viernes, 30 de diciembre de 2011

"Yo lo extraño. Usted sigue marcando una diferencia. Estamos entrando en una era extraña, el siglo XXI"

Carta de Susan Sontag a Jorge Luis Borges en 1996




Una jovencísima Susan Sontag

"Todas las lecciones de un maestro"


         12 de junio de 1996,


Querido Borges:


Dado que siempre colocaron a su literatura bajo el signo de la eternidad, no parece demasiado extraño dirigirle una carta. (Borges, son diez años.) Si alguna vez un contemporáneo parecía destinado a la inmortalidad literaria, ese era usted. Usted era en gran medida el producto de su tiempo, de su cultura, y, sin embargo, sabía cómo trascender su tiempo, su cultura, de un modo que resulta bastante mágico. Esto tenía algo que ver con la apertura y la generosidad de su atención. Era el menos egocéntrico, el más transparente de los escritores... así como el más artístico. También tenía algo que ver con una pureza natural de espíritu. Aunque vivió entre nosotros durante un tiempo bastante prolongado, perfeccionó las prácticas de fastidio e indiferencia que también lo convirtieron en un experto viajero mental hacia otras eras. Tenía un sentido del tiempo diferente al de los demás. Las ideas comunes de pasado, presente y futuro parecían banales bajo su mirada. A usted le gustaba decir que cada momento del tiempo contiene el pasado y el futuro, citando (según recuerdo) al poeta Browning, que escribió algo así como "el presente es el instante en el cual el futuro se derrumba en el pasado". Eso, por supuesto, formaba parte de su modestia: su gusto por encontrar sus ideas en las ideas de otros escritores.


Borges junto a sus amigos

Esa modestia era parte de la seguridad de su presencia. Usted era un descubridor de nuevas alegrías. Un pesimismo tan profundo, tan sereno como el suyo no necesitaba ser indignante. Más bien, tenía que ser inventivo... y usted era, por sobre todo, inventivo. La serenidad y la trascendencia del ser que usted encontró son, para mí, ejemplares. Usted demostró de qué manera no es necesario ser infeliz, aunque uno pueda ser completamente perspicaz y esclarecido sobre lo terrible que es todo. En alguna parte usted dijo que un escritor -delicadamente agregó: todas las personas- debe pensar que cualquier cosa que le suceda es un recurso. (Estaba hablando de su ceguera.)


Susan Sontag  fotografiada por Paul Popper en  1960

Usted fue un gran recurso para otros escritores. En 1982 -es decir, cuatro años antes de morir (Borges, son diez años)- dije en una entrevista: "Hoy no existe ningún otro escritor viviente que importe más a otros escritores que Borges. Muchos dirían que es el más grande escritor viviente... Muy pocos escritores de hoy no aprendieron de él o lo imitaron". Eso sigue siendo así. Todavía seguimos aprendiendo de usted. Todavía lo seguimos imitando. Usted le ofreció a la gente nuevas maneras de imaginar, al mismo tiempo que proclamaba, una y otra vez, nuestra deuda con el pasado, por sobre todo con la literatura. Usted dijo que le debemos a la literatura prácticamente todo lo que somos y lo que fuimos. Si los libros desaparecen, desaparecerá la historia y también los seres humanos. Estoy segura de que tiene razón. Los libros no son solo la suma arbitraria de nuestros sueños y de nuestra memoria. También nos dan el modelo de la autotrascendencia. Algunos piensan que la lectura es solo una manera de escapar: un escape del mundo diario "real" a uno imaginario, el mundo de los libros. Los libros son mucho más. 




Lamento tener que decirle que la suerte del libro nunca estuvo en igual decadencia. Son cada vez más los que se zambullen en el gran proyecto contemporáneo de destruir las condiciones que hacen la lectura posible de repudiar el libro y sus efectos. Ya no está uno tirado en la cama o sentado en un rincón tranquilo de una biblioteca, dando vuelta lentamente las páginas bajo la luz de una lámpara. Pronto, nos dicen, llamaremos en "pantallas-libros" cualquier "texto" a pedido, y se podrá cambiar su apariencia, formular preguntas, "interactuar" con ese texto. Cuando los libros se conviertan en "textos" con los que "interactuaremos" según los criterios de utilidad, la palabra escrita se habrá convertido simplemente en otro aspecto de nuestra realidad televisiva regida por la publicidad. Este es el glorioso futuro que se está creando -y que nos prometen- como algo más "democrático". Por supuesto usted y yo sabemos, eso no significa nada menos que la muerte de la introspección... y del libro.


Susan Sontag fotografiada por  Phillip Hassman en 1967

  Por esos tiempos no habrá necesidad de una gran conflagración. Los bárbaros no tienen que quemar los libros. El tigre está en la biblioteca. Querido Borges, por favor entienda que no me da placer quejarme. Pero a quién podrían estar mejor dirigidas estas quejas sobre el destino de los libros -de la lectura en sí- que a usted? (Borges, son diez años.) Todo lo que quiero decir es que lo extrañamos. Yo lo extraño. Usted sigue marcando una diferencia. Estamos entrando en una era extraña, el siglo XXI. Pondrá a prueba el alma de maneras inéditas.  



Pero, le prometo, algunos de nosotros no vamos a abandonar la Gran Biblioteca. Y usted seguirá siendo nuestro modelo y nuestro héroe. 










Susan Sontag

///


 Traducción de Claudia Martínez.

Susan Sontag, Cuestión de énfasis

Recopilación póstuma de ensayos, 2007




Susan Sontag  (Nueva York, Estados Unidos, 16 de enero de 1933 - ibídem, 28 de diciembre de 2004)  fue una notable crítica, narradora y directora cinematográfica y teatral  norteamericana. Su último libro publicado en vida  en español fue el ensayo Ante el dolor de los demás (2003), editado por Alfaguara / Círculo de Lectores. En el 2011 fue publicado por la editorial Mondadori el libro Renacida. Diarios tempranos 1947-1964.

 Si quiere visitar la página de donde fue tomado este material pulse aquí.


jueves, 29 de diciembre de 2011

México ignora advertencias sobre el bisfenol A


Etiqueta de biberón indica que está libre de bisfenol A.
Crédito: Photostock/IPS




México ignora advertencias sobre el bisfenol A


Por Emilio Godoy *

México no hace nada para controlar el bisfenol A, uno de los compuestos plásticos que tienen efectos nocivos en la salud humana.


MÉXICO, 19 dic (Tierramérica).- El compuesto orgánico bisfenol A, prohibido o controlado en otras latitudes por su toxicidad, sigue presente en recipientes para microondas, alimentos enlatados, biberones y envases plásticos de México.

Este material, conocido también por sus siglas en inglés BPA, se emplea en la fabricación de resinas para revestir latas de alimentos y bebidas y en plásticos como el policarbonato, materia prima de biberones, botellas de agua, equipos deportivos, dispositivos médicos y dentales y electrodomésticos.

Se lo considera un disruptor del sistema endócrino, que puede imitar la función de hormonas humanas y conducir a efectos negativos. Las primeras etapas de desarrollo son las más sensibles a su presencia, y algunos estudios vinculan la exposición prenatal a posteriores problemas neurológicos.

A pesar de la evidencia científica, en México “no hay medidas contra del bisfenol A”, dijo a Tierramérica la toxicóloga Isabel Hernández, del Laboratorio de Toxicología Reproductiva Femenina del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del estatal Instituto Politécnico Nacional.

Hernández encabeza desde 2010 un estudio sobre la calidad del ovocito en ratonas expuestas al contacto oral con el bisfenol, cuyos resultados preliminares revelan una disminución en el porcentaje de fertilización de esos animales.

El tramo final de la investigación consiste en verificar posibles efectos en la ovulación de las ratonas. “Parece que no hay efecto, pero nos falta examinar el nivel de hormonas”, explicó la académica.

El estudio, programado para concluir en febrero de 2012, será publicado en revistas especializadas y presentado en la reunión anual de la Sociedad de Toxicología de Estados Unidos en marzo del año próximo, en la occidental ciudad de San Francisco.

El BPA, fabricado por compañías como Bayer y Dow Chemical, ya fue prohibido completamente en Canadá y parcialmente en la Unión Europea, Turquía, Brasil y Costa Rica, entre otros países, por lo que especialistas y activistas temen que las existencias hayan sido enviadas a naciones en desarrollo como México.


miércoles, 28 de diciembre de 2011

"Tomas Transtömer:

El nobel de literatura que vino del frío" y Preludium, Tormenta y Contexto, tres de sus poemas



Tomas Transtromer en 1965. Fotografía de Lutfi Özhok



Hasta hace poco, en Venezuela, Suecia se asociaba ( y no precisamente en ese orden) a cuatro cosas:

I) a Pipi Calzaslargas el personaje literario creado por Astrid Lindgren, y no tanto por el libro sino por una serie sueca de televisión del año 1969  protagonizada por  Inger Nilsson.



II) a los vikingos esos "bárbaros" que usaban cascos con cuernos (un obsequio de Richard Wagner) y que bebían mucha cerveza. Quizás por esta característica a los alcohólicos que viven en las calles de Venezuela se les llama vikingos.

III) al grupo de música pop  ABBA . En 1982 dejaron de tocar pero la gente los sigue escuchando.

IV)  y al fútbol. Si este país no hubiese sido sede del mundial de 1958 quedando su selección  como subcampeon frente a Brasil. Mucha gente no sabría que existe un país llamado Suecia.

Cartel censurado de la adaptacion fílmica estadounidense de Milenium


Pero de pronto nombrar a ese exótico país llamado Suecia se hizo muy popular debido al éxito de las novelas del fallecido escritor Stieg Larsson: la saga Millenium. Podemos decir que actualmente Larsson es el autor sueco mas leído en Venezuela. Podemos atestiguar su éxito por la profusa presencia de sus libros entre los buhoneros en forma de ediciones piratas. Lo que significa que sus libros son un éxito frente al público. En este rubro permanece imbatible. Ni siquiera la saga Crepúsculo ha logrado arrebatarle el puesto dominante dentro del mundo editorial pirata. Ahora es sumamente común salir a pasear por la avenida Bolívar de Valencia y toparse con Mikael Blomkvist y con  Lisbeth Salander hurgando los recodos oscuros de nuestra sociedad.

Noomi Rapace como Lisbeth Salander en la serie de peliculas suecas basadas en las novelas de Larsson


En octubre de este año otro motivo literario volvió a colocar el nombre de ese país en los labios de la gente. Un escritor sueco había ganado el Nobel de literatura y ese era Tomas Tranströmer (1931): un poeta que ademas es psicólogo clínico y buen pianista. Aunque desde hace 20 años solo toca con una mano debido a un hemiplejía. Un accidente cerebro vascular que le quitó el habla y le paralizó la mitad derecha de su cuerpo.

Tomas Tranströmer con su esposa Monica Bladh y sus hijas Emma (1961) y Paula (1964) en 1973. No hemos podido averiguar el nombre del perro.

El Nobel de literatura no era otorgado a un sueco desde el año 1974 cuando fueron galardonados dos escritores: el novelista Eyvind Johnson y el poeta Harry Edmund Martinson. Han pasado 37 años desde esa ocasión. La academia sueca ha tratado de no favorecer escritores nacionales para evitar las posibles acusaciones de favoritismo nacionalista.

Tomas Tranströmer :"¡El sonido de las palabras me proporciona una inmensa alegría!"


Este año el nobel recayó en el hijo de Helmy y Gösta Tranströmer (maestra de escuela y redactor respectivamente): Un poeta que, sabiendo que no podía mantenerse  ni alimentar a una familia escribiendo poesía,  escogió la psicología como profesión porque  no perturbaba la escritura y le agregaba experiencia. Yo diría que muchas  experiencias  porque la ejercía en un reclusorio para jóvenes delincuentes.  Tomas Tranströmer es un poeta  que define el poema como un sueño realizado en la vigilia. En esta afirmación vemos la conexión de su trabajo con los antiguos orígenes de la poesía y los poetas: La videncia onirica.

El que fue acusado, por los escritores comprometidos, en el decenio de los 60 de estar alejado de la realidad ahora la academia sueca le ha reconocido con el nobel  su aporte a la literatura mundial «porque, a través de la concentración  de sus traslúcidas imágenes, nos aporta un acceso fresco a la realidad».



Su primer libro 17 dikter (17 poemas)  fue publicado a los 23 años   en 1954 y desde esa fecha hasta ahora Tomas  ha publicado 15 libros y su obra ha sido traducida a unos 60 idiomas.

Benjamín Franklin decía "No hay mejor predicador que la hormiga, que no dice nada" porque la hormiga vive para el trabajo. Quizás el llevar una vida dedicada a su obra, lejos del mundanal ruido de los choques de egos literarios, sea una de las razones por las cuales Tomas Tranströmer es para la mayoría en Venezuela un gran desconocido y este galardón nos servirá para ponernos al día con uno de los escritores actuales de mayor influencia mundial.


Richard Montenegro
 



Obras en español


- «Postales negras» / traducción: Roberto Mascaró & Christian Kupchik. – Stockholm : Ediciones Inferno, 1988
- «El bosque en otoño» / traducción de Roberto Mascaró. – Montevideo : Uno/Siesta, 1989
- «Para vivos y muertos» / versiones de Roberto Mascaró ; con la versión de Bálticos de Francisco Uriz. – Madrid : Hiperión, 1992
- «Góndola fúnebre» / versión castellana de Roberto Mascaró. – Concepción : Ed. Literatura Americana Reunida (LAR), 2000
- «29 jaicus y otros poemas = 29 haiku och andra dikter»- / versión castellana y prólogo de Roberto Mascaró. – Montevideo : Ediciones Imaginarias, 2003
- «Poemas selectos y Visión de la Memoria» / versión castellana: Roberto Mascaró. – Caracas : Bid & Co., 2009
- «El cielo a medio hacer» / traducción y selección de Roberto Mascaró. – Madrid : Nórdica Libros, 2010






A continuación podrán disfrutar de tres poemas tomados del libro de 2010 El cielo a medio hacer


Tomas Tranströmer tocando,  una pieza de Frederic Mompou en el salón de su casa, ante la mirada de su esposa Mónica.



PRELUDIUM

DESPERTAR es un salto en paracaídas del sueño.
Libre del agobiante torbellino, se hunde
el viajero hacia la zona verde de la mañana.
Las cosas se encienden. Él percibe —en la vibrante
postura de la alondra— las oscilantes lámparas subterráneas
del poderoso sistema de las raíces de los árboles. Pero a flor
de tierra
—en abundancia tropical— está el verdor
con los brazos al aire, en escucha
del ritmo de una bomba invisible. Y él
se hunde hacia el verano, se descuelga por
el cráter cegador, hacia abajo
a través de grietas de edades verde-húmedas
palpitantes bajo la turbina del sol. Así es detenido
este viaje vertical por el instante y las alas se ensanchan
hasta ser la quietud del gavilán sobre aguas torrenciales.
Tonos desamparados
de las trompetas de la Edad de Bronce
cuelgan sobre el abismo.
En las primeras horas del día, la conciencia puede abarcar
el mundo
como la mano oprime una piedra entibiada por el sol.
El viajero está bajo el árbol. ¿Se extenderá,
después de la caída por el torbellino de la muerte,
una gran luz sobre su cabeza?





Tormenta

DE pronto, el caminante encuentra aquí el viejo,
enorme roble, como un alce petrificado con su interminable
cornamenta, frente a la fortaleza verdinegra
del mar de septiembre.
Tormenta nórdica. Es el tiempo en que
los racimos de serbas maduran. Despierto en la oscuridad,
oigo a las constelaciones piafar en sus establos,
en las alturas, sobre los árboles.


CONTEXTO

MIRA el árbol gris. Fluyó el cielo
por sus fibras hasta la tierra
—una nube arrugada solo queda
cuando bebió la tierra. Espacio
robado se retuerce en trenza de raíces,
se trama en verdor. Breves instantes
de libertad se alzan de nosotros, remolinean
por la sangre de las Parcas y aún más allá.



El 9 de julio de 2012 esta entrada fue publicada en la página Muestra sin retoques en elsemanario Tiempo universitario

*******


Richard Montenegro. Perteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 y en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica editado por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.


martes, 27 de diciembre de 2011

"No creas en el WWW Gran hermano (Google) punto com". Eli Pariser habla de "La burbuja de los filtros: lo que Internet te oculta". Parte 2 / 2






Continuamos con la segunda parte de esta interesante entrevista, que muestra ciertos manejos de las empresas que hacen vida en la red.







AMY GOODMAN: Entonces, ¿qué dicen los líderes de Google, Facebook, Yahoo!? Quiero decir, ¿has hablado con ellos?

ELI PARISER: Lo intenté. Tuve una conversación breve con Larry Page en la que dijo “no creo que este sea un problema interesante”. Y eso fue todo. Pero, a otro nivel en la empresa Google, hay un montón de personas que están luchando contra esto. Hablé con un ingeniero de Facebook que lo resumió bastante bien y dijo “mira, lo que nos encanta hacer es dar con nuevas formas inteligentes para que la gente pase más tiempo en Facebook y somos muy buenos en eso. Esto es algo mucho más complicado de lo que nos estás pidiendo; nos estás pidiendo que pensemos acerca de nuestra responsabilidad social y nuestra responsabilidad cívica y qué tipo de información es importante. Este es un problema mucho más complicado. Nosotros solo queremos hacer la parte fácil”. Eso es un poco lo que nos coloca adonde estamos ubicados hoy. Creo también que hay personas que ven el otro lado y dicen estamos frente a un problema grande y jugoso; se trata de cómo hacemos para recoger los mejores valores editoriales del siglo XX y trasladarlos a estos nuevos sistemas que están decidiendo lo que la gente ve y lo que la gente no ve.

AMY GOODMAN: ¿Cuánto dinero se gana con todo esto? Quiero decir, solo este término neutral de “personalización” suena tan benévolo. De hecho, suena atractivo.

ELI PARISER: Sí, suena genial.

AMY GOODMAN: Está dirigido a usted y se adapta a usted. ¿Qué podría ser mejor?

ELI PARISER: Se basa en una especie de mundo online acogedor y familiar, donde tu sitio web favorito te saluda y dice: "Oh, Eli, hemos preparado todos estos artículos para ti. Bienvenido". Es muy agradable.

Pero, lo que esto está haciendo es impulsar, en cierto modo, una lucha por el manejo de Internet que se está dando ahora mismo entre las diferentes empresas, para acumular la mayor cantidad de información sobre cada uno de nosotros. Y Facebook tiene su estrategia, que básicamente es pedirle a la gente que le cuente a sobre sí misma. Google tiene su estrategia que es mirar los clics que hacemos. Microsoft y Yahoo! tienen sus estrategias. Y todo esto desemboca en una base de datos, que luego se puede utilizar para hacer tres cosas. Puede orientar mejor los anuncios publicitarios, lo que honestamente creo que a veces está bien, siempre que uno sepa que lo están haciendo. Puede dirigir el contenido, lo cual creo que es mucho más problemático porque uno empieza a recibir un tipo de contenido que solo refleja lo que se cree que tú quieres ver. Y la tercera cosa es, que pueden tomar decisiones por ti. .

Uno de los hallazgos más sorprendentes en el libro, es que los bancos están comenzando a mirar los amigos de la gente en Facebook y sus calificaciones de créditos para decidir a quién otorgar u ofrecer un crédito. Esto se basa en el hecho de que si nos fijamos en las calificaciones de crédito de las personas, se pueden hacer predicciones acerca de las calificaciones de crédito de los amigos de esas personas. Es escalofriante, porque lo que se está diciendo en realidad es que sería mejor no ser amigo en Facebook de personas que tienen calificaciones de créditos bajas. Pero esta no es precisamente la clase de sociedad que queremos construir.

JUAN GONZÁLEZ: Más atemorizante aún, obviamente, es que toda esa información personal le ahorra al gobierno un montón de trabajo en su capacidad de vigilar la población, porque las compañías privadas básicamente pueden recoger información y lo único que el gobierno tiene que hacer es emitir una orden de citación o hacer una llamada “por seguridad nacional necesitamos esa información”. De esa forma, en esencia, el gobierno no tiene que hacer una vigilancia real. Solo tiene que ser capaz de emplearla cuando sea necesario.

ELI PARISER: Hay un articulo divertido en Onion que se titula “La CIA descarta un programa nuevo y muy exitoso de Facebook”, lo que implica que la CIA inició Facebook para juntar datos. Y es divertido, pero también hay algo de verdad ahí, y es que esas compañías sí cuentan con bases de datos enormes y la información que esos servidores tienen de nosotros está mucho menos protegida que si estuviera en tu propia computadora. El FBI no necesita hacer tanto papelerío para pedir a Google tus datos, como sí debe hacerlo para ingresar a tu casa a revisar tu computadora. Ese es el lado negativo del sistema de computación en nube que permite que nuestros datos y todo lo que hacemos estén más y más disponibles para el gobierno y sus propósitos.

JUAN GONZÁLEZ: Y no solo en un estado democrático, también en uno autoritario.

ELI PARISER: Así es. Es decir, se trata de un derivado natural de la consolidación de gran parte de lo que hacemos cuando estamos conectados a Internet en un número reducido de grandes compañías que en verdad no tienen que rendir mucha cuenta, que no están siendo muy presionadas por los gobiernos para hacerlo bien o de forma responsable. Naturalmente conduce a abusos.

AMY GOODMAN: Google Inc. anunció ayer que ha lanzado un proyecto para dominar un mundo donde los teléfonos inteligentes reemplacen la billetera como contenedor de las tarjetas de crédito, cupones y recibos de compras. La aplicación móvil se llama “Billetera Google”. ¿Cómo se articula eso con este panorama?


lunes, 26 de diciembre de 2011

"No creas en el WWW Gran hermano (Google) punto com".

Eli Pariser habla de "La burbuja de los filtros: lo que Internet te oculta". Parte 1 / 2





Internet se está convirtiendo cada vez más en una cámara de resonancia donde los sitios web adaptan la información a las preferencias que detectan de cada usuario. Cuando los usuarios buscan la palabra “Egipto”, algunos pueden consultar las últimas noticias sobre la revolución y otros pueden solamente consultar los resultados relacionados con unas vacaciones en ese país.







Los cincuenta sitios web principales toman un promedio de 64 bits de información personal cada vez que alguien visita su página y luego diseñan sus sitios de acuerdo a las preferencias que los usuarios manifestan. ¿Qué efecto tendrán estos filtros online para el futuro de la democracia? Hablamos con Eli Pariser, autor de The First Bubble:What the Internet Is Hiding from You (La primera burbuja: lo que Internet te oculta). "Pensemos por ejemplo en las noticias sobre Afganistán. Cuando uno habla con la gente que dirige los sitios de noticias, le dicen que la guerra en Afganistán no tiene un buen desempeño, que no tiene muchos clicks, es decir, que la gente no los consulta masivamente. Y sin embargo éste posiblemente sea uno de los temas más importantes que enfrenta nuestro país", dice Pariser. "Pero [el tema de la guerra en Afganistán] nunca logrará pasar por esos filtros. En Facebook en particular, este es un problema porque en esa red la información se trasmite presionando el botón "Me gusta". Y el botón "Me gusta" tiene un equilibrio muy particular. Es fácil de presionar "Me gusta" cuando las opciones son ‘Acabo de correr una maratón’ o ‘Hice una pastel fantástico’, pero es muy difícil presionar “Me gusta” cuando la opción es ‘La guerra en Afganistán ya lleva diez años’”.

JUAN GONZÁLEZ: Cuando sigues a tus amigos en Facebook o haces una búsqueda en Google, ¿qué información aparece y qué información se omite? De eso se trata el nuevo libro de Eli Pariser llamado The Filter Bubble: What the Internet is Hiding from You (La burbuja de los filtros: lo que Internet te oculta). Según Pariser, Internet se está convirtiendo cada vez más en una caja de resonancia donde los sitios web adaptan la información a las preferencias que detectan en cada usuario. Yahoo! Noticias rastrea los artículos que leemos. Zappos registra el tipo de zapatos que elegimos y preferimos. Y Netflix almacena las películas que seleccionamos.

AMY GOODMAN: Los cincuenta principales sitios web toman un promedio de 64 bits de información personal cada vez que alguien visita sus páginas y luego diseñan sus sitios de acuerdo a las preferencias que los usuarios manifiestan. Mientras estos sitios sacan provecho al adaptar sus anuncios para visitantes específicos, los usuarios pagan un precio alto por vivir en una burbuja de información fuera de su control. En lugar de poder acceder ampliamente a información variada, estamos sujetos a filtros estrechos.
Eli Pariser es autor de The Filter Bubble: What the Internet is Hiding from You (La burbuja de los filtros: lo que Internet te oculta) y presidente ejecutivo de la organización MoveOn.org. Eli nos acompaña aquí en el estudio de Nueva York justo después de una gira relámpago por Estados Unidos. Bienvenido, Eli.

ELI PARISER: Gracias por la invitación.

AMY GOODMAN: Entonces, esto puede ser una sorpresa para la gente. Si Juan y yo entráramos a Internet y pusiéramos "Eli Pariser" en Google

ELI PARISER: Sí.

AMY GOODMAN: ... podemos llegar a encontrarnos con resultados y enlaces completamente diferentes.

ELI PARISER: Así es. A mí me sorprendió. No sabía que era así como funcionaba, hasta que me topé con una breve publicación en un blog en Google que decía “Búsqueda personalizada para todos”. Y resulta que en los últimos años, no ha habido un Google estandar. No hay un “este es el mejor enlace”. Sino, “éste es el mejor para ti”. Lo mejor para ti es aquello donde muy probablemente vayas a hacer clic. Entonces no es necesariamente lo que debes saber, sino lo que quieres saber y más probablemente vayas a elegir.

JUAN GONZÁLEZ: ¿Pero eso no va en contra de lo que en un principio atrajo a tanta gente a Google, es decir, que los algoritmos que Google había desarrollado realmente permitían ofrecer la mejor información que había en la red?

ELI PARISER: Sí. Si examinas qué decían del algoritmo original de Google, verás que se referían al mismo en términos explícitamente democráticos: que la red era una manera de votar, que cada página votaba por la credibilidad de otras páginas. Y esto es un cambio con respecto a aquello. Ahora Internet se está transformando en un espacio donde cada persona puede tener resultados distintos según dónde haga clic.
Hace poco lo hice con la palabra Egipto; le pedí a dos amigos que escribieran ”Egipto” en Google. Una persona tuvo resultados llenos de información sobre los protestas en ese país y lo que está pasando políticamente; la otra persona no recibió literalmente nada sobre las protestas, solo información sobre viajes a las pirámides.

AMY GOODMAN: ¿Puedes explicar eso otra vez? Es increíble. Entonces, uno ingresa; hay una rebelión en Egipto. De hecho, hoy hay una protesta en masa en la plaza Tahrir. Están protestando contra el consejo militar y otros temas. ¿Si yo busco Egipto y alguien a quien le gusta viajar también, tal vez no encontremos ni una referencia a la insurrección?

ELI PARISER: Así es. No había nada en los diez primeros enlaces. Y la mayoría de la gente solo usa los tres primeros enlaces que aparecen en Google. Entonces si Google no te muestra rápido el tipo de información que necesitas, realmente te la pierdes. Y esto no sólo está pasando en Google, sino en toda la red; lo descubrí cuando empecé a investigar. Está pasando en los sitios más importantes y cada vez más en los sitios de noticias. Entonces, Yahoo! Noticias hace exactamente lo mismo, adapta los artículos que uno ve en el sitio Yahoo!Noticias a lo que el sitio cree que a uno le interesa. Y lo que nos preocupa es que esto está ocurriendo de manera invisible. No lo vemos en funcionamiento. No puedo decir en qué se diferencia el Internet que una persona ve del Internet que ven las demás, pero cada vez hay más diferencias.

JUAN GONZÁLEZ: ¿Qué dicen los que manejan estos buscadores con respecto a que sólo están respondiendo a los intereses y las necesidades de la gente que usa el sistema?

ELI PARISER: Dicen "Solo estamos dándole a la gente lo que la gente quiere". Y yo digo: ¿Qué significa "lo que quiere?" Porque creo que todos queremos muchas cosas diferentes. Hay un yo compulsivo, un yo de corto plazo que hace clic en todos los chismes de la farándula y los artículos triviales y hay un yo de largo plazo que quiere estar informado sobre lo que pasa en el mundo y ser un buen ciudadano. Y ambas cosas son intencionales todo el tiempo. Tenemos esas dos fuerzas internas. Y los mejores medios de comunicación ayudan al yo de largo plazo a encontrar un poco de equilibrio. Nos dan algo así como información nutricional sobre las verduras y el postre y entonces uno puede lograr una dieta balanceada de información. Esto es como estar rodeado de calorías vacías, de información chatarra.

AMY GOODMAN: Eli, ¿puedes hablarnos de tu experiencia en tu propia página de Facebook?

ELI PARISER: Este fue el punto de partida para investigar ese fenómeno. Y básicamente, a partir de 2008 y después de que dejé de ser el director ejecutivo de MoveOn.org, hice una pequeña campaña para conocer y hacerme amigo de gente que pensaba diferente a mi. De veras quería escuchar lo que pensaban los conservadores, de qué hablaban, y aprender algunas cosas. Entonces agregué esa gente como amigos en Facebook. Y entré una mañana a la página y me di cuenta que no estaban. Habían desaparecido. Fue muy misterioso ¿adónde se fueron? Y resulta, que Facebook estaba monitoreando mis hábitos en el sitio. Estaba mirando todos los "Me gusta" donde yo hacía clic. Lo que me estaban diciendo era "Eli, dices que estás interesado en esa gente, pero de hecho, nosotros sabemos que haces clic más en los sitios progresistas que en los conservadores, entonces vamos a editarlos, vamos a quitar esa gente de tu página”. Y desaparecieron. Esta es una parte del peligro que hay en eso.

JUAN GONZÁLEZ: Pero ¿Facebook suprimió a tus amigos?

ELI PARISER: Sí. Realmente los echo de menos.

AMY GOODMAN: A tus amigos conservadores.

ELI PARISER: Sí, a mis amigos conservadores; aquí la jugada es lo que se llama sesgo de confirmación, que es básicamente nuestra tendencia a sentirnos bien con información que confirma lo que ya pensábamos. Y de hecho esto se puede observar en el cerebro. Hay un pequeño aumento de la dopamina cuando le dices a alguien que tiene razón. Por lo tanto, si pudiéramos construir un algoritmo que mostrara a la gente lo que tú quieres y si el único propósito fuera conseguir que la gente hiciera clic más veces y viera más páginas, ¿por qué les mostrarías algo que los hiciera sentir incómodos o que no tienen razón o que hay otras cosas en el mundo además de nuestras propias y estrechas ideas?

JUAN GONZÁLEZ: ¿Y eso no refuerza la polarización dentro de la sociedad, en el sentido de que la gente no está en contacto ni escucha los puntos de vista de otra gente con la que pueden estar en desacuerdo?

ELI PARISER: Sí. Es decir, la democracia necesita esta idea de discurso, que la gente oiga ideas diferentes, responda a ellas y piense en ellas. Y vuelvo a esa famosa cita de Daniel Patrick Moynihan que dice “Todos tenemos derecho a tener nuestras propias opiniones, pero no nuestra propia realidad”. Pero cada vez más se puede vivir en un mundo online en el que sí tienes tu propia realidad. Si buscas en Google “cambio climático” recibes los enlaces de cambio climático destinados a ti, pero no necesariamente recibes todo; ni siquiera sabemos cuáles son los argumentos alternativos.

JUAN GONZÁLEZ: ¿Cuáles son las implicaciones de esto, ya que todos –especialmente Google y Yahoo!- han desarrollado sus propias páginas de noticias? ¿Cuáles son las implicaciones en términos de las noticias que publican y las noticias que la gente recibe?



domingo, 25 de diciembre de 2011

Felices Fiestas les desea el grupo Li Po






Estimados Amigos

La fecha es más que propicia para desearles a ustedes nuestros silenciosos lectores unas Felices fiestas ayudados por esos increíbles personajes creados por el maestro Quino. Quien no desea los buenos deseos de Miguelito, Susanita, Libertad, Mafalda, Manolito, Guille y Felipito. Con ellos el grupo Li Po  les desea Felices Fiestas.

      
Gracias a todos.


 






Enlace relacionado:



La Navidad de Snoopy y Charlie Brown

 

 

sábado, 24 de diciembre de 2011

"Aprender a escribir es como aprender a jugar al tenis. No siempre puedes jugar un partido, tienes que practicar los golpes"

APRENDER A ESCRIBIR:

UNA CARTA DE EZRA POUND A SU HIJA MARY





Tres generaciones de Pounds . El Abuelo (Homer Loomis Pound), el padre (Ezra Pound) y la nieta (Mary)


CARTA DE EZRA POUND A SU HIJA



Ezra Pound fue un  gran poeta y fue aún mas grande como corrector de estilo y como olfateador de talentos. Escritores de la talla de William Butler Yeats y T. S. Elliot dieron fe de ello.Sus consejos y correcciones fueron de mucha ayuda para estos escritores. Pero ¿Sería tan solícito con un miembro de su familia a la hora de un consejo como lo fue con estos escritores?. En Venezuela existe el dicho: En casa de herrero cuchillo de palo. Pues cuando Mary, la hija fruto de su extensa y amorosa relación con Olga Rudge, le manifestó, a la edad de quince años, su interés en ejercer la escritura Ezra le escribió esta carta que en breves párrafos destilaba toda la sabiduría y pericia de este viejo lobo de las letras. 


Esperamos disfruten de la carta y que tanto ustedes como nosotros sepamos aprovechar sus enseñanzas.



Richard Montenegro


  Ezra Pound,leyendo un manuscrito mientras  Olga Rudge  a su lado graba la declamación.
La fotografía es de  David Lees/Time & Life. Jun 28, 1970




Ciao Cara,

Aprender a escribir es como aprender a jugar al tenis. No siempre puedes jugar un partido, tienes que practicar los golpes. Piensa: ¿en qué se diferenció ir al Lido de jugar al tenis? Me refiero de diferenciarse de cuando fuimos a jugar a Siena. Escríbelo. No para escribir una historia, sino para aclararlo.



Será muy LARGO. Cuando empiezas a escribir cuesta llenar una página. A medida que envejeces siempre te parece que hay muchísimo que escribir.



PIENSA: la casa de Venecia no se parece a NINGUNA OTRA casa. Venecia no se parece a ninguna otra ciudad. Imagina que tienes que explicarle a Kit Kat o incluso a un estadounidense CÓMO llegar a la casa de Venecia. Cómo reconocernos a ti y a mí saliendo para ir al Lido. Después de bajarse del tren, ¿cómo encuentra el número 252 de la calle Q?

¿Nos describes a nosotros o a Luigino llegando a la estación? ¿Él tiene dinero, nosotros tenemos dinero, cómo vamos?



Un novelista puede necesitar un capítulo entero para que su protagonista llegue del tren a la puerta de su casa. Si escribe bien, el capitulo hará posible, incluso garantizará, que Kit Kat encuentre la casa gracias a él.

Ciao.

PIENSA muy bien en todo esto antes de intentar escribir.





///


Extraído del libro La ciudad de los ángeles caídos, de John Berendt. Literatura Mondadori.




Actualmente Mary, la hija de Ezra Pound y Olga Rudge, lleva el nombre de Mary de Rachewiltz y se ha dedicado a traducir al italiano la poesía de Ezra Pound,  Robinson Jeffers, E. E. Cummings, Ronald Duncan y a Denise Levertov.




La carta fue tomada de El Rincon de Pinton



*******






Richard MontenegroPerteneció a la redacción de las revistas Nostromo y Ojos de perro azul; también fue parte de la plantilla de la revista universitaria de cultura Zona Tórrida de la Universidad de Carabobo. Es colaborador del blog del Grupo Li Po: http://grupolipo.blogspot.com/. Es autor del libro 13 fábulas y otros relatos, publicado por la editorial El Perro y la Rana en 2007 y 2008; es coautor de Antología terrorista del Grupo Li Po publicada por la misma editorial en 2008 , en 2014 del ebook Mundos: Dos años de Ficción Científica y en 2015 del ebook Tres años caminando juntos ambos libros editados por el Portal Ficción Científica. Sus crónicas y relatos han aparecido en publicaciones periódicas venezolanas tales como: el semanario Tiempo Universitario de la Universidad de Carabobo, la revista Letra Inversa del diario Notitarde, El Venezolano, Diario de Guayana y en el diario Ultimas Noticias Gran Valencia; en las revistas electrónicas hispanas Alfa Eridiani, Valinor y Gibralfaro, Revista de Creación Literaria y de Humanidades de la Universidad de Málaga y en portales o páginas web como la española Ficción Científica, la venezolana-argentina Escribarte y la colombiana Cosmocápsula.