hombres que no amaban a las mujeres



Rooney Mara y Daniel Craig en Cartel de la película The girl with the dragon tattoo

Este es el cartel del remake estadounidense (aún sin estrenar) de la película sueca dirigida por Niels Arden Oplev titulada: "Los hombres que no amaban a las mujeres" basada en la novela del mismo nombre del escritor sueco Stieg Larsson. Ahora ¿Por que fue censurado?: Tan solo porque la actriz Rooney Mara aparece delante de Daniel Craig mostrando un pezón. Tal como lo prometió el director de esta versión David Fincher. La versión estadounidense se titulará: The girl with the dragon tattoo.

A continuación pueden ver el afiche de la versión sueca. Creemos que tiene algunas diferencias sustanciales

Cartel de la versión sueca de la novela de Stieg Larsson: Los hombres que no amaban a las mujeres., con los actores  Noomi Rapace y Mikael Nyqvist

El tiempo dirá si podremos ver el  afiche de la versión estadounidense en las carteleras cinematográficas venezolanas.

Fuente: Cinemanía



viernes, 26 de agosto de 2011

"Científicos crean red contra el cambio climático" Por Milagros Salazar


Follaje otoñal de lenga (Nothofagus pumilio) en el Cerro Catedral, Argentina. Crédito: Fernando López-Anido - Licencia Creative Commons


Científicos crean red contra el cambio climático

Por Milagros Salazar *

Científicos de seis países de América Latina acaban de forjar una red para promover estudios de adaptación al calentamiento con énfasis en los bosques, y esperan adhesiones de toda la región.






TURRIALBA, Costa Rica, 15 ago (Tierramérica).- En América Central la temperatura se eleva y los bosques demoran en crecer. Más al sur, las selvas amazónicas aún no se calientan. Es sólo un ejemplo de que el cambio climático se manifiesta de maneras diferentes en cada región.

Una recién creada red de científicos busca respuestas para que América Latina conozca y se adapte a esos diversos escenarios que está montando el cambio climático.

Con ese propósito, un grupo de especialistas se reunieron el 5 de agosto en la sede del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie), en el pueblo boscoso y volcánico de Turrialba, a dos horas de autobús desde San José, la capital de Costa Rica.

No todos los ecosistemas boscosos de América Latina y el Caribe sienten y sentirán de igual manera los efectos del recalentamiento, indican los primeros hallazgos de los científicos que, antes de fundar la red, elaboraron y ejecutaron proyectos de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático en la Gestión Forestal Sostenible en Iberoamérica (MIA).

Tales iniciativas, ejecutadas entre 2008 y 2011, fueron impulsadas por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) de España, el Centro de Investigación Forestal Internacional (Cifor) con sede en Indonesia, y el Catie. Los resultados de estos estudios se presentaron en Turrialba unos días antes de la primera reunión de la flamante Red de Adaptación al Cambio Climático y ecosistemas como estrategias de adaptación (RACC).

Un grupo de investigadores de Chile y Argentina determinaron que, por efecto del cambio climático, bosques con árboles de la especie Nothofagus pumilio situados en la austral Patagonia de ambos países, crecerán y ampliarán su superficie, mientras se verán menguados los de otra especie del mismo género Nothofagus que se encuentran más al norte.

"En un escenario de cambio climático, también hay bosques que se verán beneficiados", dijo a Tierramérica el investigador Sergio Donoso, de la Universidad de Chile y presidente de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo.

Los pobladores cercanos a esos bosques, principalmente en la zona norte del área estudiada, beben el agua que genera el ecosistema forestal y también se benefician del turismo. Por lo tanto, su disminución afectará sus vidas.

Mientras que en las porciones patagónicas de Nothofagus pumilio –llamado guindo de Magallanes, lenga, roble blanco y roble de Tierra del Fuego–, los lugareños cosechan los árboles, que constituyen una importante actividad económica. Dos caras de una misma moneda que, según los investigadores, deben ser compartidas en la red científica.

Los investigadores que ya participan en la red provienen de instituciones estatales, académicas y no gubernamentales de seis países de América Latina y el Caribe: Argentina, Chile, Colombia, Panamá, Costa Rica y Nicaragua. 

jueves, 25 de agosto de 2011

"Google se rinde ante la magia de Borges" por Esperanza Hernandez






Uno de los escritores más destacados del siglo XX, Jorge Luis Borges, protagonizó ayer el Doodle del famoso buscador. Hoy el argentino tendría 112 años, y Google no pudo resistirse a su mágica pluma.


El resultado: La imagen que acompaña a esta nota. Un mundo fantástico y futurista al que Borges, desde su biblioteca, se asoma a través de las letras que conforman el nombre del buscador.



La forma en que Google nos presenta a Borges no podía ser diferente: Un visionario. Sus obras así lo demuestran: Con su pluma mezcló realidad, fantasía, leyendas e ilusiones para hacernos soñar, tal como diría alguna vez: “La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido”.



Y es que su obra no deja a ningún lector indiferente: Algunos críticos aseguran que Borges, adelantándose a su tiempo, anticipaba las capacidades de Internet, por lo que incluso su obra bien podría constituir las claves de la intersección entre la tecnología y la literatura.



Obras como “El Aleph“, “Tlön, Uqbar, Orbis Tertius” son muestra de ello: Incluso algunos han relacionado esta última obra con la idea que dio origen a la Wikipedia… ¿Qué te parece?



Así, este polémico maestro de la literatura hispanoamericana, que murió el 14 de junio de 1986, fue nominado en múltiples oportunidades al Premio Nobel de Literatura, aunque nunca se hizo con el premio (dicen que por sus posturas políticas), situación de la que él mismo se mofaba: “Yo siempre seré el futuro Nóbel. Debe ser una tradición escandinava” .



Hoy el mundo le rinde homenaje, y desde Google lo recuerdan en un escenario mágico, ambientado en el lugar el que soñó estar este maestro de la literatura: “Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca”, dijo una vez. Así que muy bien por este Doodle.
 
 
Tomado de Fayerwayer
 

martes, 23 de agosto de 2011

Invitación a una función de titeres basada en un cuento de El Decameron





A Tale from Decameron. Pintura de  John William Waterhouse.1916.
El Grupo Li Po y el Grupo Literario Enriqueta Arvelo Larriva les invitan a la función de Títeres: Una Mujer de Palabra (basado en un cuento de El Decamerón) a cargo de Wilman Silva. Posteriormente habrá un conversatorio sobre la obra de Giovanni Boccaccio.






Pueden escuchar la siguiente pieza para irse aclimatando








Si no tienen el Decamerón pueden leerlo y descargarlo pulsando aquí


La cita es en Librerías del Sur Valencia. Primer nivel del C.C. Camoruco, Avenida Bolivar Norte, el día sábado 27 de agosto de 2011 a las 10 am.

Los esperamos


lunes, 22 de agosto de 2011

"Estimado y temido Hombre Todopoderoso".

Carta de dios al Hombre.

Por Isaac Asimov

 


Asimov entronizado con los símbolos de los trabajos de su vida, obra de Rowena Morrill. Pueden visitar algunos de sus otros trabajos eb pulsando aqui

Carta de dios al Hombre

 



Estimado y temido Hombre Todopoderoso:

Me dirijo a usted para hacerle llegar un ruego que espero pueda ser atendido por su parte. Seguramente habrá usted oído hablar de mí, soy dios, ese ser que los suyos crearon hace muchos, muchísimos años, cuando todavía su especie apenas si se distinguía del resto de los animales. Cuando el desconocimiento, el temor, el deseo de protección y la ignorancia les hacia tan vulnerables como cualquier otro animal.

Me crearon ustedes a su imagen y semejanza, adornado con todos sus defectos y virtudes, en aquellos tiempos primitivos era hasta divertido ser dios, mejor dicho ser dioses, por que eran demasiadas sus necesidades como para crear un solo dios.

Me crearon, pero me crearon esclavo de sus creencias y necesidades. Me imaginaron bajo distintas formas y atributos. Cada nuevo creyente me ataba, y me sigue atando, con sus cadenas exigiendo de mi que le ayude a paliar su dolor y su ignorancia.


Me crearon, nos crearon cuando todavía no comprendían el mundo que les rodea y las leyes que lo rigen. Cuando ignoraban que podían existir leyes que rigen el mundo y el universo. Por eso me crearon, nos crearon tan disparatados, nos crearon con arreglo a sus propias fantasías y temores. Tan disparatado como solo la mente un niño puede crear un ser inventado para que le ayude. Mi historia

Señor es muy triste, es la historia de un ser creado para paliar sus temores, sus ambiciones, su ignorancia y sus enfermedades. Desde el primer momento se me utilizó como justificación de todos los desmanes y egoísmos propios de su especie. Se me utilizó para justificar sus enfrentamientos, para justificar el poder que algunos hombres se atribuían, para que unos hombres dominaran a otros, para imponer sus normas y sus creencias diciendo que procedían de mí. Para que unos hombres se proclamaran portavoces de mi voluntad descalificando, en mi nombre, a todos aquellos que no creían en sus palabras.

Desde el primer momento ustedes crearon guerras entre nosotros para justificar sus intereses. Nos utilizaron para justificar sus deseos de conquista, para vencer al contrario, para someterlo. Nos utilizaron para justificar la inmensidad de muertos, heridos, torturados que esas guerras generaron y generan.

Nos utilizaron para justificar sus odios, su voracidad, sus deseos de venganza. No creo que haya maldad en que ustedes no hayan invocado mi nombre. Creo Hombre, que no ha habido ocasión en su historia personal y colectiva donde no se haya invocado mi nombre, o nuestros nombres, para defender sus intereses manifiestos y ocultos.

En mi nombre, en nuestro nombre se han cometido y se siguen cometiendo infinidad de matanzas, crímenes y tropelías que no tienen más justificación que sus propios intereses.

Bajo la apariencia de seres infinitamente poderosos no somos mas que esclavos de sus creencias, esclavos nos crearon y esclavos seguimos, y así seguiremos mientras no nos liberen de esas cadenas que a ustedes les parecen tan justas, creyendo que nos alaban y que nos gustan.

Son las mismas cadenas con que los poderosos de su especie les atan a ustedes cuando dicen que interpretan nuestra voluntad, nuestras palabras y nuestros deseos.

Su especie, Hombre, ha avanzado mucho, no tanto como debiera porque en nuestro nombre también se ha procurado detener el avance de su especie, se han forjado mentiras inmensas, espantosas falsedades destinadas a detener su avance, se han matado y destruido a aquellos hombres y obras que abrían brechas en las murallas de la ignorancia.

Pese a todo ha avanzado lo suficiente para que ya no necesite creer en seres mágicos creados por su imaginación hace mucho, muchísimo tiempo. Pese a todo hoy sabe que el mundo, el universo se rige por leyes, no por mi voluntad, no por nuestra voluntad.

Todavía les falta por descubrir las muchas leyes que permanecen ocultas, pero sí saben que esas leyes existen, aunque aún no las conozcan. Ya no tienen necesidad de nosotros, ya no tienen necesidad de seres mágicos que guíen sus pasos en la oscuridad y en la ignorancia.

Tomen en sus manos las riendas de su destino, averigüen las leyes que rigen todo y déjenme, déjennos descansar en paz. No me usen para justificar sus ambiciones, sus deseos, sus intereses, sus desmanes o sus atrocidades.

Por eso Hombre Todopoderoso te dirijo esta carta rogándote que me liberes de tus cadenas, de tus creencias, de tu ignorancia y de tus miedos. Cada vez que sientas la tentación de creer en mí pregúntate quién ha creado a quién, si dios al hombre, o el hombre a dios.

Por eso Señor, Hombre Todopoderoso, te lo ruego, libérame de la esclavitud a que me tienes sometido, deja que me disuelva en la nada de la que un día me creaste, nos creaste, a tu imagen y semejanza.

Isaac Asimov


Tomado de Asimov


sábado, 20 de agosto de 2011

¡Feliz Cumpleaños Howard!



H. P. Lovecraft


Estimados Amigos

Un día como hoy pero de 1890 nació nuestro querido Howard Phillips Lovecratf (Felipito para los amigos intimos) en la ciudad de Providence.

Y desde este blog le deseamos un feliz cumpleaños y le agradecemos que haya llenado nuestras noches de criaturas como esta:



Después de esto las noche nunca fueron iguales

Esta noche muchos de sus amigos valencianos libarán en su honor ( a pesar de que Howard es abstemio) en el bohemio bar de La Guairita. Les esperamos. Recuerden que la contraseñas de acceso a la celebración es Miskatonic.



Post data:

Habrá rondas gratis de helados.



Ahora escuchemos la música con la que en Venezuela nos indicaba que el carrito de helados estaba cerca.





Si la llegamos a escuchar cerca del bar seguramente Howard saldrá corriendo tras esa melodía con nosotros.



viernes, 19 de agosto de 2011

Entre las nuevas e insoslayables presencias en la poesía Latinoamericana actual será justo reconocer la de Teófilo Tortolero

Prologo de Raúl Gustavo Aguirre para el poemario del escritor valenciano Teófilo Tortolero:

Las drogas silvestres.

Descarga el poemario desde esta entrada.




Las drogas silvestres


Entre las nuevas e insoslayables presencias en la poesía Latinoamericana actual será justo reconocer la del joven autor de este libro, quien en Demencia precoz 1968 había mostrado ya su dominio de una expresión muy personal, orien­tada en un sentido eminentemente contemporáneo de la experiencia poética.

Teófilo Tortolero. Fotografía de Héctor López Orihuela

Las drogas silvestres continúa esa dirección y la profundiza, en cuan­to vivencia y arraigo existencial, mediante un lenguaje que, sobriamente y sin violencia sintácticas, alcanzan a concretarse en dimensiones de poema: Podrían ser los brazos de Berenice Bay, / De Laura o de Amalie / Imaginarias y calladas en la memoria / De lo que no ha sido / Sus nombres regresan grabados en los árboles / Al fondo del invierno. / Y de alguna manera ellos están en la niebla / que cubre el parabrisas. 

Este sentido de la síntesis —nada habitual en la poesía latinoamericana— la conciencia del riesgo (Yo te busco en un salto al vacío) y la celebración de la vida como miste­rio y posibilidad, sustentan la poé­tica del autor y están presentes en todas las páginas de un libro que, a pesar de su discreta brevedad, no por   ello   deja   de   ser   importante

Raúl  Gustavo  Aguirre

1972
Pueden acceder al libro de Teófilo Tortolero en el servidor  Scribd pulsando aquí o en el servidor Issuu pulsando aquí





miércoles, 17 de agosto de 2011

Robert Louis Stevenson y las obras de Edgar Allan Poe






Las obras de Edgar Allan Poe. Editadas por John H. Ingram. Volúmenes 1 y 2, que incluyen los cuentos completos (Londres y Edimburgo: Adam y Charles Black, 1874). 


Edgar Allan  Poe
En posesión solamente de algunas obras del autor, sería demasiado aventurado emitir un juicio definitivo sobre su carácter, ya como hombre o como escritor; por eso, y aun cuando la nota biográfica de Mr. Ingram prologa debidamente el primer volumen, no creo que corresponda considerarlo aquí en detalle. Mr. Ingram ha hecho todo lo posible por limpiar el nombre de Poe de las calumnias de Rufus Griswold (caballero, por nombre siniestro, que compone una figura tan repulsiva en la historia de la literatura que muy bien pudiera haber sido acuñada por la virulenta imaginación de su víctima); pero en honor a la verdad, a ningún hombre le es dado hacer de Poe un personaje del todo atrayente. Mi corazón no alberga afecto alguno por el retrato que hace de él Mr. Ingram o por su carácter; aunque es probable que le veamos más o menos refractado a través del extraño medio de sus obras, se me antoja que tanto en los avatares de su vida como en su retrato, ahora expuestos a una luz más favorable; podemos detectar una cierta nota discordante, una tacha que no nos preocupamos de nombrar o examinar por mucho tiempo.


 Las narraciones como tales se nos ofrecen publicadas en dos volúmenes; y aunque Mr. Ingram no indica si han sido impresas cronológicamente, sospecho que no nos equivocamos al considerar algunas de las narraciones que figuran al final del segundo volumen entre las últimas que el autor escribió. No hay rastro en ellas del trabajo brillante, y con frecuencia sólido, de sus momentos más afortunados. Las historias están mal concebidas y escritas con desaliño. Hay demasiadas risas; en el mejor de los casos, un tipo de risa siniestra; la risa de aquéllos que, en sus propias palabras, «ríen, pero no sonríen nunca más». Parece haber perdido todo respeto a sí mismo, a su público y a su arte. Cuando en otro tiempo dibujaba imágenes horrendas, lo hacía con algún propósito justificadamente creativo y con una cierta mesura y gravedad adecuadas a la situación; pero en sus últimas narraciones, cual un necrófago o un loco airado, las desparrama indiscriminadamente, rebasando toda idea que pudiéramos tener del infierno. Hay un deber hacia los vivos más importante que cualquier compasión para con los muertos; ÿ sería criminal que el crítico que expresa su propio aborrecimiento y horror escatimase una sola palabra desagradable, a menos que, por su ausencia permita que otra víctima se embarre con la lectura del infamante Rey Peste. Quien fue capaz de escribir Rey Peste dejó de ser un ser humano. Por su bien, y movidos por una infinita piedad hacia un alma tan extraviada, nos agrada darle por muerto. Pero si Poe nos inspira compasión, no es compasión precisamente lo que sentimos al pensar en Baudelaire, capaz de sentarse a sangre fría y adecentar en un francés correcto este disparatado fárrago de horrores. Hay un grado de menosprecio que, de ser consentido, trasciende a sí mismo hasta convertirse en un estado de apasionada autocomplacencia; por eso, en bien de nuestro espíritu, será mejor no volver a pensar en Baudelaire o en Rey Peste.


Charle Baudelaire