domingo, 28 de febrero de 2010

EL TAJO: Un poema de Alberto Caeiro de El Guardador de rebaños



Rio Tejo (Vila Velha de Rodão). Fotografía tomada de aquí



Estimados Amigos, cumpliendo con la petición que nos hicieron. Hoy publicamos tres versiones del poema de Alberto Caeiro que publicamos en la entrada dedicada a las ciclovías y la poesía. 

Esperamos sea de su agrado.



Alberto Caeiro imaginado por el pintor Almada Negreiros




      EL TAJO es más bello que el río que corre por mi pueblo
      Pero el Tajo no es más bello que el río que corre por mi pueblo
      Porque el Tajo no es el río que corre por mi pueblo.
      El Tajo tiene grandes barcos
      Y navega en él todavía,
      Para aquellos que ven en todo lo que allá no está,
      La memoria de las naves.
      El Tajo desciende de España
      Y el Tajo entra en el mar en Portugal.
      Eso todos lo sabemos.
      Pero pocos saben cuál es el río de mi pueblo
      Y hacia adonde va
      Y de dónde viene.
      Y por eso, porque pertenece a menos gente,
      Es más libre y más ancho el río de mi pueblo.
      Por el Tajo se va al Mundo.
      Más allá del Tajo está América
      Y la fortuna para los que la encuentran.
      Nadie pensó nunca en lo que hay más allá
      Del río de mi pueblo.
      El río de mi pueblo no hace pensar en nada.
      Quien está a su orilla sólo está a su orilla.
Traducción:Miguel Ángel Flores

///


El Tajo es más bello que el río que corre por mi aldea,
pero el Tajo no es más bello que el río que corre por mi aldea
porque el Tajo no es el río que corre por mi aldea.
El Tajo tiene grandes navíos
y todavía navega en él,
para quienes en todo ven lo que ya no existe,
la memoria de las naos.
El Tajo baja de España
y el Tajo entra en el mar en Portugal.
Todo el mundo lo sabe.
Pero pocos sabes cuál es el río de mi aldea
y para dónde va
y de qué sitio viene.
Y por eso, porque pertenece a menos gente,
es más libre y mayor el río de mi aldea.
Por el Tajo se va al Mundo.
Más allá del Tajo está América
y la fortuna de quienes la encuentran.
Nadie ha pensado nunca en lo que hay más allá
del río de mi aldea.
El río de mi aldea no hace pensar en nada.
Quien se encuentra a su lado, sólo a su lado está.
(Alberto Caeiro (Heterónimo de Fernando Pessoa), El guardador de rebaños)

Traducción de Ángel Crespo

///

El Tajo es más bello que el río que corre por mi aldea,
pero el Tajo no es más bello que el río que corre por mi aldea
porque el Tajo no es el río que corre por mi aldea.
En el Tajo hay grandes barcos
y por él aún navega,
para quienes ven en todo lo que allí no hay,
la memoria de las carabelas.
El Tajo baja de España
y entra al mar en Portugal.
Eso lo sabe cualquiera.
Pero pocos saben cuál es el río de mi aldea
y hacia dónde va
y de dónde viene.
Y por eso, porque pertenece a menos gente,
es más libre y más grande el río de mi aldea.
Por el Tajo se va al Mundo.
Más allá del Tajo está América
y la fortuna de los que la encuentran.
Nadie pensó nunca qué hay más allá
del río de mi aldea.
El río de mi aldea no hace pensar en nada.
Quien está en su orilla sólo está en su orilla.

 

Traducido por Santiago Kovadloff

viernes, 26 de febrero de 2010

III Concurso literario de la Facultad de Derecho “Miguel José Sanz” en 1980



Portada de la plaqueta de Tercer (3) Concurso Literario Miguel José Sanz. Diseñada por Santos Gómez





Estimados Amigos 

Hurgando en viejas bibliotecas conseguimos esta recopilación de los textos ganadores del Tercer Concurso Literario Miguel José Sanz de la Facultad de Derecho del año 1980. En esta entrada podrán disfrutar de las bases de ese concurso ya inexistente. En esta edición los autores y obras galardonadas fueron :

Mención Prosa
  • Primer Lugar: Luis Cedeño con el cuento "Tatuaje"
  • Segundo Lugar: Rafael Simón Hurtado con el cuento "Cuidado con los Pueblos"
  • Tercer Lugar: Gustavo Romero con el cuento "Detenido En El Tiempo El Sueño De Un Hombre"
Mención Poesía
  • Primer Lugar: Fue declarado desierto.
  • Segundo Lugar: Arturo Valenzuela con la obra titulada "Las Reminiscencias"
  • Tercer Lugar: Adhely Rivero con la obra titulada "El Peso de la Lluvia"
En posteriores entradas les facilitaremos el acceso a estas obras.

///

Concurso Literario

“Miguel José Sanz”

La Coordinación Cultural de la Facultad de Derecho invita a todos los poema y escritores de la Universidad de Carabobo, a participar en el

III Concurso literario de la Facultad
BASES
  1. La extensión de los trabajos no podrá ser mayor de 15 cuartillas, tamaño carta, (doble espacio).
  2. Los trabajos a presentar deberán ser inéditos.
  3. Los trabajos comenzaran a recibirse desde el 17 de septiembre al 15 de octubre en la oficina de la Coordinación Cultural de la Facultad de Derecho.
  4. Premios a otorgarse:


I Premio: Decanato de la Facultad de Derecho. Diploma de Honor y Bs. 1.000.
II Premio: Dirección de la Escuela de Derecho. Diploma de honor y Bs. 500.
III Premio: Centro de Estudios de la facultad de Derecho. Diploma de Honor y Bs. 250

El veredicto será dado a conocer el 5 de noviembre del año en curso.
El jurado estara integrando por las siguientes personas:
Mención Poesía:

Mención Prosa:




Richard Montenegro

*******







Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.


sábado, 20 de febrero de 2010

La Dama y la Muerte:

Un cortometraje Español Animado




Estimados Amigos

Si hay algo de lo que no podemos escapar es de la muerte. Una de los principio fundamentales que parece seguir la ciencia en la actualidad es la de prolongar nuestra vida por todos los medios posibles. Pero y ¿Si no queremos seguir viviendo? Esa situación es reflejada en este simpatico cortometraje.

Le tenemos el gusto de presentar el cortometraje español La Dama y la Muerte que está postulado a los Oscar 2010.




Si quieren saber más sobre este corto pueden visitar el sitio oficial The Lady and the Reaper o pueden visitar el sitio web de la productora Kandor moon. Para disfrutar del corto recuerden pausar el reproductor de música que esta a un costado debajo de las etiquetas.

Richard Montenegro



*******








Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.



viernes, 19 de febrero de 2010

La Gaceta Lunar: Historia de las Supersticiones





Estimados Amigos

Gracias a la gentileza de Alexis Ramirez recuperamos el audio correspondiente a La historia de las supersticiones.

Deseamos disfruten de una nueva entrega de La Gaceta Lunar.


5 de Septiembre de 2014 


*******

Estimados Amigos

En Marzo de 2013 perdimos el audio de este legendario programa de radio venezolano. Nuestro disco duro no sobrevivió a esas típicas alzas de tensión  que comúnmente  habitan en nuestro nada fiable sistema eléctrico y para complicar aún más las cosas el servidor chileno donde estaban almacenados los archivos de audio cerró sin previo aviso. hemos podido rescatar varios  archivos y poco a poco subiremos nuevamente los audios a las entradas correspondientes, lamentablemente no hemos recuperado el audio correspondiente a La historia de las Supersticiones. Seguiremos buscando




18 de Mayo de 2014

Richard Montenegro

*******

Hoy le traemos otro programa de La Gaceta Lunar, esperamos que lo disfruten.



*******








Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Bicicletas y Poesía.

Las ciclovías de Fernando Pessoa en Portugal


Imagen tomada de aquí


Nos pareció grato compartir este video con ustedes. Las bicicletas son una especie en extición en Venezuela y las ciclovías prácticamente no existen. Por eso la idea de una ciclovia tatuada de poemas nos parece maravillosa. Aquí podrán ver trozos del poema "O Guardador de Rebanhos" de Fernando Pessoa.


Alberto Caeiro. Heterónimo de Pessoa

Sería mágnifico que alguien en Valencia, la de Venezuela copiara la idea, aunque si las ciclovías van a estar a un costado del río Cabriales se deberá sanear este curso de agua primero.

 
Una vista de Valencia, la de Venezuela


La ciclovía acompaña el recorrido de río Tajo o Tejo, eso depende si les gusta el español o el portugués, en Lisboa.


Esperamos disfruten del video.


Y recuerden pausar el reproductor de música que esta a un costado del blog debajo de las etiquetas



Richard Montenegro





O Tejo é mais belo que o rio que corre pela minha aldeia,
Mas o Tejo não é mais belo que o rio que corre pela minha aldeia
Porque o Tejo não é o rio que corre pela minha aldeia.

O Tejo tem grandes navios
E navega nele ainda,
Para aqueles que vêem em tudo o que lá não está,
A memória das naus.
O Tejo desce de Espanha
E o Tejo entra no mar em Portugal.
Toda a gente sabe isso.
Mas poucos sabem qual é o rio da minha aldeia
E para onde ele vai
E donde ele vem.
E por isso porque pertence a menos gente,
É mais livre e maior o rio da minha aldeia.

Pelo Tejo vai-se para o Mundo.
Para além do Tejo há a América
E a fortuna daqueles que a encontram.
Ninguém nunca pensou no que há para além
Do rio da minha aldeia.

O rio da minha aldeia não faz pensar em nada.
Quem está ao pé dele está só ao pé dele.

Alberto Caeiro



Enlace relacionado:

El Tajo: Un poema de Alberto Caeiro de El Guardador de rebaños

 

 

*******









Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.



martes, 16 de febrero de 2010

"Es preocupante la difusión de una cultura que niega la solidaridad"

Una entrevista realizada a Claudio Magris por Pedro Luis Ladrón de Guevara en el 2004






Italiano de Trieste, defensor de una Europa fuerte pero generosa, escritor de inteligencia incisiva: “Por egoísmo, deberíamos ayudar al prójimo”. Poco antes de recibir el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, Claudio Magris reflexiona en confianza sobre la vida dentro y fuera de sus libros.



ESTAMOS EN OVIEDO, en el Hotel de la Reconquista, donde ayer se sucedieron innumerables entrevistas en las que él hablaba y yo traducía. Claudio muestra su alegría y su gratitud por el Premio Príncipe de Asturias que culmina la generosidad con que los españoles han recibido sus libros. El galardón se suma a la medalla de oro que le otorgó el Círculo de Bellas Artes de Madrid. “Los premios deben servir también para hacer balance del camino recorrido”, comenta. Se vuelca con los medios de comunicación, recibe a desconocidos lectores que quieren estar con él un instante, firma ejemplares por doquier. Su cordialidad es un modo de agradecimiento y la manifestación de su calidad humana.

Declarado europeísta –votará a favor de la Constitución europea-, es consciente de que todo nacimiento entraña dolor; incluso cuando los hijos se independizan de los padres pasan estrecheces, por eso la solución estriba en construir Europa con el menor coste posible. La última vez nos vimos en Murcia, en unas jornadas dedicadas a él y donde estuvieron presentes los profesores y escritores Predrag Matvejevic, Ernestina Pellegrini, Lene Waage Petersen y algunos de los estudiosos españoles de su obra. Allí, el actor Pepe Martín interpretó sus monólogos.

En los siglos XIX y XX se crean nacionalismos contrapuestos a otros países, excluyentes. Algunos quieren construir Europa en contraposición con Estados Unidos o el mundo árabe. ¿Es posible construir en este nuevo siglo una Europa que no se contraponga a otras culturas?

Creo mucho en la construcción de Europa y espero que pueda existir cuanto antes un Estado europeo fuerte. Hoy es imposible ignorar lo que sucede fuera, no es posible en España ignorar lo que sucede en Italia, así como en Trieste no se podría ignorar una desgracia que ocurriera en Milán porque tendría repercusiones. Hay una relación de facto, de vida asociada, a la que debe corresponder también una realidad institucional. Pero será dificilísimo. Yo creo que no se puede construir algo contra, aunque el contra establece momentáneas agregaciones que han funcionado ocasionalmente. No tiene sentido construir Europa contra Estados Unidos, porque ¿qué Estados Unidos?, ¿el de Reagan o el de Kennedy? El problema es que Europa tiene un gran potencial económico, también militar, pero no tiene fuerza política. No creo que una animadversión hacia Estados Unidos o hacia el mundo musulmán pueda funcionar como elemento de cohesión. Como mucho, podría servir momentáneamente basándose en un estado de ánimo de un momento concreto, pero poco después desaparecería como elemento de unión. Europa necesita una política común que sea abierta pero no ingenua. No podemos ser ni siervos, ni hostiles a priori.


Ha descrito en “El Danubio” un paisaje cargado de referencias culturales.
¿Es factible para usted el encuentro con la naturaleza más allá de las lecturas?
¿Cuál es su relación con la naturaleza?

Mantengo una relación física intensa. Necesito el mar, sumergirme en él. La verdadera diferencia no radica en una naturaleza mítica y una literatura artificial, pues todo es naturaleza, incluso aquello que parece negarla. Naturaleza es también el virus, los tubos de escape. Soy contrario a discursos excluyentes. El hombre también es parte de la naturaleza, construye casas como los pájaros construyen sus nidos.

¿El mar es punto de partida, de llegada, o constante paisaje sobre el que lanzar la mirada para encontrarse a sí mismo?

Hay un poco de todo. Está ligado a mis primeros recuerdos de infancia. Mi madre amaba mucho el mar, su armonía con el mundo. Quizás en mi indecisión entre Turín y Trieste, fue el mar el que decidió. Está el mar de la tormenta, del desafío, es el símbolo de la vida, la odisea; pero me siento más fascinado por el mar tranquilo, que también es terrible porque bajo la superficie está la tragedia. El mar también esta ligado al amor, al amor compartido.

Ayer escuchábamos a Joan Massagué hablar de cáncer. Somos mortales, pero cuando la enfermedad nos lo muestra cruelmente, ¿Cómo se vive esa experiencia?

Es muy difícil. Yo me identifiqué con mi mujer [Marisa Madiari, fallecida el 9 de agosto de 1996], pero una cosa es cuando existe la lucha y no necesariamente tiene que producirse la muerte, y otra cosa es el momento en que se sabe que hay poco tiempo, y éste se vuelve mucho más precioso, se alarga. En junio pensábamos que sucedería en otoño y aquel verano parecía muy largo, el tiempo se alargaba. Siempre tuvimos la sensación de tener bastante tiempo. El tiempo se dilata, como si fuese una persona anciana que sabe que no le queda mucho pero continúa viviendo.

¿Qué les hubiera dicho Marisa a los que hoy luchan contra la enfermedad?

Marisa respondió con determinación, como quien recibe un puñetazo y quiere devolverlo. Nunca permitió que la enfermedad invadiese la realidad de cada día. Sintió miedo a morir y rabia por tener que irse, pero no permitió que lo negro que se cernía sobre ella tiñese de negro el mundo.

¿Puede esperar el lector español algún nuevo texto de Marisa?

Sí, un tercer volumen con seis cuentos bellísimos. Ella decía: “Necesito mucho tiempo para escribir pocas cosas”.

¿Cómo será su nuevo libro?

Es un intento de unir mis dos almas: el comportamiento épico y mi comprometido sentido de la realidad, por un lado, y por otro el delirio.

Tiene costumbre de escribir en los cafés, del San Marcos de Trieste al Gijón de Madrid. ¿No sería mejor un lugar más tranquilo?

Me gusta escribir en un sitio donde la realidad transcurre alrededor. La mesa de un café es como la tabla de un naufragio. Ciertamente no me gusta el ruido, aunque sí el murmullo de la vida.

Sabe que siento debilidad por el texto “Haber sido”, donde habla de la necesidad de haber sido más que de ser. ¿Qué puede decirme de esa visión?

Yo siento una gran vocación de haber sido. En El mito habsbúrgico esta ya presente, pero no tiene un sentido nostálgico, el combate también forma parte de mí, es un modo de liberarse, de huir, porque los golpes del pasado hacen menos daño.

En cierta ocasión escribió que la poesía moderna es con mucha frecuencia nostalgia de la vida, habla de que el dolor más intenso no es la infelicidad sino la capacidad para ir hacia la felicidad.
¿Es también Claudio Magris un poeta?

La poesía me seduce, pero tengo la sensación de que solo la puedo alcanzar por la puerta trasera, de que se me escapa entre los dedos.

Hasta hace unos años dedicaba todo su esfuerzo al estudio de los grandes escritores, ¿Qué sensación le produce ser ahora el objeto de estudio, el que llena los escaparates con su obra? ¿Qué siente desde el otro lado?

No creo estar en el otro lado. La vida está hecha de nuestras posibilidades. No creo que escribir un ensayo sea menos hermoso que escribir un cuento. Platón no es inferior a Homero; si eso sirve para los grandes, también para los pequeños diablos.

El siglo XX fue el de la crisis de la identidad. ¿No ha llegado el momento de llenar ese vacío con la solidaridad, de ayudar a quien tiene menos como único modo de vivir mejor con nosotros mismos?

Estoy de acuerdo. Hoy conocemos los problemas del mundo, pero es preocupante la difusión de una cultura que niega la solidaridad. Es una cultura anarco-liberalista, un atentado contra la humanidad, demagogia del individuo. Egoístamente nos debería interesar que todo fuese cada vez mejor.

Dejo de hacer preguntas, él desearía tomarse una auténtica sidra asturiana, pero ni la hora ni el lugar son los apropiados. La charla con Claudio Magris es un aprendizaje continuo y una lección de humanidad. Magris agradece a Oviedo el calor y la amistad con la que le han recibido. De Asturias se lleva también la visión de la extensa playa de Gijón donde, estoy seguro, se habría bañado no obstante sea finales de octubre.

Esta tarde recogerá su premio, lo compartirá con los presentes, y tendrá recuerdos para Umberto Saba, para Canetti, para su mujer. Entonces, mirando a la platea, podrá decir como su amado don Quijote: “Yo sé quien soy”.

Entrevista realizada por Pedro Luis Ladrón de Guevara, profesor de Literatura Italiana en la Universidad de Murcia y traductor de la obra de Claudio Magris, en plena vorágine de entrega de los Premios Príncipe de Asturias.

LA PATRIA CHICA donde Claudio Magris vio la primera luz, Trieste, en 1939, ha determinado su forma de entender el mundo. Frontera entre Italia y Austria, la ciudad es un ejemplo de intersección entre culturas y de mutuo enriquecimiento. Dos mejor que una, podría decirse. Desde niño sintió la importancia del diálogo entre tradiciones y naciones diferentes, y de ahí su especialización en literatura germánica y sus numerosos estudios dedicados a la comunicación entre las tradiciones latina y alemana de la influencia de ésta en el centro de Europa. ‘El mito habsbúrgico en la literatura austriaca moderna’ (1963) es una de sus principales investigaciones académicas. Su personalidad literaria refleja ese gusto por la convivencia de lenguajes y, en consecuencia, de géneros. Hace ensayo, pero impregnado de ficción y narración novelesca. Escribe novela, pero con constantes cuñas de meditación sobre la historia y la condición humana. Añade su pasión por los viajes y el desplazamiento desde un enfoque biográfico. ‘El Danubio’ (1997), su trabajo más conocido, representa esta tendencia en un personal recorrido de la geografía europea desde Alemania a Bulgaria. ‘Utopía y desencanto’ (2001), definición de su pensamiento, recopila sus escritos en prensa desde 1974 a 1998. Un texto idóneo para comenzar la lectura de Magris. ‘La exposición’ (2003) es uno de los más originales: recrea en clave autobiográfica la vida de Vito Timmel, pintor del XIX que vivió y murió en un manicomio de Trieste. (J.P.Z.)